Archive for 17/04/10

h1

UN 40% DE LOS MARROQUIES SON ANALFABETOS

17 abril, 2010

Un 40 por ciento de la población mayor de 10 años en Marruecos es analfabeta

Marruecos/ En 1994 ese mismo indicador era del 55 por ciento, según un documento elaborado por el Ejecutivo marroquí. La tasa de alfabetización en Marruecos es de un 60,3 por ciento para la población mayor de diez años. Una cifra que era del 45 por ciento en 1994, según un documento elaborado por el Ejecutivo marroquí en el que se abordan los Objetivos de Desarrollo del Milenio marcados para 2015.

Y de los que el reino alauí ha satisfecho ya los de la reducción de la pobreza extrema y del hambre así como la garantía de un desarrollo sostenible. Es decir, dos de los ocho objetivos que se fijaron como meta.

En cuanto a la alfabetización, en el medio rural ha pasado de 1994 hasta la actualidad de un 25 a un 44,4 por ciento. Y, según el Ejecutivo marroquí, el analfabetismo ha pasado a ser una «herencia del pasado colonial y de los primeros años de la independencia».

En el período examinado, la tasa de alfabetización de la población de entre 15 y 24 años ha pasado del 58 al 79,5 por ciento. La mejora, sigue el documento, se ha dejado notar más entre la comunidad femenina, aumentado su tasa de alfabetización de un 46 a un 72,1 por ciento ; frente a la variación entre la población masculina, que ha pasado del 71 por ciento al 86,7.

Para superar este objetivo, la alfabetización de los jóvenes de 15 a 24 años, «será necesario mejorar los
programas de educación no formales y luchar contra el abandono escolar», según el informe del Ejecutivo marroquí, elaborado por el departamento del Alto Comisariado del Plan.

Entre las principales dificultades que destaca el documento para cumplir con esta meta se encuentran la pobreza de muchos hogares marroquíes, tanto en el campo como en la ciudad, lo que obliga a muchos jóvenes a dejar la escuela ; o la limitación de las infraestructuras del medio rural marroquí.

Fuente original: http://canarias24horas.com/index.php/2010041673732/internacional/un-40-por-ciento-de-la-poblacion-mayor-de-10-anos-en-marruecos-es-analfabeta.html
h1

ASESINADOS DOS TURISTAS ESPAÑOLES EN MARRUECOS

17 abril, 2010

Les robaron el dinero, los pasaportes y el coche

Asesinado a cuchilladas un matrimonio español en la ciudad marroquí de Asilah

Una pareja de españoles fue asesinada la madrugada del viernes en la ciudad marroquí de Asilah, ubicada a unos 45 kilómetros de Tánger, en el norte del país.

Según fuentes policiales cercanas al caso, Emilio M., de 50 años, fue degollado y recibió varias puñaladas, mientras que su mujer, Pilar R., de 49, también fue acuchillada, presumiblemente cuando dormían, por un desconocido que asaltó su casa robando el dinero y los pasaportes de las víctimas.

El presunto asesino robó también el coche de la pareja y en su huida colisionó contra un camión, lo que posibilitó que la Policía lo detuviese.

Según han contado fuentes diplomáticas a ELMUNDO.es, el agresor es oriundo de una aldea cercana a Larache y el crimen fue cometido con arma blanca.

Los investigadores del caso continúan en la casa de las víctimas, un matrimonio de mediana edad y residente en Madrid que pasaba sus vacaciones desde hace 10 años en esta turística localidad a orillas del Atlántico. El hombre trabajaba como empresario en España.

Según las fuentes, el supuesto homicida, que no sufrió heridas de consideración en el accidente, ha sido ya trasladado a Tánger para ser interrogado.

En el lugar de los hechos se ha desplegado un notable dispositivo policial, incluidos miembros de la Policía Judicial venidos desde Casablanca, señalaron vecinos de la zona.

Asilah es una ciudad muy tranquila y con una amplia colonia de españoles instalados de forma permanente en el lugar. Otros la visitan con frecuencia y tienen segundas residencias cerca de la costa.

Según fuentes policiales cercanas al caso, Emilio M., de 50 años, fue degollado y recibió varias puñaladas, mientras que su mujer, Pilar R., de 49, también fue acuchillada, presumiblemente cuando dormían, por un desconocido que asaltó la casa que éstos tenían en Asilah.

De acuerdo con estas fuentes, el asesino saltó sobre las 04.00 hora local (misma hora GMT) una tapia próxima a la casa de la medina (barrio antiguo) en la que residían los fallecidos, y, tras cruzar dos azoteas, rompió la ventana de casa de los españoles y los asesinó con un cuchillo.

Después, metió los cuerpos en un trastero y permaneció en el hogar hasta las 10.00 de la mañana, cuando abandonó la casa con dinero, los pasaportes de las víctimas y otros objetos como una cámara y un ordenador.

El supuesto autor del crimen, de 30 años de edad y natural de Tánger aunque residente toda su vida en Asilah, robó a continuación el coche de los asesinados y, por causas que se desconocen, colisionó en el centro de la ciudad contra otro automóvil de un particular.

Cuando la Policía interrogó al presunto asesino, que tiene un largo historial de antecedentes por robo y agresión a sus espaldas, para comprobar la propiedad del coche, procedió a su detención.

El detenido fue expulsado en el año 2000 de España, según las fuentes, a causa de las reiteradas condenas dictadas en su contra.

Los investigadores de la Policía Científica continúan en la casa de las víctimas, un matrimonio residente en Madrid, padres de una hija menor de edad, que pasaba sus vacaciones desde hace varios años en esta turística localidad a orillas del Atlántico.

Fuentes de la comunidad española en Asilah cercanas a los fallecidos señalaron que el hombre trabajaba como empresario en España y que en la actualidad la pareja estaba llevando a cabo reformas en su casa de esta medina, una de las más pintorescas de Marruecos

El supuesto homicida, que no sufrió heridas de consideración en el accidente tras el que fue detenido, ha sido ya trasladado a Tánger para ser interrogado, según las fuentes policiales.

Asilah se ha convertido en los últimos años en un destino vacacional muy frecuentado por españoles, que han adquirido allí viviendas de segunda residencia para pasar temporadas.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/04/16/espana/1271436138.html