h1

SI AMINETU HAIDAR CIERRA LOS OJOS, EL GOBIERNO ESPAÑOL SERA SU VERDUGO

27 noviembre, 2009

Bardem: ‘Si Haidar cierra los ojos, el Gobierno de España será verdugo’

El actor Javier Bardem ha escrito un comunicado para solidarizarse con la activista saharaui Aminatu Haidar, que se encuentra en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote desde hace 12 días.

En la carta, escrita junto a su hermano Carlos, el actor considera que Aminatu Haidar es “prisionera del Estado español, aliado con la ley de hierro marroquí”. El intérprete y también portavoz de la Plataforma ‘Todos con el Sáhara’ muestra su preocupación por el estado de salud de la conocida defensora de los Derechos Humanos, cada día más débil después de tantas jornadas de ayuno.

“Si Aminatu Haidar acabara muriendo por todo lo que está pasando en Lanzarote, muchos cerrarían los ojos junto a ella. Aproximadamente más de 350.000 personas en el Sáhara y muchos más en todo el mundo. Por eso se nos encoge el corazón sólo de pensarlo”, asegura en la misiva a la que ha tenido acceso ELMUNDO.es.

El intérprete insta al Ejecutivo español a que permita el retorno de Haidar a El Aaiún, la capital del Sáhara Occidental, donde reside con sus dos hijos. “Si Haidar cierra los ojos, el Gobierno de España, éste, el de atrás y el de más atrás, basta de las gilipolleces de los colores, será junto a Marruecos los verdugos”, afirma.

EEUU, también preocupado por su salud

Ayer mismo, el Gobierno estadounidense también expresó su “preocupación” por la activista saharaui Aminatu Haidar, que fue expulsada de El Aaiún (Sáhara Occidental) a España: “EEUU continúa preocupado por la salud y el bienestar de la activista saharaui Aminatou Haidar”, manifestó el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly.

“Urgimos una rápida resolución sobre su estatus legal y el completo respeto por el debido proceso y los Derechos Humanos”, subrayó Kelly, quien recordó que Haidar recibió en 2008 el premio Robert F. de Derechos Humanos y en 2009 el premio al Coraje Civil de la Fundación Train.

La activista saharaui fue expulsada por Marruecos por poner en el tarjeta de desembarque que su nacionalidad era saharaui, como había hecho en otras ocasiones. En el aeropuerto de El Aaiún permaneció 24 horas retenida y fue sometida a un duro interrogatorio.

Las autoridades marroquíes le requisaron el pasaporte y le embarcaron en un avión rumbo a Lanzarote, donde la Policía española le autorizó a entrar sin el pasaporte, documento indispensable para los marroquíes. Horas más tarde, no la permitieron salir de España y coger otro avión rumbo a El Aaiún, alegando que no tenía el citado documento.

Bardem ya emitió un escueto comunicado para denunciar la situación de Haidar, pero en esta ocasión ha redactado una carta mucho más larga y emotiva.

Además, un nutrido grupo de artistas han organizado un concierto-maratón solidario el próximo domingo en el auditorio Pilar Bardem de la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid a partir de las 12 horas.

En él participarán, entre otros, Kiko Veneno, Macaco, Pedro Guerra, Bebe, Miguel Ríos, Pedro Almodóvar, Eduardo Noriega, Fernando Tejero, Pilar Bardem, Mónica Cruz y Chus Gutiérrez. No sólo habrá música, sino que los actores contarán su estancia en los campamentos, recitarán poemas saharauis y leerán manifiestos de apoyo al Sáhara.

Acabamos de leer que Aminatou Haidar dejará de tomar sus medicamentos en dos días si su

situación de prisionera del estado español, aliado con la ley de hierro marroquí, no cambia

radicalmente en ese corto espacio de tiempo. Esto es como una condena a muerte para alguien

con casi dos semanas de huelga de hambre en su estómago y los huesos molidos a palos en

prisiones secretas marroquíes.

Cada minuto mueren cientos de personas inocentes en el mundo por las más inimaginables

situaciones para gente tan afortunadas como nosotros que desconocemos en nuestra gran

totalidad el hambre, la pobreza, la guerra o las enfermedades olvidadas. Y a todas y a cada una

de ellas las acompaña un grito nuestro de indignación y coraje. También de impotencia y mucho

de culpa. En muchos aspectos estas muertes ocurren para que nosotros sigamos viviendo en paz.

Todas deberían ser conocidas por alguien, en algún lugar, aunque sólo sea para recobrar su

identidad robada a fuerza de miseria y tortura. Ninguna muerte es menor, menos importante que

otra. Con cada una de ellas, aun sin saberlo, morimos todos un poco.

Si AMINATOU HAIDAR acabara muriendo por todo lo que le está pasando en Lanzarote,

muchos cerrarían los ojos junto a ella. Aproximadamente más de 350.000 personas en el Sáhara

y muchos más en todo el mundo. Su caso no es más especial o importante que el de aquellos

niños soldados, reclutados en algún país africano para obligarles con su vida a matar a su familia

y a su comunidad. Ni tampoco la de aquel individuo insignificante, que muere congelado en un

banco de la calle, porque no tiene un duro para irse a un hostal ya que las casas de acogidas no

dan a basto. La muerte de Haidar, Dios no lo quiera, o Alá, o quien sea que este ahí arriba, no

sería distinta a la de ningún otro que merece la misma atención, apoyo y cuidado que ella.

Por eso se nos encoje el corazón con solo pensarlo. Porque se nos pasan por la cabeza los

muchos nombres y rostros anónimos que sabemos pueden morir sin que nosotros podamos hacer

mucho por evitarlo. Porque creemos, y nos negamos a no creer, que estamos hartos de que el

destino vaya dando zarpazos con los ojos vendados a unos muchísimos cuantos para que los

otros menos cuantos podamos seguir soñando. Porque en situaciones límites, a parte del valor y

el miedo, lo único que nos une es el sentido común. Y sólo despertando nuestro sentido COMÚN

podemos despertar el del otro en algunas ocasiones, especialmente en las más duras y difíciles.

Por lo que sabemos, oímos y leemos, una gran mayoría del pueblo español apoya, defiende y

lucha como puede, desde la acogida de niños en verano o desde las numerosas plataformas en

defensa de los derechos del pueblo saharaui (Todo nuestro apoyo y cariño para el gran e

incombustible José Taboada) , con el único deseo de que no se sientan solos en su abandono, en

esas tierras imposibles donde sólo crecen piedras y desolación.

Todos seguimos con indignación y estupor la mala pesadilla de Haidar, la pesadilla de un ser

humano atrapado entre el posibilismo político de un estado, el español, y la opresión de una

dictadura, la marroquí. Todos queremos que se una a su familia y a su pueblo, que pise su tierra y

siga haciendo tanto y tan bueno y tan necesario por la causa de su PAÍS.

Gracias a todos ellos AMINATOU respira y es oída, algo que otros ya dejaron de hacer por no

sentir este calor, el aliento de ese sentido COMÚN . Porque no hay que pensar mucho para

entender que no hay justicia que pueda consentir tal crimen en nuestro país, que no hay nada ni

nadie que pueda justificar el sacrificio de nadie en pro de la buena relación con un país que

tortura y condena a una muerte lenta a ancianos, mujeres, niños y hombres por el solo hecho de

pedir lo que es suyo de una manera PACÍFICA y con una dignidad y aguante desconocidas para

nosotros, el resto de los mortales.

Si HAIDAR cierra los ojos el gobierno de España, este, el de atrás y el de más atrás, basta de las

gilipolleces de los colores, será junto a Marruecos los verdugos. Y nosotros habremos atado la

soga con nuestro silencio, como con tantos y tantos otros…, en tantos y tantos otros lugares.

Somos españoles y el Sáhara es nuestro hermano negado, no reconocido. Ojalá se haga justicia y

ese sentido de justicia se vuelva COMÚN y podamos parar esta pesadilla de Haidar, de cientos

de miles de refugiados saháruis y seguir mirando hacia delante con ellos a nuestro lado. El amor

suma y la injusticia resta. Ya está la historia y los diarios para recordárnoslo a cada momento.

Por favor HAIDAR resiste y respira, hay muchos pulmones que necesitan tu voz. Por favor

SENORES DEL GOBIERNO recapaciten sobre las consecuencias de su relación con Marruecos

respecto al Sáhara. Por favor dejen a HAIDAR volver a su tierra, EL SÁHARA ,con los ojos

vivos y llenos de razones para seguir luchando por lo que es suyo, de ellos.

Por favor usted, tú, si estás leyendo esto usa tu sentido común, ese que HAIDAR nos despierta

cuando la miramos en esta, su pesadilla española-marroquí, y con suerte razonaremos todos y

sacaremos la única conclusión posible; AMINATOU HAIDAR REPRESENTA LA LIBERTAD

Y EL DERECHO DE TODOS LOS QUE NO TIENEN LIBERTAD Y DERECHOS. EN ELLA

ESTAN TODOS ALOS QUE DEJAMOS MORIR ABANDONADOS A LA INJUSTICIA. EN

NOSOTROS ESTA UNA PARTE DE HAIDAR QUE SE NIEGA A CERRAR LOS OJOS

JUNTO A LOS DE ELLA.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/11/27/espana/1259319089.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: