h1

EXTERMINIO SAHARAUI: MARRUECOS FORMA A COLONOS PARA CAZAR A SAHARAUIS

15 noviembre, 2010

Marruecos forma milicias de colonos para cazar saharauis

Cada patrulla está integrada por unos 50 civiles y dos policías de uniforme
Rastrean y registran las cuevas y escondrijos de la orilla del río de El Aaiún
Detienen a los jóvenes escondidos y los entregan maniatados a las comisarías

Especial para EL MUNDO

Zapatero embustero

Marruecos no parece dispuesto a dejar ningún cabo suelto, y para aumentar todavía más el control sobre la población saharaui en El Aaiún está recurriendo a milicias integradas por colonos. Así, las autoridades locales están formando patrullas, compuestas por 50 civiles y dos agentes uniformados, con la intención de cazar saharauis. También están recurriendo a sus servicios para que les proporcionen información.Sigue en página 28

Durante los últimos días, estos grupos han estado registrando todas las cuevas y escondrijos en los márgenes del río Saguia el Hamra, desde su paso por la ciudad de El Aaiún a su desembocadura en el Océano Atlántico, buscando saharauis que pudieran estar ocultos.

Zapatero embustero

Pese a que no llevan mucho tiempo funcionando, estas milicias populares han logrado detener ya a decenas de jóvenes saharauis, que son entregados, poco después de ser apresados, en las comisarías más próximas en un estado deplorable: maniatados, sucios y muertos de hambre y sed.

Sin embargo, lo peor siempre viene después, cuando sus captores los abandonan en las comisarías y comienzan entonces las torturas y los abusos, según han denunciado varios colectivos de defensa de los derechos humanos.

Pero cazar saharauis no es el único objetivo de estas milicias. También están siendo usadas para saquear viviendas y comercios con el amparo de las fuerzas de seguridad y como agentes encubiertos de los servicios de inteligencia.

Debido a su elevado número, se convierten en unos instrumentos muy útiles para saber qué está pasando en todos los rincones de El Aaiún. Vigilan las calles, las viviendas y los comercios y si ven algo que consideren sospechoso -como llevar una cámara fotográfica o un portátil- se lo transmiten inmediatamente a los agentes marroquíes, que se encargan de detener a los señalados por las milicias. Todo con un claro objetivo: impedir que se sepa qué está pasando en El Aaiún y que el único cauce informativo sea el que proporcione el Gobierno marroquí.

Sin embargo, conseguir un apagón informativo no es una tarea tan sencilla en la actualidad y, aunque sea a cuentagotas las denuncias de graves violaciones de los derechos humanos por parte de Marruecos se están conociendo.

De hecho, ayer, el Colectivo de Defensores Saharauis de Derechos Humanos (Codesa), que preside la activista Aminatu Haidar, daba a conocer tres nuevos casos de saharauis ya liberados, que fueron torturados y maltratados durante los interrogatorios por agentes marroquíes.

«La mayoría de los liberados han sido objeto de malos tratos, torturas y humillaciones, tras su detención en la comisaría de policía de El Aaiún. Siguen llevándose a cabo redadas, así como saqueos, incendios y robos de decenas de tiendas, coches y edificios», según aseguraba Codesa ayer en un comunicado, recogido por Europa Press.

En concreto, el colectivo citaba el caso del activista defensor de derechos humanos El Laili Layla, detenido el pasado 9 de noviembre, al día siguiente del desalojo del campamento de Gdeim Izik, por efectivos de la Policía marroquí de paisano. Layla «fue interrogado sobre su relación con el comité organizador del campamento, golpeado, escupido, sometido a palizas y humillaciones durante más de 24 horas antes de ser liberado» junto a unas 50 mujeres que habían permanecido también detenidas desde la incursión contra el campamento de protesta.

Asimismo, el comunicado citaba el caso de Hamza Chuwaf, de 14 años, detenido el 8 de noviembre en El Aaiún también por policías de paisano. Fue liberado en la noche del 10 de noviembre tras ser torturado en las oficinas de la Policía Judicial. «Todavía eran visibles los efectos de las torturas en diversas partes del cuerpo, especialmente en la boca, la cabeza y las piernas, quemadas con cigarrillos, y lesionaron su cuerpo con instrumentos cortantes».

Otro saharaui, de 28 años de edad, fue detenido el pasado 9 de noviembre cuando salía de su casa. Tras ser liberado tenía «marcas visibles en su cabeza, piernas y rostro, así como dificultades para hablar y moverse».

La calma en El Aaiún seguía siendo un lejano espejismo. Cientos de vehículos militares llegaron por la mañana para reforzar aún más si cabe el férreo dispositivo de seguridad marroquí.

Las detenciones continuaron también un día más. Al menos 30 personas fueron detenidas en El Aaiún y en una cercana localidad costera situada a tan sólo 24 kilómetros. Mientras, las autoridades locales se dedicaban a escribir misivas al secretario general de la ONU, al presidente francés, Nicolás Sarkozy, al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y a la Unión Europea explicándoles su versión de lo sucedido. Una versión, que a la vista está, pretenden que nadie pueda contrastar.

OORBYT.es

Fuente: http://e-pesimo.blogspot.com/2010/11/el-genocida-marroqui-forma-milicias.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: