h1

LA EXPANSION DEL CHIISMO DESPIERTA LA PREOCUPACION EN MARRUECOS

21 diciembre, 2008

La expansión del chiísmo despierta la preocupación en Marruecos

Yunes Muyahid Rabat, 21 dic (EFE).- La lenta pero constante penetración del chiísmo en la sociedad marroquí ha despertado la preocupación de las autoridades marroquíes, que ven cómo gana adeptos una rama del islám que está considerada como una herejía. En Marruecos, un país suní (grupo mayoritario entre los musulmanes), el rito chií, cuyo representante oficial es Irán, no está conforme a la tradición religiosa del país.

En declaraciones a EFE, el presidente de la Liga Mohamedía de Ulemas (doctores del Islam) de Marruecos, Ahmed Abadi, calificó de «preocupante» la extensión del chiísmo que venera a Ali (primo y yerno del profeta) y a toda su descendencia.

«Ahora los adeptos de este rito, no actúan en clandestinidad como antes, publican revistas y avanzan la idea de que Marruecos es un país con antecedentes chiíes y puede volver a su origen» dijo Abadi, uno de los famosos profesores de la religión musulmana y que lidera la oficialista liga de Ulemas.

En los años setenta, la presencia del chiísmo en Marruecos era limitada a unos centenares de marroquíes, que en su mayoría habían viajado a Irán. En los últimos años esta presencia se ha multiplicado «gracias al éxito del Partido de Dios (Hizbulá) de Hasan Nasrala en el Líbano», según declaró a EFE el profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Mohamed V de Rabat, Mohamed Darif.

«Es verdad que hay una expansión de chiíes en Marruecos, sobre todo entre los seguidores del jeque Husein Fadlalá», antiguo ideólogo de Hizbulá, añadió. Según Darif, no es fácil cuantificar esta afiliación, sobre todo porque uno de los principios de los chiíes es la llamada «taqía» (guardar su movimiento en secreto para evitar represalias del enemigo.

La mayoría de los chiíes marroquíes están en el norte y en el este de Marruecos, «algunos de ellos han estudiado en el Líbano, y son seguidores de Husein Fadlala», subrayó. Ahora los intelectuales de esa escuela han publicado en la ciudad de Tánger (norte), la revista «Ruaa Muasira» (visiones modernas), en la que defienden públicamente el rito chií.

Además, Fadlala «ha nombrado como delegado en el Magreb a un marroquí, abogado en Tánger, llamado Isam Ahmidán», indicó el profesor Darif, especialista en movimientos islamistas. Hay otros grupos de otras escuelas, pero el más numeroso es el de Ahmidán, y añadió que «otro elemento más importante en esta situación es el crecimiento del chiísmo entre los inmigrantes marroquíes en Europa y sobre todo en Bélgica».

Los seguidores de ese rito expresaron su temor por las últimas detenciones de los líderes de dos organizaciones islamistas: «Al Badil Al Hadari» (alternativa de civilización) y «Al Haraka Al Umma» (movimiento para la nación islámica). Estas detenciones se efectuaron en el marco del desmantelamiento de la red de Abdelkader Belliraj, acusado, junto con otras 35 personas, de preparar ataques terroristas en Marruecos.

Los líderes de dichas organizaciones, acusados de complicidad con Belliraj, eran miembros de una organización clandestina, de tendencia chií, llamada «Yund Alá» (Soldados de Dios), antes de formar otra llamada «Al Ijtiar Al Islami» (la opción islámica). En los años noventa, estos líderes, Mohamed Mutasim, y Mohamed Meruani, intentaron formar, respectivamente, Al Badil Al Hadari y Al Haraka Al Umma, pero las autoridades rechazaron su demanda, por sus «simpatías chiítas».

Uno de los abogados de estos dos líderes, detenidos ahora en el asunto de Beliraj, Jalid Sufiani, explicó «hemos presentado a las autoridades todas las pruebas para negar estas acusaciones, y al final los dos partidos fueron autorizados».

Con el desmantelamiento de la red Beliraj, los dos partidos, acusados de haberse amparado en la legalidad para preparar acciones terroristas, fueron disueltos . Jalid Sufiani, que es también el secretario general del Congreso Nacionalista Árabe, que reúne a partidos panarabistas e islamistas, minimizó la importancia de las corrientes chiítas en Marruecos.

«Las autoridades mezclan la simpatía de los ciudadanos marroquíes con le resistencia de Hizbulá en el Líbano contra Israel, y el chiísmo», subrayó.Sufiani añadió «hay una amplificación artificial de la polémica que estalló entre el jeque egipcio, Yusuf Qaradaui, y los jeques iraníes».

Qaradaui, predicador en la cadena Qatarí «Al Yazira» había acusado a los iraníes de llevar una campaña en el mundo islámico suní, para propagar el rito chiíta.Los responsables iraníes a alto nivel criticaron duramente a Qaradaui, lo que suscitó una polémica entre los suníes y los chiís a través de los medios de comunicación, y sobre todo en Internet.

«Hemos creado el Congreso Panarabista Islámico para organizar un dialogo entre estas tendencias», indicó Sufiani.

Es esta organización que efectuó la mediación entre el jeque Qaradui y los iraníes y consiguió calmar esta polémica», informó Sufiani.EFE.

Fuente original: http://www.elconfidencial.com/cache/2008/12/21/12_expansion_chiismo_despierta_preocupacion_marruecos.html

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: