Archive for 14 14+02:00 noviembre 14+02:00 2010

h1

EL REGIMEN MARROQUI EXPULSA TAMBIEN A UN PERIODISTA FRANCES

14 noviembre, 2010

El Aaiún está ‘en estado de sitio’, según periodista expulsado

El Aaiún se encuentra «en estado de sitio» y la población saharaui tiene «mucho miedo de hablar», según ha relatado el periodista francés de Radio Exterior de RNE Guillaume Bontoux, quien ha llegado esta tarde a Gran Canaria junto con los activistas Silvia García y Javier Sopeña.

A su llegada a Gran Canaria, Bontoux ha asegurado que existen «grandes problemas», ya que «no hay libertad de movimientos para los periodistas y los saharauis tienen mucho miedo de hablar».

Ha explicado que fue interrogado durante varias horas en su hotel en El Aaiún, donde logró entrar como turista, y la policía marroquí le quitó el pasaporte, aunque, según ha dicho, debido a su condición de ciudadano francés, la policía le dispensó un mejor trato.

Los detenidos denuncian torturas

El Colectivo de Defensores Saharauis de Derechos Humanos (CODESA) ha denunciado en un comunicado las torturas y abusos sufridos por saharauis durante la represión desencadenada tras las protestas por el desalojo del campamento saharaui levantado a las afueras de El Aaiún.

El grupo, presidido por la activista Aminetu Haidar, cita con nombres y apellidos tres casos de personas ya puestas en libertad que aseguran haber sufrido torturas y malos tratos durante los interrogatorios de las fuerzas de seguridad marroquíes.

Uno de los casos citados es el del activista defensor de los Derechos Humanos El Laili Layla, que «fue interrogado sobre su relación con el comité organizador del campamento, golpeado, escupido, sometido a palizas y humillaciones durante más de 24 horas antes de ser liberado» junto a unas 50 mujeres que habían permanecido también detenidas desde la incursión contra el campamento de protesta.

Fuente original: http://www.eitb.com/noticias/internacional/detalle/541622/el-aaiun-esta-en-estado-sitio-periodista-expulsado/

h1

MARRUECOS ARREMETE CONTRA RAJOY POR CONDENAR EL EXTERMINIO SAHARAUI

14 noviembre, 2010

Marruecos arremete contra Rajoy por atentar ‘contra la integridad territorial’ del país

  • Las palabras de Rajoy ‘solo pueden perjudicar las relaciones bilaterales’

El primer ministro marroquí, Abás El Fasi, condenó «con fuerza» las declaraciones del presidente del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, que consideró que son «sorprendentes y falsas» y atentan «contra la integridad territorial» de Marruecos.

El líder del PP acusó este sábado al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, de «abdicar de sus responsabilidades» en la crisis del Sahara Occidental y de rozar «el esperpento» porque «es imposible», a su juicio, que el Ejecutivo lo haga «peor».

El Fasi, también secretario general del Partido nacionalista Istiqlal (PI), afirmó que las palabras de Rajoy «solo pueden perjudicar las relaciones bilaterales» entre su formación y el PP «y atentan contra los intereses comunes de los pueblos de los dos países».

Rajoy dijo asimismo que su partido defenderá en todo momento «la legalidad internacional», pero también «la democracia, la libertad y los derechos humanos».

‘Dejan a la vista el espíritu colonial’

Para El Fasi, según un comunicado difundido por la agencia oficial marroquí, MAP, es lamentable «que un responsable español de alto nivel se ponga de parte de las alegaciones transmitidas por algunos medios españoles, que han provocado un escándalo mediático sonoro».

El primer ministro marroquí subrayó, además, que esas declaraciones «dejan a la vista el espíritu colonial de esos simpatizantes y se inscriben en el marco de una campaña electoral incendiaria«.

Según él, las palabras de Rajoy «no hacen más que reforzar el apego del pueblo marroquí a sus derechos legítimos y a la defensa de sus intereses, en un ambiente de movilización y de unidad».

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/14/espana/1289766463.html

h1

POLITICOS DEL PP Y DEL PSOE AVERGONZADOS CON LA ACTITUD DEL GOBIERNO ESPAÑOL FRENTE AL EXTERMINIO SAHARAUI

14 noviembre, 2010

José Bono admite sentirse ‘incómodo y molesto’ por la situación del Sáhara

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, ha dicho en Daimiel (Ciudad Real) que, al igual que muchos españoles, se siente «incómodo y molesto» por la situación que padece el pueblo saharaui.

En declaraciones a los periodistas tras participar en el vareo simbólico de un olivo en esta localidad manchega, Bono ha señalado que a título personal manifiesta su «solidaridad con el pueblo saharaui». Un pueblo que «sufre y padece agresiones que no son justas«, ha precisado.

Bono ha expresado su deseo de que pronto acabe la agresión al pueblo saharaui, que tiene que merecer la solidaridad no sólo de España, ha indicado, sino de la comunidad internacional. «No porque sean pobres y pocos y no tengan riquezas naturales debemos olvidarles«, ha señalado.

El presidente del Congreso de los Diputados también se ha referido a las críticas del Gobierno marroquí sobre la actuación de la prensa española y ha comentado: «Lamento que en el país vecino no pueda haber periodistas libres que puedan decir la verdad». También ha lamentado la expulsión de periodistas de distintos medios de comunicación a los que se les ha impedido «informar con libertad», ha dicho.

Por este motivo, Bono ha significado que tiene derecho a pensar que «cuando a la prensa libre se les expulsa es porque algo se quiere ocultar» y ha recalcado su deseo de que acabe la falta de información en Marruecos.

González Pons, ante la actitud de Zapatero con Marruecos: ‘Siento vergüenza’

El vicesecretario general de Comunicación del Partido Popular, Esteban González Pons, ha exigido al Gobierno socialista que «condene la represión de los derechos humanos en el Sáhara y los ataques a los periodistas españoles por decencia y por imperativo constitucional».

«Siento vergüenza, como ciudadano español, de que el presidente del Gobierno de España no condene la vulneración de derechos humanos ni defienda el derecho a la información y libertad de prensa que consagra la Constitución Española», ha afirmado González Pons en una nota de prensa remitida este domingo.

«El síndrome de Estocolmo que padece Zapatero con Marruecos le impide condenar violaciones de derechos humanos flagrantes y defender a los medios de comunicación de su país», ha lamentado el dirigente ‘popular’.

De esta manera se ha referido el vicesecretario de Comunicación del PP a las últimas declaraciones del portavoz del Gobierno marroquí contra la prensa española, y al silencio de Zapatero en este asunto, que ha quedado patente durante la celebración de un acto público en Cataluña.

«Después de haber perdido muchas oportunidades, lo mejor que España puede hacer por el pueblo saharaui es encender la luz y que se vea lo que está ocurriendo. Eso sólo lo pueden hacer los periodistas», ha advertido González Pons para añadir que Marruecos persigue a estos profesionales «no porque publiquen cosas en su contra, sino porque publican la verdad».

Fuente original: elmundo.es

h1

TRIBUNALES MILITARES PARA «LEGITIMAR» EL EXTERMINIO SAHARAUI

14 noviembre, 2010

Marruecos aplica la ley marcial a los saharauis

Mohamed VI recupera el uso de tribunales militares para juzgar a los civiles que lideraron la revuelta

«El 90% de nuestra relación con España pasa por el Sáhara». El ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Taieb Fassi-Fihri, ha pronunciado esta frase en múltiples ocasiones ante sus interlocutores españoles. El Sáhara no va bien a ojos de Rabat y ello genera turbulencias en la relación con España y crispa a Marruecos hasta el punto provocar una cierta involución del país.

Aunque Marruecos no va a perder el control de esa antigua colonia española, sí ha sufrido un par de reveses. Tras la dimisión de Peter van Walsum, enviado personal para el Sáhara del secretario general de la ONU, su sustituto a partir de 2009, Christopher Ross, dejó de poner el énfasis en la oferta de autonomía de Rabat formulada en 2007. Esa propuesta y la de los independentistas del Frente Polisario están ahora en pie de igualdad en la mesa de negociaciones.

A eso se añade la represión de la mayor protesta civil saharaui desde 1975, la del campamento de Agdaym Izik. Se saldó, según Rabat, con dos civiles muertos y 163 detenidos, cifras que se quedan cortas según los acampados. En la misiva que envió en junio a cinco capitales occidentales, Ross escribió: «Si desea que el Polisario acepte su visión (…) Marruecos debe demostrar sus buenas intenciones y ser indulgente con los independentistas saharauis».

Desde hace una semana la crispación se ha adueñado de Marruecos y la indulgencia pasó a la historia. Prueba de ello es que seis de los protagonistas de la revuelta de El Aaiún serán juzgados por un tribunal militar acusados de «constitución de banda criminal», según la fiscalía. Y al menos otros 63 saharauis serán procesados por un tribunal penal ordinario. Si se exceptúa el frustrado amago de 2009, ningún civil ha sido juzgado hasta ahora, durante el reinado de Mohamed VI, por jueces castrenses.

Rabat solo parece dispuesto a ser benévolo con los tres activistas españoles y un mexicano que desde el lunes se esconden en El Aaiún. El Ministerio del Interior marroquí les invitó ayer a contactar con la autoridad y se comprometió a facilitarles la salida del país. Ellos piden además protección consular hasta la puerta de embarque del avión, algo que les facilitaría la Embajada de España.

El nerviosismo en el ambiente está más que presente en los medios de comunicación. Sostienen que Marruecos ha sido víctima en el Sáhara de una conspiración urdida en Argelia, el país que hospeda al Polisario. En el telediario de 2M (cadena pública) se aseguraba el jueves que parte de los saharauis que a lo largo del año huyeron de los campamentos de refugiados de Tinduf (sureste argelino) para instalarse en El Aaiún «fueron entrenados militarmente en Cuba». Lo demostraría el método empleado para degollar a los policías en cuyas filas se han contabilizado 10 muertos.

El DRS, el servicio secreto argelino, financió la operación de El Aaiún, según 2M, con 50 millones de dírhams (4,5 millones de euros). El DRS incluso ha dirigido Agdaym Izik, según L’Opinion, órgano del Istiqlal, el partido del primer ministro Abbas el Fassi. Aun así, Rabat no llama a consultas a su embajador en Argel ni entrega una nota verbal de protesta. Libération, diario socialista marroquí, va más allá y ve la mano de Al Qaeda en la revuelta saharaui.

La prensa española, por su parte, es el altavoz de esa la «manipulación orquestada desde Argel». De ahí que el Gobierno marroquí arremeta con dureza contra ella y le impida viajar al Sáhara. Incluso durante lo que los saharauis llaman su «Intifada», en 2005, los periodistas españoles pudieron desplazarse por El Aaiún, pero ahora ni siquiera se permite la presencia allí de un reportero marroquí, Ali Lmrabet, que colabora con un diario madrileño.

Para desviar la atención del marroquí de a pie o para intentar demostrar que el vecino español está también en apuros, la agencia de prensa oficial (MAP) y las televisiones públicas establecen un paralelismo entre el Sáhara y Melilla. MAP anunció el 29 de octubre que la Guardia Civil había matado allí a un chaval musulmán de 16 años y desde entonces multiplica las noticias sobre las trabas puestas a los periodistas marroquíes para cubrir las revueltas en la ciudad.

Si a diferencia de otras etapas de infortunios para Marruecos en el Sáhara, la actual no ha desembocado aún en una crisis entre España y su vecino meridional es porque el Gobierno español está empeñado en evitarlo. De ahí su perfil bajo durante las tensiones en la ciudad de Melilla este verano y ahora con relación al Sáhara.

Incluso Francia ha levantado un poco más la voz cuando «condena» la expulsión de uno de sus diputados que iba camino de El Aaiún. Cuatro españoles han sido expulsados y no hubo condena alguna por parte del Gobierno de España.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/internacional/Marruecos/aplica/ley/marcial/saharauis/elpepuint/20101114elpepiint_5/Tes

h1

DOS ACTIVISTAS ESPAÑOLES, A LA ESPERA DE ESCAPAR DEL EXTERMINIO SAHARAUI

14 noviembre, 2010

Dos de los activistas españoles en El Aaiún, a la espera de volar a Canarias

Silvia García y Javier Sopeña. | Sahara ThawraSilvia García y Javier Sopeña. | Sahara Thawra

  • Isabel Terraza y Antonio Velázquez no han podido sumarse a la evacuación

Silvia García y Javier Sopeña, dos de los activistas españoles que se encontraban escondidos en El Aaiún, han conseguido llegar en condiciones de seguridad hasta la Casa de España en la ciudad. Allí esperan para viajar a nuestro país este mismo lunes, después de que Marruecos les comunicase que iban a ser expulsados.

Desde el colectivo Sahara Thawra al que pertenecen, explican que sus compañeros han decidido abandonar el territorio por la vía diplomática tras constatar que no podían cumplir con su misión de contar lo que ocurre en la zona. Y es que en los últimos días habían tenido que permanecer ocultos y aislados, temiendo por su propia integridad.

«Javier y Silvia valoran que la misión de observación y denuncia para la que fueron al territorio está completamente anulada por la alarmante situación de represión y violaciones de Derechos Humanos que está cometiendo Marruecos en todo el territorio», argumentan sus compañeros.

Ambos estaban a la espera de una oportunidad segura para abandonar el lugar en el que se encontraban. Ocasión que se ha presentado esta misma mañana. Desde Madrid, el colectivo ha gestionado su llegada a la Casa de España sin ayuda del Gobierno, aunque explican que la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, está en contacto con la familia de Javier Sopeña para interesarse por la situación.

Isabel Terraza y Antonio Velázquez, los otros dos activistas que siguen en la zona, no han podido sumarse a la evacuación debido a su improvisación, por lo que siguen escondidos en algún lugar indeterminado de El Aaiún. Desde Sahara Thawra permanecen en contacto con ellos para buscar un momento seguro para su salida.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/14/internacional/1289744246.html

h1

EXTERMINIO SAHARAUI: LOS ACTIVISTAS ESPAÑOLES CUENTAN DECENAS DE CADAVERES EN LAS MORGUES

14 noviembre, 2010

‘Tiran las puertas abajo y torturan y detienen a los saharauis; es de terror’

Imagen de las calles de El Aaiún. | Blog. Poemario por un Sáhara LibreImagen de las calles de El Aaiún. | Blog. Poemario por un Sáhara Libre
  • En la morgue del Tercer Hospital Militar había el sábado 36 saharauis muertos
  • ‘Se escuchan constantemente las patrullas de la policía y nos da pánico’
  • El sábado recibieron la primera llamada de Exteriores para buscarles una salida

Isabel Terraza y Antonio Velázquez han vuelto a amanecer en El Aaiún con el estómago encogido de rabia y miedo. «Las noches aquí son terribles. Los escuadrones de policías y militares siguen la búsqueda de saharauis casa por casa. Tiran las puertas abajo y torturan y detienen a sus habitantes. Quieren exterminar al pueblo saharaui, lo que está ocurriendo es de terror».

La voz de Isabel llega muy débil a través del teléfono desde su escondite en la ciudad sitiada. No puede hablar más alto, ella y su compañero son dos de esas personas a las que buscan las brigadas por haberse convertido en portavoces de lo que ocurre en Marruecos. «Pasamos momentos de mucha angustia, pero lo que importa es que estamos siendo testigos de lo que está pasado», cuenta. En una ciudad carente de medios de comunicación independientes, a los que Marruecos niega la entrada, su voz permite conocer algo de lo que está pasando

Isabel Terraza y Antonio Velázquez.Isabel Terraza y Antonio Velázquez.

Según el testimonio de esta española, continúan las torturas y detenciones masivas. «Ayer una de las personas con las que estamos fue al Tercer Hospital Militar de la ciudad para ver a su hermano fallecido en la represión y se encontró con que en la morgue había 36 saharauis muertos. A él le han propuesto enterrar el cadáver, pero se niega hasta que una investigación aclare lo ocurrido».

El número de presos también seguiría en aumento. «Nos han llegado noticias de que ayer salieron 10 autobuses llenos de presos de la Cárcel Negra para ser trasladados a otras prisiones del país y dejar así espacio a los saharauis que están deteniendo. Creemos que ya hay unos 70 en esa cárcel, algunos ya han sido trasladados a tribunales militares para ser juzgados sin garantías».

Primera llamada de España

En torno a la voz de Isabel se escucha un rotundo silencio. «Esta es una ciudad fantasma, se escuchan constantemente los sonidos de las patrullas de la policía y nos da pánico. La vida en las calles no es normal, los saharauis no se atreven a salir por si les cogen y si lo hacen, para comprar comida y cosas así, se mueven en coche, muy rápido. Salir a la calle es exponerte a la tortura. Por las noches todo está desierto».

Marruecos ha pedido a Isabel y su compañero que salgan de su escondite para «ayudarles a abandonar el territorio nacional». «A nosotros obviamente no nos han dicho nada, ¡si estamos huyendo de ellos! Estoy segura de que querrían matarnos, pero creo que a estas alturas, con toda la presión mediática, no se van a atrever a hacernos nada». Ayer, en torno a las 17.00 horas, recibieron por primera vez la llamada de la representante de Exteriores de España, Trinidad Jiménez -a pesar de que desde España se venía asegurando que estaban en permanente contacto con ellos-.

«La conversación fue muy tensa. Le dije que cómo estaba permitiendo esto, que ella tenían capacidad para pararlo, que viniese aquí a ver las torturas. Ella se puso también nerviosa y me dijo que eran cuestiones diplomáticas y que nos llamaría hoy para estudiar una salida segura. Pero no somos sólo nosotros, hay miles de saharauis que están en nuestra misma situación, escondidos por miedo a las torturas de Marruecos. Con muchos hemos perdido el contacto porque han desconectado sus teléfonos y no sabemos cómo y dónde están«. Los silencios y las incógnitas han tomado un día más la ciudad de El Aaiún.

Además de Isabel Terraza y el mexicano Antonio Velázquez, los españoles Silvia García y Javier Arias Sopeña están también escondidos en algún lugar indeterminado de la ciudad. Todos se encontraban allí como observadores el lunes, cuando las fuerzas militares y policiales marroquíes desmantelaron el campamento de protesta de Gdaim Izik, a 18 kilómetros de la ciudad, y desde entonces han estado denunciando lo que ocurría.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/14/internacional/1289729611.html