h1

POR QUE ES UNA PROVOCACION VISITAR TERRITORIO ESPAÑOL?

19 agosto, 2010
Blanco llama «desleal» al ex presidente por visitar España
La visita de José María Aznar a Melilla prolongó y amplificó la operación del PP para respaldar a la población local y a las fuerzas de seguridad, Policía y Guardia Civil, ante la maniobra de acoso de los marroquíes al mismo tiempo que dejaba en evidencia la política de cesiones y debilidad del Gobierno de Zapatero ante el régimen de Mohamed VI. La indignación del Ejecutivo socialista se manifestó a través de su miembro más locuaz, el ministro de Fomento, José Blanco, que llegó a acusar al ex presidente de «deslealtad» al Gobierno y a España por presentarse en Melilla. Desleal a España por acudir a una parte de España.
Lo menos previsible de la reacción gubernamental fueron los datos esgrimidos. Blanco dijo que Aznar no había visitado «nunca» Melilla como presidente del Gobierno pese a que lo hizo en dos ocasiones, una en cada legislatura de las que estuvo en el poder, en concreto en enero de 2000 y en marzo de 2004. Fueron desplazamientos a actos de partido, celebrados con las autoridades locales y sin que dejara de ser jefe del Ejecutivo.
Aznar había informado el día anterior a Mariano Rajoy de que iba a viajar a Melilla, según confirmó la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, que fue la encargada de replicar a las acusaciones de los portavoces socialistas contra el PP.
Después de la reunión del comité de dirección de los populares reunido en Madrid por Rajoy, la dirigente popular destacó que el ex presidente no tenía por qué avisar de sus desplazamientos al Gobierno, tampoco por ir a Melilla, «que es parte de España», aunque sí lo hizo Esteban González Pons, «porque se trataba de una visita como representante del partido de la oposición».
Como, de todas formas, el PP fue acusado de «provocador» por los socialistas, Cospedal recordó el episodio protagonizado por José Luis Rodríguez Zapatero el 18 de diciembre de 2001, cuando el entonces secretario general del PSOE —en la oposición— acudió a Rabat a entrevistarse
con Mohamed VI en plena crisis de las relaciones entre los gobiernos de España y Marruecos porque el Monarca alauí había retirado a su embajador de Madrid. Zapatero se hizo ese día una famosa foto con el jefe del Estado marroquí en la que se veía un mapa en que hasta Canarias aparecía entre sus posesiones.
Explicación en el Congreso
«Lo importante no es quién ha estado allí —Aznar, Pons o Rajoy en junio pasado—, sino quién no ha ido y tenía que ir: Zapatero, Moratinos o Rubalcaba», recalcó Cospedal. El Grupo Popular solicitó al mismo tiempo una reunión urgente de la Diputación Permanente del Congreso, órgano de guardia de la Cámara Baja, para pedir explicaciones a los ministros de Exteriores y del Interior por su gestión ante el desafío marroquí y, en general, por su empeño en una política de «cesiones permanentes», tanto en lo que respecta a Melilla como a Gibraltar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: