h1

MARRUECOS AMENAZA A ESPAÑA CON OTRO 11M Y CON MAS PATERAS

7 diciembre, 2009

Marruecos planea interrumpir su colaboración en terrorismo e inmigración

 

El ministro marroquí de Exteriores, Tayeb Fassi Fihri, ha amenazado a España con tomar represalias en la cooperación sobre inmigración, terrorismo y narcotráfico y ha expuesto que «quizás ha llegado el momento de replantear nuestras relaciones”. Además, Marruecos ha acusado a España y Argelia de estar detrás de un «complot anti-marroquí». Por su parte, el Ministerio de Exteriores español ha informado de que prosigue los contactos con Marruecos, Argelia y la ONU para encontrar una solución al «caso Haidar».

Las declaraciones hechas por el ministro marroquí de Exteriores, Tayeb Fassi Fihri, en Bruselas, amenazando veladamente a España con represalias en inmigración, narcotráfico y terrorismo, han sido acogidas con entusiasmo por la clase política en el Reino alauita, que se ha lanzando en una cruzada sin precedentes para justificar la anexión del Sáhara Occidental. Además, ha acusado a la activista saharaui Aminatu Haidar de ser la causante de su situación y de no ser una defensora de los Derechos Humanos, sino un miembro del Frente Polisario.

Este martes, todos los diarios marroquíes estamparán en primera plana la espada de Damocles blandida por Fassi Fihri: “¿Con qué Marruecos quiere construir su futuro España? ¿Con el que coopera en materia de inmigración, drogas y terrorismo, o con el que ni quiere Maghreb, ni quiere Europa?”. “Quizás ha llegado el momento de replantear nuestras relaciones” ha sugerido el jefe de la diplomacia alauita, en una señal clara de chantaje político al gobierno de Rodríguez Zapatero. El ministro marroquí sin embargo no ha sido capaz de explicar cómo es posible que a una “ciudadana marroquí” que, según Rabat, ha cometido un delito de lesa majestad, en lugar de juzgarla en los tribunales, se la quiten de encima expulsándola hacia otro país. Algo inédito en la jurisprudencia internacional.

Fassi Fihri ha recordado que Marruecos «nunca» llegó a un acuerdo con España el pasado viernes para que Haidar regresara a El Aaiún y se ha preguntado «hasta dónde se irá en infectar la relación hispano-marroquí». «Hace años que se construye pacientemente esta relación en el sentido del interés recíproco y hemos hecho mucho. Es a esta España a la que me dirijo», agregó el ministro en declaraciones a la prensa en Bruselas.

Así, ha comentado que España y Marruecos han hecho «mucho» por construir el futuro y que «cuando hay inmigración es con nosotros con quien habla no con nadie más» o «cuando hay problemas de inseguridad o perspectivas de inversión».

Asimismo, ha reprochado a Haidar usar el pasaporte marroquí «como un trapo». «Un pasaporte en Marruecos tiene un símbolo y no se puede usar como un trapo, como algo para acceder a un territorio con un plan político», ha dicho tras insistir en que Aminatu Haidar «recibe instrucciones de sus socios» y que son ellos «los responsables de la región, de la estabilidad de la región y de la solución del conflicto saharaui».

Ha reiterado, asimismo, que Rabat nunca alcanzó un acuerdo con España para permitir el regreso a El Aaiún de Haidar y que él mismo recibió al Embajador de España en Rabat para decirle que «la postura de Marruecos no había cambiado». «No se puede recibir a alguien que dice que quiere entrar sin reconocer la nacionalidad y no usar el pasaporte marroquí», ha concluído.

Lo que más ha llamado la atención de los observadores políticos marroquíes es que Fassi Fihri hizo estas declaraciones en Bruselas, tras reunirse con la Comisaria europea de relaciones exteriores Benita Ferrero Waldner en presencia de representantes de Suecia (que ostenta actualmente la presidencia), de España (que la asumirá en enero de 2010) y de otros miembros de la Comisión. La prensa marroquí no dirá ni una palabra de la posición española en dicha reunión.

A las declaraciones gubernamentales marroquíes prestan coro los partidos políticos parlamentarios que todos ellos se hacen eco de la cruzada nacional desencadenada por el Palacio Real. Nacionalistas del Isticlal, socialistas de la USFP, comunistas del PPS o del FFD, constitucionalistas y populares, todos los representantes de la clase política marroquí apoyan sin fisuras la posición oficial, y condenan “el complot anti-marroquí”, según ellos fomentado por el Polisario, por su valedor Argelia y avalado por la opinión pública española “mal informada”.

Algunos, como el presidente del Consejo Consultivo para el Sáhara, un organismo creado por el Palacio alauita, Jali Henna Uld Rachid, llegan incluso a sostener que “la posición oficial española es la de apoyo al plan de autonomía”, dejando como mínimo en mala posición al ministro Moratinos y al presidente Rodríguez Zapatero. En la misma línea abunda el presidente de un llamado “Grupo de amistad del senado español y (su equivalente) la Cámara de consejeros marroquí”, Yahya Yahya, que también habla de un complot anti-marroquí “destinado a dañar las relaciones entre Marruecos y España”. Poco o nada se sabe del interlocutor español en ese “Grupo de amistad”.

Pero lo más sorprendente ha sido la declaración de Fuad Ali El Himma, antriguo condiscípulo de Mohamed VI en el colegio real, afirmando que “España es consciente de que lo que Marruecos ha hecho en relación con Aminatu Haidar es una simple aplicación de la Ley y es conforme al derecho internacional”. Evidentemente, El Himma se ha cuidado bien de no nombrar al representante oficial español autor de semejantes declaraciones, que no puede ser otro que alguno de los interlocutores del Presidente de la Cámara de consejeros marroquí, Mohamed Biadillah, secretario general del mismo partido que El Himma, que ha visitado Madrid la semana pasada. El Himma envió el mismo mensaje que el ministro de Exteriores, recordando que Marruecos es su interlocutor privilegiado cuando quiere hablar de inmigración clandestina, de drogas, de extremismo y de terrorismo.

En este clima de eufórico patriotismo no es de extrañar que hasta el primer secretario de la Unión Socialista, Abdelwahab Radi, para justificar la actitud de Marruecos hacia Aminatu Haidar, haya exclamado que “la proposición de autonomía en el Sáhara, es un plan democrático destinado a resolver definitivamente esta cuestión”.

Exteriores prosigue los contactos con la ONU y Marruecos, y habla con Argelia
Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación aseguró este lunes que sigue «trabajando intensamente» para encontrar una solución «aceptable» a la situación de la activista saharaui Aminatu Haidar y que ha mantenido contactos con la ONU y con el Gobierno marroquí. Además, informó de que el ministro Miguel Ángel Moratinos ha hablado con su homólogo de Argelia y negó que el caso de Haidar haya generado tensiones con este país.

En un comunicado, Exteriores señaló que Moratinos habló de nuevo por teléfono con su homólogo marroquí, Taieb Fassi Fihri y que se aprovecharon «una serie de contactos diplomáticos en Bruselas con la parte marroquí para trasladar la preocupación del Gobierno español».

El jefe de la diplomacia marroquí acudió la mañana de este lunes en Bruselas a una reunión del consejo de asociación UE-Marruecos pero Moratinos no participó en ella sino que viajó a mediodía para asistir directamente al Consejo de Asuntos Generales de la UE que se celebra por la tarde.

Según Exteriores, Moratinos ha hablado además varias veces por teléfono con su homólogo argelino, Mourad Medelci y ha expresado su satisfacción por «el enfoque constructivo y la colaboración de las autoridades de Argelia». Así, el Gobierno destacó las «excelentes relaciones bilaterales» con este país en todos los ámbitos y dejó claro que no ha surgido ninguna tensión con Argel por la situación de Haidar.

Por su parte, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ángel Lossada, se reunió este mediodía con representantes del Frente Polisario para informar de las gestiones del Gobierno español. Según exteriores, este encuentro fue «muy cordial» y en él ambas partes declararon su intención de «colaborar estrechamente en la búsqueda de una solución a la situación de Aminatu Haidar».

Por otro lado, la Misión Permanente española ante Naciones Unidas ha solicitado la colaboración tanto del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, como de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navanethem Pillay. El embajador ante la ONU está además en «permanente contacto» con el enviado especial de Naciones Unidas para el Sáhara Occidental, Christopher Ross.

Fuente original: http://www.elimparcial.es/nacional/marruecos-desata-una-cruzada-politica-para-avalar-la-anexion-del-sahara-53286.html

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: