Archive for 31/01/10

h1

UPyD PIDE SUSPENDER LA CUMBRE CON MARRUECOS POR NO RESPETAR LOS DERECHOS HUMANOS

31 enero, 2010

Rosa Díez pide la supresión de la cumbre con Marruecos hasta que éste respete los valores democráticos

    MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) –

   La diputada de Unión Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, pidió hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la supresión de la cumbre entre la Unión Europea y Marruecos, prevista para el primer semestre de 2010, hasta que el Gobierno marroquí respete la libertad de prensa y los derechos humanos.

   Tal petición surge tras la decisión de Marruecos de cerrar el periódico ‘Le Journal’. En opinión de la diputada, este hecho es “una demostración del absoluto desprecio del Gobierno  marroquí por los valores democráticos”.

   En este sentido, Rosa Díez responsabilizó del endurecimiento de la política marroquí y de la falta de respeto a los valores democráticos a “la permisividad y tolerancia hacia el mal de la que hace gala Zapatero”.

   A su juicio, los ciudadanos libres “corren peligro” en Marruecos, por lo que instó a Zapatero a condenar tal “restricción de libertades”, como presidente del Ejecutivo español y como responsable de la Presidencia europea.

   Por todo ello, concluyó que la cumbre “no debe celebrarse mientras no se respete la libertad de prensa y los derechos humanos en su totalidad”.

Fuente original: http://www.europapress.es/internacional/noticia-ue-marruecos-rosa-diez-pide-supresion-cumbre-marruecos-respete-valores-democraticos-20100130123555.html

h1

EL SERVICIO LEGAL DEL PARLAMENTO EUROPEO CRITICA EL ACUERDO DE PESCA CON MARRUECOS

31 enero, 2010

Servicio legal del PE cuestiona acuerdo de pesca con Marruecos por el Sáhara

Noticias EFE
Bruselas, 28 ene (EFE).- El servicio jurídico del Parlamento Europeo (PE) ha criticado, en un informe, el acuerdo de pesca entre la Unión Europea (UE) y Marruecos por considerar que no está beneficiando adecuadamente a la población del Sáhara, informaron a Efe fuentes europeas.
El documento iba a ser debatido hoy en la comisión de Pesca del PE, pero finalmente la discusión ha sido aplazada.
El informe, por un lado, señala que a la hora de delimitar los caladeros afectados por el acuerdo hay cierta ambigüedad en la definición de las aguas atlánticas de las costas afectadas y los límites marítimos del Sáhara occidental.
Por el contrario, las aguas mediterráneas del acuerdo con el país magrebí sí están bien definidas, según las fuentes.
En ese sentido, el texto deja constancia de que las flotas han faenado en las aguas en torno al Sáhara.
Sin embargo, el informe apunta que pese a ello, el acuerdo no ha repercutido en “los beneficios de la población saharaui”, a la que Marruecos no ha destinado parte de la dotación que percibe.
Según el convenio pesquero, la UE paga al año 36,1 millones de euros a Marruecos en contraprestación por permitir a los buques comunitarios -un centenar españoles- faenar en sus aguas; de esta partida una parte es para el sector pesquero nacional y otra para medidas de desarrollo, en general.
El informe del servicio jurídico del PE no dice que el acuerdo es ilegal, pero destaca que hay dichos problemas relacionados con la situación del Sáhara y sus habitantes.
El dictamen ya fue debatido en la comisión de Desarrollo de la Eurocámara, a puerta cerrada.
Los argumentos relacionados con el efecto del acuerdo de pesca en el Sáhara no son nuevos, pero el dictamen de los servicios jurídicos del PE les da un “valor político”, por tratarse de los juristas de la Eurocámara.
El pacto entre la UE y Marruecos, considerado el de mayor importancia política en materia pesquera, ofrece licencias para unos 119 barcos comunitarios (138 si se suman permisos para especies pelágicas), de los que un centenar son españoles.
Varias organizaciones no gubernamentales (ONG) como la británica Western Sahara Resource Watch (WSRW) tacharon en noviembre de inmoral el convenio por permitir a la flota comunitaria faenar en aguas del Sáhara occidental y lanzaron una campaña en internet para promover que Bruselas retirara de allí sus barcos.
Cuando el acuerdo de pesca fue aprobado por la UE, Suecia votó en contra por incluir las aguas saharauis.
La UE y Marruecos celebrarán los próximos martes y miércoles en Rabat una reunión de una “comisión mixta” en la que tratarán los problemas que hay actualmente dentro del convenio.
Entre ellos destaca el planteado por los juristas del PE, según declaró hoy la ministra española del Medioambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa.
h1

EL SULTAN MOHAMED CIERRA OTRO PERIODICO CRITICO CON EL REGIMEN

31 enero, 2010
«’Le Journal’ ha muerto, ya nunca habrá otra publicación así en Marruecos». El lamento de Aziz Yacubi, redactor del semanario más crítico con el régimen, que el jueves cerró sus puertas por orden judicial, se extiende a todos los lectores de la escasísima prensa independiente del país magrebí.
‘Le Journal Hebdomadaire’, azote del poder, que ha cabalgado sin miedo sobre los asuntos marroquíes más espinosos, se ha convertido en la última víctima del cierre de medios de comunicación en el reino de Mohamed VI. La justicia alega «importantes deudas». En la redacción se habla de presiones políticas.
Un tribunal de Casablanca ordenó el lunes la liquidación de Média Trust, la sociedad que editó la revista hasta 2003, y que tenía deudas con la Seguridad Social y varios bancos de unos 450.000 euros. La edición de la publicación pasó en esa fecha a manos de otra empresa, Trimedia, pero la Justicia no ha hecho diferencia entre las dos.
«Todas las publicaciones tienen este tipo de deudas. Y no sólo en Marruecos. Con la actual crisis, esto es una tendencia mundial», asegura Yacubi, que no obstante apunta a que «habrá que buscar las razones del cierre de ‘Le Journal’ en otro sitio». Según los periodistas, el ‘majzén’ (entorno real) ha presionado a las grandes empresas para que dejaran de anunciarse en el semanario, que poco a poco ha visto su publicidad reducida a unas escasas páginas y sus deudas multiplicadas exponencialmente.
Prohibida en 2000
La revista ya fue prohibida en 2000, y no volvió a editarse hasta que su director, Abubakr Jamaï, se puso en huelga de hambre. Varias multas por publicar artículos críticos con el poder recayeron entonces directamente sobre Jamaï, que en 2006 se vio obligado a dimitir y a abandonar el país para no perjudicar a la cabecera.
En 2009 regresó como editorialista, aunque escribía desde Murcia, donde reside. Sus artículos sobre cómo Rabat ha lidiado con el caso de la activista saharaui Aminatu Haidar no han sentado nada bien en las altas esferas. Con el cierre de ‘Le Journal Hebdomadaire’, Marruecos se queda sin una de sus voces críticas más importantes.