h1

AMNISTIA INTERNACIONAL ASEGURA QUE HUBO TORTURAS GENERALIZADAS EN EL SAHARA OCCIDENTAL OCUPADO

2 diciembre, 2010

Amnistía corrobora que en El Aaiún se produjeron torturas generalizadas a detenidos

La pierna vendada de uno de los detenidos por Marruecos. | Ana RomeroLa pierna vendada de uno de los detenidos por Marruecos. | Ana Romero

  • Un equipo de AI onfirma que todos los saharauis arrestados sufrieron maltrato
  • Reclama al Estado marroquí que investigue los abusos
  • Rabat impiden a la organización internacional visitar a los detenidos

“Todos los detenidos con los que nos hemos entrevistado han sufrido torturas y malos tratos como práctica rutinaria”. Lo constata Amnistía Internacional (AI), tras haber investigado durante seis días en El Aaiún los sucesos que siguieron al desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik.

“Los malos tratos y golpes, en ocasiones causando heridas graves, fueron generalizados. Es lo que hemos podido averiguar hablando con los detenidos que fueron posteriormente liberados”, explica Donatella Rovera, veterana investigadora de la organización internacional. Las torturas sistemáticas ya fueron confirmadas por otra investigación independiente llevada a cabo previamente por Human Rights Watch.

Las autoridades marroquíes no permiten a AI acceder a las cárceles.

El equipo de AI explica que pudo realizar su trabajo “sin problemas”, aunque consciente de que sus investigadores eran seguidos por las fuerzas de seguridad. No ha podido, sin embargo, visitar a los saharauis que aún se encuentran detenidos. “Las autoridades marroquíes no nos autorizaron a acceder a los detenidos ni en la Cárcel Negra ni en el Hospital Militar”, afirma Rovera a EL MUNDO.es, en una conversación telefónica.

A AI le consta que todavía hay cuatro personas que todavía se encuentran arrestadas en el Hospital Militar. Se trata de detenidos que necesitan tratamiento médico. Sus familiares sí que han podido visitarles.

“Entramos en el Hospital Militar el 25 de noviembre, pero sólo para hablar con su director médico. Él nos dijo que ya no quedaban allí heridos bajo detención. Pero no es verdad, porque hemos confirmado cuatro casos que hasta ayer [por el martes] permanecían en el centro. Sus familias han podido visitarlos, pero nosotros no pudimos conseguir una autorización”, señala.

Han comprobado que, efectivamente, “hay dos muertos civiles saharauis”.

La ONG reconoce que no se puede hablar de una masacre (pues esto implicaría que hay centenares de muertos) ni ha confirmado la existencia de fosas comunes. Han comprobado que, efectivamente, “hay dos muertos civiles saharauis”. Lo que AI no ha podido determinar es cómo murieron. “Marruecos no ha emitido ningún informe médico oficial”, asevera.

Preguntada sobre la hipótesis de que hubiera decenas de desaparecidos, Rovera declara que AI tiene confirmados “dos casos de personas desaparecidas, de las que sus familias no saben dónde están, si se han ido voluntariamente o si se encuentran detenidas”.

Otra de las prácticas de las autoridades marroquíes que AI denuncia es que no informaron de los arrestos de saharauis a sus familias. Los detenidos, por tanto, estuvieron varios días desaparecidos, hasta que sus familiares lograron comprobar con sus propios ojos que se encontraban en la Cárcel Negra, cuando pudieron visitar el centro los pasados 23 y 24 de noviembre.

El Gobierno marroquí nunca informó de lo sucedido a los familiares de detenidos.

“La ley obliga a facilitar información a las familias, pero no hemos encontrado ningún caso en el que las autoridades tomaran la iniciativa de informar a los familiares de detenidos. Cuando éstos acudieron a las autoridades para preguntar dónde estaban sus parientes, no consiguieron ninguna información y eso duró varios días, hasta que el 24 de noviembre muchas familias pudieron visitar la Cárcel Negra por primera vez y confirmar así sus sospechas”, incide Rovera.

Según los datos de AI, actualmente hay unos 115 detenidos saharauis en la antigua prisión española de El Aaiún. Otros 12 presos están en la cárcel de Salé.

“Hemos pedido a las autoridades marroquíes estableceruna investigación independiente para que investiguen cada caso, cada queja de las familias. Bajo la ley marroquí y bajo el Derecho Internacional, Rabat tiene la obligación de hacerlo”, señala la activista de AI.

“Incluso cuando un detenido llega ante un juez con indicios de haber sido maltratado, Marruecos tiene la obligación de investigar esas torturas. Por el momento, no hemos recibido ninguna información de que Marruecos haya abierto una investigación para esclarecer las torturas”, concluye.

Tras haber recabado información en El Aaiún entre el 24 y el 30 de noviembre, el equipo de AI se encuentra desde el martes en Rabat, donde se reunirá con el Gobierno marroquí para exponerle sus denuncias.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/12/01/internacional/1291232614.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: