Archive for 18/05/10

h1

MARRUECOS: LA MOSCA COJONERA QUE NADIE QUIERE CERCA

18 mayo, 2010

Exteriores defiende la ‘absoluta españolidad’ de Ceuta y Melilla ante Rabat

Abas El Fasi, hace unos días con Enrique Múgica, defensor del Pueblo, en Rabat. | Foto: E. C.Abas El Fasi, hace unos días con Enrique Múgica, defensor del Pueblo, en Rabat. | Foto: E. C.
  • El primer ministro califica de “marroquíes” a ambas ciudades
  • También quiere hablar de los islotes españoles en el norte del país

Ciudades autónomas para España y ciudades ocupadas para Marruecos. La polémica siempre sobrevuela a Ceuta y Melilla. Hoy le ha tocado el turno al primer ministro marroquí, Abas El Fasi, quien llamó al Ejecutivo español a “abrir el diálogo” para terminar con la “ocupación” de las dos ciudades españolas situadas geográficamente en el norte de África y que hacen frontera con el reino alauí.

Según confirmaron a este periódico fuentes del entorno del primer ministro, El Fasi ha pedido en la Cámara de Representantes marroquí a la “amiga” España “abrir el diálogo con Marruecos para finalizar con la ocupación de estas dos ciudades y de las vecinas islas expoliadas (Perejil, Alborán, Vélez de la Gomera y las islas Chafarinas), dentro del escenario de una visión de futuro“.

El Ministerio de Exteriores español, ha salido al paso de la reivindicación marroquí reafirmando la ‘absoluta españolidad’ de las ciudades autónomas, indicando que la petición de Rabat responde a la “tradicional posición” de Marruecos respecto a Ceuta y Melilla y que “no representa ninguna novedad”.

También la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha manifestado este martes en una entrevista en RNE que “la soberanía y la españolidad de Ceuta y Melilla no están en cuestión de ninguna manera“. “Esta posición la conoce Marruecos”, ha zanjado la ‘número dos’ del Ejecutivo antes de insistir en que sobre este tema no hay “ni una sola duda”.

Carteles en Melilla

La invitación de El Fasi llega pocas semanas después de la aparición de un cartel tamaño A4 en el que se leía “Melilla, ocupada” y que fue colgado en la frontera de esta ciudad, en un edificio administrativo en el puesto fronterizo de Beni Enzar. En el mismo, se informa de cómo renovar el permiso de circulación en Marruecos y comienza diciendo: “Comunicamos a todos los ciudadanos de Melilla ocupada”.

Un incidente por el que, según fuentes diplomáticas, España protestó a principios de este mes haciendo llegar su malestar a Farid Auluhaj, ministro consejero de la Embajada de Marruecos en Madrid, a falta de que el nuevo embajador, el saharaui Ahmedou Ould Souilem, se incorpore a su cargo en los próximos días.

Auluhaj, por su parte, se comprometió a trasladar el mensaje al Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí. Y la polémica termina ahora en la llamada de El Fasi al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

En noviembre de 2007, Ceuta y Melilla saltaron a los titulares de los medios de ambos países vecinos después de la visita a las dos ciudades de los Reyes de España. Una acción que fue condenada por el monarca Mohamed VI y que se tradujo en la retirada del entonces embajador del reino alauí en Madrid, Omar Azziman, durante dos meses.

Melilla pertenece a España desde 1496 y Ceuta desde 1580. Marruecos las reclama desde 1956, cuando alcanzó su independencia.

CUANTO TIEMPO TARDARA FELIPE GONZALEZ EN SUMARSE A LA CAUSA MARROQUI POR CEUA Y MELILLA????

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/05/17/espana/1274118441.html

h1

MARRUECOS: DOS AÑOS EN LA CARCEL POR PEDIR MEJORAS EN LA EDUCACION

18 mayo, 2010

Excarcelada la presa política más joven de Marruecos

Zahra Boudkour, de 23 años, cumplió una condena de 24 meses por manifestarse

El barrio Moulay Rachid de Zagora, una pequeña ciudad en puertas del Sáhara, estuvo en la noche del sábado al domingo de fiesta para recibir a Zahra Boudkour descrita por la prensa independiente de Marruecos como la más joven presa política del país.

Boudkour, de 23 años, salió el sábado por la tarde de la cárcel de mujeres de Benguerir cerca de Marraquech, tras cumplir íntegramente una condena a dos años de cárcel. “Mucha gente se echó a la calle para darle la bienvenida a ella y a los demás presos”, afirma desde Zagora Ghalia Boudkour, hermana de la ex presa.

“La cárcel no me ha cambiado”, declaró Zahra por teléfono a este periódico desde casa de sus padres en Zagora. “Mis convicciones son las mismas”, añadió. “Voy a seguir militando en la Unión Nacional de Estudiantes Marroquíes” (UNEM), el sindicato estudiantil. “También voy a seguir estudiando derecho como lo hice, a trancas y barrancas, en la cárcel”. El mes próximo acabará el tercer año de la carrera. “Pero ahora, primero, me siento libre”.

Junto con Zahra fueron liberados el fin de semana otros seis estudiantes. Otros dos, Mourad Chwini y Mohamed Mestah, permanecerán, sin embargo, detrás de los barrotes hasta cumplir sus condenas de tres y cuatro años, respectivamente.

Todos ellos fueron detenidos a mediados de mayo de 2008 tras varios días de manifestaciones, con los consiguientes enfrentamientos con los antidisturbios, en protesta por una intoxicación colectiva en la cantina de la Universidad Cadi Ayad de Marraquech. Reivindicaban mejoras de la comida y de las becas que apenas alcanzan los 1.500 dirhams (137 euros) mensuales.

Tras 14 meses en prisión se celebró, por fin, el juicio, y todos ellos fueron condenados a penas de entre dos y cuatro años de cárcel por alteración del orden público y exhibición de armas blancas ante las fuerzas del orden, un cargo que “negaron rotundamente”, según Mohamed Massoudi, uno de sus abogados.

El caso de Zahra saltó a la palestra no sólo porque era la única mujer del grupo sino porque fue sometida a tremendas vejaciones y también fue torturada. Antes de ingresar en prisión permaneció cinco días en un sótano de la comisaría de la célebre plaza Jamaa el Fnaa de Marraquech. Estuvo atada a un radiador y desnuda, según narró en EL PAÍS en noviembre de 2008 desde la cárcel de Boulmharez, en Marraquech.

Zahra tenía entonces la regla y el suelo de aquel calabozo estaba salpicado de sangre. Así la contemplaron los policías que la interrogaron y sus 17 compañeros de cautiverio de la comisaría. En las dependencias policiales “me golpearon también con una vara de hierro”, recordaba desde la prisión. “Aquella comisaría fue un pequeño Guantánamo en versión árabe”.

En la cárcel también padeció el hacinamiento y la falta de higiene. “Esto está repleto de cucarachas y a los bebés de las reclusas les trepan por la cara en cuanto se descuidan”, explicaba al teléfono a finales de 2008. Para reclamar una mejora Zahra y sus compañeros varones se coordinaron para llevar a cabo una huelga de hambre que duró 46 días. La dirección penitenciaria les hizo algunas promesas que, según ella, “apenas se cumplieron”.

La estudiante, que se declara comunista, se convirtió en un icono de la lucha por las libertades a ojos de la izquierda marroquí y de las organizaciones de defensa de los derechos humanos. “Vuestra huelga, auténtico grito de libertad, retumba en los cuatro puntos cardinales”, escribía el columnista Khalid Jamai en el desaparecido semanario “Le Journal” mientras que el bloguero Ali Fkir ensalzaba el domingo a “la joven roja de Marruecos que ha dado una lección inolvidable a las fuerzas de represión (…)”.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/internacional/Excarcelada/presa/politica/joven/Marruecos/elpepiint/20100517elpepiint_7/Tes