Archive for 20 20+02:00 noviembre 20+02:00 2010

h1

FIRMA LA PETICION DE AMNISTIA INTERNACIONAL PARA QUE SE INVESTIGUE EL GENOCIDIO SAHARAUI

20 noviembre, 2010

El Sáhara merece una investigación

El pasado 8 de noviembre las fuerzas de seguridad marroquíes llevaron cabo una operación en el campamento de Gadaym Izik, cerca de El Aaiún, en el Sáhara Occidental, un asentamiento informal de tiendas de campaña y viviendas improvisadas que alberga a miles de saharauis. Informes de activistas locales señalan que las fuerzas de seguridad irrumpieron en el campamento, golpeando a los residentes y usando gases lacrimógenos y cañones de agua caliente para obligarles a salir de las tiendas, que quemaron o derribaron. Lo que podría indicar un uso excesivo de la fuerza. Por su parte, fuentes gubernamentales indican que, en el desarrollo de esta operación y en los días posteriores, nueve personas, ocho de las cuales pertenecían a las fuerzas de seguridad, perdieron la vida.

Desde el 10 de octubre de 2010, miles de saharauis han levantado un campamento en el desierto, a unos 10 o 13 kilómetros al este de la ciudad de El Aaiún, con el fin de exigir mejores oportunidades de trabajo y vivienda. Desde entonces, el ejército marroquí mantiene una fuerte presencia en torno a este campamento. Según las autoridades marroquíes, la operación era necesaria para liberar a los residentes del campamento que estaban retenidos allí contra su voluntad y que ellos sólo respondieron a la fuerte resistencia con la que fueron recibidos. En cambio, según los residentes del campo lo que hicieron las fuerzas de seguridad marroquíes fue sacar por la fuerza a miles de saharauis del campamento.

Estos hechos evidencian la necesidad de incluir un componente de vigilancia de los derechos humanos en el mandato de la MINURSO, el órgano de la ONU que supervisa el acuerdo de alto el fuego alcanzado entre Marruecos y el Frente Polisario en 1991. Sin este componente la eficacia de la MINURSO se ve debilitada y no permite que se investiguen adecuadamente los abusos contra los derechos humanos.

Ante la magnitud de estos hechos y la incertidumbre sobre lo que realmente ocurrió en Gadaym Izik, es necesario que las autoridades marroquíes abran de forma inmediata una investigación independiente para conocer a ciencia cierta lo que sucedió, si es precioso con la ayuda de las Naciones Unidas. De la misma manera, si se demuestra que se ha dado un uso excesivo de la fuerza, los responsables deben responder de sus actos ante la justicia. Por ello, tu firma es necesaria.

Pide al gobierno de Marruecos que investigue estos hechos.

ACTUA!!!!!!!: http://www.es.amnesty.org/actua/acciones/sahara-investigacion-justicia/

h1

CONDENA DE LA PRENSA AL TOUR GUIADO POR EL SAHARA ORGANIZADO POR EL PSOE Y EL REGIMEN MARROQUI

20 noviembre, 2010
El «pool» de medios de comunicación acordado entre Madrid y Rabat para la cobertura del conflicto del Sahara Occidental ha causado profunda indignación en la prensa española. La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) abrió el fuego calificando la iniciativa de «censura dirigida» y «turismo de conflicto» regido por un principio de discriminación. Pero en el transcurso del día, con la confirmación de la noticia que adelantó ABC, también se sumaron voces de protesta de algunos de los medios de difusión más importantes de España.
«Me parece un escándalo. ¿Cómo puede Moncloa hacer de correa de transmisión de la censura y la discriminación informativa impuesta por Marruecos?», dijo Gloria Lomana, directora de servicios informativos de «Antena 3». «Hemos sido la única televisión que consiguió adentrarse en El Aiún y nuestros periodistas fueron expulsados de allí sin contemplaciones, con la advertencia de que no se les ocurriera volver. El pago a nuestra independencia informativa lo estamos recibiendo ahora con la exclusión de este paripé que quiere montar Marruecos con la connivencia del gobierno español», agregó la periodista a ABC, concluyendo que no van a cejar en su empeño de regresar al Sahara Occidental para «cumplir con el deber de informar a nuestros espectadores». Desde TVE, que en un principio había sido señalada como uno de los posibles medios españoles convocados para el «pool» informativo, prefirieron no responder.
«Un tour por Disneylandia»
Por su parte, la cadena «Onda Cero» tildó la decisión de «totalmente sectaria por parte del régimen de Marruecos». «No pueden hacer lo que están haciendo. Favorece interesadamente a unos medios, evitando que el resto pueda informar a la opinión pública sobre lo que ocurre en el Sahara», declaró su presidente, Javier González Ferrari, a través del portavoz de la emisora. César González Antón, director de informativos de «La Sexta», dijo que entiende que es Marruecos el que decide quién va y quién no, pero que teme que todo termine en «un tour por Disneylandia». «A ver cómo resulta ese paseo, aunque tampoco entendemos por qué no han sido convocadas televisiones y radios. Supongo que tienen miedo de las imágenes que podamos llegar a transmitir. De todas formas, es mejor que entre alguien a que no entre nadie», añadió.
«Periodismo empotrado y encamado»
Fernando González Urbaneja consideró que el formato ofrecido por Marruecos no solo es «irregular» e «inaceptable», sino que además planteará «dificultades a los periodistas que viajen a la hora de informar objetivamente». «Declinar el favor es lo que mejor que pueden hacer los medios invitados», dijo el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM). «Cuando el derecho a informar está tan cercenado, no vale la pena ejercerlo», agregó, concluyendo que lo que promete Rabat «es periodismo empotrado y encamado». En un mensaje dirigido a los periódicos convocados por La Moncloa y el Reino marroquí, aclaró: «Sería bueno que resistan la tentación». «El que crea que esa invitación es un privilegio está muy equivocado, es más, es todo lo contrario», concluyó Urbaneja.
h1

LA MINISTRA DE inCULTURA PIDIO A LOS ACTORES QUE NO OPINARAN SOBRE EL SAHARA

20 noviembre, 2010



Varios actores, contra González-Sinde por pedirles que no opinen sobre el Sáhara

Los actores Willy Toledo, Juan Diego Botto y Alberto San Juan han criticado a la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, por pedir a los artistas que no opinen sobre el conflicto del Sáhara Occidental.

Toledo tildó de «profundamente reaccionaria y antidemocrática» la petición de González-Sinde de que sobre el Sáhara Occidental sólo hablen los expertos. «Si en democracia sólo se pueden pronunciar expertos, encerrémonos en nuestras casas, pongámonos un esparadrapo y dejemos de hablar», añadió.

El actor subrayó que unos 150 cineastas españoles han estado en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf con motivo del Festival de Cine del Sahara y que «saben muchísimo más que ella» sobre el conflicto. «Sé del conflicto saharaui muchísimo más de lo que ella jamás sabrá, porque tengo contacto con El Aaiún, los territorios ocupados y los campamentos de refugiados, y sé lo que está sucediendo allí», indicó.

Derecho a opinar

Por su parte, Alberto San Juan señaló a Servimedia que las declaraciones de González-Sinde encierran «un mensaje muy reaccionario» y defendió «el derecho y quizá el deber de todo ciudadano de participar de la vida pública».

«Está muy bien que todo el mundo hable en un momento en el que el Gobierno calla ante lo que parece una violación muy grave de los derechos humanos. El Gobierno está siendo portavoz de la parte fuerte y aparentemente agresora, que es Marruecos, y no está prestando ninguna voz y atención a la parte débil, que es el Sahara», apostilló.

Por último, Juan Diego Botto calificó de «desliz» las manifestaciones de González-Sinde. «Estoy convencido de que realmente no piensa lo que dijo y que fue una torpeza por su parte», indicó el actor a Servimedia. Botto aseguró que González-Sinde es «una mujer culta y no creo que hoy suscribiera esas palabras», al tiempo que recalcó que democracia supone dejar a los ciudadanos «que expresen sus opiniones, que se manifiesten y la construyan día a día, participando, saliendo a la calle y formando parte de la vida política de un país».

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/20/cultura/1290246127.html