Archive for 17 17+02:00 septiembre 17+02:00 2008

h1

VIAJE POR EL MARRUECOS AUTENTICO

17 septiembre, 2008

Si van a viajar a marruecos, les propongo una ruta por todo el país para que no se pierdan ninguno de sus atractivos, alguno de los cuales no vienen recogidos en las guías turísticas:

Nuestra ruta comienza por Tanger por su proximidad con España y su accesibilidad a través del estrecho de Gibraltar. Aquí podrán conocer de primera mano la fabricación de una de las principales materias primas que exporta marruecos: el terrorismo islámico. Aunque en posteriores paradas de este viaje podrán ver más muestras de esta importante industria marroquí, Tanger se ha convertido en los últimos años en centro de esta importante industria. Irak y Afganistán son sus dos principales socios, aunque el producto también se consume dentro del país, con cada vez más aceptación.

Nador es nuestra segunda parada. Es una ciudad fronteriza con España (Melilla) y a pesar de ser una ciudad con escasos atractivos, en ella podrán admirar una de las especies más preciadas de la fauna marroquí: el Yahya Yahya salvaje. Durante años se pensó que esta especie estaba en peligro de extinción pero los últimos estudios demuestran que la población de esta especie se está reproduciendo con rapidez, gracias a los programas de protección del gobierno y el sultanato de marruecos. Si tienen suerte y ningún miembro de la especie ha caido preso (son especies consideradas alimañas en países como España o Italia), quizás le puedan ver encabezando alguna manifestación en contra de la soberanía española sobre Melilla, Ceuta o Perejil. CUIDADO: es una especie altamente agresiva y en los últimos meses la esposa de un senador y una joven italiana han sido víctimas de esta especie.

Nuestro viaje sigue por Agadir, que se ha convertido en centro de la libertad de prensa en marruecos. Allí podrán visitar la sede de una publicación (hespress. com) que nunca ha sufrido la censura de las autoridades marroquíes. Quizás cuando ustedes vayan, el periodista Mohamed Erraji haya sido liberado y pueda acudir a su trabajo. Su delito: criticar la monarquía de un país que se vende como una democracia. Su condena: dos años de cárcel.

La siguiente parada es Rabat, capital del sultanato de marruecos. Las probabilidades de ver allí al sultán son mínimas, ya que este, pese a ser sultán no electo de marruecos, prefiere no vivir allí. Es mucho más probable verle en París, donde tiene una de sus residencias y donde prefiere pasar su tiempo libre, que es mucho. Pese a ser autodenominado con «rey de los pobres», el sultán prefiere pasar el tiempo montando en motos de nieve. Cuidado con el mote de «Majeski», ya que les puede valer 2 años de cárcel si ustedes son marroquíes.

De ahí viajaremos a Sidi Ifni. Pese a ser una zona deprimida y con graves problemas sociales que no son atendidos les llevamos allí porque esta ciudad se ha convertido en los últimos meses en el mejor ejemplo de una de las costumbres más extendidas y representativas de marruecos: las torturas, los malos tratos y la disolución de manifestaciones a tiros. Aunque dichas muestras las pueden ver en cualquier lugar del sultanato y en cualquier momento, en Sidi Ifni cuentan con más probabilidades de poder disfrutar de esta centenaria costumbre marroquí que ha puesto a marruecos a la cabeza del respeto a los derechos humanos. 

Casablanca es nuestra siguiente parada. La ciudad más grande de marruecos en población guarda numerosos atractivos como miembros de la familia real pegando tiros por las calles. Si tienen suerte, podrán ver una muestra del desprecio absoluto que la monarquía marroquí siente por el pueblo de su país. Puede incluso oir mientras les llaman «INSECTOS», fiel reflejo de lo que siente por ellos. El paso de los miembros de la familia real no sólo se pueden identificar por el sonido de los disparos, sino también por el agitar de banderas marroquíes por parte de miembros hambrientos de la sociedad marroquí. Pese a ser personas sumamente pobres, podrán admirar el orgullo con el que llevan las diferencias sociales que ellos mismos pasan y la alegría con la que llevan que algún miembro de la familia real les llame INSECTOS.

La última parada de este interesante viaje es Marrakech, una de las ciudades más conocidas del sultanato. Aquí podrán observar la prostitución de niños por parte de hombres mayores europeos y americanos. Esto es algo tolerado por el gobierno del sultanato, ya que deja muchas divisas en el país, divisas que se dedican a aumentar los ceros en las cuentas suizas del sultán, algo totalmente básico para el desarrollo del país. Cuando lleguen al centro de la ciudad, la plaza de Jemaa el Fnaa, si miran a la izquierda, podrán ver la famosa comisaría que se ha convertido en los últimos tiempos en referente a los derechos humanos. Si tienen suerte podrán ver la detención en directo de algún estudiante como Zahra Budkur o como los gendarmes marroquíes arrojan por la ventana a algún detenido.

Espero que hayan disfrutado de este recorrido por el marruecos más profundo. Es algo que está ahí. Aunque decidan viajar  con algún otro itinerario más turístico, ese marruecos seguirá estando ahí y con las divisas del turismo no hacemos sino fomentarlo.