h1

LAS MADRES CORAJE SAHARAUIS

4 abril, 2009

Madres Coraje: Información de la República Saharaui

Madres Coraje se quejan de que ni pueden salir a la calle para protestar con las fotos de sus hijos.

Tres años de angustia para el “Comité de las 15”. En diciembre del 2005, quince jóvenes de El Aaiún desaparecieron. Desde entonces, sus madres han constituido el denominado Comité de las 15 para averiguar su destino. En un primer momento, el Gobierno marroquí declaró que habían fallecido en el naufragio de una patera que trataba de llegar a Canarias. Hoy niegan cualquier responsabilidad en lo sucedido y afirman que están investigando. Sin embargo, sus familiares creen que pueden estar en una cárcel secreta. Por sus denuncias, este grupo de familiares ha sufrido ataques de las autoridades marroquíes en las sentadas y actos que organizan. Ellas se quejan de que ni pueden salir a la calle para protestar con las fotos de sus hijos.

 

Madrid, 14/09/2008 (SPS) La activista saharaui de los Derechos Humanos y miembro del grupo de madres de los quince jóvenes saharauis dados por desaparecidos desde diciembre de 2005, Enhubuha Lejlifi, ha hecho un llamamiento para que se esclarezca la suerte de estos jóvenes, durante su intervención ante los participantes en el III Forum Social Mundial de Madrid.

La Sra. Enhubuha reafirmó que los quince jóvenes saharauis, entre ellos dos hermanos suyos, se encuentran actualmente en una cárcel secreta en los alrededores de Rabat, según informaciones seguras recogidas por los padres de las víctimas, que piden a la comunidad internacional que actúe para la liberación inmediata de estos desaparecidos.

Durante su intervención, la activista saharaui Enhubuha Lejlifi recordó los temas del exilio y la emigración clandestina, estimando que estos asuntos están fuertemente relacionados con el conflicto del Sáhara Occidental, que enfrenta a Marruecos y al Frente Polisario desde hace más de treinta años.

“Desde que comenzó la Intifada de la Independencia en mayo de 2005, las autoridades marroquíes han procedido a une migración colectiva y forzosa de los jóvenes y activistas de los Derechos Humanos, con el fin de vaciar las ciudades saharauis ocupadas de la juventud que se manifiesta pacíficamente para reclamar el derecho del pueblo del Sáhara Occidental a la autodeterminación y à la independencia”, concretó.

Por último, reclamó de las instancias políticas y judiciales internacionales que se proteja a los activistas saharauis de los Derechos Humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, y se ponga término a las amenazas, detenciones, deportaciones y juicios inicuos a los que son sometidos por parte de las fuerzas de ocupación marroquíes. (SPS)

La violación como arma política

  El aragonés Luis Mangrané, observador del Consejo General de la Abogacía Española en los juicios contra activistas saharauis, recoge la denuncia de una joven secuestrada y violada por la policía marroquí.
(14/03/2009)
– La noticia de la violación, el pasado 22 de febrero en la ciudad ocupada de El Aaiún, de la joven saharaui de 16 años, Hayat Erguibi, por parte de agentes de la policía marroquí, motivó un encuentro con ella por parte de los juristas que nos desplazamos, como observadores del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), la primera semana de marzo a los juicios que se iban celebrar contra activistas saharauis defensores de derechos humanos en los territorios ocupados por Marruecos del Sáhara Occidental.

En una entrevista con esta alumna de bachillerato, a la que acudí en compañía de la abogada Gemma Arbesú y el magistrado Jesús María Martín, ambos de Asturias, tuvimos ocasión de que nos explicara lo sucedido. La reunión se efectuó en la casa de otro activista saharaui de derechos humanos, porque la de Hayat se encuentra bajo vigilancia policial desde que denunció el secuestro y posterior violación.

Superando la angustia que invade a toda víctima de una agresión sexual contar los detalles de este tipo de acto, Hayat relató que fue secuestrada por un grupo de policías marroquís, conocido como la Brigada de la muerte, cuando iba al barrio de Maatala, donde recibe clases particulares en un colegio privado. Nos refirió que fue esposada en el interior de un vehículo y le taparon la cara con una tela muy sucia, llevándola hacia las afueras de la ciudad. El grupo lo encabezaba el policía Mohamed Hassuni, conocido como Mustaj (El bigote), uniéndose después otro jefe policial al que identificó como AZIZ ANOUCH.

Durante su detención, la interrogaron por su presunta participación en actividades políticas: lanzamiento de octavillas, banderas del Frente Polisario o pintadas sobre las paredes de los colegios. Le quitaron el teléfono móvil para registrar su agenda de contactos y los mensajes de texto. No era la primera vez que Hayat había sido detenida y sufrido malos tratos por su participación en reivindicaciones pacíficas.

La negativa a reconocer su participación en los hechos de los que la acusaban, la recriminación a los policías por su actitud, reclamando sus derechos, exacerbó los ánimos de los agentes. Hayat manifestó que los citados policías marroquís, que desprendían un inconfundible olor a alcohol, la desnudaron totalmente, la sometieron a diversas a vejaciones sexuales y que después fue forzada y violada de diferentes formas.

Después, la amenazaron para que no denunciase lo ocurrido, pero lejos de atemorizarse, Hayat ha denunciado el caso públicamente, llegando a colgar un video en Youtube en el que relata lo sucedido. Como respuesta, se encuentra sometida a una gran presión por parte de las autoridades marroquís, quienes, según nos contó, la han amenazado para que retire la denuncia que ha interpuesto. Sin embargo, ella nos dijo que este tipo de actuaciones se repiten en El Aaiún pero que las víctimas temen contarlo, siendo este el principal motivo que le ha llevado a formular su denuncia.

Más tarde, recibimos testimonios de varios defensores de derechos humanos saharauis de los secuestros y torturas que practican los cuerpos de seguridad marroquíes en contra de todos aquellos que protestan contra la ocupación del territorio y reclaman el derecho de autodeterminación. Estas vulneraciones permanecen ocultas, bien porque las víctimas temen denunciar o porque no se investigan por parte de las autoridades marroquíes a pesar de las denuncias. De esta manera, los juicios contra activistas saharauis representan la mínima fracción de la represión oficial, quedando en la oscuridad la mayor parte de los actos de represión que no son conocidos internacionalmente.

Fuente original: http://www.kaosenlared.net/noticia/88666/madres-coraje-informacion-republica-saharaui

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: