h1

MARRUECOS AGARRA A LA UNION EUROPEA POR LOS HUEVOS

18 noviembre, 2010

Marruecos: la UE paga la factura de su seguridad

//

Marruecos lo tiene todo, es versátil, sorprendente para muchos y exasperante para otros tantos. Desde el Gobierno aseguran que son un Estado democrático, hablan de una recomposición del paisaje político y creen que la Unión Europea ha reconocido sus esfuerzos con la concesión de su Estatuto Avanzado en 2008.

Sin embargo, el nivel de analfabetismo sigue siendo dramático, un 15% de la población vive bajo el umbral de la pobreza, la leyes importantes no pasan por el Parlamento, la emigración no desciende y el paro, con una tasa de alrededor del 9%, tampoco.

“Somos un estado democrático, a veces hay algunos fallos, pero lo corregimos inmediatamente, estamos aprendiendo y nuestra relación con Europa nos va a ayudar”, reconoce el Secretario General del Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos, Yusef Amrani. Para él, Marruecos y Europa comparten valores comunes pero, sobre todo, ambos se benefician de sus buenas relaciones.

Marruecos tiene en su mano el control de la inmigración irregular hacia Europa. Y mientras hace de tapón, sufre las consecuencias. “Ahora nosotros también tenemos el problema, somos destino de los inmigrantes que quieren ir a España y se quedan aquí”. Amrani da por supuesto que ese esfuerzo de contención debe tener su recompensa. De hecho, el país es el primer receptor del presupuesto que la UE destina a su Política de Vecindad, es el mayor donante del país.

¿Desarrollo o sumisión?

En el otro lado del tablero de ajedrez, el director de la delegación de la Comisión Europea en Rabat, Eneko Landáburu, reconoce que la UE no puede imponer al país el ritmo para hacer sus reformas y advierte de la radical importancia de que cunda el ejemplo. “Demostrar que no hay incompatibilidad entre ser un país musulmán y una democracia es muy importante”. Como prueba del interés del país en avanzar subraya que se haya creado un comité de Derechos Humanos. “Se lo toman en serio y están dispuestos a recibir críticas”.

Los expertos celebran también como un gran éxito la renovación del Código de Familia (Mudawana). “Estructuralmente Marruecos es una democracia, pero la realidad es que estamos en un mundo de tradición musulmana. El Rey Mohamed VI tuvo que imponer la reforma ante las muchas críticas, ya que contenía algunos elementos que no están bien vistos desde ciertas interpretaciones de la religión”, explica Landáburu.

Nabila Mounib, miembro del Partido Socialista Unifica (PSU), parte de la disgregada izquierda que se encuentra en proceso de refundación, admite que nada podrá mejorar para la sociedad hasta que haya separación de poderes. “Necesitamos que los ministerios tengan capacidad de acción real. Hay un Gobierno en la sombra mientras que el Gobierno real y el Parlamento están marginados”.

El lento avance de la sociedad civil

Para la UE, el trabajo con la monarquía se antoja complicado. La rígida jerarquía, la falta de transparencia, la corrupción o el estatuto de la mujer son dificultades añadidas. Por ejemplo, mientras desde Bruselas consideran que pese a la reforma de la Mudawana es necesaria aún más apertura, en el país parte de la población cree que los cambios responden a la sumisión a Occidente.

En las elecciones de 2007, entre tres y cuatro de cada cinco con derecho a voto se quedó en casa. El vencedor fue el Istiqlal, pese a que los islamistas del Partido de la Justicia y del Desarrollo (PJD) recibieron más votos, datos que ayudan a dibujar el atomizado panorama político y social.

Bassima Hakkaoui fue la cabeza de lista de las mujeres del PJD y hoy es diputada. Para ella hay pocas cosas que cambiar respecto a la mujer. De hecho, su partido aceptó a regañadientes y ya que el impulsor fue el propio monarca, las nuevas restricciones a la poligamia. Es optimista y cree que Marruecos será algún día el mejor candidato de África para entrar en la UE.

Pero antes de esa irreal apuesta, habría que transformar el país, un sueño inalcanzable, según Maati Monjib, un prominente crítico cuyos libros no lograban distribución más que en Francia y que en la actualidad es una de las voces más escuchadas de la sociedad civil. “No hay presión para la democratización ni desde el exterior ni interna, así, por qué va a haber reformas”.

Dinero del exterior

No obstante, desde el sector empresarial, algunos las aprecian. Es el caso de José Miguel Zaldo, presidente del comité hispano marroquí de la CEOE, quien afirma que ha habido cambios radicales en los últimos siete años. “Es uno de los países más fáciles del mundo para invertir, se crea una empresa en dos días”, dice tajante. Según él, que guía a las empresas españolas para establecerse allí -de las que muchas participa-, no hay choque cultural y hay mucha menos corrupción que en España.

En este terreno la apertura al exterior es evidente, tanto incluso que muchos advierten que se está produciendo una segunda colonización por el gran número de empresas francesas y españolas que han ido llegando. Según el que hasta hace poco ha sido director general de Inversiones de Marruecos, Mohamed Aref Hassani, el país no puede seguir siendo un operador. Explica que entre los años 2003 a 2007, el Gobierno invirtió en infraestructuras 5.000 millones de euros y que para el periodo 2008 a 2011 hay presupuestados otros 12.000.

Europa ha asignado durante el periodo 2007-2010 un total de 654 millones de euros al gobierno marroquí para apoyar sus reformas. Además, tras la primera Cumbre Unión Europea-Marruecos celebrada este año en Granada, se ha aprobado aumentar la ayuda para el periodo 2011-2013.

Sin embargo, queda mucho trabajo pendiente para dinamizar el Estatuto. Entre otras cosas, según un informe del Instituto Europeo del Mediterráneo, es necesario fomentar la participación real de la sociedad civil, las empresas y los sindicatos, liberalizar en comercio de productos agrícolas y pesqueros y abrir las negociaciones para un acuerdo de libre intercambio global, así como trabajar en la conexión de las infraestructuras marroquíes con las europeas.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/08/06/union_europea/1281108068.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: