Archive for 13/10/08

h1

EL GRUPO CALVO SE RETIRA DE LOS TERRITORIOS OCUPADOS

13 octubre, 2008
El Grupo Calvo abandonará el Sahara Occidental

 
Foto: Western Sahara Resource Watch – glocalia.com 13/10/2008 –

España, 13/10/08- Coincidiendo con la campaña iniciada por Western Sahara Resource Watch (WSRW), el grupo conservero Calvo ha decidido cerrar sus instalaciones del puerto de El Aaiun (foto). La empresa española, es una de las más importantes conserveras del país y el quinto productor mundial del sector.

Calvo comenzó su actividad productiva en El Aaiun en enero de 2005, sumando así una nueva planta a las que ya tenía en España, Brasil y El Salvador. Su actividad principal era la producción de conservas de sardina y caballa procedente de aguas saharauis, además de atún proveniente de Costa de Marfil.

Su fábrica en el Sahara Occidental, con una superficie de 7.000 m2 y una capacidad de 15.000 t de pescado al año, empleaba a alrededor de 400 trabajadores, funcionando las 24 horas del día en la cadena de envasado. En mayo de 2007, Calvo se asoció con la empresa marroquí OMP (“Omniun Marocain de Peche”) para crear una nueva empresa, OMP-Calvo, con el objeto de fabricar y comercializar productos pesqueros.

En mayo de este año, Western Sahara Resource Watch comenzó una campaña con el objetivo de que el grupo conservero Calvo cesara todas sus actividades en el Sahara Occidental. En el mes de junio, WSRW contactó con la empresa a través de su Director de Recursos Humanos, Emilio Marcos, quien confirmó que Calvo estaba cerrando sus instalaciones en el Sahara Occidental. Las naves estaban siendo explotadas en régimen de alquiler a la empresa Sepromer, con quienes rescindirán el contrato de arrendamiento una vez hayan retirado toda su maquinaria.

Pese a que Marcos indicó a WSRW que los motivos que les han movido a cerrar sus instalaciones son fundamentalmente económicos, la coincidencia de la decisión de Calvo con la campaña comenzada por Western Sahara Resource Watch “hace pensar que el daño económico que puede sufrir la compañía si continúa en los territorios ocupados por Marruecos, es mucho mayor que los beneficios económicos que obtendría manteniendo sus actividades en la zona”, deduce WSRW.

En efecto, Western Sahara Resource Watch tenía previsto ampliar su campaña de información a las grandes superficies, medios de comunicación, movilización y manifestaciones a través de agentes sociales, como ya hizo con la campaña de FMC Foret.

Los responsables de Calvo han asegurado a WSRW que tendrán cerradas sus instalaciones a finales de año, y que no van a ceder los derechos de explotación a otras empresas.

Sin embargo, según WSRW, Calvo no va a cesar todas sus actividades en el Sahara Occidental. “Nos consta que el grupo conservero mantiene algunos empleados, encargados de la compra de sardina a empresas marroquíes como Dipromer e Iglofih para sus fábricas de ‘Brasil Gomes da Costa’, indica la organización.

Según Javier Gil, representante de Calvo en Marruecos, “la política es adquirir productos a terceras empresas para todos sus centros de producción en función de las condiciones más favorables del mercado; eso puede incluir empresas establecidas en el Sahara Occidental”.

También indicó que cesaron sus relaciones contractuales con la OPM, que continúa siendo el proveedor de otras empresas como las españolas Jealsa (Riantxeira) y Europacífico Alimentos del Mar (consorcio español formado por las empresas chilena Friosur, la neocelandesa Sealord y la japonesa Suisan)

WSRW aplaude la decisión de Calvo de cerrar sus instalaciones en El Aaiun, pero ha informado a la empresa de que “continuaremos exigiendo a Calvo el cese de absolutamente todas sus actividades relacionadas con los recursos naturales saharauis”. (Redacción/Prensa WSRW)

h1

LA MISERIA MARROQUI: OTRO EJEMPLO MAS

13 octubre, 2008

Permanecen condenados por la invisibilidad ante el Estado

La miseria de los pueblos “sin papeles”: cientos de marroquíes viven sin documentos de identidad

En el centro del pueblo se levantan solitarias una veintena de casas de adobe desvencijadas, un pequeño local que utilizan como café, la pequeña escuela y el hospital; eso sí, sin profesor, médico ni medicamentos.

ACN
[Lunes, 13 de octubre de 2008] [07.00]

Sobre todo ello ondea una deshilachada y descolorida bandera de Marruecos que sigue resistiendo los embates del viento en la pequeña comuna rural de Aïd Abbas, en el Atlas marroquí. Un pueblo alejado, de difícil acceso y condenado a vivir en la miseria, donde más del 30 por ciento de sus poco más de diez mil habitantes no existe legalmente, es como si nunca hubiera nacido.

Como en Aïd Abbas, en muchos otros pueblos de la montaña y de otras zonas perdidas de Marruecos siguen existiendo en pleno siglo XXI ciudadanos sin papeles. Obuzid Ahmed se dedica a la agricultura, cuenta rodeado de los hombres del pueblo. Las mujeres están todas en casa. “Pasan todo el día trabajando y tienen que descansar”, refiere Ahmed. Un fuerte olor a cabra inunda la ladera. Campo, sobre todo el cultivo del maíz, y ganadería. Son los únicos modos de vida de la región.

“El problema es que sólo los jóvenes que tienen papeles pueden salir a trabajar a otras ciudades como Beni Mellal, Casablanca o Nador”, cuenta Ahmed. “Sin papeles no podemos hacer nada, ni ir a la escuela, ni trabajar”. Tampoco hacer constar en el registro los matrimonios.

“Eso nos impide también hacer los papeles para nuestros hijos, reclamar herencias o nuestros derechos o los de nuestras mujeres en caso de separación”. No sólo eso, la falta de firmas y de control sigue favoreciendo en estas comunas los matrimonios de menores de edad, en especial de las niñas, prohibidos desde 2004 por el Código de la Familia.

Da fe de ello también Hridiz Zohra, educadora en el centro de acogida de Aïd Mahmed, comuna rural vecina a Aïd Abbas. “Todavía hay matrimonios de menores, la ley no ha llegado aún a muchos pueblos de la montaña”. Zohra se ocupa de los 132 niños que duermen en este pueblo, en su centro. “Tienen que quedarse aquí para ir a la escuela, porque en sus comunas no tienen colegio o no hay clases por falta de personal”.

Fatima no conoce el Código de la Familia , no ha oído nunca hablar de él. De origen bereber, en el pueblo se casan por el rito orfi, y es lo único que conocen. Fatima tiene 27 años y cinco hijos. Hablamos con ella en su casa, pero cada vez que tiene que responder mira a su marido, necesita su aprobación. No ha tenido ninguna oportunidad, pero si alguien se la hubiera dado dice que le gustaría ser médico, para ayudar a las mujeres de su pueblo. Nos enseña su documento de identidad, “lo consiguió hace sólo catorce años”, nos explica su marido.

Hacer los papeles cuesta mucho dinero, cuentan, hasta 160 dirhams, algo menos de 16 euros. Una cantidad desorbitada para su pobre economía. Viven con dos euros al día. “Si tuviéramos que legalizar nuestra situación necesitaríamos 160 dirhams por persona y hay familias de diez miembros; además de pagar el desplazamiento hasta Azilal, centro de la provincia, de los que van a legalizar su situación y de los testigos, demasiado dinero”; unos 1.500 dirhams en total (cerca de 130 euros).

Aïd Abbas está a unos setenta kilómetros de Beni Mellal, la civilización, pero se necesitan más de tres horas para cubrirlos. Para acceder al pueblo y salir de él hay que atravesar una suerte de pista que no puede llamarse carretera. Una pista raquítica en medio de la montaña a merced de los desprendimientos y que con las lluvias y la nieve del invierno se vuelve totalmente impracticable.

Ahora, el Estado, ha puesto en marcha una campaña para que los “sin papeles” de todo Marruecos puedan legalizar su situación. Finalizará en el mes de febrero y la clave reside en la gratuidad para gestionar los documentos. En Aïd Abbas saben que tienen cinco meses para legalizar su situación, pero nadie les ha informado de que los papeles son gratis ni de las consecuencias que puede acarrear no hacerlos. Tampoco ha llegado hasta esta zona del Atlas la información de que será un funcionario el que acudirá al pueblo para dejar los formularios y luego recogerlos ya cumplimentados.

Los habitantes de Aïd Abbas dicen que ahora es cuando empieza el Gobierno a hacer cosas por ellos. Más que el Gobierno, el Rey, matizan. “Los políticos lo único que quieren son nuestros votos, vienen a pedirlos y luego se olvidan de nosotros”, valora Ahmed que añade que “fue Mohamed VI, tras su paso por la región, quien apostó por la electrificación de la zona”, un proyecto que comenzó hace tres meses y que todavía no les ha permitido abandonar sus pequeñas camping gas para iluminar la oscuridad de la noche. El proyecto estará listo en 2009, da fe el gobernador local de las comunas de Aïd Abbas y Aïd Mahmed, que reconoce que “muchos de los pueblos de la montaña siguen a día de hoy olvidados por el Estado”.

h1

DURAS CONDENAS A MANIFESTANTES SAHARAUIS: SIGUE EL GENOCIDIO

13 octubre, 2008

Siete saharauis condenados a entre cuatro y 15 años de cárcel en Marruecos

Las sentencias son las más duras de la era de Mohamed VI

Un tribunal marroquí pronunció, el jueves, las más altas condenas contra independentistas saharauis dictadas en los nueve años de reinado de Mohamed VI, según informaron los abogados de los ocho procesados. Yahya Mohamed Elhafed Iaaza, de 42 años, fue condenado a 15 años de cárcel por manifestarse en febrero pasado en Tan Tan, una localidad del sur de Marruecos. El reo es miembro de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos y de otra agrupación similar, pero exclusivamente saharaui.

A otros seis saharauis, que también participaron en la protesta independentista, el tribunal de apelación de Agadir (sur de Marruecos) les impuso seis años. A un octavo manifestante sólo le cayó un año de cárcel y no deberá ingresar en prisión. Todos los condenados aseguraron ante los jueces haber sido torturados durante los interrogatorios policiales y, en algún caso, haber padecido abusos sexuales.

La dureza de las condenas se enmarca en la ola represiva desatada por Marruecos en la antigua colonia española donde estas últimas semanas se ha producido un resurgir de las reivindicaciones independentistas. Varios jóvenes lanzaron, hace dos semanas, cinco cócteles molotov sobre el coche del jefe de la policía judicial de Smara. Incendiaron el vehículo e hirieron ligeramente a tres de sus ocupantes.

h1

YA ESTA MARRUECOS COMPRANDO AL NUEVO MEDIADOR?

13 octubre, 2008

El Polisario, extrañado por la demora en el nombramiento del mediador Sahara

Imprimir E-Mail
Redacción – C24H   
domingo, 12 de octubre de 2008
Santa Cruz Tenerife/ El presidente del Parlamento de la República Arabe Saharaui Democrática y miembro del Frente Polisario, Mahfud Alí Beiba, ha mostrado hoy su extrañeza por la demora en el nombramiento del nuevo enviado especial del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental.
En una comparecencia en la Comisión de Cooperación y Solidaridad del Parlamento catalán, Alí Beiba ha afirmado que aunque hace tiempo que el Polisario dio su visto bueno al diplomático estadounidense Christopher Ross, el nombramiento no se ha producido aún. En este contexto, ha expresado sus sospechas de que quizá ‘Marruecos todavía está negociando algo (con Naciones Unidas)’ y se ha preguntado si el reino alauí ‘reclama el ritmo de la negociación’ o bien negocia ‘la composición de la delegación’.

Alí Beiba, que se ha reunido con el presidente del Parlamento catalán, Ernest Benach, y que visitará en España diversos parlamentos autonómicos, ha opinado que la demora en el anuncio de Ross es ‘algo raro’.

Ha destacado el dominio que tiene este diplomático del ‘árabe’, algo ‘fundamental’ para el entendimiento entre ambas partes, y se ha preguntado en qué dirección ‘se moverá España esta vez’. Ha opinado que en la legislatura anterior la posición de España respeto a los saharauis ‘no estaba clara’, y ha añadido que ahora tiene la oportunidad de ‘corregirla’ puesto que ‘todos nos equivocamos’.

En cuanto a Marruecos, ha denunciado que ‘no hay un interlocutor claro’, y ha destacado que mientras Hassan II ‘aceptaba el referéndum’ en el Sahara, el actual monarca, Mohamed VI, ofrece la autonomía como ‘única opción’. Ha denunciado la ‘represión sistemática’ de Marruecos en la ‘zona ocupada’ del Sahara Occidental, y que las familias saharauis no tienen una previsión de cuántos kilos de alimento recibirán cada cierto tiempo.

Por otra parte, ha alertado de que ‘los saharauis son pacíficos, pero cuando se pisotea la dignidad la reacción humana es ilimitada’, al tiempo que ha reprochado a Marruecos su inmovilismo en este conflicto y se ha preguntado ‘por qué un país tiene miedo a que voten un grupo de beduinos’. A pesar de insistir en que el Polisario no avala otra vía que no pase por la convocatoria de un referéndum de autodeterminación en el Sahara Occidental, ha apuntado, a título personal, que en la hipótesis de que el Sahara Occidental fuera ‘la provincia 53 de España’, él ‘aceptaría un Estatut mucho más bajo que el catalán’. Por su parte, todos los grupos parlamentarios catalanes han mostrado su apoyo a la causa saharaui y han mostrado su solidaridad con este pueblo.

h1

EL ODIO DE YAHYA: SIGUEN LAS AGRESIONES EN LA FRONTERA DE MELILLA

13 octubre, 2008
Altercados en la frontera de Melilla. El peligroso trabajo de los policías que repatrían a los ‘sin papeles’ a Marruecos

 La frontera de Melilla con Marruecos está siendo el escenario de altercados entre los miembros de la Policía Nacional encargados de repatriar a indocumentados y algunos ciudadanos marroquíes. Los agentes españoles han recibido amenazas, intentos de agresión y lanzamiento de diversos objetos.

Las disputas han tenido lugar en los tres principales puestos fronterizos de la ciudad autónoma de Melilla. Los policías agredidos corresponden al servicio de repatriación de inmigrantes ilegales de las Islas Canarias. Estos agentes tienen la misión de viajar en avión desde el archipiélago a Melilla para devolver a los ‘sin papeles’ marroquíes a su país de origen.

Una vez en Melilla, los policías, enviados a la ciudad africana en comisión de servicios, deben atravesar el puesto fronterizo junto a los ilegales y ponerles a disposición a las autoridades policiales del país vecino.

Es en ese trayecto, cuando acceden a territorio marroquí, es cuando los agentes han sufrido los ataques por parte de los ciudadanos marroquíes. Entre las incidencias que se están produciendo destacan:

Intentos de apuñalamiento cuando los policías españoles devuelven a los ‘sin papeles’ a los puestos policiales de Marruecos.

Lanzamiento de piedras, botellas de vidrio y objetos metálicos, así como diversas amenazas de muerte cuando los agentes atraviesan el territorio marroquí en los furgones policiales.

— Incluso, los agentes denuncian que un grupo de marroquíes introdujo un perro rabioso que intentó morder a los agentes.

— En total, han sido agredidos varios agentes de la Policía Nacional, así como un funcionario del grupo operativo de fronteras y un teniente coronel de la Guardia Civil.

Los sindicatos policiales ya han advertido a los agentes que acuden a Melilla para repatriar a inmigrantes que no crucen la frontera y se introduzcan en territorio marroquí para evitar este tipo de agresiones.

Por otra parte, denuncian el hecho de que sean los policías españoles los que tengan que entrar en Marruecos para devolver a los irregulares. Y es que el Ministerio del Interior español cedió a las autoridades vecinas varios furgones policiales para realizar este tipo de trabajos. No obstante, Marruecos se niega a que sean ellos quienes entren en España para recoger a los ‘sin papeles’.