Archive for 25 marzo 2009

h1

A ESPAÑA LE CONVIENE UN SAHARA OCCIDENTAL INDEPENDIENTE

25 marzo, 2009

BUCHARAYA HAMUDI: “A España le conviene un Sahara independiente”

Bucharaya Hamudi es desde hace un año el delegado del Frente Polisario en España. Reconoce que han cedido mucho ante los incumplimientos de Rabat y augura una guerra si falla el plan de paz de la ONU.

NATALIA VAQUERO Será difícil que la comunidad internacional permita a Marruecos obstaculizar de nuevo el plan de paz de la ONU para el Sahara Occidental. Ésta es la idea que lanza Bucharaya Hamudi, delegado en España del Frente Polisario. Hamudi confía además en que el presidente Barack Obama imponga a Rabat el respeto a la legalidad internacional. Además, cree que España puede llevarse bien con Marruecos y defender al tiempo la causa saharaui.

– El conflicto del Sahara Occidental, tras 34 años, va camino de convertirse en uno de los más largos de la historia. Lo que no se puede acusar a los saharauis es de falta de paciencia.
– Hay que armarse de paciencia ante una batalla como ésta, pero estoy convencido de que al final vamos a ganar la partida. Marruecos, sus aliados e incluso España subestimaron en 1975 la resistencia del saharaui. Todos pensaron que íbamos a alzar la voz tres días y que acabaríamos sometidos a Marruecos. Pues no. Ahí seguimos 34 años después reclamando lo que es nuestro y exigiendo a la comunidad internacional que obligue a Rabat a cumplir con la legalidad. Nosotros seguimos en la misma posición que hace 34 años, cuando fuimos invadidos con el beneplácito de España.

– Y están incluso dispuestos a volver a la lucha armada.
– Una guerra no le conviene a nadie y a Marruecos menos que a nadie. No nos podemos olvidar de la cantidad de dinero que ha invertido Rabat en este conflicto. Tampoco le conviene a España tener a su lado un polvorín, ni al resto de la comunidad internacional. El año pasado estuvimos a punto de retomar las armas. Fue cuando el ex enviado personal del secretario general de las Naciones Unidas para el Sahara, Peter van Walsum, dijo que nuestra independencia no era realista. La ONU no renovó en el cargo a este señor que llegó a criticar a la sociedad civil española por “incitar” al Frente Polisario a apostar por la independencia del Sahara. Ahora tenemos las esperanzas puestas en su sucesor, Christopher Ross, un diplomá- tico estadounidense con una larga carrera que ha sido embajador en Argelia y Siria. Además es un gran conocedor de la realidad árabe. Hasta el momento, Ross se ha comprometido a negociar con todas las partes sin condiciones previas.

– ¿Se corre el riesgo de que grupos terroristas radicales se instalen en el Sahara Occidental?
– El Frente Polisario nunca ha tenido vínculos con grupos terroristas, que sin embargo, actúan en Marruecos, Argelia y Mauritania. Siempre hemos evitado el terrorismo como fuerza. Cuando hemos ido a la guerra ha sido a cara descubierta. Ahora Rabat nos acusa de terroristas, como antes nos acusaba de ser comunistas. Confiemos en que triunfe el trabajo de Ross, porque si no se agotan las salidas pacíficas de este conflicto.

– Y mientras tanto, miles de personas malviven en los campamentos de refugiados en pleno desierto de Argelia.
– Eso es lo más triste. En los campamentos viven más de 160.000 familias a las que el Frente Polisario trata de confortar con una cobertura sanitaria y educativa que no existe en los países del entorno. El 90 por ciento de la población lee y escribe y las mujeres están en todos los espacios de la vida, a pesar de ser un estado islámico. ¡Claro que tenemos deficiencias!, pero tratamos de amortiguar los efectos de ese destierro.

– ¿Qué les enseñan de España a los niños en las escuelas?
– Siempre hemos velado por mantener las relaciones históricas que nos unen a España. Eso nos ha abierto las puertas en Latinoamérica y defendemos lo español y la españolidad. Desde segundo de primaria los niños aprenden español. A España le conviene un Sahara independiente, porque si gana Marruecos, la zona se afrancesará.

– Y los jóvenes, cada vez más deprimidos en los campamentos.
– Desde el alto el fuego están mano sobre mano y la única salida que les queda es la inmigración. De esta forma ayudan a sus familias y son los primeros en querer volver a su tierra en el momento que suenan las armas. Los jóvenes nos exigen que luchemos y están poniendo al Frente Polisario en una situación incómoda.

– ¿No cree que el Frente Polisario ha pecado de exceso de honradez ante los desplantes de Marruecos?
– Hemos cedido ante las peticiones de la comunidad internacional, que nos ha reclamado paciencia. Las nuevas generaciones no están dispuestas a ceder tanto, y ahí es donde tienen que mover ficha España y Francia. Tiene que acabarse la ambigüedad de las autoridades españolas y el apoyo incondicional de los franceses a Marruecos. Insisto en que a nadie le conviene un enfrentamiento armado y a España menos porque sería una guerra en su frontera sur. Tiene que parar el chantaje que le hace Rabat.

Fuente original: http://www.laprovincia.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009032500_31_218807__Entrevista-BUCHARAYA-HAMUDI-conviene-Sahara-independiente

h1

ASI TRATA MARRUECOS A LOS INMIGRANTES SUBSAHARIANOS ILEGALES

24 marzo, 2009

El alto precio de ser subsahariano clandestino en Marruecos

Rabat/ “El agente de seguridad me reconoció como nacional de Níger. Me dijo que era la tercera vez que me veía por ahí. Me golpeó con su fusil y me dijo que somos los tuaregs los que causamos problemas a Marruecos con el Polisario. Me sangraba la boca y la nariz. Quería que me arrodillara, pero caí al suelo, ya no tenía fuerzas”.

Es el testimonio de un subsahariano detenido por las fuerzas del orden en el reino alauí. Un testimonio que recoge la ONG Gadem (Grupo Antirracista de Acompañamiento y Defensa de los Inmigrantes en Marruecos) en un informe sobre la situación de los inmigrantes indocumentados en el país; un documento que acaban de hacer público y al que ha tenido acceso ACN Press.

El informe, sobre la aplicación por parte de Marruecos de la convención internacional sobre la protección de los derechos de los inmigrantes, denuncia que la situación de los indocumentados en el reino alauí continúa siendo muy precaria y asegura que los inmigrantes siguen siendo objeto de malos tratos, torturas o expulsiones arbitrarias sin haber recibido previamente asistencia jurídica. Recoge, además, testimonios de subsaharianos víctimas de estas violaciones.

La ONG cifra en unos 6.000 los subsaharianos clandestinos que se mueven por el país en busca de una oportunidad para embarcarse hacia Europa y alcanzar ‘El Dorado’. De ellos, cerca de 2.000 se encuentran estancados en el norte de Marruecos, en ciudades como Oujda, frontera con Argelia. De todos ellos, sólo 829 cuentan con el estatuto de refugiados, apuntan.

Según Gadem, Marruecos no respeta las normas internacionales que establecen que los inmigrantes detenidos deben ser alojados en centros apropiados y con unas mínimas condiciones de acogida. “Las condiciones de higiene -dice el informe- de estas instalaciones no son respetuosas en la mayoría de los casos con la integridad física, psíquica y moral de los indocumentados”.

RESCATES FRUSTRADOS

La ONG recomienda a las autoridades marroquíes formar a sus agentes para que “cesen de torturar y violar a los inmigrantes, les proporcionen cuidados médicos cuando lo requieran y tengan especial atención con niños y mujeres”. Asimismo, el documento contiene recomendaciones a la hora de formar también a los agentes de seguridad en rescate de embarcaciones clandestinas, para evitar, “como ya ha sucedido en varias ocasiones”, que las operaciones de salvamento terminen con el hundimiento de los indocumentados.

Se recoge también el testimonio de un inmigrante que intentó alcanzar las costas del sur de España desde el norte de Marruecos en abril de 2008: “La Marina nos seguía. Para parar la patera utilizó un objeto punzante, como un cuchillo. Provocó el pinchazo de la lancha neumática. Murieron 29 personas”. En julio de 2007 otro grupo de subsaharianos se lanzaba al mar para arribar a costas canarias.

“Navegábamos cerca de El Aaiún, éramos 37 personas. Se acercó a nosotros una embarcación de la Marina Real y nos lanzó unas cuerdas para rescatarnos. Nos asimos a ellas para saltar a su barco. Pero por razones desconocidas cortaron las cuerdas cuando íbamos a saltar. Sólo 20 de nosotros sobrevivimos. Nos recogió una segunda embarcación. Luego fuimos enviados a Oujda, al norte del país, y de ahí nos repatriaron a Senegal”.

Gadem no sólo denuncia “irregularidades y contratiempos” en el salvamento de los indocumentados o en su acogida en centros del país, incide también en lo que considera expulsiones arbitrarias de los subsaharianos a la frontera con Argelia o al desierto mauritano, plagado de minas. Unas expulsiones que se materializan, critican, sin que los clandestinos hayan tenido acceso, como se contempla en las normas internacionales adoptadas por Marruecos, a asistencia legal.

CRUCE DE CAMINOS

Gadem recuerda en su informe que Marruecos, país de emigración históricamente, se ha convertido desde hace años también en lugar de tránsito de indocumentados de otros países, en especial africanos. Las políticas de restricción de la inmigración en Europa, señala la organización, han provocado un aumento de los movimientos migratorios terrestres del África subsahariana hacia países como Marruecos o Argelia. Y esa política restrictiva, además, ha tenido también como consecuencia “que los africanos procedentes de Sierra Leona, Liberia, Costa de Marfil… queden bloqueados en el norte del continente a la espera de una oportunidad”.

Los inmigrantes, demandantes de asilo y refugiados, “viven en condiciones de extrema vulnerabilidad”, denuncia la ong al tiempo que critica las dificultades con las que se enfrentan para “conseguir la residencia en el país” y “los tratos discriminatorios a los que son sometidos”; que adquieren más gravedad si cabe, dice la ONG, si se tiene en cuenta la adhesión de Marruecos a la convención internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial.
Fuente original: http://canarias24horas.com/index.php/2009032462476/internacional/el-alto-precio-de-ser-subsahariano-clandestino-en-marruecos.html

h1

CAMPAÑA CONTRA LA INSTALACION DE PLANTAS DE ENERGIA EN EL SAHARA OCUPADO

24 marzo, 2009

Promueven una campaña contra la instalación de plantas de energía eléctrica en el Sahara

Rabat/ La compañía eléctrica marroquí ONE sacó a concurso el año pasado una licitación para la construcción de plantas productoras de energía eléctrica en el Sahara Occidental, denuncia a través de su página web la organización Western Sahara Resource Watch (WSRW). Esta asociación, continúa, ha conseguido la lista de las 21 empresas precalificadas, pertenecientes a 12 países diferentes, y “se está poniendo en contacto con ellas para pedirles que se retiren del concurso”.
Marruecos necesita más energía para desarrollar su industria en el Sahara Occidental, explica WSRW en un comunicado. Las 21 empresas de las que habla “se han precalificado para ofertar la construcción y operación de plantas solares fotovoltaicas en esta zona en disputa”. La organización se está poniendo en contacto con estas empresas, según informa. Abengoa, Acciona, Gamesa Solar, Isofoton o Isolux, españolas todas, son algunas de ellas.

La carta remitida a estas compañías señala que, en los documentos del concurso editados por la ONE, se menciona “erróneamente” que los proyectos están localizados en “el reino de Marruecos”. Sin embargo, los proyectos de Dajla y Bojador se encuentran ambos en el Sahara Occidental, territorio denominado por la ONU como pendiente de descolonización. WSRW cree que esta denominación “errónea” pero “intencionada” de la ONE puede haber confundido a algunos de los licitantes.

“Nos gustaría subrayar que la empresa adjudicataria de este concurso que comience a producir electricidad para la industria marroquí desde el Sahara Occidental, será con toda seguridad objeto de campañas públicas, tanto por los propios saharauis como por las redes internacionales de organizaciones que trabajan en solidaridad con este pueblo oprimido”, indica la carta enviada por WSRW.

“Esperamos que sepan apreciar y entender los dilemas éticos, políticos y legales asociados al desarrollo de negocios en el Sahara Occidental y que, en base a ello, se retiren del concurso. No creemos que deseen que, en el futuro, su empresa se asocie con la anexión ilegal del Sahara Occidental por parte de Marruecos”, añade la carta.

Fuente original: http://canarias24horas.com/index.php/2009032362428/internacional/promueven-una-campana-contra-la-instalacion-de-plantas-de-energia-electrica-en-el-sahara.html
h1

MARRUECOS DECLARA LA GUERRA A LA HOMOSEXUALIDAD

24 marzo, 2009

Marruecos anuncia el fin de toda tolerancia con la homosexualidad

El Ministerio del Interior amenaza a la prensa que hace “apología” de los gays

“Nos hemos casado rezando la fatiha y ésta es nuestra historia de amor”. El titular en rojo barre toda la portada de la revista Al Michaal, de Casablanca, en la que aparecen dos hombres con la cara tapada.

En las páginas interiores una pareja de homosexuales marroquíes narra su boda, que empieza como la de otras muchas de personas humildes en Marruecos, pronunciando la oración que precede la lectura del Corán. Aunque sean heterosexuales esas uniones carecen de valor legal, pero son muy comunes.

Pese a que Al Michaal apenas vende 6.000 ejemplares, esa portada ha hecho perder la paciencia a las autoridades marroquíes, a las que ya irritaban otros artículos. El semanario Tel Quel entrevistó, por ejemplo, a Samir Bargachi, un marroquí que desde España anima a Kifkif (De Igual a Igual), una asociación de apoyo a los gays de su país que nació tras la detención de 43 homosexuales que celebraban un cumpleaños, en Tetuán en 2004.

El Ministerio del Interior marroquí publicó, el pasado fin de semana, un comunicado en el que constata “que surgen voces, a través de los medios de comunicación, que intentan hacer la apología de comportamientos innobles que constituyen una provocación para la opinión pública nacional y no tienen en cuenta los valores morales y doctrinales de nuestra sociedad”.

A continuación anuncia su “firme determinación a hacer frente, en el marco de las leyes en vigor, a todas las actuaciones contrarias a nuestros valores (…) religiosos o morales”.

La homosexualidad está penada en Marruecos con entre seis meses y tres años de cárcel, pero los tribunales no suelen condenar por este “delito”. La policía sí detiene periódicamente a gays con la aparente intención de amedrentarles. Este mes puso siete controles en el acceso a la popular romería de Sidi Ali Ben Hamdouch, cerca de Mequinez, para apresar a participantes con “aspecto homosexual”, según denunció Kifkif. En total, detuvo a unos 25 a los que aparcó en una escuela mientras se celebraba la fiesta.

Mientras algunas publicaciones se muestran indulgentes con los gays marroquíes que intentan salir de la clandestinidad, el grueso de la prensa pide mano dura con los “pervertidos”. Los más virulentos son los diarios At Tajdid, afín al islamista Partido de la Justicia y del Desarrollo, y Al Massae, el periódico de más difusión.

Injerencia española

El embajador de España en Rabat, Luis Planas, acabó incluso envuelto en la polémica después de que se fotografiase con el marroquí Bargachi y con Paco Ramírez, secretario de Colegas, una asociación española de gays y lesbianas. Ambos efectuaron hace un mes una gira por Marruecos “para tratar de hacer evolucionar las mentalidades”, pero la reunión en la Embajada fue tachada por Al Massae de “inaceptable intromisión” española. “Injerencia española”, tituló en portada el diario Le Soir, que pertenece a la misma empresa.

Bargachi, el coordinador de Kifkif, cree que Interior se ha visto empujado a sacar su comunicado por la campaña de estos diarios y la que se dispone a lanzar la formación islamista en vísperas de las elecciones municipales de principios de junio.

Pero Bargachi también “ve un lado positivo” en la nota difundida por Interior. “Leyéndola entre líneas deja claro que la lucha que anuncia contra esa supuesta deriva moral incumbe a los poderes públicos” y no a los espontáneos que están surgiendo.

Por delicada que resulte, la situación de los homosexuales en Marruecos es mejor que la que padecen en otros países árabes como Egipto, Arabia Saudí o Yemen.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Marruecos/anuncia/fin/toda/tolerancia/homosexualidad/elpepisoc/20090324elpepisoc_8/Tes

h1

CONTINUA LA POLIGAMIA EN MARRUECOS

23 marzo, 2009
En 2008 se registraron 836 casos de poligamia en Marruecos

 

Rabat/ La poligamia desciende “año tras año” en Marruecos, según cifras aportadas recientemente por el Ministerio de la Justicia del reino alauí. Este departamento señala que en 2008 sólo se registraron 836 casos de matrimonios poligámicos en el país, “lo que representa un 0,27 por ciento del total de uniones”, especifican las mismas fuentes.
Según el Ministerio de Justicia, este descenso se debe a la aplicación hace ya cinco años del nuevo Código de la Familia, que vino a sustituir a la Moudawana. Un texto que reconocía el deber de obediencia de la mujer hacia su esposo y no le otorgaba ningún derecho. Con el Código de la Familia, en cambio, marido y mujer comparten derechos y deberes y se ha legislado en su contenido el divorcio, al que también tiene ahora acceso a la mujer.

No en vano, mientras las cifras de poligamia descienden oficialmente son las del divorcio las que aumentan, también año tras año. En 2008, según las cifras del Ministerio de la Justicia, se han elevado a 49.713. Aunque también se han incrementado los matrimonios legales, que han pasado de 236.574 en 2004 a 307.575 en 2008.

En cuanto a las uniones de menores de edad, prohibidas en el Código de la Familia, siguen produciéndose en el reino alauí con la autorización de los jueces. En 2007 fueron 30.000 los matrimonios de niños o niñas menores de 18 años, según las cifras oficiales de este departame.

Fuente original: http://canarias24horas.com/index.php/2009032362429/internacional/-en-2008-se-registraron-836-casos-de-poligamia-en-marruecos.html

h1

LOS CASTIGADOS POBLADORES DEL DESIERTO MARROQUI

22 marzo, 2009

ImageLa sequía y la desertificación amenazan con sus efectos a más de 110 países y a 1.200 millones de personas en todo el mundo. Sus consecuencias comienzan a ser drásticas en muchos rincones del continente africano. Marruecos, en el norte de África, es uno de los países donde cada vez es más preocupante el avance de la desertificación, cuenta a ACN Press Mónica García, investigadora del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Su compañero Gabriel del Barrio es uno de los principales promotores del sistema que se ha instalado en el sur de Marruecos para poder calcular el avance de la desertificación en el reino alauí. Se trata de un sistema, explica Del Barrio, que se aplicó primero en Almería, en Sierra de Gades, y que forma parte de un proyecto europeo.

El investigador todavía no puede dar datos concretos para Marruecos –los resultados no estarán listos hasta dentro de un mes-, pero sí que avanza que en el reino alauí, como en la Península Ibérica, “la cantidad de tierras degradas que hay no es muy grande; el problema es que las tierras afectadas se encuentran más allá de la regeneración, en un punto de no retorno en el que ni con unas lluvias muy abundantes podrían volver a reverdecer”.

La mano del hombre, continúa este experto, es la principal responsable del avance de la desertificación. En el caso de Marruecos, cuenta, “encontramos a los pobladores de los oasis naturales y a los nómadas, mucho más emprendedores, que van de un sitio a otro buscando donde asentarse”. Los nómadas, dice Del Barrio, “identifican lugares con bolsas de agua y con sus medios, muy precarios, crean cultivos de subsistencia”.

Su gestión de los recursos, sin embargo, no es la más eficiente “y en un plazo de unos diez años ya ha florecido todo lo que tenía que florecer y las tierras empiezan a degradarse hasta que mueren y los nómadas emprenden de nuevo el camino en busca de otra zona fértil”.

Image 

HACER LAS MALETAS

Muchos de esos habitantes del desierto, o de otras zonas áridas, cansados de enfrentarse a un duro entorno, muchas veces hacen las maletas y emprenden el camino de la inmigración clandestina hacia las ciudades o hacia Europa, explica Fatima Alaoui, secretaria general de Los Verdes de Marruecos y presidenta del Foro por el Medio Ambiente y el Desarrollo.

Khalim está de acuerdo. Es natural de M’Hmid, en pleno desierto marroquí. Con tristeza, constata que muchos de sus vecinos abandonaron el lugar hacer años y que muchos otros seguirán haciéndolo en los que vienen si nada cambia. “La arena cada vez come más terreno a la vegetación, hay casas que amanecen con sus entradas bloqueadas por las dunas”, explica al tiempo que recuerda con nostalgia el paso del caudal del río –seco desde hace años- por la zona.

Khalim y Aloui coinciden en que la plantación de árboles es una de las mejores soluciones para atajar el problema del avance de la desertificación. “En las zonas boscosas, alejadas de la civilización, la tala de árboles es imprescindible para muchas actividades esenciales, como cocinar”, da cuenta la secretaria general de Los Verdes.

Por ello, hace ya una década pusieron en marcha un programa de plantación de árboles en varias zonas de Marruecos, “porque cada vez que se tala un ejemplar hay que plantar otros dos, es la única manera de evitar que los bosques queden desnudos y de que se acelere la erosión del territorio”. Porque, dice Alaoui,del África Subsahariana al norte del continente la desertificación, lamentablemente, no tiene fronteras”.

Fuente original: http://www.sanborondon.info/content/view/11714/1/

h1

MARRUECOS EXPULSA A UN FOTOGRAFO ESPAÑOL

20 marzo, 2009
La agencia británica Reuters ha recibido una carta del Ministerio de la Comunicación de Marruecos en la que se le informa de que la acreditación de su fotógrafo, el español Rafael Marchante, no será renovada por “sus comportamientos profesionales no conformes a la legislación vigente”.
El Gobierno de Rabat ofrece a la agencia la oportunidad de acreditar a otro reportero que “respete las normas del país y la deontología de la profesión”.
Madrid y Rabat alardean de unas magníficas relaciones bilaterales y nunca un corresponsal español ha sido expulsado del reino alauí. Dejar a Marchante sin permiso de trabajo se convierte, en la práctica, en una expulsión. La Embajada española en Rabat fue advertida en la mañana del viernes del suceso.
El corresponsal ha respondido con otra misiva que ha hecho pública. “La carta con la que el Gobierno de Marruecos quiere escenificar mi expulsión del país es sólo la gota que colma el vaso de una situación de acoso sistemático prácticamente desde que puse los pies en el reino alauí” en el año 2006, afirma.
En esa carta, el fotógrafo explica que “a lo largo de 2008 he sufrido cuatro agresiones”. “Tres de los incidentes fueron protagonizados por miembros de las Fuerzas Auxiliares en Rabat, con numerosos testigos y a las puertas del Parlamento. En una de ellas los agentes rompieron mi acreditación de prensa y me robaron el equipo fotográfico, valorado en unos 6.000 euros”.
Marchante añade que “en ningún momento el Gobierno de Marruecos ha respondido a las quejas y denuncias” por estas agresiones y “tampoco las autoridades españolas han emitido una queja formal”.