Archive for 21 21+02:00 julio 21+02:00 2008

h1

DERECHOS HUMANOS EN LOS TERRITORIOS OCUPADOS

21 julio, 2008

Sahara Occidental: las cárceles

23:59h. del Domingo, 20 de julio.

Antonio José Montoro Carmona / laRepublica.es

El cuarto espacio de este itinerario es la cárcel, ámbito donde las violaciones de los derechos fundamentales tienen un carácter más grave por la impunidad con que se cometen, al amparo de unas instituciones penitenciarias cómplices de los abusos y a espaldas de la comunidad internacional, además de numerosos centros secretos de detención que han sido escenarios de abusos hacia este colectivo.

El artículo 6 del Pacto consagra el derecho a la vida de todas las personas, prohibiendo de manera taxativa que se les prive de ella de manera arbitraria. Si bien Marruecos lleva a cabo una política respecto a la pena de muerte que, en la práctica, puede ser considerada abolicionista1, las deplorables condiciones de las prisiones donde permanecen los y las saharauis han provocado, en 13 ocasiones durante el año 20072, la muerte de alguno de ellos.

Estas condiciones de detención, caracterizadas por el hacinamiento3, violan el artículo 10.1 del Pacto, que exige el tratamiento humano y de respeto a la dignidad de las personas durante el periodo que se encuentren cumpliendo condena.

En estas prisiones no existen módulos separados donde puedan ubicarse de manera diferenciada los/as presos/as en espera de sentencia, de aquellos que ya se encuentran cumpliendo condena. Los/as reclusos/as menores de edad son obligados/as a permanecer en las mismas celdas con presos comunes, exponiendo a los primeros a abusos de todo tipo y contraviniendo así el artículo 10.24.

Este hacinamiento es fácilmente imaginable cuando leemos testimonios sobre la Cárcel Negra del Aaiún: “(…) es una de las peores prisiones marroquíes. Carece de condiciones mínimamente humanas y no satisface necesidades básicas de nutrición, higiene o atención médica. (…) El diseño de su construcción inicial fue pensado para albergar a 200 internos, pero actualmente aloja a 400 (…).5.

Las condiciones de detención constituyen un castigo añadido a la condena, ignorando las funciones de reinserción social que el artículo 10.3 del Pacto mandata.

La tortura, que violenta radicalmente el artículo 7 del Pacto, es una práctica habitual y cotidiana en las cárceles marroquíes, denigrando a los/as presos/as saharauis con diversas modalidades de ensañamiento, cuyo objetivo ya no puede ser arrancar confesiones, sino humillar a estas personas para inocularles el miedo a volver a sus actividades políticas.

Antonio José Montoro es experto Universitario en Derechos Humanos por la UPV-EHU y Coordinador de la Delegación de Mundubat en la RASD