Archive for 1 01+02:00 diciembre 01+02:00 2010

h1

LOS GENOCIDAS SE PONEN CHULOS EN EL PARLAMENTO EUROPEO

1 diciembre, 2010

Marruecos abronca a los eurodiputados y a la prensa española

El pte de la comisión de Exteriores, Albertini, con el ministro. | AfpEl pte de la comisión de Exteriores, Albertini, con el ministro. | Afp
  • Fassi-Fihri, ‘orgulloso’ del desmantelamiento del campo de El Aaiún
  • Critica a la prensa por reflejar ‘los complejos de la sociedad española’
  • El Frente Polisario acusa a España de intentar ‘lavarse las manos’, dice

En una tensa sesión en el Parlamento Europeo, el Gobierno marroquí arremetió hoy contra los eurodiputados y la prensa española por caer en la «propaganda» saharaui y manipular la información sobre «el desmantelamiento pacífico» del campo de El Aaiún.

Interrogado en Bruselas con una intensidad a la que no está acostumbrado en Rabat, el ministro de Exteriores marroquí, Taïb Fassi-Fihri, abroncó a los parlamentarios por sus críticas y dijo estar «orgulloso» de la acción de su Gobierno en la evacuación forzada de los campamentos de El Aaiún a mediados de noviembre.

«El campo fue desmantelado de manera pacífica. No creo que en ningún país europeo se hubiera hecho de forma tan pacífica», aseguró el ministro, que se quejó de las condiciones higiénicas, la falta de alimentos o la entrada y salida masiva de vehículos. «Si hubiera un muerto, por favor, denme su nombre«, espetó el ministro, que definió la información sobre muertos o torturas como «mentiras puras y duras». «La gente está buscando muertos, pero es que no hay», insistió.

Niega la expulsión de Ana Romero

En una rueda de prensa convertida en debate sobre la prensa española, el diplomático marroquí atacó a enviados y corresponsales. Según él, la periodista de EL MUNDO Ana Romero «no fue expulsada» de Marruecos, sino que «su misión había terminado» al haber sobrepasado «ampliamente» su «autorización» de estancia.

El ministro también criticó a ‘El País‘ por haber escrito que el Gobierno admitía «implícitamente las torturas» y defendió la expulsión del corresponsal de ‘ABC‘ por haber «cometido una falta grave» al describir como «un genocidio» los asaltos marroquíes. La sociedad española, insistió el ministro, «ha tomado partido por su sentido de culpabilidad» al haber abandonado el Sáhara y los «complejos» que le impiden ver la parte marroquí de la historia. «Nunca hacéis preguntas, jamás«, recriminó el ministro a los periodistas españoles en una pequeña sala donde europeos y marroquíes competían por interrogar al ministro, que atendió todas las cuestiones.

Durante su intervención ante los eurodiputados, con tono a ratos indignado y siempre en francés, el ministro se quejó del uso de expresiones como «ocupación». «Les desafío a que encuentren este término en una resolución de Naciones Unidas», dijo el ministro, que acusó a los parlamentarios de «usar palabras a la ligera». «Ustedes repiten lo que dice Argelina y lo que dice el Frente Polisario. Ustedes ya han decidido y no escuchan», recriminó a su público.

Sonrisas ‘con sarcasmo’

En un ambiente frío, los parlamentarios murmuraban ante las alegaciones de Rabat o sonreían «con sarcasmo», según el ministro. Sólo los eurodiputados franceses intervinieron a favor de Marruecos mientras los socialistas españoles evitaron las críticas y pidieron más diálogo.

El representante marroquí lamentó la resolución sobre el Sáhara Occidental aprobada la semana pasada por el Parlamento. El texto votado con el apoyo de casi todas las fuerzas políticas en el pleno de la Eurocámara pide una comisión internacional de investigación y denuncia los ataques contra la prensa, aunque se limita a una condena genérica de la violencia. Raül Romeva, eurodiputado verde de ICV, se quejó de la «lamentable campaña previa para desvirtuar el contenido» del texto, que aún así Marruecos describe como «precipitado, injusto y desequilibrado».

Separados por una hora de cortesía para evitar cruces incómodos, saharauis y marroquíes defendieron sus posiciones enfrentadas ante los mismos parlamentarios. Pese a que la Comisión de Exteriores del Parlamento introdujo otro tema en medio de las dos intervenciones, el representante del Frente Polisario se entretuvo a la salida y, justo cuando se iba, se encontró con la delegación marroquí. El saharaui dijo, en árabe, «buenos días, señor ministro»; el marroquí replicó, «buenos días». No se pararon, no se estrecharon la mano ni sonrieron.

Mohamed Salem Ouldsalek, representante del Frente Polisario, que habló esta mañana en español y en francés, se quejó de que «España ha intentado sin éxito lavarse las manos de su responsabilidad postcolonial» y «Francia actúa como apoderado de Marruecos» para bloquear cualquier acuerdo en el Consejo de Seguridad de la ONU. Según el representante saharaui, el desalojo violento del campamento de El Aaiún a mediados de noviembre es consecuencia de «muchos años de abandono y de aquiescencia silenciosa a los abusos marroquíes». «La UE tiene una gran responsabilidad», insistió ante unas pocas decenas de eurodiputados de la Comisión de Exteriores, sobre todo españoles.

El responsable de Exteriores de la comunidad saharaui pidió apoyo a la UE para un territorio «a la vuelta de esquina de Europa», a 20 minutos de Las Palmas de Gran Canaria, y evocó «las muertes» y «torturas» de saharauis, aunque reconoció la falta de información sobre lo ocurrido el mes pasado. «Tememos que haya habido una matanza… No os puedo decir lo que ha pasado con exactitud», aseguró el saharaui, que señaló el desequilibrio entre «30.000 ciudadanos civiles, a las seis de la madrugada, frente a decenas de miles de soldados marroquíes».

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/12/01/union_europea/1291206866.html

h1

DOS POLITICOS CANARIOS, DETENIDOS EN EL AAIUN

1 diciembre, 2010

Dos políticos canarios se encuentran retenidos en la comisaría de El Aaiún

Dos políticos canarios, Josefa Milán y Gregorio González, lograron entrar ayer en El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, y, en la actualidad, se encuentran retenidos en la comisaría de la capital del Sáhara Occidental y están siendo interrogados por la Policía.

Los dos políticos son miembros de la Comisión de Solidaridad de la Federación Canaria de Municipios (Fecam) y, según su testimonio, ayer lograron entrevistarse con saharauis heridos de bala, lo que pondría en tela de juicio la versión oficial de Marruecos de que no utilizaron armas de fuego durante el desalojo del campamento de ‘Gdeim Izik’.

Los colectivos prosaharauis temen que sean expulsados, como ha sucedido con la enviada especial de EL MUNDO, Ana Romero, tras violar el bloqueo impuesto por Marruecos en el Sáhara Occidental.

Josefa Milán es concejala de Solidaridad de la localidad canaria de Telde y Gregorio González es alcalde de San Mateo y presidente de la Comisión de Solidaridad de la Fecam. Ambos pertenecen al partido Nueva Canarias, que es una escisión de Coalición Canaria.

«Hemos estado con varios saharauis heridos de bala. Algunos todavía las tienen dentro porque no pueden ir a los hospitales. A otros se los ha sacado un viejito que practica la medicina tradicional, pero este hombre no quiere seguir atendiendo a los saharauis heridos, porque la Policía les ha amenazado, a él y a su familia», ha relatado Josefa Milá en el portal de Internet Guinguinbali.

La enviada especial del EL MUNDO iba a entrevistarse con ocho heridos de bala escondidos en El Aaiún cuando el domingo por la tarde fue intimidada para abandonar la zona. Posteriormente, recibió una orden de expulsión con el fin de que se marchase de El Aaiún.

Esta nueva expulsión de ciudadanos españoles se produce en un momento de máxima tensión en el Sáhara Occidental, que se está expandiendo por diferentes ciudades como Smara, donde se han vivido fuertes enfrentamientos entre los estudiantes marroquíes y la población saharaui.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/12/01/espana/1291207957.html?a=5d7bfc8799647cee13edce90e2cf74e6&t=1291213076&numero=

h1

EL REGIMEN MARROQUI NO DEJA ENTRAR PERIODISTAS PERO SI EMPRESARIOS AL SAHARA OCCIDENTAL OCUPADO

1 diciembre, 2010

Rabat intentará mostrar a empresarios españoles la normalidad de El Aaiún

Edificio del gobernador general de El Aaiún.| Ana Romero

A pesar de que ofrece como atractiva carta de visita la exoneración de impuestos, la presencia de inversiones españolas en el Sáhara Occidental es mínima. La mayoría de las compañías de nuestro país instaladas en Marruecos -poco más de 500, según el censo de la oficina comercial y hasta mil, según fuentes no oficiales- tienen su sede en ciudades como Tánger, Rabat, Casablanca o Agadir.

«A su condición de territorio no autónomo pendiente de descolonizar, hay que añadir la carencia de infraestructuras logísticas y de conexión que sufre la zona», argumenta un empresario español que conoce el Sáhara Occidental para justificar la poca presencia española en la zona.

Precisamente este jueves está previsto que viaje hasta El Aaiún, capital administrativa del Sáhara Occidental, una delegación de entre 40 y 50 empresarios españoles ya instalados en el norte de Marruecos, en la ciudad fronteriza de Tánger.

El viaje está organizado por la wilaya (gobernación) de El Aaiún y el Ministerio de Industria marroquí. «Aún no sé muy bien cuál es la finalidad exacta de la misión, pero imagino que tiene que ver con un intento de comunicar mejor la realidad de lo que sucede en la zona», decía a ELMUNDO.es un de los integrantes del grupo.

Días antes, el presidente del comité hispano marroquí de la CEOE, José Miguel Zaldo, explicaba en un encuentro en Madrid que no hay muchas perspectivas de inversión en el Sáhara Occidental, no tanto por motivos políticos sino por los problemas de infraestructuras. Este vasco, que lleva más de 21 años a caballo entre España y Marruecos, ponía de ejemplo que todas las grandes empresas españolas han mostrado su interés en un proyecto eólico que Marruecos quiere construir en el desierto.

No es la primera vez que viaja una delegación española en misión comercial al Sáhara Occidental, pero no deja de llamar la atención que se organice otra precisamente ahora.

La violencia

No en vano, el grupo de empresarios aterrizará en la capital de la ex colonia española poco antes de que se cumpla un mes del desmantelamiento por parte de las fuerzas del orden marroquí del campamento de protesta saharaui de ‘Gdeim Izik’, que se ubicó a 15 kilómetros de la ciudad y hasta donde se autoexiliaron cerca de 20.000 saharauis para demandar una mejora de sus condiciones socioeconómicas.

A esa operación le siguieron varios días de duros disturbios entre saharauis y fuerzas del orden, así como entre la población originaria del Sáhara Occidental y marroquíes, según han denunciado fuentes locales. Y organizaciones independientes como Human Rights Watch han dado la voz de alarma al confirmar las torturas a saharauis durante esos días.

Esta misma semana, fuentes oficiales y extraoficiales en el Sahara Occidental informaban de los enfrentamientos que se han producido en varios institutos de la zona entre estudiantes independentistas y los que defienden un Sáhara integrado en Marruecos.

Las delegaciones de empresarios españoles al Sáhara Occidental son habituales. Y en los últimos años han visitado el territorio inversores procedentes de Canarias, Galicia, Andalucía, Madrid y otras comunidades, a los que se han mostrado las oportunidades de la zona en materia de turismo, construcción de obra pública o viviendas.

Uno de los últimos proyectos que se trató de adjudicar a empresas españolas fue el de la construcción de diez aldeas de pescadores en Dakhla.

‘Es un viaje importante’

Rogelio Antelo, director general de Espamarroc desarrollos, conoció el Sáhara Occidental hace dos años en una de estas misiones comerciales. Decidió crear allí una sociedad y tras invertir en Rabat o Tánger, se plantea hacer negocio en los próximos meses en El Aaiún en el sector de la obra pública, la construcción de viviendas y la distribución de muebles de cocina.

En su opinión, «el Sáhara tiene un gran potencial». Aunque no puede evitar reconocer que «todas las noticias que se están conociendo en las últimas semanas y que son totalmente opuestas en la prensa marroquí y la extranjera pueden causar cierta incertidumbre».

Ayad Elhour es un empresario local que regenta con un grupo de canarios y gente de El Aaiún una agencia de turismo y una compañía aérea, Serair, con base en Canarias y que puso en marcha hace unos cuatro meses.

Desde su punto de vista, es importante que los empresarios españoles viajen a El Aaiún, «para que puedan comprobar que ya ha regresado la normalidad; se está trabajando para restaurar todos los edificios que quedaron dañados en los disturbios y la vida ha retomado su ritmo».

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/30/internacional/1291148590.html?a=5d7bfc8799647cee13edce90e2cf74e6&t=1291198483&numero=