Archive for 29 agosto 2012

h1

EL BORRACHIN (YAHYA YAHYA) LA LIA EN VELEZ DE LA GOMERA

29 agosto, 2012

Siete activistas marroquíes asaltan el Peñón de Vélez y colocan sus banderas

Los militares detienen a cuatro miembros del Comité para la Liberación de Ceuta y Melilla

Siete activistas marroquíes se introdujeron esta madrugada en el Peñón de Vélez de la Gomera y colocaron cuatro banderas de Marruecos antes de que los militares españoles detuvieran a cuatro de ellos mientras que otros tres lograron regresar corriendo a su país, según fuentes marroquíes.

El altercado en Vélez de la Gomera, confirmado por fuentes del Ministerio de Defensa, se produce diez días después de que, por primera vez, una patera con 41 inmigrantes acostase en uno de los islotes españoles adyacentes al Peñón de Alhucemas y después de que, entre mayo y junio, seis pateras con 72 inmigrantes desembarcaran en las islas Chafarinas. La Delegación del Gobierno en Melilla advirtió alrmada, el 19 de agosto, que se estaban abriendo así “nuevas vías de acceso al territorio español”.

A las 6.30 de la mañana (7.30 hora peninsular española), un grupo afiliado al Comité para la Liberación de Ceuta y Melilla llegó en bañador hasta las inmediaciones del Peñón, situado a 130 kilómetros al oeste de Melilla, al que se puede acceder por tierra desde que un terremoto lo convirtió en 1930 en una pequeña península.

EL PAÍS

Siete jóvenes corrieron entonces hasta su cima mientras desde el límite de la demarcación marroquí el presidente del comité, el senador Yahyia Yahyia, y su adjunto, Said Chramti, les daban ánimos. “Para introducirnos aprovechamos un momento en el que nadie montaba guardia del lado español ni del marroquí”, donde suele haber infantes de Marina, señaló Yahyia, por teléfono, a este corresponsal.

Yahyia, que es también alcalde de Beni Enzar, localidad fronteriza con Melilla, explicó que la operación “fue pacífica aunque se produjo un forcejeo e insultos por parte de los regulares cuando intentaron capturar a los activistas”. “Nuestro objetivo es recordar así a España que estos peñones y Ceuta y Melilla son los únicos territorios ocupados del mundo junto con Palestina”, recalcó.

El alcalde anunció además que en los próximos días se producirán incursiones similares en otros lugares “ocupados por España”, pero rehusó dar más detalles. “¡Ya es hora de que España descolonice!”, concluyó. Hasta ahora la mayoría de las operaciones llevadas a cabo por Yahyia —una marcha sobre Ceuta, cortes de agua a Melilla, etcétera— habían quedado en meros anuncios sin apenas consecuencias prácticas.

La irrupción en el Peñón de Vélez de la Gomera fue decidida por el comité después de que en los últimos tres meses llegasen varias pateras a otras dos plazas de soberanía española frente a Marruecos: el archipiélago de las Chafarinas y el Peñón de Alhucemas. Yahyia afirmó entonces que era necesario que el peñón más alejado de Melilla también padeciese las consecuencias de su proximidad a la costa marroquí.

Vélez de la Gomera está custodiado por una guarnición de Regulares que depende de la Comandancia General de Melilla que horas después de que se produjese no había confirmado el asalto. Pertenece al Reino de España desde 1564. Su superficie es de 1,9 kilómetros cuadrados y carece de población civil.

Anuncios
h1

NUEVO RIDICULO DEL DESGOBIERNO ESPAÑOL!!! LA ONU NO VE MOTIVOS PARA EVACUAR COOPERANTES DE LOS CAMPAMENTOS SAHARAUIS

9 agosto, 2012

La ONU no ve motivos para evacuar a sus cooperantes de Tinduf

Un vehículo de seguridad escolta los coches en los que viajan los cooperantes. | EfeUn vehículo de seguridad escolta los coches en los que viajan los cooperantes. | Efe

  • El jefe de la Minurso evita enjuiciar la medida tomada por Margallo
  • ‘Nosotros seguimos trabajando aquí’, dice a los cooperantes Omar Bachir
  • Se reúne con los españoles llegados a Tinduf en respuesta a la repatriación
  • La Agencia Española de Cooperación ya no está presente en Tinduf
  • La ONU cuenta con 23 trabajadores extranjeros en los campamentos saharauis
  • Trabajan para la Minurso, Acnur y el Programa Mundial de Alimentos
  • En Exteriores alegan que la amenaza de secuestro apuntaba a los españoles

La oficina de la ONU para el Sáhara Occidental en Tinduf (Argelia) considera que no hay motivos para que los empleados extranjeros que Naciones Unidas tiene trabajando en los campamentos saharauis sean evacuados por motivos de seguridad.

El jefe de la Misión de la ONU para el Referéndum en el Sáhara Occidental (Minurso), Omar Bachir Manis, transmitió este mensaje durante la reunión que anoche mantuvo con los cooperantes españoles que visitan los campamentos de refugiados en respuesta a la decisión del Gobierno español de repatriar a los voluntarios de Tinduf debido a una amenaza de secuestro inminente.

Manis no quiso enjuiciar la medida tomada por el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

“Nosotros seguimos trabajando aquí”, señaló el responsable de la ONU durante la sesión de trabajo con presencia de medios de comunicación celebrada en la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en el campamento de Rabuni, a unos 25 kilómetros de Tinduf, al suroeste de Argelia.

Desde el Ministerio español de Exteriores alegan, por su parte, que Margallo siempre ha argumentado que la información que manejaba el Gobierno español apuntaba específicamente a “una amenaza inminente de secuestro de cooperantes de nacionalidad española“.

Fuentes de Exteriores insisten en que están “muy preocupados por la seguridad no sólo los cooperantes, sino de personas itinerantes que viajan por la zona“.

Más vigilancia

Naciones Unidas cuenta con 23 cooperantes extranjeros en los campamentos, que trabajan para la Minurso, Acnur y el Programa Mundial de Alimentos.

Según Manis, cuando el Gobierno español les comunicó a final de julio que iba a repatriar a los cooperantes, la orden que se dio al personal de la ONU fue “quedarse en casa durante tres días y evitar desplazamientos”, con el fin de “dar tiempo a buscar una solución”.

“Nos reunimos con los saharauis para estudiar medidas extra de seguridad. Pasados los tres días, las actividades volvieron a la normalidad“, explicó.

Manis recordó que desde el atentado que hubo en Irak contra la sede de la ONU en agosto de 2003, en el que murieron 22 personas, la seguridad de la plantilla es una “prioridad alta”.

El responsable de la Minurso en Tinduf reconoció que el secuestro de los cooperantes españoles Enric Gonyalons y Ainhoa Fernández de Rincón y de la italiana Rossella Urru el pasado 22 de octubre supuso un “punto de inflexión” en los campamentos después de muchos años en los que “la tranquilidad fue habitual” en la zona.

Este secuestro dio pie a establecer un trabajo conjunto para reforzar la seguridad de los cooperantes y la puesta en práctica de una serie de medidas, apuntó.

La Aecid ya no está presente

“Sobre ese documento hemos trabajo juntos”, dijo Manis respecto al comité de seguimiento integrado por la Minurso, las agencias de la ONU, las autoridades saharauis y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), que ahora ya no está presente en Tinduf.

Admitió que las medidas de vigilancia adoptadas obligará a que haya un mayor control de los movimientos de quienes vienen de fuera a pasar unos días alojados con las familias saharauis.

Manis, de origen sudanés, lleva dos años en Tinduf al frente de la Minurso, cuya meta es desde 1991 tratar de organizar un referéndum en el Sáhara Occidental para hacer cumplir el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/08/09/espana/1344497591.html

h1

LOS COOPERANTES ESPAÑOLES, RECIBIDOS COMO HEROES EN LOS CAMPAMENTOS SAHARAUIS

9 agosto, 2012

Los cooperantes, recibidos como héroes en los campamentos saharauis

Los cooperantes en Barajas. | Efe / Di Lolli

Los cooperantes, antes de partir a Tinduf. | Alberto di LolliLos cooperantes, antes de partir a Tinduf. | Alberto di Lolli

  • Aseguran que ‘no hay nada que temer’ ante posibles ataques terroristas
  • Recalcan que ahora hay ‘más medidas’ para garantizar su seguridad

Los cooperantes españoles desplazados a los campamentos de refugiados saharauis han sido recibidos este miércoles como héroes entre fuertes medidas de seguridad adoptadas por la policía del Frente Polisario para evitar el riesgo de secuestro.

Desde su llegada este martes al aeropuerto de Tinduf, al suroeste de Argelia, el grupo solidario ha contado con escolta militar en el llamado centro de protocolo del campamento de Rabuni, donde fueron secuestrados el pasado mes de octubre los voluntarios Enric Gonyalons y Ainhoa Fernández de Rincón.

La treintena de cooperantes ha comenzado su visita en el Ministerio de Cultura en Rabuni, la capital administrativa sede del Gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

En una sala abarrotada con más de 500 personas, la delegación ha sido aclamada por su gesto de visitar los campamentos en medio de un ambiente de psicosis por la seguridad en la región, tras la evacuación de los voluntarios llevada a cabo por el Gobierno español el pasado 28 de julio.

“En nombre del pueblo saharaui, agradecemos enormemente este ejemplo de solidaridad y de hermandad. A pesar de todas las amenazas, los españoles siempre nos apoyarán, pase lo que pase“, ha exclamado una de las intervinientes.

En el acto de entrega de diplomas a los estudiantes de bachillerato, ha estado presente la cúpula del Frente Polisario, con su presidente, Mohamed Abdelaziz, a la cabeza.

Acusaciones a Marruecos

Abdelaiz ha acusado a Marruecos de estar detrás de la decisión del Gobierno español de evacuar a los cooperantes por temor a un secuestro de grupos yihadistas tras la liberación de Gonyalons y Fernández de Rincón.

Marruecos está detrás de organizaciones terroristas que quieren liquidarnos. Pero estas manifestaciones de terrorismo alentadas por Rabat no afectarán de ningún modo a los vínculos históricos con el pueblo español”, ha advertido el presidente de la RASD.

Después de pernoctar con vigilancia permanente, los cooperantes españoles han llegado al Ministerio de Cultura en una caravana escoltada por delante y por detrás con cuatro vehículos del Ejército saharaui.

Policías locales también han estado apostados en el trayecto para evitar cualquier incidencia y hacer patente el control de la situación.

El presidente de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara), José Taboada, quien encabeza el grupo, ha asegurado que “no hay nada que temer”.

“No hay que crear pánico, ni crear alarma social, ni huir de los terroristas. Los que hicieron el secuestro no volverán fácilmente a cometer otro acto aunque lo pretendan”, ha afirmado Taboada. “Se han tomado medidas y ahora hay más seguridad para hacer nuestro trabajo”, ha añadido.

El presidente de CEAS-Sáhara ha invitado al jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, a ir a los campamentos de refugiados para comprobar de primera mano que los saharauis “siguen luchando y no se van a rendir”.

“El terrorismo que pretende atemorizar los vínculos con España no va a salirse con la suya”, ha rematado.

Taboada ha admitido el “desconcierto” del pueblo saharaui ante el llamamiento de evacuación de Exteriores y ha reiterado que “no hay razón para pensar en un peligro inminente”.

‘La intranquilidad llega desde España, no desde aquí’

José Oropesa, el único voluntario que se quedó en Tinduf tras rechazar la repatriación, ha acompañado a los cooperantes en su visita a Rabuni.

Oropesa, que trabaja para la Asociación de Familiares y Presos de Desaparecidos Saharauis (Afapredesa), ha dicho haberse sentido “muy tranquilo” en los campamentos desde que Exteriores les instó a marcharse.

“La intranquilidad de que puede ocurrir algo grave llega desde España, no desde aquí”, ha confesado Oropesa, quien tuvo que firmar un documento para eximir al Gobierno de toda responsabilidad si le pasaba algo.

La delegación estará en los campamentos hasta el sábado con un programa de visitas a centros oficiales y proyectos de cooperación, aunque no se ha desvelado por motivos de seguridad.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/08/08/espana/1344432534.html