Posts Tagged ‘fatima hssisni’

h1

DETENIDOS LOS MIEMBROS DE LA CADENA SER EN EL AAIUN POR LA POLICIA MARROQUI

11 noviembre, 2010

Tres periodistas de Cadena SER en El Aaiún, interrogados en una comisaría por la policía marroquí

Àngels Barceló, Nicolás Castellano y Ángel Cabrera no están detenidos ni retenidos.- Habían informado a las autoridades marroquíes de su presencia en el Sáhara Occidental

Tres periodistas de Cadena SER, que habían logrado romper el bloqueo informativo en El Aaiún, han sido “invitados” a acompañar a policías marroquíes a una comisaría para responder a algunas preguntas. Àngels Barceló, Nicolás Castellano y Ángel Cabrera señalan que ya habían informado a las autoridades marroquíes de su presencia en el Sáhara Occidental, y que incluso han solicitado una entrevista con el gobernador de la región.

Fuentes de Cadena Ser han asegurado a EL PAÍS que los profesionales no se encuentran detenidos ni retenidos y que aceptaron voluntariamente acompañar a los agentes a la comisaría.

El férreo bloqueo bajo el que Marruecos mantiene El Aaiún ha sido burlado a primera hora de la mañana por el equipo de la SER que se encuentra en la ciudad del Sáhara Occidental informando de todo lo que ocurre en la zona, centro neurálgico de la actualidad desde que el pasado lunes Rabat entrase por la fuerza en el campamento de protesta instalado por los saharauis. Aún hoy, no se conoce con exactitud el número de víctimas.

Àngels Barceló, Nicolás Castellano y Ángel Cabrera han ido a El Aaiún con la intención de contar lo que ocurre allí mientras sea posible burlar la censura de Rabat. El Aaiún es, según cuentan estos enviados especiales, una ciudad ahora muy distinta. Según Nicolás Castellano “normalmente está llena de gente y bullicios, pero ahora está en silencio y asediada por la policía antidisturbios”.

Àngels Barceló también ha informado de que, “en la multitud de controles para llegar a la ciudad, siempre hay una pregunta: ¿Qué profesión tienes?”. Todo el mundo tiene dificultad para moverse, especialmente los extranjeros.

Cerco a la prensa extranjera

Las autoridades dicen que no se deja pasar a los periodistas españoles por motivos de seguridad, pero los marroquíes e incluso una periodista francesa de Le Monde están informando perfectamente desde allí.

La capital del Sáhara Occidental ha estado absolutamente desierta durante la noche, según informan los enviados especiales de la Ser, y con la llegada del día empieza a oírse algo más de circulación de coches. Los antidisturbios siguen apostados en cada esquina de la ciudad.

Los saharauis se quejan de que la fuerza internacional no hace nada para proteger los derechos humanos ni cuando surgen los disturbios. Algunos llegan a decir que no sirven para nada. Además, se sienten continuamente vigilados por las fuerzas de seguridad marroquíes.

Los enviados especiales explican que, aunque ha habido otros episodios de enfrentamiento con Marruecos en el Sáhara Occidental, nada comparable a lo que están viviendo en esta ocasión.

En cuanto a las cifras de muertos aportadas por los movimientos pro saharauis, es difícil ofrecer datos. La SER no ha podido confirmar las decenas de muertos de las que hablan esas fuentes y sigue a la espera de recibir los datos.

“El Aaiún está en silencio y asediada por policías antidisturbios”

La SER rompe el bloqueo informativo impuesto por Marruecos en la ciudad y cuenta desde allí la situación de la población saharaui

El férreo bloqueo bajo el que Marruecos mantiene El Aaiún ha sido burlado a primera hora de la mañana por un equipo de la Cadena SER, que se encuentra en la ciudad del Sáhara Occidental informando de todo lo que ocurre en la zona, centro neurálgico de la actualidad desde que el pasado lunes Rabat entrase por la fuerza en el campamento de protesta instalado por los saharauis. Aún hoy, no se conoce con exactitud el número de víctimas.

Un equipo de la SER, encabezado por Àngels Barceló, Nicolás Castellano y Ángel Cabrera, ya está en El Aaiún. La intención es contar lo que ocurre allí mientras sea posible burlar la censura de Rabat. El Aaiún es, según cuentan estos enviados especiales, una ciudad ahora muy distinta. Según Nicolás Castellano “normalmente está llena de gente y bullicios, pero ahora está en silencio y asediada por la policía antidisturbios”.

Àngels Barceló también ha informado de que, “en la multitud de controles para llegar a la ciudad, siempre hay una pregunta: ¿Qué profesión tienes?”. Todo el mundo tiene dificultad para moverse, especialmente los extranjeros.

Cerco a la prensa extranjera

Las autoridades dicen que no se deja pasar a los periodistas españoles por motivos de seguridad, pero los marroquíes e incluso una periodista francesa de Le Monde están informando perfectamente desde allí.

La capital del Sáhara Occidental ha estado absolutamente desierta durante la noche, según informan los enviados especiales de la Ser, y con la llegada del día empieza a oírse algo más de circulación de coches. Los antidisturbios siguen apostados en cada esquina de la ciudad.

Los saharauis se quejan de que la fuerza internacional no hace nada para proteger los derechos humanos ni cuando surgen los disturbios. Algunos llegan a decir que no sirven para nada. Además, se sienten continuamente vigilados por las fuerzas de seguridad marroquíes.

Los enviados especiales explican que, aunque ha habido otros episodios de enfrentamiento con Marruecos en el Sáhara Occidental, nada comparable a lo que están viviendo en esta ocasión.

En cuanto a las cifras de muertos aportadas por los movimientos pro saharauis, es difícil ofrecer datos. La SER no ha podido confirmar las decenas de muertos de las que hablan esas fuentes y sigue a la espera de recibir los datos.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/internacional/Aaiun/silencio/asediada/policias/antidisturbios/elpepuint/20101111elpepuint_6/Tes

Anuncios
h1

EL GOBIERNO SOCIALISTA COMPLICE DE LOS ASESINOS: SABIA QUE MARRUECOS IBA A LANZAR LA MASACRE EN EL CAMPAMENTO SAHARAUI

10 noviembre, 2010

El Gobierno español sabía que Rabat lanzaría el asalto

El Ministerio de Exteriores español rechaza que el ministro marroquí se lo dijera a Trinidad Jiménez

El Gobierno español sabía que Marruecos tenía la intención de desmantelar por la fuerza el campamento de protesta saharaui en las afueras de El Aaiún (Sáhara Occidental).

El ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Taieb Fassi-Fihri, se lo anunció el pasado miércoles a su homóloga española, Trinidad Jiménez, a la que visitó en Madrid, según fuentes diplomáticas. Los interlocutores españoles del ministro marroquí se limitaron a tomar nota de las intenciones de Rabat, ya que se trata de un asunto que afecta a la comunidad internacional, pero que no forma parte de las relaciones bilaterales entre los dos países.

Sin embargo, el Gobierno ha negado en el Congreso que esta comunicación se produjera. En una respuesta al diputado del PNV Aitor Esteban durante la sesión de control, el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha asegurado que el Ejecutivo no sabía que se iba a producir el asalto al campamento saharaui. Asimismo, portavoces oficiales del Ministerio de Exteriores también han rechazado que se produjese esta comunicación.

En 2002 Hans Corell, entonces jefe de la asesoría jurídica de la ONU, dictaminó que España no pudo, en 1975, transmitir unilateralmente su condición de potencia administradora y, por tanto, sigue ostentando la administración del territorio aunque no la pueda ejercer.

A los colaboradores de Jiménez les sorprende a posteriori la violencia con que las fuerzas de seguridad asaltaron el campamento, ya que estaban convencidas de que lo harían pacíficamente. “El asunto se le ha ido de las manos a Rabat”, comentan.

La versión oficial marroquí asegura, no obstante, que el desmantelamiento se hizo pacíficamente y por eso hay más bajas entre las fuerzas del orden que entre los acampados en Agdaym Izik.

El portavoz del Gobierno marroquí, Khaled Naciri, aseguró incluso a EL PAÍS que los gendarmes y antidisturbios que penetraron, el lunes de madrugada, en el campamento lo hicieron desarmados.

En Madrid, ante la prensa, el ministro Fassi-Fihri no anticipó la destrucción de Agdaym Izik sino más bien todo lo contrario. Resaltó que el Gobierno podía haber recurrido a la fuerza para acabar con la protesta, ya que el campamento es ilegal, pero que había optado por la vía del diálogo, en la que creía.

Al día siguiente Khalid Naciri afirmó en Rabat, en su habitual conferencia de prensa tras el Consejo de Ministros, que las negociaciones con la representación de los 20.000 acampados “evolucionaban positivamente”.

El portavoz explicó el lunes en EL PAÍS, sin embargo, que en vísperas del fin de semana jóvenes delicuentes reclutados por el Frente Polisario se habían hecho con el control del campamento, a cuya población mantenían secuestrada. De ahí que fuese necesario intervenir militarmente.

En realidad, a juzgar por las confidencias de Fassi-Fihri, la decisión marroquí había sido tomada bastante antes de ese supuesto golpe de mano del Polisario en Agdaym Izik.

La fecha elegida por Rabat para desmantelar el campamento fue también una sorpresa, porque coincidió con el inicio de las conversaciones con el Polisario en Nueva York.

Mustafá Naimi, miembro del Corcas, un órgano de representación de los saharauis nombrado por el rey Mohamed VI, dio ayer una explicación a la agencia France Presse sobre la fecha escogida: “(…) traduce la voluntad de Marruecos de desafiar a todo el mundo, de imponer su postura y de decir a Argel y al Polisario que no le impresionan”.

Bernard Kouchner, el ministro de Asuntos Exteriores de Francia, el país que mantiene la relación más estrecha con Marruecos, tachó ayer de “muy graves” los sucesos de El Aaiún y condenó la expulsión por Rabat del diputado comunista francés Jean-Paul Lecoq, que tenía la intención de viajar a El Aaiún.

Desde el pasado fin de semana, Rabat ha expulsado también a tres parlamentarios autonómicos y a un eurodiputado español sin que Jiménez reaccione. Ayer, en Bolivia, lamentó “el recurso a la violencia” en El Aaiún, pidió una “investigación” y que la prensa pueda trabajar, según informa Pablo X. Sandoval.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/internacional/Gobierno/espanol/sabia/Rabat/lanzaria/asalto/elpepuint/20101110elpepuint_9/Tes

h1

EL GOBIERNO SOCIALISTA RECONOCE LA SOBERANIA DE MARRUECOS SOBRE EL SAHARA

10 noviembre, 2010

El Gobierno admite por vez primera la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara

//

  • Jáuregui se limita a hablar de ‘preocupación’ por los hechos sucedidos
  • Las medidas sobre el campamento ‘son parte del núcleo duro de la soberanía’
  • En una matización reconoce al reino marroquí como potencia administradora
  • Desmiente que Jiménez supiera que el asalto se iba a producir

El Gobierno español ha evitado condenar el asalto del campamento saharaui de las afueras de El Aaiún por las fuerzas de seguridad marroquíes escudándose en que aún no conoce datos precisos del asunto. Pero, además, el Ejecutivo se ha prestado a reconocer, por primera vez, la soberanía del régimen de Rabat sobre el territorio de su antigua colonia.

Lo ha hecho expresamente el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, quien al ser interpelado sobre el caso en sede parlamentaria ha llegado a asegurar que las autoridades marroquíes decidieron “restringir” el acceso al campamento saharaui a periodistas occidentales y diputados de los más diversos partidos políticos, y poco se pudo hacer para evitarlo porque esa decisión, según Jáuregui, “forma parte del núcleo duro de la soberanía de un país“.

El ministro de la Presidencia ha insistido en los argumentos que dio a primera hora de la mañana durante las preguntas de control al Gobierno, a las que respondió ante la ausencia de la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez. En este sentido, ha evitado nuevamente condenar los hechos. Se ha limitado a lamentar la existencia de víctimas con las que ha asegurado sentirse solidario. Ha recalcado que España desea incrementar la cooperación que presta al pueblo saharaui y ha vuelto a insistir en que el asunto forma parte de la agenda internacional y no de la bilateral entre España y Marruecos.

Ramón Jáuregui sí aprovechó en el Congreso para desmentir rotundamente la información publicada este miércoles según la cual la titular de Exteriores fue informada la pasada semana por su homólogo marroquí, Taieb Fassi Fihri, de que el campamento iba a ser asaltado.

Al término de la sesión plenaria, el ministro de la Presidencia ha querido matizar ante los periodistas las palabras que pronunció ante el pleno de la Cámara. Según Jáuregui, en ningún momento hizo un reconocimiento de la soberanía marroquí. “Se trata”, ha dicho, “de un contencioso que está pendiente desde hace 35 años de una solución política bajo los auspicios de la ONU”.

No obstante, a continuación ha añadido: “En la actualidad es Marruecos quien determina, por su capacidad de administrar ese territorio (el del Sáhara), quién entra y quién no entra en él. Este es el sentido de mis palabras”.

Jáuregui pues reconoce al reino Marroquí como potencia administradora del Sáhara, pese a que esta condición no es admitida por Naciones Unidas tal y como figura en el informe de la Secretaría de Asuntos Jurídicos del Consejo de Seguridad de la ONU con fecha de 29 de enero de 2002.

Dicho texto establece que “el Acuerdo de Madrid no transfirió la soberanía sobre el territorio ni confirió a ninguno de los signatarios la condición de potencia administradora, condición que España, por sí sola, no podía haber transferido unilateralmente”.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/10/espana/1289379822.html

h1

ZAPATERO Y SU DESGOBIERNO MANCHAN SUS MANOS DE SANGRE Y DECIDEN SER COMPLICES DE LOS TERRORISTAS MARROQUIES

10 noviembre, 2010

Algo huele a podrido desde hace muchos años en el PSOE. Desde los oscuros y corruptos tiempos de Felipe González hasta nuestros días, cada día se multiplican las traiciones de los gobiernos socialistas a sus votantes y hacia la mayoría de la población española.

Una vez que los socialistas llegan al gobierno, se olvidan de quienes les eligieron y deciden gobernar de espaldas a la población, sus deseos y sus necesidades, con el único objetivo de salvar sus intereses personales. El caso del Sáhara Occidental y su larga ocupación es una página más de la protección de esos oscuros intereses. Y es que en el PSOE hay mucha sensibilidad, pero sensibilidad hacia el dinero, aunque llegue de las manos de asesinos.

El caso de Felipe González es el más claro. De defender la causa saharaui desde los campamentos de Tindouf a estrenar su espectacular mansión en marruecos. Por supuesto, pasando por la defensa de la candidatura marroquí al Mundial de Fútbol de 2010.

Pero quedan más ejemplos. Moratinos con sus vacaciones privadas en marruecos rodeado de los peces gordos del régimen marroquí. Y ZP? Imagino que años después de darle la patada en el culo y mandarle de vuelta a León podremos empezar a descubrir cuales son los intereses ocultos que defiende. Cúando estrenará una mansión en marruecos como la de Felipe González?

El desgobierno de ZP está cada día más próximo a los terroristas. A los marroquíes porque cada día queda más claro que el régimen marroquí no será nunca tosido ni contestado desde los débiles, corruptos y podridos gobiernos de PSOE. Y por supuesto de BATASUNA, ya que el gobierno, igual que los del entorno de ETA, lamentan pero no condenan. Y se les llena la boca con la democracia, los Derechos Humanos y su estúpida Alianza de Civilizaciones. Pero sus amigos son los marroquíes, los que asesinan, violan, encarcelan y violan a diario los Derechos Humanos.

El gobierno de ZP ha dado la espalda a sus ciudadanos, a los mismos que le eligieron. Sólo le queda año y medio antes que los mismos ciudadanos le demos una gran patada en el culo para decirle que se vaya por donde vino. Tanta paz lleves como descanso dejas. No queremos un presidente ni un gobierno que han decidido manchar sus manos de sangre, de sangre saharaui que hace 35 años era también sangre española. Estamos a merced de un desgobierno que durante el año y medio que falta no hará otra cosa que amasar dinero. Sólo nos queda celebrar que tiene fecha de caducidad y rezar para que el próximo gobierno no decida gobernar de espaldas a sus ciudadanos.

Y mientras, nuestros genocidas vecinos, se ríen de nosotros. Hasta cuando?

Boicotmarruecos

h1

MASACRE EN EL SAHARA: CADAVERES DE SAHARAUIS TIRADOS EN LAS CALLES DE EL AAIUN PARA ATERRORIZAR A LA POBLACION

10 noviembre, 2010

El Polisario denuncia que hay cadáveres tirados en las calles en El Aaiún

El Frente Polisario ha asegurado que son ya al menos 19 los muertos saharauis por los sucesos en El Aaiún y ha denunciado que la capital del Sáhara Occidental vive una “situación de terror” en la que los agentes marroquíes abandonan los cadáveres en las calles para sembrar el pánico entre la población.

El ministro saharaui de Exteriores, Mohamed Uld Salek, afirmó que en los barrios con mayor presencia saharaui de la ciudad “están apareciendo cuerpos degollados y cadáveres con impactos de bala, algunos de ellos de niños” a los que “resulta muy difícil identificar”.

“La televisión marroquí muestra imágenes aparentemente en calma de las zonas de colonos, pero en los barrios saharauis los marroquíes matan a la gente y la dejan tirada en la calles, es algo auténticamente terrorífico que recuerda a lo que hizo (Augusto) Pinochet en Chile”, dijo el ministro.

Uld Salek aseguró además que “los militares y policías marroquíes queman cualquier coche saharaui que encuentran a su paso para despojarles de su medio de transporte, especialmente los antiguos Land Rover, todo un símbolo que sustituyó al camello de los nómadas”.

Asimismo, denunció que “decenas de policías de paisano y colonos marroquíes armados con cuchillos y palos allanan las viviendas saharauis, golpean a la gente y se llevan a muchas personas sin saber adonde”.

El ministro aseveró que “mucha gente se encuentra desaparecida”, algunos porque huyeron tras la entrada de las fuerzas marroquíes en el campamento de protesta de Gdeim Izik, donde les quitaron sus teléfonos móviles y de los que no se tiene ninguna noticia.

“Esperamos que el Consejo de Seguridad adopte una posición clara y contundente condenando los hechos y enviando urgentemente una misión de investigación a la zona”, manifestó el dirigente saharaui, que demandó también a la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO) que informe detalladamente sobre lo que está sucediendo.

Por su parte, el Ministerio saharaui de los Territorios Ocupados ha confirmado hoy que los cadáveres de ocho civiles saharauis, entre ellos un niño de siete años, han sido encontrados a orillas del río Saguia el Hamra y en diferentes barrios de El Aaiún.

Dos de los cuerpos presentaban impactos de bala y otro las huellas de haber sido aplastado por un vehículo durante la entrada al campamento de Gdeim Izik, según un comunicado de este departamento.

El niño fue encontrado en el barrio de Duerat de El Aaiún y murió “a causa de la violencia de las milicias de colonos dirigidas por la Policía y las agresiones que ejecutan tras los allanamientos de viviendas saharauis”, señala la nota.

El Gobierno saharaui ha cifrado los heridos saharauis en 723 y en más de 150 las personas todavía desaparecidas.

“El Aaiún es una ciudad fantasma. Marruecos ha impuesto el estado de sitio. Están deteniendo masivamente a la gente. Los colonos están quemando los coches de los saharauis y saqueando sus tiendas”, ha explicado desde Madrid el delegado del Frente Polisario, Bucharaya Beyun.

Los colectivos prosaharauis ratifican esta versión y aseguran que han encontrado a 18 mujeres muertas, siete hombres y un niño de 7 años. Desde las Asociaciones de Derechos Humanos aseguran que el número de víctimas tras el desmantelamiento del campamento es mucho mayor del que Marruecos reconoce oficialmente. “Cada vez se están descubriendo nuevos cadáveres en el campamento, tirados en el río o trasladados en camiones. Creemos que hay niños muertos de 3 y 7 años. Ha sido una masacre. Marruecos está escondiendo los cadáveres para ganar tiempo, pero no los va a poder esconder todo el tiempo”, explican desde la Asociación Sáhara Thawra.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/10/internacional/1289376077.html

h1

MASACRE EN EL SAHARA: 19 MUERTOS, 723 HERIDOS Y 159 DESAPARECIDOS

10 noviembre, 2010

Saharauis y «colonos» marroquíes se enfrentan en las calles de el Aaiún

El Polisario eleva a once los civiles muertos, entre ellos un niño, mientras Marruecos habla de ocho policías fallecidos en el desalojo

La noche fue relativamente tranquila en El Aaiún, aunque según avanzaba el martes empezaron a repetirse los disturbios, especialmente entre saharauis y civiles marroquíes en la ex colonia española. El balance de muertos ascendía ayer a once entre los saharauis, según el Frente Polisario, que cuenta 723 heridos y 159 desaparecidos. Marruecos, por su parte, elevó a ocho los agentes fallecidos después de que tres de los heridos el lunes murieran ayer, y reconoció además la muerte de un civil saharaui.
El Polisario dio anoche detalles de algunos saharauis muertos. Tres fueron hallados junto al río Saguia el-Harma, dos por disparos y uno aplastado por un coche. Un niño de siete años murió ayer por disparos en el barrio de Duerat. Otros cuatro cueros encontrados junto al río y en el barrio de Awda estaban pendientes de identificar.
La capital del territorio vivió el lunes su jornada más sangrienta en décadas después de que Marruecos desmantelara por la fuerza el campamento de Gdeim Izik, en el que unos 20.000 saharauis pedían mejores condiciones de vida. La violencia se extendió al casco urbano de El Aaiún en lo que aparenta ser una explosión del odio y el hastío larvado durante años entre los saharauis, en difícil equilibrio con una población marroquí que los supera en número.
La parte este de la capital, donde más se mantenía el gran despliegue de las Fuerzas de Seguridad marroquíes, era ayer escenario de nuevos incidentes. Los testimonios recogidos por ABC hablan de barrios aledaños a la avenida de Smara como Tantan, Mezouar, Raha, Aouda o Matallah. Es allí donde, como el lunes, imperaba un toque de queda que hacía que mucha gente apenas se asomara a la puerta de su casa. En otras zonas, la vida fue recuperando la normalidad.
Puntos estratégicos
Las unidades del Ejército se mantenían en puntos considerados más estratégicos y sensibles como el aeropuerto, la central eléctrica, centros hospitalarios o barrios de mayoría saharaui, mientras unidades de la Policía llevaban a cabo patrullas móviles, según explica un extranjero desde allí. «Los colonos (marroquíes que viven en el Sahara) se pasean armados con machetes, cuchillos y hasta hachas. Pueden ser entre 800 y 1.000 y a veces van parando a otros ciudadanos por las avenidas», añade. «Esto es como una guerra civil a palos».
«Aunque soy unionista criticamos que la gente del interior (refiriéndose a los marroquíes) ataque a los nativos» del Sahara, explica Abdelá el Hairach, que ayer localizó a su hermano tras la batalla campal. Este saharaui, que apoya la soberanía marroquí del territorio, reconoce que hay disputas entre vecinos.
Muchas familias trataban de localizar a los suyos en centros hospitalarios, comisarías o casas de conocidos. El número de desaparecidos sigue siendo alto pero difícil de concretar. Algunas fuentes consultadas por ABC hablan de centenares.
Varios activistas españoles permanecen en El Aaiún decididos a continuar contando lo que allí ocurre a través de distintas asociaciones de apoyo a la causa saharaui. Javier Sopeña, Silvia García e Isabel Terraza llevaban días instalados en el campamento de Gdeim Izik, junto al mexicano con residencia en España Antonio Velázquez, cuando las Fuerzas de Seguridad marroquíes lo desmantelaron en la mañana del lunes. Al menos dos de ellos, con los que ha hablado ABC, no tienen intención de marcharse.
«A las 05.30 de la mañana saltó la alarma. A las 06.30 llegó el helicóptero anunciando por sus altavoces que saliéramos. Inmediatamente se encendieron las luces y se activaron las sirenas de los cientos de coches (de las Fuerzas de Seguridad) que nos rodeaban», cuenta Silvia García, que no quiere decir por seguridad en casa de quién ni en qué barrio de El Aaiún está refugiada. «Vi golpear porrazos a mucha gente, y muchos hombres y jóvenes con las manos atadas a la espalda mientras las mujeres gritaban y lloraban delante de ellos… Vi a militares armados con pistolas y metralletas, aunque no los vi disparar» a la gente, añade. «Había hombres en el suelo, no sé si estaban muertos».
«Nos están buscando»
Javier Sopeña, su compañero en la asociación Sahara Thawra, se separó de ella durante el ataque al campamento y no se han vuelto a encontrar, aunque mantienen el contacto telefónico. Sopeña, conocido en la ex colonia porque lleva varios meses viviendo allí, afirma que «nos están buscando» las autoridades marroquíes.Ni él ni Silvia García tienen pasaporte porque «lo perdimos» durante el asalto del campamento, pero «no pensamos abandonar» el Sahara, aunque en los disturbios perdieron también casi todo el material del que disponían para alimentar de imágenes y vídeos la web de su asociación.
Se encuentran bien, pero echan en cara a la diplomacia española que no se interese por ellos ni por el conflicto del Sahara Occidental. «Los funcionarios españoles no se quieren meter en líos aquí. Son unos vendidos», opina Sopeña. Las autoridades españolas, que tardaron varias horas el lunes en confirmar que se encontraban a salvo, piensan que los activistas españoles no tienen demasiadas ganas de que les ayuden. «Les hemos ofrecido reiteradamente ayuda y la rechazan», aseguran desde el consulado en Rabat, insistiendo en que el depositario de los bienes españoles de El Aaiún está a su disposición.
El Sahara seguía ayer cerrado a los periodistas. Al menos una docena, entre ellos este corresponsal, trataron de volar hasta allí y las autoridades de Rabat lo impidieron por segunda vez en dos días. La ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, pidió al reino alauí desde Bolivia que deje trabajar a la prensa española. Madrid sigue, sin embargo, sin emitir queja oficial alguna.
Fuente original: http://www.abc.es/20101110/internacional/saharauis-marroquies-enfrentan-aaiun-201011100945.html
h1

“QUEMABAN LAS JAIMAS UNA DETRAS DE OTRA”

10 noviembre, 2010

“Quemaban las jaimas una detrás de otra”

La violencia agrava las dificultades económicas del Sáhara, una región en la que Rabat invierte más de 4.000 millones al año en ayudas y gasto militar

Las fuerzas marroquíes irrumpieron en el campamento saharaui de Agdaym Izik poco antes del amanecer del lunes avanzando por ambos flancos al mismo tiempo, como una tenaza. “El pánico cundió al instante”, relata Isabel Terraza, de 28 años y activista española del Grupo de Resistencia Saharaui, que se encontraba en el campamento en el momento del asalto. “Las Fuerzas Auxiliares iban por delante, seguidas a escasa distancia por las militares, abriéndose paso con gases lacrimógenos y arrasando o quemando las jaimas una detrás de otra. Hubo enfrentamientos”.

“Los helicópteros volaban a escasa altura, transmitiendo mensajes intimidatorios”, prosigue Terraza. “Se intentó evacuar a cuantas más mujeres y niños, pero los vehículos disponibles eran escasos. Cuando abandonamos el campamento, nos encontramos con un éxodo de saharauis que caminaban por el desierto hacia El Aaiún, que se vislumbraba en el horizonte, coronado por una amplia humareda negra”.

Las calles de la ciudad estaban sembradas de barricadas. “Familias enteras de saharauis se alzaban detrás de ellas. Había tiendas y coches en llamas, y varias casas de saharauis fueron quemadas o destruidas por colonos marroquíes. Fue una batalla campal”, dice Terraza.

El estallido de violencia complica el precario equilibrio socioeconómico de la ciudad, en la que viven unas 200.000 personas, muy divididas según su comunidad. Las relaciones entre los dos grupos son escasas. A falta de estadística oficial, se calcula que un tercio del medio millón de personas que viven en la región son de origen saharaui.

La economía local depende completamente de Marruecos. La población activa ronda el 30%; la mitad trabaja en la función pública. “El Sáhara es una aberración económica. La única actividad con cierta rentabilidad es la pesca. La extracción de fosfatos ya casi no tiene interés económico. El resto es una economía apuntalada por el Estado”, explica el economista Fouad Abdelmoumni, quien calcula que el conflicto cuesta a Marruecos más de 4.000 millones de euros al año (7% del PIB), en concepto de gastos militares, subvenciones varias y ventajas fiscales. Abdelmoumni calcula que la resolución del conflicto añadiría tres puntos porcentuales a la tasa de crecimiento.

Se estima que la tasa de paro en el Sáhara supera el 25%, frente al 10% en Marruecos (aunque esta cifra está por debajo de la real, según los expertos). La CIA calcula que el PIB per cápita saharaui rondaba en 2007 los 1.800 euros, frente a los 3.400 de Marruecos.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/internacional/Quemaban/jaimas/detras/elpepuint/20101110elpepiint_2/Tes