Posts Tagged ‘atentado’

h1

MARRUECOS PERPETRO EL ATENTADO DE CRUZ DEL MAR?

28 noviembre, 2008

El atentado del Cruz del Mar cumple su 30 aniversario

Lanzarote sigue recordando a los pescadores fallecidos en el “Cruz del Mar”. Este viernes se cumplen 30 años de los angustiosos momentos vividos por la tripulación del barco pesquero, donde un total de siete marineros lanzaroteños fueron asesinados a manos de unos asaltantes que abordaron la embarcación en aguas saharauis, provistos de ametralladoras. Sólo tres pescadores lograron volver con vida y contar lo sucedido. Año tras año, el 28 de noviembre, la sociedad conejera rinde un emotivo homenaje en recuerdo de los fallecidos.

Ese fatídico 28 de noviembre de 1978, un grupo de asaltantes abordó la embarcación pesquera “Cruz del Mar” y asesinó a siete de los diez pescadores que faenaban en aguas saharauis. Entre los tres pescadores que salvaron la vida aquel día, se encuentra Miguel Ángel Rodríguez, que forma parte de la Asociación Canaria de Víctimas del Terrorismo (ACAVITE).

Qué ocurrió aquel 28 de noviembre en aguas saharauis es todavía hoy, treinta años después , una incógnita resuelta a medias. Las causas no están claras. Mientras Marruecos culpaba al Frente Polisario arguyendo que pretendía evitar la explotación de la pesca en zonas que consideraba de su propiedad, el pueblo saharaui aseguraba que este asesinato fue preparado y ejecutado por Marruecos para boicotear el entendimiento de España con el Frente Polisario. Por otra parte, las víctimas siguen denunciando que el Gobierno español no llegó a investigar los hechos de forma detallada.

Sentido Homenaje

En memoria de los fallecidos, y con el afán de que el suceso no caiga en el olvido, el organismo social canario Titeroygakat ha organizado un año más diversos actos para conmemorar el trigésimo aniversario de la tragedia. Un homenaje póstumo a la memoria de las víctimas del Cruz del Mar convocado a las 17:30 horas en la cruz centenaria ubicada en el Islote del Francés y, posteriormente, una misa funeral y una ofrenda floral servirán para recordar la tragedia que en 1978 conmocionó a la sociedad lanzaroteña, más directamente a la barriada de Valterra, que sintió el drama como propio. El dolor, la rabia y la impotencia se mezclaron aquellos días y muchos son los conejeros que pretenden que este suceso no se olvide.

El Partido de Independientes de Lanzarote que considera los hechos como terroristas, asegura en un comunicado de prensa que los pescadores del Cruz del Mar no fueron los únicos que entre 1976 y 1985 fueron asaltados en aguas saharauis, ya que un total de 17 pescadores fueron asesinados en parecidas circunstancias. Además, desde el PIL hablan de “trato discriminatorio” hacia los ciudadanos canarios, ya que aseguran que las víctimas no recibieron ni la atención, cuidado o estima por parte del Estado que aseguran “sí han gozado los ciudadanos víctimas del conflicto en el País Vasco”.

Fuente original: http://www.lavozdelanzarote.com/spip.php?article22860

h1

ATENTADOS CONTRA EXTRANJEROS EN MARRUECOS

6 octubre, 2008

El atentado que nunca existió

Dos turistas españoles apuñalados hace un año en Marruecos sostienen que fueron víctimas de un ataque terrorista. Rabat se niega a reconocerlo

IGNACIO CEMBRERO – Madrid – 06/10/2008    Enviar

Mohamed Hamza se acercó por la espalda a Ángel Olmos López, profirió unos gritos en árabe y le clavó un cuchillo en el cuello. Después, sin sacar el arma, la hundió en la herida con todas sus fuerzas. Hamza atacó a continuación a Juan Cristóbal Sánchez, y hubiese hecho otro tanto con Juan Ballesta, Juana Sánchez y Esther Messeguer, de no haber sido porque unos militares que observaron la agresión desde la su cuartel se apresuraron en reducirle. Ellos llamaron también a la Gendarmería y a una ambulancia.

Dos australianos fueron apuñalados un mes después en Marraquech

Un francés de 17 años fue asesinado a cuchilladas en 2005 en Fez

Los excursionistas fueron atacados en un restaurante de la zona del Atlas

El agresor gritó algo en árabe y hundió un cuchillo en el cuello de Ángel

Los cinco españoles, originarios de Murcia, habían parado, el 7 de abril de 2007, en plena Semana Santa, en Mrirt, un pueblo de Marruecos, para almorzar. Regresaban de hacer senderismo en el Alto Atlas. Aún no se habían sentado en el restaurante cuando Hamza, sorteando las mesas atestadas de clientes marroquíes, les alcanzó.

Los dos heridos fueron conducidos a una clínica local, pero la gravedad del estado de Ángel Olmos -tenía la yugular seccionada- requirió su traslado en helicóptero al hospital militar Moulay Ismail de Mequinez y de ahí al Mohamed V de Rabat, donde fue operado una primera vez. Un avión médicalizado le transportó a Madrid y después a Murcia, donde volvió a ser intervenido en el hospital Virgen de la Arrixaca. Padece parálisis facial, de una cuerda vocal, afonía, dificultad para ingerir alimentos y cojera. Lleva 19 meses de baja.

Horas después de la agresión, la agencia de prensa oficial marroquí, MAP, señaló escuetamente que dos jóvenes turistas españoles habían resultado heridos tras ser apuñalados por un “enajenado mental” que estaba sometido a tratamiento psiquiátrico. A los periodistas españoles que intentaron obtener más información, el Consulado de España en Rabat les indicó que las víctimas no deseaban que se revelara su identidad ni su lugar de origen.

“Fue la Embajada de España la que nos aconsejó que no diéramos publicidad a lo sucedido y nos mantuviéramos en el anonimato”, afirma Ángel Olmos, desmintiendo la versión diplomática. “Se trataba, nos dijeron, de evitar el acoso de la prensa y tensiones innecesarias en las relaciones España-Marruecos”.

Olmos -profesor de educación física-, su novia, Esther, y sus demás compañeros están ahora convencidos de que se trató de un “atentado terrorista”, perpetrado por un integrista, que las autoridades marroquíes intentan disimular con la complicidad española.

“Primero, el agresor solo la emprendió con nosotros, los únicos extranjeros que estábamos allí, y no tocó un pelo a los demás clientes”, recuerda Olmos. “Después, la policía preguntó una y otra vez a los compañeros ilesos si habían oído proferir al agresor la palabra Alá”, prosigue. “Pero ellos corrieron a ponerse a salvo y no recordaban nada de sus alaridos”.

La opacidad que rodea los trámites burocráticos y judiciales en torno a este asunto incrementa aún más las sospechas de las víctimas. El consulado se demoró casi un año en entregarles una copia en árabe -no la mandó traducida- de la denuncia que pusieron ante la Gendarmería contra el agresor, cuya identidad tardaron también meses en conocer. Y aún no han conseguido las declaraciones de los testigos de Mrirt.

El juicio de Hamza, inculpado de “asalto con intento de homicidio”, fue fijado en Mequinez para el 30 de julio de 2007, pero aún no se ha celebrado, pese a que la justicia marroquí suele ser expeditiva en estos asuntos. Olmos cree que un abogado del consulado debería representarles ante el tribunal. Ante la situación creada, los cinco montañeros han recurrido ahora al Defensor del Pueblo.

“El consulado se ha dirigido en numerosas ocasiones al Tribunal de Mequinez para que le mantuviera informado”, responde a las críticas el consejero de prensa de la Embajada de España en Rabat, Pablo López. Pero el juicio ha sido constantemente aplazado. Se sorprende porque “los interesados quedaron en su día muy satisfechos por la labor del consulado” y, según asegura, así lo manifestaron en una carta.

Si ahora creen que se trató de un atentado, “se podrían personar en el procedimiento, a través de un abogado”, dice el consejero de la Embajada, “para ejercer sus derechos al margen de la acción pública que lleva a cabo el ministerio fiscal”.

Al mes siguiente de la agresión de Mrirt, dos farmacéuticos australianos fueron heridos por un hombre que, con un mono de trabajo, se introdujo en el hotel Sofitel de Marraquech con un machete. La MAP le describió enseguida como un “desequilibrado”. Igual que al que había atacado a los españoles.

Aunque no son muy frecuentes, hay otros casos de ataques similares contra turistas en Marruecos. El más dramático fue el asesinato a puñaladas en Fez, en 2005, de Benjamin Vanseveren, un francés de 17 años. Su padre, Eric, luchó con todas sus fuerzas para tratar de probar que el autor era un islamista, pero el tribunal rechazó el testimonio de cuatro testigos de la acusación particular.

h1

EL REGIMEN MARROQUI COMPRA A LOS POLITICOS FRANCESES

6 octubre, 2008

Marruecos compra a los partidos franceses

Redacción | Publicado el 5 Octubre, 2008

¿Por qué los políticos franceses, sean liberales, gaullistas o socialistas, tratan a Marruecos con una deferencia que no reciben muchos de sus socios de la Unión Europea, como España, ni, por supuesto, Estados Unidos? El periodista Alí Lmrabet, encarcelado por ultraje al rey, afirma que la respuesta reside en la corrupción

La monarquía marroquí dispone de una legión de políticos, empresarios, diplomáticos, periodistas, universitarios y notables que la defienden en Europa y América. Siempre que se recuerda el carácter despótico del Gobierno, la pobreza del pueblo o la ocupación del Sáhara, esa legión golpea sus escudos para explicar los “esfuerzos modernizadores” de Hasán II y ahora de su hijo Mohamed VI; la diferencia cultural que nos impide aplicar los mismos criterios a Marruecos; el “cortafuegos” que es la persona del rey ante el crecimiento del islamismo; o la peor situación en que se encuentran otros países árabes. En Argelia el periodista marroquí Alí Lmrabet se ha atrevido, por fin, a pronunciar en voz alta lo que muchos susurraban.

En una entrevista publicada por el diario argelino ‘El Watan’ el 11 de noviembre (www.elwatan.com/2004-11-11/2004-11-11-7854), Lmrabet denuncia que la monarquía marroquí goza de tanto prestigio en Francia porque libra sobornos de manera continua a los políticos franceses. “La monarquía marroquí financia de hecho a la democracia francesa”. Así consigue aquélla evitar el ambiente hostil que sufrió, por ejemplo, el régimen de Agusto Pinochet en Chile, mucho menos represivo y atrasado, y, a la vez, obtener ventajas comerciales. Los sindicatos agrarios españoles han repetido que el mayor empresario agrícola de Marruecos es el sultán, por lo que todo aumento del contingente de tomates exento de aranceles que entra en Europa en perjuicio de los productores españoles no beneficia a los pequeños agricultores, que es la excusa bondadosa, sino al dueño de la finca.

Dris Bassri, el ministro del Interior marroquí de Hasán II durante largos años y cuyas funciones eran la eliminación de los oponentes a la monarquía y el amaño de las elecciones, fue destituido por Mohamed VI al poco de ascender al trono, en 1999. Vive refugiado en Francia desde entonces. Lmrabet afirma que el presidente francés Jacques Chirac no expulsará ni extraditará a Bassri, pese a que carece de permiso de residencia y de pasaporte, porque éste “conoce secretos sobre la financiación de los partidos políticos franceses” por parte del reino de Marruecos,

Sobre el verdadero carácter del régimen establecido por la familia real alauita, Lmrabet sostiene que los servicios secretos, la DST, disponen de una prisión secreta en la que encarcelan y torturan a quienes consideran peligrosos. Hasán II, como un sultán cruel, tenía otra prisión para ‘presos especiales’ en Tazmamart, y que se clausuró como muestra de la bondad del nuevo soberano. Uno de los sucesos más siniestros relacionados con la monarquía marroquí fue el asesinato a tiros en un parking de Mijas (Málaga) de Hicham Madari, ocurrido el 4 de agosto pasado. La víctima afirmaba ser hijo de una de las muchas concubinas del harén de Hasán II y, por tanto, hermanastro del actual rey; además, había anunciado su respaldo a la oposición. Lmrabet está convencido “al 85%” de que los autores del crimen son los servicios secretos marroquíes.

Ningún periodista ni político puede criticar los siguientes asuntos: Alá, la monarquía, la anexión del Sáhara Occidental y los negocios del rey, sus amigos y los generales. Si Mrabet fue condenado a cuatro años de cárcel por publicar el presupuesto que asigna el Estado a la Casa Real…. ¿qué le hubiera ocurrido por publicar un libro el que firmó Jesús Cacho en España con el título de “El negocio de la libertad”?. Mrabet, propietario y director de dos publicaciones satíricas, fue encarcelado en 2003. Permaneció siete meses preso y sólo obtuvo la libertad mediante un indulto gracias a una huelga de hambre, a la presión de los periodistas europeos y a unas gestiones realizadas por José María Aznar, entonces presidente del Gobierno español. Cuando Lmrabet visitó España en enero de 2004 por cuenta de ‘El Mundo’, dio las gracias a Aznar por las declaraciones que pronunció en Maraquech en su favor. Sin embargo, Chirac y su Gobierno no hicieron nada, pese a que Lmrabet dispone de la nacionalidad francesa.

En la misma entrevista, Lmrabet desmonta una de las justificaciones favoritas del régimen marroquí y de sus admiradores: su capacidad para detener el islamismo. Recuerda que el atentado del 16 de mayo de 2003 en Casablanca, los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid y el asesinato del cineasta holandés Theo Van Gogh el 2 de noviembre fueron cometidos por jóvenes marroquíes fanatizados.

La corrupción puede ser el fin de Europa, a la vez que el factor que explica muchas decisiones políticas incomprensibles para los ciudadanos según la lógica y los intereses electorales. Los gobernantes árabes son maestros en el uso del dinero para corromper las conciencias, aunque es cierto que fracasarían si los tentados rechazaran sus cheques.