h1

MARRUECOS VUELVE A EXPULSAR A LA ULTIMA PERIODISTA ESPAÑOLA EN EL SAHARA OCCIDENTAL OCUPADO

30 noviembre, 2010
SÁHARA | Ana Romero

La enviada especial de EL MUNDO a El Aaiún, expulsada por Marruecos

La enviada de EL MUNDO, Ana Romero, en El Aaiún

La enviada especial de EL MUNDO a El Aaiún, Ana Romero, fue finalmente expulsada el lunes por la tarde del país y se dirigió hacia el aeropuerto donde previsiblemente volará rumbo a Casablanca.

Ana Romero se desplazó hasta El Aaiún después de que el Gobierno marroquí aceptara, tras la insistencia del Gobierno español, permitir la entrada de sólo dos periodistas españoles de EL MUNDO y ‘El País’ en el Sáhara Occidental, días después del desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik.

Las autoridades alegan que su estancia en la zona representa una “amenaza grave para le orden público” y que la expulsan para “salvaguardar” su seguridad, según el documento del Gobierno que, aunque le han dejado leer, no le han entregado a la periodista.

El permiso de entrada y la autorización para llevar a cabo la labor informativa no tenían en principio restricciones. Sin embargo, apenas cuatro días después se comunicó a los periodistas que su tiempo de trabajo en la capital saharaui había terminado. Desde entonces, la enviada especial de EL MUNDO ha sido instada continuamente a abandonar el territorio. Desde anoche permanece en la residencia del depositario de los Bienes Culturales de España, Mariano Collado, el único representante del Gobierno español en el Sáhara.

Amenazas

Antes de estos hechos, la periodista había relatado ante los micrófonos de la cadena Cope la gravedad de la situación en la que se encuentra: “Temo por mi integridad física. Cuando veo a gente siguiéndome, no sé quiénes son. Vine invitada por el Gobierno español y el de Marruecos y ahora se me está intentando echar con unas prácticas estalinistas. Marruecos quiere echarme de aquí, pero no quiere firmar una orden de expulsión”, manifestó en conversación telefónica.

El director de EL MUNDO, Pedro J. Ramírez, emplazó al Gobierno español, al vicepresidente del Ejecutivo, Alfredo Pérez Rubalcaba, y a la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, para que hicieran las gestiones oportunas para velar por la seguridad de la periodista, ya que ella pudo viajar al Sáhara Occidental gracias a un acuerdo entre el Ejecutivo de Zapatero y el de Marruecos.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/29/internacional/1291051821.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: