Archive for 20/10/08

h1

EMPIEZAN LOS PROBLEMAS DEL ACUERDO ENTRE LA UE Y MARRUECOS

20 octubre, 2008
La revisión del acuerdo comercial entre la UE y Marruecos dañará seriamente la rentabilidad de las explotaciones hortofrutícolas
El secretario General de Comercio Exterior del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Alfredo Bonet, confirma a COAG los peores presagios que desde del sector ya se apuntaban.
Redacción• 20/10/2008 15:46:23
La revisión del acuerdo comercial entre la UE y Marruecos dañará seriamente la rentabilidad de las explotaciones hortofrutícolas de nuestro país. Ésta es una de las principales conclusiones que se pueden extraer del encuentro bilateral que el responsable de frutas y hortalizas de COAG, Andrés Góngora, ha mantenido con Alfredo Bonet, Secretario General de Comercio Exterior del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, para conocer todos los detalles en torno al acuerdo cerrado entre Egipto y la UE, el punto en el que se encuentran las negociaciones con Marruecos y los avances con el resto de países de la ribera sur del Mediterráneo.Desde el Ministerio de Industria y Comercio se ha apuntado que no se ampliará la lista de productos “sensibles” que se baraja en las negociaciones con Marruecos (tomate, ajo, fresa, pepino, calabacín, clementina y azúcar), por lo que desde esta organización se teme que las graves concesiones que han quedado recogidas en la revisión del acuerdo con Egipto, en donde la patata y la cebolla han quedado totalmente desprotegidas, puedan repetirse en el caso de Marruecos con productos como la naranja y el melón, que no se encuentran tipificados como “sensibles” y, como tal, los intercambios comerciales quedarían totalmente liberalizados, ya que ni siquiera contarían con la protección de los precios de entrada.

El Secretario General de Comercio Exterior ha avanzado que, tras un breve parón durante los meses de verano, se han retomado las negociaciones con el país alauita para cerrar un acuerdo antes de final de año. Alfredo Bonet ha reconocido que hay poco margen de maniobra para mejorar la protección de nuestras producciones hortofrutícolas, ya que están recibiendo múltiples presiones desde la Comisión Europea para que la revisión del acuerdo con Marruecos facilite la entrada de sus frutas y hortalizas al mercado comunitario. También ha señalado que durante este último trimestre del año se retomarán las negociaciones con Túnez, que permanecían algo estancadas, y que pueden resultar negativas para el sector oleícola.

Durante el encuentro, el responsable de frutas y hortalizas de COAG ha trasmitido el descontento del sector ante el oscurantismo con el que se está llevando a cabo las negociaciones desde Bruselas en un tema de vital importancia para nuestros agricultores.

Asimismo, Andrés Góngora ha expresado la preocupación de los productores españoles de frutas y hortalizas por las repercusiones que puede tener la revisión de estos acuerdos en la rentabilidad de las explotaciones: “La experiencia nos dice que la entrada masiva y descontrolada de productos que compiten directamente con los nuestros presiona a la baja las cotizaciones en origen. A eso tenemos que sumar el interés de las grandes cadenas de distribución para mantener un mercado con exceso de oferta y negociar precios más bajos. Además, no podemos competir en igualdad de condiciones con los países de la ribera sur del Mediterráneo, ya que nuestros costes son muy superiores puesto que las garantías sociales y laborales de sus trabajadores son todavía accesorias y las exigencias medioambientales a la hora de producir menores que en el territorio comunitario”, ha matizado.

En este sentido, COAG ha expresado al Ministerio que es absolutamente necesario no realizar más concesiones en las producciones consideradas como sensibles e intentar sumar a esta lista otros cultivos como la naranja, sandía o el melón.

COAG también ha reclamado firmeza ante las negociaciones paralelas respecto al Estatuto Avanzado y la financiación del Plan Marruecos Verde por parte de la UE. Este Plan también puede suponer un peligro para la producción hortofrutícola estatal, ya que se pretende modernizar con fondos europeos la agricultura de exportación marroquí, principalmente las producciones hortofrutícolas y no aquellos productos en los que el país alauita sufre un fuerte déficit y que son producciones necesarias para alimentar a su población.

h1

LA PENA DE MUERTE EN MARRUECOS: UN NUEVO ENGAÑO.

20 octubre, 2008

Marruecos sigue aplicando la pena de muerte


Marruecos debería aumentar sus compromisos para abolir la pena de muerte y sensibilizar a la sociedad de la ‘gravedad’ de esa condena, afirmaron hoy representantes de diversas ONGs nacionales de derechos humanos.


Para el presidente adjunto de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) y coordinador de la Coalición Nacional contra la Pena de Muerte, Abdellah Ben Abdeslam, las autoridades ‘desgraciadamente’ no están haciendo todos los esfuerzos ni a nivel nacional ni internacional.

Las autoridades marroquíes afirman que desde 1973 han sido condenadas a muerte 133 personas, de las cuales ‘solamente’ dos fueron ejecutadas, la última de ellas hace 14 años, y que actualmente esperan el cumplimiento de esa sentencia un total de 125, cifra en la que coinciden con los datos de las ONG del país.

‘Marruecos se abstuvo en la votación de la resolución de la ONU para una moratoria internacional en la aplicación de la pena de muerte’, dijo a Efe a modo de ejemplo Ben Abdeslam, para quien el Gobierno debería ratificar también el Segundo Protocolo Facultativo de Derechos Civiles y Políticos.

El texto de Naciones Unidas fue aprobado a mediados de noviembre por 99 votos a favor, 52 en contra y 33 abstenciones, tras dos días de intenso debate en la Asamblea General de ese organismo compuesto por 192 países.

La abstención marroquí constituye para el director administrativo del Observatorio Marroquí de Prisiones (OMP), Jawad Skalli, una muestra más de la ‘hipocresía integral’ del Gobierno de Rabat, que, a su juicio, lo único que hace es ‘crear falsas ilusiones’.

‘Marruecos no está preparado para eliminar la pena de muerte.

Desde hace tiempo las autoridades lo anuncian pero nunca lo hacen.

No quieren provocar a los islamistas’, afirmó Skalli, quien agregó que la decisión final corresponde al monarca, Mohamed VI, y éste ‘no tiene el valor de hacerlo’.

‘La abolición de la pena de muerte es una reivindicación de la sociedad civil, que recibe siempre promesas vacías’, señaló el representante de la OMP en referencia a las declaraciones de ayer del ministro de Justicia, Abdelwahed Radi, quien sostuvo que el país avanza hacia la supresión de esa condena.

En su intervención el lunes ante la Cámara de Consejeros (Senado), Radi expresó que Marruecos se dirige progresivamente hacia la abolición de la pena de muerte mediante la disminución del número de juicios y el aumento de las suspensiones temporales de esa pena.

El ministro, que confirmó las cifras de 133 personas condenadas a muerte desde 1973, agregó que se trata de una ‘problemática complicada, que aparte de su dimensión legal, obedece a consideraciones políticas, filosóficas, religiosas y morales, específicas de cada sociedad’, sobre la que se debe realizar un debate profundo al respecto.

Los representantes de ambas ONG subrayaron en cambio que para eliminar definitivamente ese castigo es necesario un mayor ‘empuje’ gubernamental y manifestaron su voluntad de continuar su lucha ‘para sensibilizar a la población y a las autoridades de la gravedad de la pena de muerte’.