h1

TODA LA SOCIEDAD ESPAÑOLA, EXCEPTO EL GOBIERNO DEL PSOE, EN CONTRA DEL EXTERMINIO SAHARAUI

13 noviembre, 2010

Clamor contra los ‘intereses’ del Gobierno en Rabat en una marcha con tintes bélicos

Dos saharauis queman una foto de Mohamed VI. | Efe
  • La marcha se ha convertido en un acto de condena a la actuación del Gobierno
  • Bardem pedía paz en el escenario mientras los jóvenes llamaban a la guerra

“Ni paz, ni calma, volvemos a las armas”. Los llamamientos a la guerra han resonado con fuerza entre los cientos de jóvenes saharauis que han participado en una masiva marcha en Madrid en defensa de los derechos del Sáhara Occidental. “Guerra, guerra, guerra, guerra”, repetían una y otra vez mientras quemaban banderas de Marruecos o imágenes de su rey, Mohamed VI.

Hemos llegado al límite. Están masacrando a nuestros familiares en El Aaiún y nadie hace nada. No nos queda otra opción que pedir la guerra”, explicaba Ahmed, un saharaui de unos 40 años que ha viajado a Madrid desde el País Vasco para participar en la manifestación y que intentaba, como poco éxito, contener los ánimos de sus acompañantes, un grupo de adolescentes absolutamente exaltados.

La manifestación que ha recorrido las calles de Madrid ha sido una buena prueba de que la tensión está tocando cotas máximas en el conflicto del Sáhara Occidental. Los últimos acontecimientos en El Aaiún han conseguido lo que nunca se había visto hasta el momento: que todas las fuerzas políticas y sociales, excepto el Gobierno, se unan para defender al pueblo saharaui y denunciar las violaciones de los Derechos Humanos que comete Marruecos.

Actores y PP, juntos en la cabecera

Varios miles de personas han marchado detrás de una cabecera inédita. Esteban González Pons y Nacho Uriarte (PP) junto a Javier, Pilar Bardem y Rosa María Sardá o Rosa Díez (UPyD) al lado de Cayo Lara (IU) y los líderes sindicales Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CCOO).

Todos clamaban con una sola voz para que el Gobierno condene firmemente la “masacre” que está cometiendo Marruecos en El Aaiún y para que la comunidad internacional, con España a la cabeza, intervenga y obligue a Rabat a cumplir las resoluciones de la ONU que dictan la celebración de un referéndum de autodeterminación.

Javier Bardem, cabeza visible en múltiples actos por el Sáhara, afirmaba que “no puede ser que los intereses comerciales de España estén por encima de los Derechos Humanos”, en relación a las últimas declaraciones de Zapatero. Y añadía: “Esperemos que la actitud del Gobierno no desemboque en lo que tememos: una guerra“. Unos metros a su izquierda, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, hacía casi idénticas declaraciones: “Condenamos la actitud del Gobierno porque los derechos de los pueblos tienen que estar por encima de los intereses comerciales” y argumentaba que su partido “tenía que estar en la manifestación porque los sucesos de estos días [el desmantelamiento por la fuerza el campamento de protesta de ‘Gdeim Izik y la posterior represión contra los saharauis] merecen una condena unánime”.

A lo largo de la marcha se han ido sumando otros actores como Eduardo Noriega, Elena Anaya, Lola Dueñas o Unax Ugalde. Así, juntos políticos, actores, sindicalistas y ciudadanos españoles y saharauis han marchado durante dos horas por las calles de Madrid hasta que, pasadas las 14.00, se ha dado paso en la Puerta del Sol a la lectura de comunicados.

Toxo y Cándido Méndez han recordado al Gobierno que “más allá de los gobiernos amigos está la responsabilidad histórica con el pueblo saharaui”, y Javier Bardem y Rosa María Sardá han exigido a Zapatero y a su titular de Exteriores, Trinidad Jiménez, una condena “clara y contundente de los abusos de Marruecos”.

“Exigimos que se garantice la seguridad de los españoles que están allí como observadores y que cumplan su responsabilidad con los ciudadanos de nuestra ex colonia”, ha dicho Bardem, quien ha pedido “paz, paz, paz, paz” hasta en cinco ocasiones. Pero mientras desde el escenario se abogaba por la vía pacífica, una decena de jóvenes defendía la contraria. Fuera de control, han tomado los micrófonos y ha hecho su particular conjura bélica. Un mensaje que deja constancia de que el del Sáhara ha dejado de ser un conflicto de baja intensidad.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/13/espana/1289646105.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: