Archive for 12 12+02:00 diciembre 12+02:00 2009

h1

EL REGIMEN MARROQUI RETIRA EL PASAPORTE DE 13 ACTIVISTAS SAHARAUIS EN DOS MESES

12 diciembre, 2009

Marruecos ha quitado el pasaporte a otros 13 activistas en dos meses

Aminetu Haidar no es la única activista saharaui a la que el Gobierno marroquí ha quitado su documentación en los últimos meses. Al menos 13 defensores de los Derechos Humanos están pasando en este momento por el mismo trance, pero, a diferencia de Haidar, permanecen en los territorios ocupados aunque sin posibilidad de viajar por tener el pasaporte retenido. A seis de ellos se les retiró toda la documentación después de que Haidar iniciara su protesta y a los siete restantes en las semanas previas. Entre ellos se encuentra Sultana Khaya, una activista muy conocida que perdió un ojo por los golpes recibidos durante una manifestación; el veterano ex preso político Sidi Mohamed Daddach, que estuvo más de 20 años en cárceles marroquíes; el activista Laarbi Messaud, miembro de CODESA, la asociación que preside Aminetu Haidar; y Nasser Hamadi, Ahmed Sbai, Atico Barray y Abderraman Bougarfa, entre otros.

En la mayor parte de estos casos, su documentación les fue confiscada cuando intentaban salir del Sáhara. Por ejemplo, Bougarfa, de 53 años, viajaba hacia España para participar en un encuentro internacional sobre la ex colonia española cuando fue interceptado por la policía en el aeropuerto de Casablanca, el 20 de noviembre, y se le retiró tanto el pasaporte como el billete. En algunas ocasiones, la documentación se les devuelve después de impedirles viajar.

La huelga de Haidar ha provocado mayor presión sobre los activistas en el Sáhara, según el Centro Kennedy para la Justicia y los Derechos Humanos.El 1 de diciembre tuvo lugar la detención de Sukeina Idrissi, presidenta del Foro para el Futuro de la Mujer en el Sahara, cuando viajaba de El Aaiún a Bojador y está el caso de Ghalia Djimi, cuya casa ha sido cercada por la policía en los últimos días. El Frente Polisario asegura que en la actualidad hay 56 presos de conciencia en cárceles marroquíes.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/espana/Marruecos/ha/quitado/pasaporte/otros/activistas/meses/elpepuesp/20091212elpepinac_6/Tes

h1

EL REGIMEN MARROQUI DICE «NO» A TODAS LAS VOCES A FAVOR DE AMINETU HAIDAR

12 diciembre, 2009

Marruecos responde con un «no» a las presiones de Hillary Clinton y Ban Ki-moon

Zapatero agradece la gestión de EE UU, preocupado por «la salud de Haidar» – La diplomacia marroquí reitera en la ONU su negativa a ceder al «chantaje»

Marruecos se enroca. Dijo no primero al ministro español de Asuntos Exteriores. El jueves dio la misma respuesta a EE UU y ayer la contestación negativa fue para el secretario general de la ONU. Mientras, la activista saharaui Aminetu Haidar sigue en huelga de hambre -ayer cumplió 26 días- en el aeropuerto de Lanzarote para poder regresar a El Aaiún, de donde fue expulsada por la policía marroquí.

La secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, recibió el jueves de boca del ministro marroquí de Exteriores, Taieb Fassi-Fihri, la misma respuesta que ha obtenido hasta ahora el Gobierno español: la negativa rotunda a permitir el regreso de Haidar. Fue la primera gestión estadounidense de alto nivel en esta crisis. A diferencia del conflicto desatado por la disputa sobre el islote de Perejil, en 2002, el secretario de Estado no ha llamado al rey Mohamed VI sino a su ministro.

Ian Kelly, el portavoz del Departamento de Estado, confirmó ayer esa conversación. «Nuestra principal preocupación es la salud de la señora Haidar en huelga de hambre desde hace mucho tiempo y que se pueda resolver esta situación», dijo. «Es un asunto bilateral entre Marruecos y España».

Además de Clinton, varios congresistas y senadores estadounidenses, tanto republicanos como demócratas, efectúan gestiones dirigidas, por un lado, a su propia Administración y, por otro, a Rabat.

Una de las acciones más directas ha sido la llamada telefónica que hace unos días hizo el presidente del Comité Relaciones exteriores del Senado, John Kerry, al embajador marroquí en Washington para que el reino alauí flexibilice su posición respecto a Haidar.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, recibió la misma respuesta que Clinton del ministro marroquí de Exteriores con el que se entrevistó ayer. Éste acudió a Nueva York acompañado por Yassin Mansouri, el jefe del servicio secreto exterior (DGED), un hombre más poderoso en la jerarquía marroquí que el ministro. Fassi-Fihri justificó su negativa a las propuestas de solución al caso Haidar que le sometió Ban Ki-moon y cuyo contenido se desconoce. «No se trata de una cuestión humanitaria sino de una decisión política», afirmó. Marruecos, añadió, «no se deja llevar por el chantaje».

A pesar de que hasta ahora no ha dado ningún resultado, el Gobierno español confía en que la presión combinada de EE UU, junto a la de organizaciones internacionales como la ONU y la UE, acabe por convencer a Marruecos de que su inflexibilidad no sólo vulnera sus compromisos con los derechos humanos sino de que se está volviendo en contra de sus propios intereses en el Sáhara.

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se reunirá pasado mañana en Washington con Clinton, en un viaje que fuentes diplomáticas niegan que haya sido improvisado por culpa de la crisis con Rabat. Hasta ayer, sin embargo, no había sido anunciado.

Al término del Consejo Europeo celebrado en Bruselas, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero agradeció las gestiones que están realizando diversos países y organismos para desbloquear la situación. Citó expresamente a EE UU, pero no contestó a la pregunta de si su mediación responde a una demanda española. La diplomacia estadounidense, se limitó a decir, «sabe cómo y cuándo tiene que actuar y a quién tiene que comunicarlo».

Zapatero defendió su decisión de no involucrar «de momento» al Rey en la búsqueda de una solución, como han pedido Izquierda Unida y numerosas personalidades. «Debemos preservar y actuar con prudencia cuando se trate de una tarea que pueda asumir el jefe del Estado», declaró. «Ése es el principio que se deriva del modelo constitucional y lo mantendremos todo el tiempo que sea necesario y conveniente».

«De momento, vamos a mantener ese principio de que sea el Gobierno, en el ámbito del Ministerio de Asuntos Exteriores, él que se ocupe de contribuir a resolver la situación», argumentó.

El ex presidente Felipe González no dudó en recurrir al Rey para hacer gestiones con Hassan II e incluso su sucesor en La Moncloa, José María Aznar, pidió a don Juan Carlos que hiciera, en 2000, una gestión con Mohamed VI con relación a una visita a España.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/espana/Marruecos/responde/presiones/Hillary/Clinton/Ban/Ki-moon/elpepuesp/20091212elpepinac_2/Tes

h1

EL REGIMEN MARROQUI AUMENTA LA REPRESION E IMPIDE CUALQUIEN MUESTRA DE SOLIDARIDAD CON AMINETU HAIDAR

12 diciembre, 2009

Prohibido protestar a favor de Aminetu

El Gobierno marroquí anula a los partidarios de la independencia del Sáhara e impide cualquier muestra de solidaridad con la activista en huelga en España

En las afueras de El Aaiún existe un barrio habitado por gente marcada por la desgracia. Se llama El Retorno, y fue construido por las autoridades marroquíes para acoger a los saharauis que decidieron abandonar los campamentos del Frente Polisario en Tinduf (Argelia) y acatar la autoridad de Rabat. Pero en sus casitas bajas, distribuidas en torno a destartalados patios de arena, no solo viven los antiguos independentistas. En El Retorno también habitan la mayoría de los compañeros de lucha de Aminetu Haidar.

Allí está el hogar de Djimi El Ghalia, que estuvo desaparecida en las cárceles de Hassan II -padre del actual rey Mohamed VI- entre 1987 y 1991. Es el centro de reunión de estos defensores de los derechos humanos. En una pequeña habitación bordeada por colchonetas con cojines, cinco antiguos presos de las cárceles secretas de Marruecos permanecen atentos a las noticias en árabe que emite un televisor de plasma. Entre ellos está Mohamed Dadach, que tiene el dudoso honor de haber cumplido la más larga condena política de África después de la de Nelson Mandela.

Los policías apostados en la plaza les han ordenado mantener abierta la puerta de la casa para que puedan observar todos sus movimientos. El ambiente en la habitación es de tristeza y de impotencia. «No podemos hacer nada por Aminetu», dice Ghalia. Bachir Azman, desaparecido entre 1976 y 1991, lo ratifica: «No tenemos libertad de expresión. Nos impiden incluso movernos dentro de nuestras propias casas, así que imagínese en la calle».

Hace diez días se produjo un intento de romper el bloqueo policial. Varias calles de El Aaiún amanecieron sembradas de panfletos a favor de la independencia del Sáhara. Un testigo declaró a la policía que habían sido lanzados desde un coche todo terreno. A la mañana siguiente, los agentes interrogaron a todos y cada uno de los propietarios de ese tipo de vehículos en la ciudad para averiguar qué habían hecho con sus automóviles por la noche.

El miedo se disfraza estos días de apatía en las calles. Frente a las movilizaciones de la sociedad civil española en apoyo de Haidar, no hay aquí una sola manifestación, ni siquiera una pintada hecha al abrigo de la noche. «De ese tema no hablamos ni con nuestros amigos, porque nunca se sabe quién puede ser un chivato», dice un saharaui. Otro, que momentos antes ha estado asintiendo ante las invectivas de un funcionario marroquí contra Haidar, musita apresuradamente: «Aminetu lo está haciendo muy bien, pero yo no puedo hablar».

Un funcionario internacional destinado en la ciudad desde hace varios años resume así la situación: «Haidar es una píldora concentrada del problema saharaui. Ella se alza por encima de las tribus, que le sirven a Marruecos para presionar a unos y a otros. Por eso las autoridades le tienen tanto miedo. Ahora mismo, El Aaiún es una olla a presión». Pero una olla a presión desactivada.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/espana/Prohibido/protestar/favor/Aminetu/elpepunac/20091212elpepinac_7/Tes