h1

MARRUECOS SIGUE ACOSANDO A LA POLICIA ESPAÑOLA

16 agosto, 2010
Marruecos insiste en sus insultos a las policías españolas de Melilla
El fotomontaje forma parte de la campaña orquestada con toda probabilidad por el propio régimen de Mohamed VI a raíz de unas cuestionables acusaciones de racismo.

Conscientes de la resonancia mediática de sus acciones, los presuntos activistas promarroquíes que llevan varios días protagonizando una feroz campaña antiespañola a cuenta de las presuntas agresiones racistas de la policía en el paso fronterizo, colocaron durante la madrugada del sábado al domingo un nuevo cartel que denigra a los agentes patrios.
El fotomontaje, de aproximadamente un metro de largo y por tanto ligeramente más grande que los colocados en esa misma tierra de nadie el pasado viernes, y en los que aparecían nueve mujeres policía y un agente sobre un fondo de discoteca y dos manos rojas teñidas de sangre, recoge idénticos retratos de las uniformadas, que en esta ocasión aparecen sobre un vertedero de basuras y con las mismas manos rojas.
Los encargados de instalar los carteles sobre las vallas, algo que hicieron con total parsimonia y rodeados de medios de comunicación, fueron el presidente de la Coordinadora de la Sociedad Civil del Norte de Marruecos, Chaouki Monaim, el presidente de la asociación Gran Rif de Derechos Humanos, Said Chramti, y el director del periódico Nador24, Moulay Rachid Zannay.
Tras colocar los carteles, los tres besaron las banderas marroquíes que enarbolaban la decena de acompañantes que les jalearon con vítores y aplausos.
Más allá del aspecto folclórico del acto, lo cierto es que el Sindicato Unificado de la Policía (SUP), optó por tomárselo en serio e informó de inmediato de que incluirá el nuevo fotomontaje en la querella que presentará por injurias, calumnias y atentado contra el honor y la imagen de los agentes que aparecen en los carteles.
El secretario general de la central en Melilla, Julián Millán, detalló que será hoy mismo cuando acuda al juzgado con el pertinente escrito.
Además, quiso destacar la absoluta «normalidad» que se vive en los puestos fronterizos, dada la ausencia de incidentes y agresiones contra agentes españoles en los últimos dos días, si bien admitió clima de «tensión» se mantiene.
Su compañero y secretario general de la Asociación Unificada de la Guardia Civil, Alberto Moya, también salió ayer a la arena pública para reclamar al Gobierno «firmeza y respaldo» para las Fuerzas de Seguridad que custodian la frontera con el país magrebí.
En tal sentido solicitó que se pongan a su disposición los medios adecuados para poder desarrollar su trabajo y que se rechacen los «comportamientos machistas» que «están denigrando el trabajo de las compañeras policías y guardias civiles».
En cuanto a las acusaciones de racismo, Moya reiteró que son «infundadas» e instó a quienes «las promueven» a «mirar a Marruecos y estudiar los informes de las ONG y ver qué policías están violando allí los Derechos Humanos».

«Alborotadores».- El sindicato español Comisiones Obreras, una organización poco dada a simpatizar con las Fuerzas de Seguridad, denunció ayer que los activistas marroquíes que provocan cortes y bloqueos en la frontera de Melilla «son alborotadores» que únicamente buscan «provocar» a la Policía española.
La secretaria general de la central en la población africana, Caridad Navarro, manifestó por ello su condena y lamentó la colocación en el puesto fronterizo de Beni-Enzar de carteles con un fotomontaje donde se escarnece a las agentes femeninas.
Navarro, que negó de plano que se hayan producido agresiones racistas por parte de los uniformados patrios, quiso además mostrar su apoyo «a los trabajadores y a las trabajadoras de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que día a día desarrollan con total profesionalidad su labor en esta Ciudad Autónoma y en el control de los puestos fronterizos». En opinión de la secretaria general de CCOO de Melilla, Caridad Navarro, se trata de una campaña de «provocaciones a la Policía» por parte de los activistas, «que en ningún caso, se deben consentir». Del mismo modo, añadió que el Gobierno de España debe exigir al alauita, de forma contundente, la retirada de los carteles y el cese de actitudes provocadoras hacia nuestros funcionarios y funcionarias, porque «las buenas relaciones entre ambos Estados nunca deben suponer una relajación en la defensa de los derechos recogidos en la Constitución.

Fuente original: http://www.eladelantado.com/noticia/nacional/106610/Marruecos-insiste-en-sus-insultos–a-las-polic%C3%ADas-espa%C3%B1olas-de-Melilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: