Archive for 31 marzo 2011

h1

GOLPES, PATADAS, PORRAZOS Y TORTURAS: ESTOS SON LOS “AVANCES DEMOCRATICOS” DEL SULTANATO DE MARRUECOS

31 marzo, 2011

24 botas y 12 porras contra Al Abied, manifestante por la democracia en Marruecos

//

Las promesas de democracia de Mohamed VI se diluyen en las calles de Marruecos a golpe de porra mientras ciudades como Rabat, la capital del reino, han pasado a ser en los últimos días “manifestódromos” con múltiples escenarios alternativos donde grupos más o menos concurridos- de distintos sectores levantan la voz y alzan sus pancartas pidiendo todo tipo de mejoras sociales, económicas y laborales, y el respeto a sus derechos.

Sin empacho, pero con unos cuantos moratones de más y otras secuelas, Abdessalam Al Abied se ha convertido en una de las últimas víctimas de los efectivos de la policía y las fuerzas auxiliares marroquíes, que reciben órdenes de sus superiores para reprimir con más o menos escrúpulos determinadas manifestaciones; en especial, aquellas en las que hacen acto de presencia miembros del Movimiento del 20 de Febrero, organizadores de las marchas por la democracia y una monarquía parlamentaria en el país.

Al Abied muestra sus moratones. | E. C.Al Abied muestra sus moratones. | E. C.

A pesar de que las grandes protestas del 20 de febrero y el 20 de marzo en las que miles de personas se alinearon con las reclamas por la democracia- fueron toleradas en la mayoría de ciudades, muchas de las raquíticas manifestaciones que brotan sin cesar por el país, han sido dispersadas a la fuerza.

Al Abied, de 42 años y residente en la población de Salé (a pocos kilómetros de Rabat), forma parte del Movimiento del 20 de Febrero. El sábado pasado quiso solidarizarse con los colectivos de abogados y profesores marroquíes que se manifiestan desde hace días para pedir una mejora de sus condiciones laborales en Rabat. A Al Abied le dieron por muerto ese día. “Más de una decena de policías y agentes de las fuerzas auxiliares le dieron una brutal paliza”, cuenta Salma Maarouf, también del 20 de Febrero.

Un vídeo colgado en Youtube da fe del baile de porras y botas que terminó derribándole y dejándole inconsciente. Las heridas y moratones que presenta su torso no dejan lugar a dudas. Al Abied nos muestra las huellas que ha dejado en su cuerpo la agresión en el segundo piso de un café de Salé. Todavía tiene un pequeño vendaje en la cabeza, donde recibió los primeros golpes. Sus riñones tampoco salieron bien parados del encontronazo, en el que también perdió su documentación.

Nos encontramos con él en el local donde poco antes se había reunido con Ossama El Khilfi, uno de los líderes del 20 de Febrero- porque quiere salvaguardar la intimidad del hogar que comparte con su tía, quien teme verse implicada en problemas por el activismo de su sobrino. “Hace tres meses que vivo con ella porque no tengo trabajo, ni casa; vivimos los dos con los 1.800 dirhams (unos 160 euros) que ella aporta de su empleo”.

Un deseo: Democracia

Al Abied desea vivir en un país que se rija por la democracia, donde la sociedad sea libre. Y se muestra crítico con el discurso del 9 de marzo pronunciado por el monarca Mohamed VI, en el que se comprometió a reformar la Carta Magna para dotar de más poderes al primer ministro nombrado hasta ahora por el Rey- y al Parlamento; y para edificar una justicia independiente. Un discurso que llegaba 17 días después de la gran manifestación del 20 de Febrero, que reunió a decenas de miles de personas en las calles de todo el país exigiendo un cambio de rumbo.

Las palabras del Rey han sido recibidas por el Movimiento del 20 de Febrero con cierto optimismo, pero también con cautela. Recuerdan que el artículo 19 que define al monarca como guía espiritual de su pueblo y le dota de todas las prerrogativas- no estuvo invitado al discurso real, y que sigue siendo intocable. Sin su modificación, creen que es imposible una verdadera democracia.

Estos mismos argumentos son los que expuso, uno a uno, Al Abied el 20 de marzo segunda gran manifestación organizada por el Movimiento- ante los micrófonos y las cámaras de diversos medios de comunicación árabes. “Creo que algunos de ellos eran policías disfrazados de periodistas para la ocasión”.

Desde entonces, se lamenta, ha recibido llamadas con número oculto en las que voces desconocidas le insultan, le acosan y le amenazan al tiempo que le conminan a alejarse de las protestas.

Los insultos se convirtieron en golpes el sábado, relata. “No había hecho nada más que apoyar a los profesores y los abogados, cuando empecé a escuchar a los policías hablar de mí y acusarme de haber hecho declaraciones para los medios de comunicación”.

Entonces, cuenta, se dirigieron hacia él y empezaron a lloverle los golpes. Fue trasladado en ambulancia a un centro de salud, donde sólo curaron sus heridas en la cabeza y le despidieron con un simple parte médico donde se lee que “soy un huelguista”. A pesar de los ruegos, no hubo certificado médico de por medio “para evitar que pueda presentarlo como prueba de la agresión ante un juzgado”.

Este lunes tuvo que regresar al hospital por los fuertes dolores que le persiguen desde entonces. “Comprobaron que no tengo ningún hueso roto, pero el problema son mis riñones; me duelen mucho, pero por falta de dinero no podré hacerme ninguna prueba hasta dentro de unos dos o tres meses”.

Al Abied no lo duda un instante. “Pueden agredirme las veces que quieran, yo no voy a dejar de manifestarme por mis derechos y los de mis hermanos; no tengo miedo y no abandonaré la batalla por la democracia”.

Prisión para los 19 manifestantes pro democracia detenidos en Marruecos

El Tribunal de Apelación de Marraquech condenó a penas de cuatro a ocho años de prisión a 19 personas relacionadas con los actos de vandalismo sucedidos el pasado 20 de febrero, tras las manifestaciones por una constitución democrática en Marruecos, informó hoy la agencia oficial MAP.

El tribunal, que ayer hizo público su veredicto, les declaró culpables de “uso de la fuerza y de la violencia”, “destrucción de bienes públicos”, “robo con agravante” y “atentado contra el orden público”, entre otros delitos.

Dos de los acusados fueron condenados a ocho años de prisión, otros dos a seis años y uno a cinco años, y los catorce restantes fueron penados con cuatro años de cárcel.

La misma jurisdicción ya declaró culpables a penas de prisión de entre cinco y ocho años a otras diez personas implicadas en los disturbios que tuvieron lugar en la ciudad de Marraquech el pasado 20 de febrero, informó la misma fuente.

Asimismo, el Tribunal de Apelación de Tánger condenó el pasado 25 de febrero a diez años de prisión a cuatro personas relacionadas con los actos de vandalismo que tuvieron lugar en esa ciudad del norte de Marruecos en las manifestaciones del 20 de febrero.

Ese día, decenas de miles de marroquíes salieron a las calles para reclamar “una constitución democrática y la disolución del Gobierno y el Parlamento”, en una manifestaciones pacíficas que degeneraron en actos de vandalismo en algunas localidades del país.

El pasado 20 de marzo, los marroquíes volvieron a manifestarse, sin que se esta vez se produjeran disturbios, para reclamar al rey Mohamed VI que vaya más rápido y más lejos en las reformas constitucionales que anunció en un discurso el 9 de marzo.

h1

SE TEME QUE EL GOBIERNO MARROQUI ACTUE CON VIOLENCIA CONTRA LA MANIFESTACION DE ESTE DOMINGO

18 marzo, 2011

El Gobierno marroquí tacha de ‘rehenes’ a los jóvenes del movimiento 20 de Febrero

Miembros de la asociación 20 de Febrero preparan la marcha del domingo. | AfpMiembros de la asociación 20 de Febrero preparan la marcha del domingo. | Afp

  • Los propomotores de la manifestación esperan llenar las calles de oposición
  • El Gobierno afirma que, como el 20 de febrero, no hay autorización
  • Existe miedo a una posible represión de la policía durante la marcha

Están dispuestos y organizados para repetir la jugada a pesar de la reforma constitucional anunciada la semana pasada por el monarca Mohamed VI. Los jóvenes marroquíes del Movimiento del 20 de Febrero �fecha en la que convocaron a decenas de miles de manifestantes- confían en llenar de opositores al régimen las calles del reino alauí este domingo, 20 de marzo.

Les apoyan más de una centena de organizaciones entre centrales sindicales, partidos políticos de izquierdas y asociaciones de derechos humanos, a las que hay que sumar también a los islamistas de la ilegalizada Justicia y Espiritualidad, formación con gran tirón entre las bases populares del reino.

Las autoridades también se preparan

Pero los jóvenes del 20 de Febrero no son los únicos que se preparan para su segunda gran cita en la calle. También lo hacen las autoridades marroquíes, que ya han advertido de que el reino alauí es un país “democrático” donde los poderes públicos deben velar por “preservar la paz social”.

Lo ha dicho este jueves en una conferencia de prensa el ministro de la Comunicación y portavoz del Ejecutivo marroquí, Jalid Naciri, quien se ha lamentado además de que “un cierto número de organizaciones haya secuestrado y tomado como rehenes a los jóvenes”, en referencia a los movimientos y partidos que les apoyan.

“A día de hoy no sabemos quién está detrás de la manifestación, porque no hemos recibido ninguna demanda de autorización”, ha señalado Naciri. “Esta ausencia de petición nos crea un problema ético y jurídico; no se puede reclamar más democracia sin ajustarse a la Ley”.

Sin embargo, el ministro de la Comunicación sí que ha reconocido que el pasado 20 de Febrero tampoco se pidió autorización para la manifestación, aunque en ese caso se permitió de oficio y las fuerzas del orden no cargaron contra los participantes en la marcha, salvo en algunas ciudades donde hubo disturbios como Tánger, Marraquech, Fez o Alhucemas ciudad ésta última donde el Estado contabilizó cinco víctimas mortales.

Miedo a la posible violencia

Nizar Benamate, uno de los jóvenes del 20 de Febrero, duda que la del domingo vaya a ser una jornada pacífica. “Todas las concentraciones de los últimos días, como la del fin de semana pasado en Casablanca, se han saldado con heridos y detenidos; y continúa la intimidación de la policía contra nosotros“.

Benamate �que esta semana se ha vuelto a lanzar a la calle con sus compañeros para distribuir folletos informativos sobre la manifestación- asegura que cada vez cuentan con más apoyos y pronostica “un mayor seguimiento este domingo que el 20 de Febrero”. Tras la “represión” de la marcha en Casablanca el domingo pasado, “se ha unido también la Confederación Nacional del Trabajo en Marruecos a nuestras reivindicaciones”.

Los jóvenes también han hecho hincapié en “la brutal represión” que sufrieron en la ciudad de Juribga, en el centro del país, este martes familiares de los empleados jubilados de la OCP, la compañía estatal de fosfatos, que protagonizaban desde hace un mes una sentada de protesta. Reclaman que se adjudique el 20% de puestos de empleo a los hijos de los ex trabajadores, tal y como contempla la ley.

Piden más realidad, menos promesas

En cuanto al discurso que dirigió la semana pasada Mohamed VI a su pueblo anunciando reformas constitucionales para garantizar la independencia de la Justicia y otorgar más autonomía al primer ministro �hasta ahora nombrado a dedo por el rey- y el Parlamento, Benamate afirma que “fueron unas palabras positivas, pero hay que preservar esas promesas, que no vemos en el terreno“.

Además, reclaman una Carta Magna nueva “y no una reforma”, la liberación de los presos políticos, la disolución del actual Gobierno y Parlamento o que la comisión que ha nombrado el rey para estudiar los cambios en la Constitución “no venga de arriba, sino que cuente con legitimidad popular”. O la erradicación de la corrupción, para lo que hoy repartieron �unas veces con más éxito que otras- rosas entre la policía rabatí como acto simbólico.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/17/internacional/1300385994.html

h1

TEATRO EN MARRUECOS: EL SULTAN PROMETE “REFORMAS”

10 marzo, 2011

Mohamed VI reformará la Constitución para dar más poder al Parlamento

Mohammed VI (en el centro), acompañado por su hijo y por su hermano. | AP

El rey Mohamed VI de Marruecos ha anunciado una profunda reforma de la Constitución que incluye, entre otros cambios, reforzar la figura del primer ministro como “presidente de un poder ejecutivo efectivo” y ampliar las atribuciones del Parlamento.

En un discurso televisado a la nación, el monarca dijo que ha encomendado la revisión de la Carta Magna a una comisión presidida por el constitucionalista Abdelatif Mennouni, que deberá presentar en junio el resultado de sus trabajos, y posteriormente se celebrará un referéndum para aprobar la reforma.

Mohamed VI señaló que la nueva Constitución “consagrará el nombramiento del primer ministro presentado por el partido político que haya obtenido los mejores resultados en las elecciones a la Cámara de Diputados“, cuando hasta ahora el rey tiene la atribución de designar al jefe de Ejecutivo a quien lo desee.

Asimismo, agregó que el primer ministro “asume totalmente la responsabilidad del gobierno y de la administración pública, amén de dirigir y aplicar el programa gubernamental”.

Respecto al Parlamento, la reforma constitucional “ampliará su ámbito legal y le otorgará nuevas atribuciones, que le permiten ejercer sus funciones de representación, legislación y control”.

El discurso del rey está enmarcado dentro de la puesta en marcha de la llamada regionalización del país, que comenzará por el Sahara y que dejará el poder de las nuevas regiones en manos de los presidentes de los consejos. Los habitantes de las distintas regiones ya no dependerán de los designios de las ninfas Egeria de los ‘walis’ y los gobernadores, como sucedía hasta ahora.

Otro de los aspectos fundamentales de la reforma serán “el refuerzo del papel de los partidos políticos, en el marco de una verdadera pluralidad“, “hacer de la justicia un poder independiente”, y “constitucionalizar los instrumentos de la buena gobernanza y los derechos humanos”.

En su “hoja de ruta” para una nueva Constitución, Mohamed VI también aseguró que la Carta Magna “consagrará el carácter plural de la identidad marroquí unitaria y rica por la variedad de sus afluentes, donde la lengua ‘amazigh’ (bereber) ocupa un lugar central”.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/09/internacional/1299703001.html

SE LO CREERAN LOS JOVENES MARROQUIES????

Jóvenes marroquíes debaten en las redes sociales la continuidad de su lucha

Mimebros del 'Movimiento 20 de febrero' discuten tras ver el discurso televisado de Mohamed VI. | Afp

“Gritamos victoria, pero continuamos la lucha; sus palabras servirán para mantener motivados a los jóvenes en sus manifestaciones”. Es la reacción de un internauta marroquí al mensaje lanzado este miércoles el monarca alauí Mohamed VI en un discurso dirigido a la Nación en el que ha anunciado una reforma de la Constitución.

Dará más protagonismo a su primer ministro como “presidente de un poder ejecutivo efectivo” y ampliará las funciones del Parlamento, “otorgándole nuevas atribuciones, que le permitan ejercer sus funciones de representación, legislación y control”.

Con estas reformas, Mohamed VI parece haber querido responder a los jóvenes del Movimiento del 20 de Febrero, que batallan en el reino alauí por conseguir mayores cuotas de democracia y la separación de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, cuyo máximo garante es el monarca Mohamed VI, a quien se atribuye además en la Carta Magna la consideración de comendador de los creyentes como descendiente directo del Profeta Mahoma.

“Nos encontramos ante el primer discurso del rey como verdadero hombre de Estado y reformador”, escribe en una red social una marroquí en una conversación donde no faltan los incrédulos y aquellos que siguen apostando por mantener para el 20 de este mes la convocatoria para otra gran marcha en el país. “No tenemos que parar ahora el combate, no hasta que consigamos nuestras reivindicaciones; el rey lo único que intenta es calmar a los marroquíes”, expresa uno de ellos.

Para debatir sobre la reforma de la Carta Magna habrá que esperar todavía algunos meses. Mohamed VI ha anunciado que los cambios serán estudiados por una comisión que presidirá Abdelatif Mennouni –experto en derecho constitucional- y cuyas conclusiones se presentarán el próximo junio para someterlas después a un referéndum.

El monarca ha lanzado como consigna que se “consagrará el nombramiento del primer ministro presentado por el partido político que haya obtenido los mejores resultados en las elecciones a la Cámara de Diputados” (ahora es el monarca quien lo designa), y “asumirá totalmente la responsabilidad del gobierno y de la administración pública, amén de dirigir y aplicar el programa gubernamental”.

La Justicia deberá ser “un poder independiente”; se reforzará a los partidos políticos “en el marco de una verdadera pluralidad” y “se constitucionalizarán los instrumentos de la buena gobernanza y los derechos humanos”.

Además, se tendrá en cuenta “el carácter plural de la identidad marroquí unitaria y rica por la variedad de sus afluentes, donde la lengua “amazigh” (propia de las regiones bereberes) ocupa un lugar central”.

Las reformas anunciadas por el rey han provocado sorpresa en el país, a pesar de que desde la gran marcha del 20 de febrero por la democracia se había especulado con un cambio de Gobierno (el último se produjo en enero de 2010, cuando se renovaron las carteras de Justicia e Interior entre otras) o la destitución de su secretario personal, Mounir Majidi, encargado también de dirigir sus finanzas.

El discurso abordó además el proyecto de regionalización de Mohamed VI para Marruecos y que pretende comenzar por el Sahara Occidental, territorio que se disputan el reino alauí y el Frente Polisario.

Los trabajos para su puesta en marcha se encargaron a principios del año pasado al ex embajador de Marruecos en España, Omar Azziman, y sus resultados se esperan desde hace meses. Para mañana, las autoridades marroquíes han convocado a una rueda de prensa para tratar este asunto.

h1

MAS DE 7000 ESTUDIANTES SAHARAUIS ATRAPADOS EN LIBIA

10 marzo, 2011

“Las abandonaron a su suerte”

Más de 7.000 estudiantes saharauis viven las revueltas atrapados en los dos internados libios que tienen el RASD en Trípoli y Bengasi

El 17 de febrero, cuando estalló la revolución en Libia, el Sáhara también tembló. Más de 7.000 estudiantes saharauis cursan estudios universitarios, de bachillerato y de secundaria becados por el régimen de Muamar el Gadafi, que tiene firmado un acuerdo de colaboración con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Los menores solo tienen asegurada su educación primaria en los campamentos, según explica Ali Mojtar, el delegado en Madrid del Frente Polisario. Solo los mejores se convierten en parte de la diáspora y continúan después su formación en países como España y Cuba -si tienen dominio del español- o Túnez, Argelia y Libia -en caso de que sean más hábiles con el árabe-.

Najat (19 años) y Babmba (17 años), estudiantes de periodismo y bachillerato, son dos alumnas que partieron de Tinduf a los 12 años y que han vivido en Libia toda su adolescencia, incluidas las revueltas de los últimos días. Su hermana Nana Ahmed (16 años), que estudia secundaria en el International College Spain de la Moraleja (Madrid), cuenta que hace una semana (22 de febrero) las “abandonaron a su suerte” en el internado de Bengasi donde estudian y residen . “Todo el personal libio del centro abandonó las instalaciones cuando comenzaron los enfrentamientos entre las Fuerzas de Seguridad y los manifestantes. No quedaron ni los cocineros. Las dejaron allí, sin comer, hasta que la gente de la calle empezó a alimentarlas por caridad”, relata.

Las dos chicas vivieron más de una semana pegadas a las ventanas escuchando las proclamas y los gritos de los jóvenes durante las protestas. “Nuestro pueblo también ansía la libertad, y por eso ellas animaban a la gente desde dentro del edificio, pero no se atrevían a salir a la calle y sumarse a las manifestaciones. El régimen se ha encargado de su manutención todos estos años y de pronto se encontraron en tierra de nadie. No eran parte ni de un bando, ni del otro”, cuenta Ahmed. Las tres hermanas se han mantenido en contacto a duras penas estas semanas, ya que el internado de Bengasi -uno de los dos que tiene el Polisario en Libia- no dispone de conexión a internet y los teléfonos funcionaban un par de horas al día debido al bloqueo de las comunicaciones. “Estaban muy asustadas. Las pocas veces que conseguí hablar con ellas de madrugada, lo hice en clave. No me atrevía a mencionar a Gadafi o a decir algo inconveniente y que les pasase algo”, dice aún con preocupación.

Sin noticias de los estudiantes

El Frente Polisario no ha confirmado que existiera ningún plan de evacuación. “Nos hemos concentrado en su seguridad y estamos esperando a ver cómo avanzan las negociaciones para decidir”, reconoció Mojtar a este periódico la semana pasada. Sin embargo, Nana afirma que Najat y Babmba consiguieron comunicarse con el Polisario el día 23, y que les comunicaron que habían alcanzado un acuerdo “extraoficial” con Argelia para evacuarlas. Su única posibilidad de escapar de Libia era lanzarse a la aventura camino del aeropuerto de Trípoli y confiar en que el país cumpliese su compromiso de acogerlas en uno de sus vuelos en caso de que sobrase alguna plaza vacante entre las destinadas a los argelinos. No se atrevieron. A los pocos días, Bengasi fue liberada y el domingo les informaron de que este lunes reanudarían las clases con normalidad, aunque el Frente Polisario tampoco confirma esta información. En la sede de Madrid afirman que llevan dos días sin poder contactar con el internado y que, por tanto, no tienen noticias de lo que pueda estar pasando con los menores que permanecen allí.

En Trípoli, la pesadilla continúa para otras 40 niños y cinco monitoras saharauis que se encontraban hasta hace tres días en el internado de la capital libia, bajo el control de las milicias. Poco antes de que el foco de la violencia se trasladara allí, el Frente Polisario reagrupó a todos los estudiantes dispersos en este centro, para tenerlos localizados. Hamoudi (12 años) es uno de los saharauis de El Aaiún que estudian allí. Con él consiguió hablar la madrugada del día 26 Mario Calleja, presidente de la ONG albaceteña Tu grano de arena y padrino del pequeño gracias al programa Vacaciones en paz: “No para de llorar, está muerto de miedo. Dice que los han trasladado en mitad de la noche. Él está ahora en una casa de Zuara -una ciudad de la Libia liberada-, aunque no me ha sabido explicar si es temporal o se quedará allí refugiado hasta que todo esto termine”.

El peregrinar de Hamoudi no acabó aquella noche. Ayer, este periódico habló con él por teléfono y explicó -en un español nervioso y atropellado- que los han devuelto a Trípoli, aunque no especificó a qué zona. Allí duermen a la intemperie unas 1.300, entre adultos y niños. “No pasamos hambre. Unos hombres vestidos iguales vienen a traernos la comida, pero quiero irme a casa, estoy asustado. He visto cómo tres soldados le pegaban a un hombre tirado en el suelo”, relata Hamoudi aterrorizado. Esta noche puede ser la última en Libia para este saharaui o, al menos, hasta que la revolución triunfe. “Nos han dicho que un barco argelino viene a por nosotros”, comenta el menor esperanzado. In sha’a Allah.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/internacional/abandonaron/suerte/elpepuint/20110304elpepuint_7/Tes

h1

TRES ESPAÑOLES HERIDOS EN EL SAHARA POR LA POLICIA MARROQUI

3 marzo, 2011

La Policía ha dispersado por la fuerza una manifestación de medio millar de personas frente a una delegación del ministerio de Minas y Energía en El Aaiún, en el Sahara Occidental, según informaron fuentes saharauis, que agregaron que tres de los heridos tienen nacionalidad española.

Uno de estos heridos, Sidi Ahmed Daya, de 60 años, ha explicado que sufre lesiones en la columna vertebral y en el pecho tras la intervención policial. Según su testimonio, las fuerzas de seguridad cargaron para impedir la concentración de ex trabajadores de la empresa de fosfatos Fos Bucraa, familiares de presos políticos y sindicalistas.

Junto a Daya, dirigente de la Confederación Sindical de Trabajadores Saharauis, también resultaron heridos otros dos saharauis con pasaporte español, Ahamed Abded Mohamed, de 36 años, y Hasan Mohamed Mhamid, de 76 años.

Fuentes del Colectivo de Defensa de Derechos Humanos Saharauis (CODESA) señalaron por su parte que hay un número indeterminado de heridos y que además de la policía también participaron en los altercados civiles marroquíes.

Por su lado, Daya señaló que fue ingresado en el hospital y después fue dado de alta, y que no hay ningún herido en los hospitales debido a que “la gente no tiene confianza en que no les vayan a detener”. Asimismo, agregó que ocho personas han sido detenidas tras la carga policial.