Archive for 9 09+02:00 noviembre 09+02:00 2010

h1

MASACRE EN EL SAHARA: LAS IMAGENES DEL GENOCIDIO SIN TESTIGOS QUE QUIERE MARRUECOS

9 noviembre, 2010

La mañana después

Desmantelamiento del campamentoTiendas en llamasEl campamento, en llamasFallecido saharaui en el conflicto de El AaiúnDesmantelamiento del campamentoMovilización de ciudadanosEnfrentamientos en las callesImagen de los disturbiosdisturbios

Fuente: el pais.com

h1

MASACRE EN EL SAHARA: VUELVE LA VIOLENCIA DESPUES DE UNA NOCHE DE CALMA

9 noviembre, 2010

Regresa la tensión a El Aaiún con nuevos enfrentamiento tras una noche de calma

El Polisario habla de 11 muertos saharauis, 723 heridos y 159 desaparecidos y el Gobierno marroquí eleva a seis los fallecidos, uno saharahui

El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, continúa en tensión, bajo la vigilancia de las fuerzas de seguridad marroquíes, principalmente policía y antidisturbios, 24 horas después del asalto al campamento saharaui a las afueras de la ciudad y de los enfrentamientos entre policía y miembros de esta etnia en la capital. La noche ha transcurrido de forma relativamente tranquila después de que el Gobierno marroquí decretara un toque de queda nocturno. Sin embargo, a media mañana se han reproducido los enfrentamientos, de momento aislados, entre civiles marroquíes y saharauis en el barrio de Colominas, centro histórico de la ciudad, según testigos contactados por teléfono por este periódico. Además, el Frente Polisario ha ofrecido un nuevo balance de los incidentes, los más graves registrados en este territorio en disputa desde que en 1991 terminara la guerra entre el Frente Polisario y Rabat. El movimiento independentista habla de 11 muertos saharauis, 723 heridos y 159 desaparecidos, mientras que el Gobierno marroquí ha elevado a seis los fallecidos -cinco agentes marroquíes y un manifestante saharaui- y decenas de heridos.

El ministro de Exteriores del Polisario, Mohamed Uld Salek, ha precisado que es un balance provisional y que las víctimas se produjeron tanto durante la acción marroquí contra el campamento como en las protestas posteriores en El Aaiún. Las asociaciones saharauis de defensa de los derechos humanos, como Codesa, que preside Aminetu Haidar, temían que cuando la situación se tranquilizara, aflorarían los nombres de otras víctimas mortales. Además, los saharauis denuncian que hay 65 detenidos. Por su parte, las autoridades marroquíes han informado esta mañana de la muerte de un funcionario de la Oficina de Fosfatos de Marruecos herido durante los incidentes, lo que eleva a seis las víctimas reconocidas por Marruecos.

Según la agencia de noticias del Frente Polisario, SPS, la ciudad ha quedado «completamente sellada» por furgonetas del Ejército marroquí «en cada una de las esquinas de los barrios saharauis» y por la instalación de puestos de control en las carreteras de acceso a la ciudad, «prohibiendo la entrada de extranjeros». En El Aaiún se ha comenzado a enterrar a los «mártires» de la «barbarie de un ocupante déspota y feudal que no corta en cometer asesinatos cobardes dignos del apartheid y el nazismo», señala un comunicado remitido por la Delegación del Frente Polisario en España.

Istiqlal no tolerará chantajes

Españoles que residen en la ciudad han indicado telefónicamente a Efe que han visto a grupos de decenas personas de civiles promarroquíes patrullando las calles, observados atentamente por fuerzas de seguridad marroquíes, y que han mantenido algún altercado con saharauis en la céntrica plaza de Dshira. Mientras, partidarios de la autodeterminación se apuestan en algunas esquinas para vigilar las calles, relatan esas mismas fuentes, que añaden que un buen número de los comercios y tiendas de la ciudad en los barrios orientales de la ciudad permanecen cerrados, así como los colegios y administraciones públicas.

Abdalahi J., vecino de Zemla, uno de los barrios más afectados ayer por los disturbios, ha contado a Efe que las familias tratan de reunirse en los hogares y aprovisionarse ante la eventualidad de nuevos incidentes. Abdalahi ha indicado que varias asociaciones saharauis han comenzado a recoger testimonios de víctimas y pruebas de algunos ataques que sufrieron a última hora de la noche por civiles promarroquíes, y que siguieron a la ola de violencia desatada por saharauis contra edificios públicos, oficinas bancarias y vehículos policiales.

Otro testigo de nacionalidad estadounidense ha señalado que la ciudad ha recuperado un pulso relativamente normal, las tiendas del centro han abierto sus puertas, así como los cafés, y se puede ver a gente caminando por las calles. Esa misma fuente ha indicado que todavía existe un fuerte dispositivo policial y militar en la avenida de Smara, epicentro de la protestas ayer, que permanece alerta ante nuevos incidentes. Las fuerzas de seguridad marroquíes están desplegadas en muchos barrios.

«La tensión se ha disipado y la calma reina de nuevo en la totalidad de los barrios de en El Aaiún». Éste es el idílico panorama que pinta por su parte la agencia estatal marroquí de noticias MAP. En una nota, MAP añade que «la vida ha recuperado su curso normal» gracias al «apoyo de los ciudadanos a las fuerzas del orden» y describe así lo sucedido ayer: «Una jornada marcada por los actos de vandalismo cometidos por los reincidentes de la justicia y de la intervención de las fuerzas del orden para poner fin a estos actos, a fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos y de sus bienes».

El partido en el poder en Marruecos, Istiqlal, ha denunciado hoy «el intento de algunas personas por explotar un movimiento social que tiene lugar en el contexto de la libertad, la pluralidad y el aperturismo» que según Istiqlal existe en Marruecos. En un comunicado difundido por la agencia oficial MAP, Istiqlal advierte de que «no va a consentir el chantaje y la manipulación política» de estos movimientos sociales. Por último, el partido encabezado por el primer ministro, Abás el Fasi, asegura que bajo la autoridad del monarca Mohamed VI, Sáhara Occidental ha experimentado importantes avances a nivel social, económico, cultural y político. España, antigua colonia, ha insistido en que la ONU debe liderar una salida para rebajar la tensión, aunque ha aclarado que no ha pedido la convocatoria de una reunión del Consejo de Seguridad sobre este asunto, al no tener capacidad para ello.

Bruselas, preocupada por la ola de violencia

Ni España ni la Unión Europea ni Naciones Unidas han condenado los hechos pero esta última pidió ayer «contención» a las dos partes para evitar que empeore esta escalada de la violencia, generada por la decisión marroquí de tomar el control del campamento saharaui levantado hace casi un mes en Agdaym Izik, a unos 15 kilómetros de El Aaiún. En las últimas semanas, se habían congregado en el campamento unas 20.000 personas en más de 4.000 jaimas para protestar por las condiciones de vida que sufre la población saharaui en el territorio ocupado por Marruecos en 1975. El campamento reivindicaba viviendas, puestos de trabajo y ayudas sociales, no la autodeterminación. En la misma línea que la ONU, la Comisión Europea ha expresado esta mañana su preocupación por la «ola de violencia» en el Sáhara Occidental, ha lamentado las víctimas mortales y ha pedido a las dos partes que mantengan la calma y eviten la violencia. Representantes de la Comisión y de Marruecos están reunidos hoy en Bruselas para hablar sobre el futuro del actual acuerdo pesquero y las posibilidades para su renovación.

El asalto se produjo el mismo día en que estaba previsto que se reanudaran en Nueva York las conversaciones entre Marruecos y el Polisario sobre el Sáhara. El movimiento independentista tuvo dudas, pero se sentó en la mesa en Manhasset (cerca de Nueva York). Se trató de una reunión informal cuyos resultados no han transcendido. Marruecos y el Frente Polisario concluyen hoy esta reunión informal, la tercera, auspiciada por la ONU.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/internacional/Regresa/tension/Aaiun/nuevos/enfrentamiento/noche/calma/elpepuint/20101109elpepuint_4/Tes

h1

ELENA SALGADO Y JOSE MARIA BARREDA DEFIENDEN EL SILENCIO COMPLICE DEL GOBIERNO CON LOS ASESINOS MARROQUIES

9 noviembre, 2010

Gobierno y PSOE afirman que España hace ‘lo que debe’ en el Sáhara

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, y el presidente de Castilla-la Mancha, José María Barreda, han defendido la gestión del Ejecutivo tras los sucesos del lunes en El Aaiún y han considerado que está asumiendo su responsabilidad.

Salgado y Barreda han expresado ese apoyo en declaraciones a los periodistas a su llegada a la reunión del Consejo Territorial del PSOE que, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, se celebra en Madrid.

La vicepresidenta ha subrayado que «el Gobierno está haciendo lo que debe» y ha emplazado a las declaraciones al respecto de la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez.

Ha recordado que los españoles que se encontraban en el campamento desmantelado en el Sahara por fuerzas marroquíes se encuentran bien, y ha expresado su deseo de que las conversaciones auspiciadas por la ONU entre Marruecos y el Frente Polisario lleguen a buen puerto.

Por su parte, Barreda ha recalcado que el Gobierno de Zapatero está asumiendo su responsabilidad.

Ha añadido que Marruecos es muy importante para España y para la Unión Europea, y lo que no se puede hacer es «tratar de afirmarse en el patriotismo atacando a los vecinos».

«Es una práctica demasiado fácil y no creo que sea lo que convenga al interés general de España ni ahora ni nunca», ha opinado Barreda.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/09/espana/1289314450.html

h1

MOHAMED6 PIERDE LA ULTIMA OPORTUNIDAD DE GANARSE A LOS SAHARAUIS

9 noviembre, 2010

Rabat solo ha conseguido larvar el conflicto con el Sahara y demostrar que los saharauis al menos merecen ser escuchados, y no aplastados

MOHAMED VI ha cometido un grave error al ordenar el desalojo violento del campamento de protesta levantado en los alrededores de El Aaiún. En su último discurso había puesto muy difícil cualquier salida negociada al conflicto, pero al utilizar la fuerza contra la población saharaui ha demostrado con los hechos dónde se encuentra el verdadero obstáculo, que no es otro que la intransigencia ciega de su régimen. Las víctimas de este asalto, tanto los policías que cumplían órdenes como los civiles saharauis, deben ser atribuidas a la falta de visión de los responsables marroquíes, incapaces de calcular las dimensiones del malestar de la población saharaui que vive en la antigua colonia española. Con esta decisión errónea en vísperas de una ronda de negociaciones organizada por la ONU, Mohamed VI ha dañado gravemente la reputación de su país en este proceso, que espera desde hace 35 años una solución razonable. En estas tres décadas, ningún país ha reconocido la ocupación por parte de Marruecos de un territorio que jurídicamente no le pertenece, y después de que se hayan producido estos graves incidentes en El Aaiún, lo único que ha conseguido Rabat es recordar al mundo que esa disputa existe y demostrar que los saharauis merecen ser escuchados, o al menos no ser aplastados por el Ejército marroquí. El Gobierno socialista, que dio un bandazo en la posición española para pasar a apoyar sin disimulos a Rabat, debería reflexionar a la vista de su fracaso.
La disputa entre Marruecos y el Frente Polisario es de muy difícil solución, y no hace falta recordar las razones de unos y otros para comprenderlo. La opción con la que las dos partes podrían haber salido ganando era una cierta autonomía flexible, encajada de forma específica con Marruecos. Para ello, Mohamed VI debía haberse centrado en la edificación de un Marruecos democrático y abierto que hubiera hecho creíble esa oferta, y sin embargo se ha empeñado en perpetuar las viejas estructuras heredadas de su padre, adaptándolas a los tiempos en lo externo, pero manteniendo las bases de una sociedad sometida a la que se exige fidelidad ciega. Con esta política no logrará jamás atraerse la simpatía de los saharauis, ni tampoco el desarrollo de sus súbditos marroquíes.
h1

SAHARA: UN DÉPUTÉ EXPULSÉ DU MAROC

9 noviembre, 2010

Sahara: un député expulsé du Maroc

Le député français Jean-Paul Lecoq a dénoncé lundi son expulsion du Maroc, où il a été empêché dimanche de se rendre dans un campement de civils sahraouis à Lâayoune (sud), avant d’être remis lundi dans un avion pour Paris, dans une déclaration à la presse.

Les forces de l’ordre marocaines ont donné l’assaut tôt lundi dans ce camp de Lâayoune abritant des milliers de civils sahraouis. Les heurts ont fait trois morts dans les rangs des forces de l’ordre selon Rabat et un tué parmi les civils sahraouis selon le Polisario, organisation qui lutte pour l’indépendance du Sahara occidental, annexé par le Maroc depuis 1975.

«Je trouve inadmissible que l’on nous empêche, nous, parlementaires européens, d’aller voir ce qu’il se passe à Lâayoune», a déclaré le député communiste, qui milite pour le droit à l’autodétermination du peuple sahraoui.
«Aucun observateur, aucun journaliste n’est en ce moment présent sur cette partie de territoire interdite», a-t-il dénoncé.

Arrivé dimanche à Casablanca, la capitale économique du royaume, M. Lecoq a raconté avoir été interdit de quitter l’aéroport par les autorités marocaines et remis dans un avion à destination de Paris lundi matin.
Il a ajouté qu’un parlementaire européen, l’espagnol Willy Meyer, n’avait pas non plus été autorisé à quitter l’avion qui l’amenait des Canaries.
M. Lecoq a dit avoir averti dimanche soir les autorités françaises de son expulsion, autant le ministère des Affaires étrangères que les autorités consulaires mais «le Quai d’Orsay n’a émis aucune protestation» et «personne, sur place, ne m’a même contacté», a-t-il déclaré.

Il a demandé la tenue d’une réunion d’urgence de la commission des Affaires étrangères de l’Assemblée nationale sur «la situation des populations sahraouies» vivant dans les territoires occupés par le Maroc.

En dépit des heurts survenus lundi à Lâayoune, des discussions sur l’avenir du Sahara occidental entre le Polisario et le Maroc ont commencé près de New York.
Le Polisario, soutenu notamment par l’Algérie, réclame l’indépendance de ce territoire à travers un référendum d’autodétermination dont la tenue a été décidée en 1991 par la communauté internationale, alors que le Maroc soutient l’option d’une autonomie sous sa souveraineté, refusant toute indépendance.

Fuente original: http://www.lefigaro.fr/flash-actu/2010/11/08/97001-20101108FILWWW00638-sahara-un-depute-expulse-du-maroc.php

h1

MASACRE EN EL SAHARA: LA POLICIA MARROQUI INSTA A LOS COLONOS A CONTINUAR EL GENOCIDIO

9 noviembre, 2010

Los saharauis denuncian que El Aaiún está tomada por el Ejército y los colonos

  • Denuncian que Rabat ha realizado decenas de detenciones tras los incidentes
  • La Policía marroquí ha saqueado algunas viviendas de los saharauis
  • La población no sale de casa porque se ha impuesto el toque de queda

«http://www.youtube.com/v/9qOVRDtYMgc&hl=es_ES&feature=player_embedded&version=3″></param><param

Noche tensa en el Sáhara Occidental. Los saharauis se han despertado haciendo balance tras la batalla campal que se vivió ayer en El Aaiún entre el Ejército marroquí y los saharauis, que salieron a la calle tras el desmantelamiento del campamento de ‘Gdeim Izik’.

Durante la noche, la Policía marroquí ha entrado en numerosas viviendas saharauis, quemando televisores, alfombras y hasta las cabras, según asegura a ELMUNDO.es Silvia García, del grupo Sáhara Thawra, que se encuentra recluida en una vivienda en el El Aaiún, tras el toque de queda impuesto por Marruecos.

Según su testimonio, la noche ha sido bastante movida y ahora, el principal miedo que tienen los saharauis no es tanto al Ejército sino a los colonos marroquíes. Según ha informado el Ministerio de Territorios Ocupados de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), la Policía de Marruecos ha incitado a los colonos marroquíes a «allanar, saquear y destruir» viviendas saharauis y golpear a sus habitantes.

Las autoridades marroquíes han anunciado la muerte de saharaui, lo que eleva a seis el número de víctimas, tras los enfrentamientos entre el Ejército marroquí y los saharauis. Las fuentes oficiales aseguran que cinco de las víctimas formaban parte de las Fuerzas de Seguridad, mientras que la última era un funcionario de la Oficina de fosfatos, que falleció en la noche de ayer.

Desde el Frente Polisario aseguran que hay dos fallecidos confirmados en El Aaiún y que hubo más víctimas en el campamento, pero no pueden dar cifras porque las autoridades marroquíes se llevaron tanto los cuerpos como los heridos a los hospitales. La población se está acercando a los hospitales para conocer el estado de sus familiares.

Según denuncia el colectivo Sáhara Thawra, podría haber unos 300 desaparecidos. Muchos de ellos han sido detenidos por el Ejército marroquí y han sido trasladados a una base militar al norte de El Aaiún. Otros se encuentran en los hospitales, ya que resultaron heridos tras los enfrentamientos. También aseguran que hay muchos niños que están en paradero desconocido.

A última hora de anoche, los colonos destrozaron varios establecimientos, como pudo comprobar Isabel Terraza, otra de las cuatro españolas que se encuentra escondida en El Aaiún, la capital del Sáhara Occidental.

El Ejército marroquí ha tomado las calles de la ciudad y han incitado a «supuestos colonos» marroquíes para que se adentren en los conocidos barrios de población mayoritariamente saharaui. Desde 2005, alrededor de 7.000 policías de paisano se mezclan con la población civil «para actuar en cualquier momento», según ha asegurado la República Árabe Saharaui.

‘Quien se mueva hoy muere’

Muchos saharauis permanecen recluidos en sus casas y no se atreven a salir por miedo a las represalias: «Ayer por la tarde se impuso el toque de queda y el mensaje que se nos transmitió fue: ‘Quien se mueva hoy muere’. Estamos viendo cómo está la situación para ver si podemos salir», relata Silvia.

La tensión continúa después de que ayer, a primera hora de la mañana, el Ejército marroquí desmantelase por la fuerza el campamento de protesta en el que se habían instalado 25.000 saharauis que vivían en 7.500 jaimas. La población saharaui salió a la calle para protestar por el desmantelamiento y hubo fuertes enfrentamientos con el Ejército marroquí.

El campamento de protesta saharaui se levantó hace más de tres semanas. Sus reivindicaciones eran socioeconómicas, aunque muchos de sus habitantes no escondían sus vínculos con la causa saharaui. Hasta ayer, el momento de máxima tensión se produjo el pasado 24 de octubre cuando un joven saharaui, de 14 años, murió a tiros del Ejército marroquí cuando intentaba acceder al campamento.

El de ayer sería el incidente más grave en el Sáhara Occidental desde la Intifada de 2005 y después de que en septiembre de 1991 terminasen los combates entre Marruecos y el Frente Polisario y se decretase el alto el fuego.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/09/internacional/1289288999.html

h1

LOS PARTIDOS MARROQUIES CELEBRAN LA MASACRE EN EL SAHARA OCCIDENTAL OCUPADO

9 noviembre, 2010

Los partidos marroquíes celebran el desalojo del campamento saharaui

//

Para varios partidos marroquíes, el desmantelamiento del campamento de protesta saharaui ‘Gdeim Izik’ se ha realizado de forma «pacífica». Algunos sectores incluso han celebrado la operación y han felicitado a las fuerzas de seguridad por su actuación en el desalojo y en los disturbios que desencadenó en El Aaiún. Seis personas murieron en los disturbios de ayer, un saharaui y cinco miembros de las fuerzas de seguridad marroquíes, según anunciaron el Frente Polisario y Rabat, respectivamente.

El Istiqlal, partido del primer ministro marroquí, Abás El Fasi, subrayó en un comunicado recogido por la agencia oficial MAP que «no puede aceptar en ningún caso el procedimiento de chantaje y de utilización política de los movimientos sociales».

El comité ejecutivo de este partido señaló que tras los incidentes en El Aaiún, observa «con orgullo la resistencia eficaz que han demostrado los habitantes del campamento contra las tentativas de los separatistas infiltrados que realizaron actos de destrucción para sembrar la cizaña y provocar el caos».

Mientras, el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), en otro comunicado hecho público por MAP, expresó su «satisfacción» por el desmantelamiento del campamento, que a su entender constituyó una «liberación» de sus ocupantes.

El partido, que fue el más votado en las últimas elecciones municipales, felicitó a las fuerzas del orden por el «carácter pacífico con que se ha llevado a cabo esta operación».

En la nota, el PAM denuncia la «explotación cobarde por parte del Frente Polisario y de Argelia de una banda de criminales con el objetivo de desviar las reivindicaciones de los habitantes de la ciudad de El Aaiún de su contexto económico y social».

Mientras ciertos sectores del país vecino celebran la operación en el Sáhara, en Nueva York se han retomado las conversaciones para buscar una solución al conflicto. El Frente Polisario considera que el desalojo es un acto deliberado de Marruecos es un acto deliberado para enquistar las negociaciones.

En este clima de tensión, la ministra de Exteriores Trinidad Jiménez, ha hecho un llamamiento para que la comunidad internacional intervenga en el asunto.

Por su parte, el partido Movimiento Popular (MP) ha afirmado que los disturbios desencadenados son «la acción de una banda de delincuentes y perseguidos por la justicia» y que «revelan una agenda política con la intención de instrumentalizar las reivindicaciones sociales en contra de la integridad territorial» de Marruecos. En su nota, el MP ha instado a la Justicia marroquí a «tratar con rigor y severidad a quien trate de atentar contra la seguridad y la estabilidad» nacional.

Fuente original:  http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/09/internacional/1289278144.html?a=ee1286c3a610f8f5c61306ee682485b9&t=1289300638&numero=

h1

UN DIPUTADO FRANCES PIDE UNA REUNION URGENTE SOBRE EL SAHARA TRAS SER EXPULSADO POR MARRUECOS

9 noviembre, 2010

Un diputado francés pide una reunión urgente sobre el Sáhara tras ser expulsado

El diputado francés Jean-Paul Lecoq ha pedido la intervención urgente de Francia para proteger a la población saharaui en Marruecos, y reclamó una reunión también urgente de la comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional francesa, tras haber sido expulsado esta mañana de Marruecos.

Lecoq fue devuelto a Francia por las autoridades marroquíes sin haber podido dejar el aeropuerto de Casablanca, al que llegó el domingo por la tarde con la intención de visitar El Aaiún, explicó en rueda de prensa.

En estos momentos, destacó, «ningún observador, ni periodista alguno están presentes en esa parte prohibida del territorio«. Los diputados comunistas, partido de Lecoq, pidieron que la representación nacional examine con urgencia y con toda claridad «lo que está ocurriendo en el Sahara Occidental».

Consideraron, asimismo, urgente que Francia intervenga para garantizar la protección de los saharauis, de las decisiones de la ONU y para que se respeten los derechos de los pueblos, informó un comunicado.

Lecoq resaltó también que la Policía marroquí impidió el domingo ir a El Aaiún al eurodiputado español Willy Meyer, que viajaba a Casablanca procedente de las islas Canarias. Es «inadmisible que se nos impida a nosotros, parlamentarios europeos, ir a ver lo que pasa en El Aaiún», destacó el también miembro de la delegación francesa de la Asamblea del Consejo de Europa.

La expulsión de Lecoq coincidió con el desmantelamiento del campamento de Gdaim Izik, en las afueras de El Aaiún, donde desde hace casi un mes miles de saharauis han defendido sus derechos socio-económicos.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/08/internacional/1289256070.html?a=ee1286c3a610f8f5c61306ee682485b9&t=1289267943&numero=