h1

EL SULTAN MOHAMED6 ENVIA EN AVION A LONDRES UNO DE SUS COCHES PRIVADOS DE LUJO PARA SER REPARADO

25 septiembre, 2009

Mohamed VI de Marruecos envía en avión militar a Inglaterra uno de sus deportivos de lujo para una reparación

  1. • La escudería del monarca incluye 600 vehículos

BEGOÑA. ARCE / LONDRES
BEATRIZ MESA / RABAT

Algo fallaba en el Aston Martin DB7 de Mohamed VI. El fastuoso coche de colección necesitaba ser revisado y el rey de Marruecos no reparó en distancias o gastos. El monarca alauí embarcó su preciado automóvil de color acero en un avión de las Fuerzas Aéreas Marroquís y lo envió a 2.000 kilómetros de Rabat, con destino al sur de Inglaterra.
Al llegar al aeródromo de Cranfield, en el que se posó el Hércules, el coche fue trasladado en un camión al taller mecánico de la firma, en el pueblo de Newport Pagnell. El diario londinenses The Sun dejaba ayer constancia, en unas fotos, del desembarco del Aston Martin, fabricado hace 10 años y adquirido por 102.000 euros.
El derroche real ha dejado estupefactos a los ecologistas. El portavoz de la organización Amigos de la Tierra, Tony Bosworth, tachó de «absurda» toda la operación. «Los aviones son uno de los medios de transporte más contaminantes», afirmó. «Seguramente el coche podía haber sido reparado más cerca de casa».
El ejemplo de Carlos
Más cerca, desde luego, queda el taller oficial que la firma automovilística tiene en Marbella. La ciudad malagueña está a unos 400 kilómetros de la capital marroquí, por lo que hubiera resultado algo más razonable. Por alguna razón, el soberano ha preferido no enviar su preciado juguete a España. Mohamed VI debería aprender de los equilibrios ecológicos del príncipe Carlos, otro gran amante de los coches de lujo. El futuro rey británico no ha renunciado a conducir el Aston Martin descapotable que le regalaó Isabel II cuando cumplió 21 años. Ahora bien, para reducir las emisiones de carbono al aire, ha reemplazado el motor tradicional de gasolina, por uno que funciona con alcohol.
Mohamed VI, uno de los reyes más ricos del mundo, posee, según el semanario Al Ayam de Casablanca, unos 600 vehículos de colección. Muchos de los automóviles los heredó de su padre Hassan II, pero él mismo ha ido añadiendo a la tan impresionante escudería algunos más. Solo el parque automovilístico de Palacio supone más de seis millones de euros al año en mantenimiento, y los gastos de desplazamientos superan los 30 millones de euros.
Si hay algo en lo que no está dispuesto a escatimar el rey de los pobres es en coches, su afición multimillonaria. Solo hay que hacer un poco de memoria y remontarse al año 2000. En Marruecos se recuerda, de forma anecdótica, aquella fecha porque fue cuando el monarca alauí realizó por vez primera una visita oficial a Italia y sacó tiempo para sus aficiones que sí se sabe es que asistió a un circuito de Fórmula 1 e incluso, en plena pista, probó un coche de carreras.
Pero el soberano marroquí no tiene que temer las facturas astronómicas de futuras reparaciones mecánicas. La revista Forbes le coloca en la lista de los ocho monarcas más ricos del mundo, con una fortuna de 883 millones de euros, en un país donde cinco millones de personas viven con menos de un euro al día. La riqueza del que apodan en la red como el rey de los fosfatos, se habría quintuplicado en casi 10 años. Exactamente los que lleva en el trono.
Con traje de neopreno
Las imágenes de Mohamed VI con traje de neopreno en su moto acuática o también con chaqueta y sombrero de caza apuntando con un rifle siguen ocupando portadas de periódicos por la popularidad que han adquirido en los últimos años. De ahí que lo definan como el Rey Cool por su afición a los deportes de velocidad y por su aparente modernidad.
Aunque las vacaciones del Rey son uno de los secretos mejor guardados, la prensa independiente ha revelado que Mohamed VI suele frecuentar el corazón de los Alpes franceses. Al menos una vez al año, se presenta en la estación de Courchevel, que, por la calidad de sus alojamientos y pistas, acoge a toda la flor y nata mundial, con la que el monarca gusta codearse.
Y si aún le sobra el tiempo acude al distrito de París donde se ubica su modisto favorito, el italiano Gianfranco Ferré. El monarca no solo va envuelto en diseños de Ferre.
Últimamente – según explica el semanario independiente Tel Quel– se ha hecho hacer trajes de chaqueta de lana de lama, considerado uno de los tejidos más cotizados en el mundo. El último pedido superó los 43 millones de euros. Cierto es que George Clooney también ha solicitado el mismo, pero ni la estrella de Hollywood es rey, y menos aún se hace llamar el actor de los pobres.

Fuente original: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=647802&idseccio_PK=1007&h=

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: