Archive for 10 10+02:00 agosto 10+02:00 2010

h1

MARRUECOS ACOSA AL GOBIERNO ESPAÑOL

10 agosto, 2010

Desconcierto en el Gobierno ante la cascada de protestas de Marruecos

Rabat envía cinco comunicados sobre Ceuta y Melilla en menos de un mes

Los comunicados de protesta de Marruecos son ahora casi diarios. Entre el viernes y el lunes, el Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí emitió nada menos que tres, el último ayer para «extrañarse» de no haber recibido «ninguna respuesta oficial» española a las anteriores quejas. «Da la impresión de que quiere entrar en el libro Guinness de los récords», ironiza un columnista marroquí.

La nota de protesta de ayer fue la quinta en menos de un mes. Las cuatro anteriores denunciaban el comportamiento «racista» de la policía con ciudadanos marroquíes en la frontera de «Melilla ocupada» y de la Guardia Civil con subsaharianos cerca de Ceuta. «A 17 personas -ocho de ellas subsaharianos- se les han infligido múltiples heridas y traumatismos», recordaba el texto marroquí.

El Ministerio de Exteriores español respondió, en julio, a los dos primeros comunicados marroquíes, pero guardó silencio ante los siguientes. El ministro, Miguel Ángel Moratinos, «no quiere entrar en una espiral de réplicas y contrarréplicas que no conduce a ninguna parte», explicó uno de sus colaboradores.

La diplomacia española está sorprendida y desconcertada por esta cascada de acusaciones de Rabat, sin precedente desde que en 2004 la relación bilateral experimentó una notable mejora tras la llegada del PSOE al Gobierno. Ningún alto cargo de Exteriores quiso ayer valorar la tensión creciente con Marruecos, que en un país tan jerarquizado obedece, sin duda, a una decisión del rey Mohamed VI.

En el Partido Popular sí tienen claro a qué se debe la actitud de Rabat. Aprovecha la «debilidad» del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, según resaltó en rueda de prensa la senadora popular por Melilla María del Carmen Dueñas. ¿Con qué propósito? Dueñas no lo explicó.

A los pronunciamientos del Ministerio de Exteriores marroquí se añaden las concentraciones de protesta ante edificios del Estado español en Marruecos, primero la Embajada de España, después los consulados de Nador y Tetuán y, ayer, el Instituto Cervantes en Rabat. A veces las encabezan inmigrantes subsaharianos.

A la condena de las «actuaciones provocadoras» de España se está sumando también el sector más oficialista de la sociedad civil. Amina Bouayach, presidenta de la Organización Marroquí de Derechos Humanos, hizo el domingo un llamamiento a las ONG españolas para que «insten a su Gobierno a respetar (…) la integridad física de las personas» que atraviesan las fronteras.

Según la agencia de prensa oficial marroquí MAP, dos ONG españolas, Andalucía Acoge y Pro derechos Humanos de Andalucía, ya han respondido a ese llamamiento, «exigiendo a Madrid que aclare estos gravísimos incidentes» en la frontera. Sus pronunciamientos son, en realidad, mucho más matizados.

La más acreditada de las ONG marroquíes de derechos humanos, la AMDH, ha rehusado, por ahora, polemizar abiertamente con las autoridades españolas.

Antes incluso de que brotase la actual tensión, la relación de Madrid con Rabat no pasaba por su mejor momento. Marruecos carece de embajador en España desde hace casi ocho meses.

Mohamed VI designó a principios de año, para representarle en España, a Ahmed Ould Souilem, un saharaui que hasta julio de 2009 ocupó puestos de responsabilidad en el Frente Polisario, antes de pasarse a Marruecos. La iniciativa no agradó al Gobierno español, que tardó hasta abril, algo más de lo habitual, para darle el plácet. Desde entonces el rey no ha firmado su nombramiento como embajador.

Como ya sucedió en 2002, durante la crisis del islote de Perejil, la prensa argelina ha sido la primera en alinearse con España contra Marruecos. «¿No se acuerda el majzén (la corte real) de que en esa misma ciudad de Melilla sus fuerzas acribillaban, hace no mucho tiempo, a los subsaharianos que intentaban desesperadamente alcanzar el suelo español?», se pregunta en un editorial el diario Le Jeune Indépendant.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/espana/Desconcierto/Gobierno/cascada/protestas/Marruecos/elpepiesp/20100810elpepinac_10/Tes

h1

MARRUECOS: EL VECINO IRRITABLE; EL VECINO IRRITANTE

10 agosto, 2010

 

Las autoridades de Melilla han pedido al Gobierno que proteste ante Marruecos por los últimos incidentes registrados en los pasos fronterizos de la ciudad autónoma de Melilla, protagonizados por ciudadanos marroquíes al relacionarse con los miembros de las Fuerzas de Seguridad españolas.

Recordarán que hace unos días, el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Taieb Fassi Fihri, convocó al embajador español en Rabat, Luis Planas, para expresar su indignación por el trato que consideraban se había dispensado por la Policía a un marroquí en el paso fronterizo de Farhana. Marruecos acusaba a los agentes de agredir al ciudadano de ese país y de tener un comportamiento racista.

La Delegación del Gobierno en Melilla desmintió esa versión asegurando que fue el marroquí quien, tras serle pedida la documentación necesaria para atravesar la frontera, agredió, en primer lugar a una policía nacional, y, después, a un guardia civil que acudió en su auxilio.

El Ministerio de Asuntos Exteriores se limitó a decir también que la relación de hechos ofrecida por Rabat no se correspondía con la realidad. Y que, se sepa, no ha hecho ninguna gestión diplomática ante las autoridades marroquíes, como le piden ahora los responsables de la ciudad autónoma, sobre todo para que denuncien la “manipulación” de los hechos realizada por Marruecos.

El PP melillense, que gobierna en la ciudad, también ha reclamado a Exteriores una protesta ante Marruecos por los continuos incidentes en la frontera y las agresiones a miembros de las Fuerzas de Seguridad. Los populares piden al ministro Moratinos que “plante cara” a Marruecos y presente una “queja formal”.

Por si fuera poco, el sindicato policial SUP ha denunciado que muchas de las agresiones físicas o verbales van dirigidas “por razón de sexo” contra mujeres policías.

 Es verdad que los incidentes son escasos en relación con el volumen de tránsito en esos pasos fronterizos. Unos dos millones de personas lo cruzan cada año y la inmensa mayoría lo hacen con normalidad: Sólo unos pocos provocan problemas. Por eso, es comprensible que Exteriores no quiera entrar en una espiral de notas de protesta con Marruecos por un asunto que, dadas las buenas relaciones que se asegura tener con Rabat, debería tener otros cauces para evitar su repetición.

 Pero si esos cauces no sirven, tal vez, tampoco esté de más un poco de firmeza. Es posible que, ni por esas, casos de mayor envergadura, como el de -Aminetu Haidar-, vayan a dejar de repetirse, pero al menos Marruecos sabrá que no resulta gratis incordiar al vecino.

 Fuente original: http://www.abc.es/blogs/luis-ayllon/public/post/marruecos-el-vecino-irritable-4520.asp