Posts Tagged ‘libertad’

h1

PREMIO BLOG GRAN CANARIA 2008 A LA LIBERTAD: GRACIAS!

31 diciembre, 2008

[LIBERTAD.jpg]PREMIO BLOG GRAN CANARIA 2008 A LA LIBERTAD

Además del premio al mejor blog de noviembre de 2008, los amigos de Doramas.blogspot.com me han premiado en este último día del año con el premio Blog Gran Canaria 2008 a la Libertad. Sólo puedo dar las gracias por la distinción y por acordaros de mí y de mi blog. Como todos los premios hay que dedicarlos, éste tan especial se lo quiero dedicar a:

– Los amigos y amigas de Canarias, que nos dan lecciones a diario sobre la solidaridad y amistad entre los pueblos.

– A todos los que dejáis mensajes en este blog, la mayoría de apoyo por mi «trabajo» y de solidaridad con el maravilloso Pueblo Saharaui y su legítima causa. Por supuesto a todos los que leéis este blog. A todos vosotros, muchas gracias.

– Al Pueblo Saharaui. Lo que he conocido y aprendido de vosotros hace que hoy esté aquí escribiendo este blog. Me habéis enseñado lo que es la justicia, la paciencia, la solidaridad, la amistad y sobre todo, la generosidad. No puedo dejar pasar esta oportunidad para agradeceros todo lo que hacéis para luchar por lo que es legítimo y justo. Si fueráis de otra forma, cada vez seriáis menos, pero como bien sabréis, cada día somos más. Animo y Fuerza porque algún día iremos juntos todos a El Aaiun a festejar la libertad del Sáhara Occidental.

A todos vosotros, mil gracias.

Un abrazo y Feliz Año.

h1

UPyD SE SUMA A LA MANIFESTACION DEL DIA 15

31 octubre, 2008
Se celebrará en Madrid el sábado 15 de noviembre

UPyD se adhiere a la convocatoria de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara

foto
Foto: EP
 

   LOGROÑO, 31 Oct. (EUROPA PRESS) –

   UPyD en La Rioja se adhiere a la convocatoria de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara y denunciar el abandono que desde hace 33 años sufre el pueblo saharaui, al tiempo que exige la independencia del Sáhara Occidental y el respeto a los derechos humanos en las zonas ocupadas por Marruecos.

   Se trata, indicaron en un comunicado, de «saldar una vieja deuda de justicia internacional». Con tal fin acudirá a la manifestación que se celebrará en Madrid el sábado 15 de noviembre, a las 12 de la mañana y que discurrirá entre las plazas de Atocha y Mayor.

   UPyD trasladará al Parlamento español las reclamaciones del pueblo saharaui, cuya situación es una de las asignaturas pendientes de la política exterior española desde la Transición y que el Gobierno actual no ha contribuido a mejorar en los últimos cuatro años. Nuestro gobierno sigue incumpliendo una vieja deuda histórica, de hace más de 30 años, sin siquiera impulsar el cumplimiento de las resoluciones de la ONU que contemplan la posibilidad de que los saharauis puedan decidir su destino.

   España, como antigua potencia administradora del Sáhara tiene una responsabilidad que asumir con el pueblo saharaui y hoy, en el 33º aniversario de los Acuerdos de Madrid, que significaron el abandono por parte de España del Sáhara Occidental a manos de Marruecos y Mauritania, UPyD considera que debe movilizarse para exigir, tanto al reino alauita como a nuestro propio gobierno, que cumplan con la legalidad internacional.

h1

LA MISERIA DE MARRUECOS Y LA MISERIA DE LOS POLITICOS ESPAÑOLES

31 octubre, 2008

En la vida hay dos tipos de miseria. La primera es la miseria material: el no poseer, el no tener. La segunda es la miseria espiritual: el no ser, el abdicar de valores primordiales como la conjunción entre lealtad, compromiso y sentido de la justicia. Actualmente en los campos de refugiados de Tinduf –y como advierte ACNUR– se vive una situación dramática, con medios de subsistencia a la baja, con medios para la educación y la sanidad ya casi inexistentes, sin ningún recurso extra con que adornar el obligado paisaje desértico y sedentario. Generaciones muertas, de espera eterna, en un pedazo de arena. Sin nada, salvo voluntad y fe. 120 años de colonización y más de 30 años de descolonización frustrada, de incumplimientos jurídicos y traiciones por parte de la clase política española. Medio siglo con decenas de resoluciones de Naciones Unidas y sentencias internacionales (TIJ) que hablan de descolonización, de identidad étnico-cultural y de derecho a un Estado.

La pasada semana el presidente Zapatero voló a Marruecos, abrazó al sátrapa y bajó muchos peldaños en el escenario de la felonía histórica: apoyó un plan de «autonomía» para la demolición completa del derecho a la libertad y la autodeterminación del pueblo saharaui. Un pueblo y un movimiento de liberación que tenía en jaque al ejército de Marruecos y, sin embargo, renunció a la guerra y aceptó un plan de paz a cambio de un proceso institucional. Nada se cumplió. Naciones Unidas, bajo presión de Francia, Estados Unidos y España quebrantó su propia legalidad una y otra vez. Todos salvaguardando oscuros intereses promovidos por esa satrapía-Estado llamada Marruecos.

Marruecos es país donde los opositores desaparecen, la tortura es una constante y donde el habeas corpus ha sido convertido en anécdota. Situación que viven día a día los saharauis en los territorios ocupados. Todo ello se lo recordó el Consejo General de la Abogacía al Presidente de Gobierno. Marruecos es un sistema donde el monarca hereditario controla el poder ejecutivo, determina las principales funciones del poder legislativo y nombra indirectamente a las principales magistraturas del Estado. Es país que recibe ayudas millonarias PESC y no cesa de recibir inversiones. Sin embargo, ese pozo negro-negro que es el Majzen (oligarquía económico-política como sistema-grupo de presión) consigue que su país continúe en el Indice de Pobreza Humano de Naciones Unidas por debajo de La India, Sudán o El Congo. Mienten los politólogos de salón y prebenda que hablan de «democracia». Mienten los políticos que hablan de progreso social o derechos humanos.

Producen asco y escalofrío las imágenes sonrientes de nuestros ministros, empresarios y algunos intelectuales con el sátrapa norteafricano y su corte de acólitos. Señor Zapatero, ¿Pero de qué autonomía habla? En Marruecos no se tiene la mínima noción de distribución territorial del poder, allí donde hasta la autonomía municipal es una quimera, y en donde la única distribución territorial que se conoce es la de los diez palacios reales que hay esparcidos desde Rabat a Marrakech. No es sólo cuestión de Zapatero, por supuesto, sino de todos los gobiernos que ha habido, desde el siniestro y melifluo franquista Arias al inefable Aznar pasando por el histrión González.

Yo le recordaría al PP que mientras tenían plaza en el Gobierno Central dejaron de votar en las Cortes de Aragón más de un documento (simbólico), a favor de la libertad del pueblo saharaui, incluido un simple apoyo formal al referéndum popular (2003). En la última proposición no de ley, que CHA presentó sobre «apoyo al pueblo saharaui», los partidos dominantes han seguido el mismo guión: al servicio de intereses de poder, de gobierno o de oposición. En algún caso incluso avalando la venta de armas al siniestro régimen, a lo que ha apuntado también el voto del PAR. ¿La venta de armas es un juego comercial sin trascendencia? Eso parece creer la mayor parte de nuestra clase política, pero cada cuerpo roto, cada alma destrozada de un joven saharaui tendrá cómplices.

Solo una heroica capacidad de resistencia y una militancia sobresaliente en el espíritu comunitario posibilitan que el saharaui haya podido aguantar estoicamente en un pedazo de arena, tras una haima. Solo su insuperable vocación para la paz. Miseria material y grandeza espiritual tras los ojos luminosos de sus niños, tras los contornos nobles de mujeres y hombres. Al revés que otros, «los otros», todos los otros: riqueza material y miseria, mucha miseria. No hay excusa.

h1

LA REINA SOFIA HABLA DE CEUTA Y MELILLA

31 octubre, 2008
La Reina se refiere a Ceuta de forma expresa en un libro sobre su figura      
Escrito por El Faro   
viernes, 31 de octubre de 2008
La opinión de la Reina sobre los distintos asuntos de la actualidad se refleja en el libro ‘La Reina muy de Cerca’ de Pilar Urbano, que la editorial Planeta sacó ayer a la venta con una tirada de 100.000 ejemplares.
Es la primera vez que doña Sofía se pronuncia abiertamente sobre asuntos muy diversos tales como el aborto; el suicidio asistido; el matrimonio entre homosexuales; la posible llegada de Obama a la Casa Blanca; la relación entre Letizia y el Príncipe o el futuro de la Monarquía; la política de Fidel Castro; la libertad religiosa;
Según la autora, con este libro la Reina “ha querido dar una visión moderna y desacralizada de la Monarquía del futuro”.

Sobre Ceuta y Melilla

“Letizia le ha metido a doña Sofía una buena revolución de motor, la ha modernizado, la ha convertido en una Reina menos de tribuna y más de asfalto”. Urbano aseguró que le envió a la Reina un cuestionario de 638 preguntas y que le ha preguntado “todo lo que la gente de la calle quiere saber”.
Entre esas preguntas también hubo referencias a la visita girada por sus majestades a las ciudades hermanas, hace casi un año, y a las impresiones que sobre Ceuta y Melilla han recibido los monarcas tras sus contactos con Marruecos.
“Ceuta y Melilla son España: los territorios, la historia, la población. Y en nuestra visita toda aquella gente se echó a la calle con banderas para decir esto: Somos españoles. Lo que pasa es que Mohamed VI, como antes Hassan II, su padre, cada dos por tres tiene que reclamar y protestar para que la cuestión siga abierta (…) No es nada nuevo. Y desde luego, no nos quita el sueño”, apunta la Reina.

EDITORIAL
No deja de resultar hilarante que Hassan II dijera al Rey Don Juan Carlos que visitara Ceuta y Melilla para montarle un recibimiento por todo lo alto en las españolas ciudades
Última actualización 31/10/2008@05:34:02 GMT+1
Justo ahora cuando se va a cumplir un año de la histórica, trascendental y ansiada visita que Sus Majestades los Reyes de España realizaran a Melilla aquella soleada jornada otoñal del 6 de noviembre de 2007, la Casa Real vuelve a ser noticia por varios motivos de rabiosa actualidad.

De un lado, por los comentarios que la Reina desvela en el libro de Pilar Urbano editado por Planeta con motivo del 70 cumpleaños de Doña Sofía, entre los que destaca su versión de los criterios y estrategias de los últimas monarcas de la dinastía alauita, Hassan II y Mohamed VI, sobre las ciudades españolas de Ceuta y Melilla. De otro, la polémica surgida en torno a la sentencia emitida por el juez de la Audiencia Nacional, en la que declaraba absueltos a 16 independentistas catalanes por la quema de los retratos de los Reyes de España durante el desarrollo de un acto público en Gerona.

Ni a melillenses ni a ceutíes ha sorprendido que la Reina comente que tanto el actual monarca marroquí, como lo hacía su padre con relativa asiduidad, saque a relucir sus pretensiones anexionistas de Ceuta y Melilla, porque en estas ciudades estamos ya más que acostumbrados a esas reivindicaciones territoriales y sobre todo en épocas en que el propio Gobierno marroquí intenta desviar de esa forma graves problemas internos. Pero lo que no deja de resultar irrealizable e hilarante es que el autodenominado “hermano” de Don Juan Carlos, pretendiera abrogarse en anfitrión de los Reyes españoles en una, por entonces, hipotética visita a las ciudades españolas, al decir “Ven, ven a Ceuta o Melilla, y yo te monto allí un recibimiento por todo lo alto”. Ante estos comentarios incomprensibles cualquier lector racional se preguntaba ayer, “Y, ¿cómo iba Hassan II a organizar tal recibimiento en Melilla y Ceuta?”. En fin, otro capítulo más, aunque éste realmente anecdótico, de ese afán reivindicativo por parte del vecino Gobierno de hacer suyos unos territorios que nunca han pertenecido al Reino de Marruecos como tal.

Tampoco parece muy comprensible el cambio de calificación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional ante la retirada de su acusación por un delito de injurias contra la Corona que en principio recaía sobre el grupo de 16 independentistas catalanes por considerar más tarde que la quema de las fotografías del Rey eran tan sólo una falta de desórdenes públicos.

El que no llegaba a entender la situación creada por la Fiscalía fue el propio juez central de lo Penal, José María Vázquez Honrubia, hasta el punto de calificar de “incomprensible” la actuación del Ministerio Público.

En un primer momento, la Fiscalía que dirige Javier Zaragoza solicitaba una multa de 3.600 euros por el delito de injurias pero su cambio de criterio ha llevada al juez a dictaminar la absolución de los acusados. Estos y otros casos de polémica naturaleza llevan a muchos ciudadanos a sentir una cierta desconfianza en una Justicia muy necesitada de una oportuna reforma.

h1

JUAN CARLOS I: CULPABLE DE LA ENTREGA DEL SAHARA?

30 octubre, 2008

Informe al Congreso de Amadeo Martínez Inglés sobre el Jefe de Estado Español y los delitos cometidos en el Sahara occidental.

AL EXCMO SR. PRESIDENTE DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS DE LAS CORTES ESPAÑOLAS

Don Amadeo Martínez Inglés, coronel del Ejército, escritor e historiador militar, se dirige por segunda vez a VE y a la Cámara que preside con arreglo a lo que dispone el artículo 77.1 de la Constitución española manifestándole lo siguiente:

Con fecha 4 de abril del presente año, y de acuerdo a lo establecido en el artículo 77.1 de la Carta Magna española, elevé a su autoridad un escrito en el que le solicitaba la creación de una Comisión de Investigación parlamentaria que, conforme a lo señalado en el artículo 76.1 de ese mismo texto legal, procediera de inmediato a estudiar e investigar los presuntos delitos cometidos por el rey Juan Carlos, tanto en su juventud como en su ya largo reinado, y de los que existen abundantes indicios racionales en las exhaustivas y complejas investigaciones que como historiador militar me he permitido realizar a lo largo de los últimos veinticinco años. Presuntos delitos que le especificaba con todo detalle en el mencionado documento: homicidio imprudente, asesinato, golpismo, malversación de fondos públicos, corrupción generalizada, terrorismo de Estado…

Han pasado seis largos meses desde que le remití el escrito y VE, obviamente, no se ha molestado siquiera en acusar recibo del mismo. Puesto a analizar tamaña falta de profesionalidad, dejación de sus responsabilidades como máximo representante del pueblo soberano y auténtica falta de respeto hacia un ciudadano español que cree desenvolverse en un Estado de derecho y paga religiosamente sus impuestos (una parte alícuota de los cuales va directamente al bolsillo de su excelencia), sólo llego a atisbar tres posibles causas del desafuero institucional cometido por VE contra mi persona. Son las siguientes:

1ª.- Quizá esté equivocado y mis denuncias contra el rey Juan Carlos: asesinato, golpismo, malversación de fondos reservados, terrorismo de Estado, corrupción…no tengan la suficiente enjundia (política, jurídica, social…) como para que el Congreso de los Diputados, máximo órgano representativo del pueblo español, se vea impelido a investigarlos y, en consecuencia, su excelentísima persona urgida a mover de una vez su estúpido trasero.

2ª.- Pudiera ser también que el estado anímico de su honorable persona, señor Bono, no sea el mejor de los posibles después de su heroica decisión de congelar los emolumentos de todas las señorías que en esa Cámara calientan banco tres días a la semana. Con lo que el sueldo mensual de su presidente, el de su excelencia (mensual, no anual como es muy frecuente entre los ciudadanos españoles) deberá seguir siendo durante todo el año de crisis de 2009 de unos 15.000 euros. Desde luego, con esos ingresos puede resultar hasta comprensible su absentismo laboral…

3ª.- O tal vez la razón suprema de su falta de educación, señor Bono, tenga algo que ver con el miedo de su señoría excelentísima a que, si se crea la Comisión de Investigación solicitada, se le caigan definitivamente los palos del sombrajo a este Régimen benefactor y singular levantado con tanto esfuerzo por el franquismo para que nada cambiara de verdad en este país tras la muerte del dictador y VE se quede a la intemperie y sin ese modesto sueldo a que me refería en el apartado anterior.

De todas formas, señor Bono, por una u otras razones, usted no ha cumplido con sus deberes como presidente del Congreso de los Diputados. Yo le remití mi solicitud sobre la base de un derecho constitucional (artículo 77.1) y de ese derecho como ciudadano español se desprende una obligación por su parte: la de acusar recibo de la misma y tramitarla con arreglo a las normas pertinentes de actuación parlamentaria. Porque si usted no cumple con su obligación como presidente de esa Cámara, alegando cortedad en el sueldo o alguna otra razón que se me escapa, yo me quedo sin derecho, sin Comisión de Investigación y sin Constitución que valga. Y lo que es todavía peor: los españoles (empezando por usted) se van a quedar en la inopia para siempre en relación con las perrerías cometidas durante su ya largo reinado por el último de los Borbones.

Y ahora paso al meollo del presente escrito, es decir, a contarle algunas cosas muy graves, muy graves, muy graves… gravísimas ¡como no! del actual rey de España, Juan Carlos I de Borbón. Más que nada para que tome buena nota de ellas, añadiéndolas en lugar preferente al inventario de presuntos delitos que ya le he remitido y que deberá ser estudiado, cuando a usted le venga bien, por la todavía nonata Comisión de Investigación Borbónica Española (CIBE)

Me estoy refiriendo en concreto, señor Bono, a tres nuevos, espeluznantes, bochornosos, repugnantes… delitos, que ni la historia ni los ciudadanos españoles conocen todavía en toda su profunda dimensión (algunos historiadores, obviamente, estamos en ello) cometidos en los últimos meses del año 1975 por el entonces príncipe de España, justo cuando desempeñaba la Jefatura del Estado de una forma interina pero con todos los poderes del dictador en la mano. Presuntos delitos que de entrada podríamos catalogar, hasta que la citada Comisión parlamentaria pueda pronunciarse, como de alta traición, cobardía ante el enemigo y genocidio. Sí, sí, no se me ponga nervioso, señor Bono, que enseguida paso a informarle largo y tendido sobre el asqueroso hecho político que acoge estas figuras delictivas de Juan Carlos I, que para eso soy historiador militar y, modestia aparte, creo que de todo esto sé un poquito, lo justo quizá para despertar su mente y la de algunos miles de ciudadanos españoles.

Y le voy a exponer el asunto, en principio, señor presidente, de una forma extractada y casi telegráfica (aunque creo que muy comprensible para usted, que me imagino tiene cierta culturilla histórica, y para el lector medio) pues no querría bajo ninguna circunstancia que este escrito se convirtiera, por mor de mi incontinencia profesional, en una larga y tediosa lección magistral de historia de España. Eso lo dejo, si a vuecencia le parece bien, para deleite de las señorías a las que les corresponda un día poner en su sitio, de una vez por todas, a este Borbón de medio pelo salido de las cloacas del franquismo que ha tomado la jefatura del Estado español como su finca particular y su saneado negocio.

El hecho histórico a que me refiero, señor Bono, no es otro que el de la vergonzosa entrega a Marruecos, en noviembre de 1975, de nada menos que 200.000 kms cuadrados del llamado Sahara español (provincia africana según Franco, territorio bajo administración española según la ONU) por miedo a tener que enfrentar una guerra con ese país (que había organizado una marcha “pacífica” de 300.000 ciudadanos marroquíes y nos amenazaba con la invasión pura y dura) y tras un pacto secreto entre el jefe de Estado español en funciones en aquellos dramáticos momentos (el príncipe Juan Carlos de Borbón), la CIA y el Departamento de Estado norteamericano (Kissinger). Pacto por el cual el heredero de Franco se quitaba de en medio una muy probable guerra colonial con nuestro vecino del sur (que podía poner en grave peligro su ansiada corona) y recibía además el inmenso apoyo político yanqui para estabilizar su tambaleante Régimen.

A cambio, claro está, de traicionar con nocturnidad y alevosía, como ha sido práctica habitual en él, al pueblo español (ajeno a todo como siempre), a sus Fuerzas Armadas (que a pesar de su abandono operativo y escasez de medios estaban dispuestas a sacrificarse por defender el honor de España y la legalidad internacional), al pueblo saharaui (que sería entregado desarmado al invasor y bárbaramente masacrado en una desigual guerra y en un oscuro genocidio que se saldarían con más de cuatro mil víctimas, y del que cualquier juez imparcial pediría responsabilidades al jefe del Estado español por cómplice y colaborador necesario) y a la ONU (que había decretado a través de su Tribunal Internacional de Justicia y de su resolución 380 la ilegalidad de la acción unilateral de Marruecos y el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación).

Empecemos, pues, presidente, y que nadie desdeñe el asunto como lejano en el tiempo o meramente historicista pues estamos hablando de hechos gravísimos cometidos en su día por el actual jefe del Estado español, como son los presuntos delitos de “alta traición a la nación española” tras la acción consumada y no debatida en sus órganos institucionales de la entrega a una potencia invasora de una parte importantísima del territorio nacional sin intentar defenderlo siquiera y tras un pacto secreto con el propio enemigo y su socio geoestratégico; de “cobardía ante el enemigo” por parte del jefe del Estado español en funciones de comandante en jefe del Ejército que entrega sin combatir una parte substancial del territorio nacional tras un pacto secreto con el enemigo; y de “genocidio” contra el pueblo saharaui, en grado de colaboración necesaria con el ejecutor directo del mismo (el sátrapa marroquí), al haber puesto bajo la bota de su Ejército, totalmente desarmados, a los 30.000 habitantes de la antigua provincia española, a los que debería haber defendido con arreglo al Derecho Internacional y a los derechos humanos más fundamentales.

Repasemos, pues, esos lamentables hechos, próximo a cumplirse su 33 aniversario:

21 de agosto de 1975

El departamento de Estado norteamericano da luz verde a un proyecto estratégico secreto de la CIA, financiado por Arabia Saudí, para arrebatar la antigua provincia del Sahara (270.000 Kms cuadrados) a España. Un territorio vital desde el punto geoestratégico, rico en fosfatos, hierro, petróleo y gas, que EE.UU no está dispuesto a dejar en manos de España dada la situación en que se encuentra el régimen franquista. El plan consiste en invadir la zona mediante una marcha “pacífica” de unos 300.000 ciudadanos marroquíes (Marcha Verde), que se harían pasar por antiguos habitantes de la zona.

6 de octubre de 1975

El servicio de Inteligencia del Ejército español informa a Franco, ya muy enfermo, de los planes de EE.UU en relación con el Sahara.

 16 de octubre de 1975

La Marcha Verde es anunciada por Hasan II, al mismo tiempo que el Tribunal Internacional de Justicia de la ONU rechaza las pretensiones de Maruecos sobre ese territorio.

20 de octubre de 1975

Franco empeora ostensiblemente. Sufre un nuevo ataque al corazón.

21 de octubre de 1975

El príncipe Juan Carlos de Borbón, heredero del dictador, se niega a aceptar la jefatura del Estado con carácter interino. Quiere plenos poderes para poder actuar en el Sahara.

22 de octubre de 1975

El presidente del Gobierno español, Arias Navarro, con conocimiento de Franco, manda a Solís a Rabat para tratar de parar el órdago marroquí prometiendo negociaciones sobre el tema en cuanto la situación del dictador mejore.

26 de octubre de 1975

Comienza la Marcha Verde en territorio marroquí. Toda la planificación operativa y la organización logística han corrido a cargo de técnicos norteamericanos.

30 de octubre de 1975

Juan Carlos de Borbón se hace cargo de la jefatura del Estado español (artículo 11 de la ley Orgánica del Estado). Está muy preocupado por la situación en el Sahara pues tiene muy presente el caso portugués. No quiere que la situación le desborde.

31 de octubre de 1975

El príncipe preside un Consejo de Ministros en La Zarzuela. Cuestión prioritaria: el Sahara. Asiste invitado el jefe del Estado Mayor del Ejército, Carlos Fernández Vallespín. Juan Carlos manifiesta su férrea determinación de ponerse al frente de la situación. Sin embargo, no les dice a los reunidos que él ya ha enviado a su hombre de confianza, Manuel Prado y Colón de Carvajal, a Washington, para solicitar la ayuda de Henry Kissinger. Es consciente de que una guerra colonial con Marruecos en aquellos momentos podría precipitar los acontecimientos al estilo de lo acaecido en Portugal y que podría perder su corona antes de ceñirla.

El secretario de Estado norteamericano acepta la mediación solicitada por el nuevo jefe del Estado español, intercede ante Hassan II y en las siguientes horas se pergeña un pacto secreto por el que Juan Carlos se compromete a entregar el Sahara español a Marruecos (vistiendo el muñeco de la rendición con unas amañadas conversaciones políticas en Madrid), a cambio del total apoyo político americano en su próxima andadura como rey de España.

2 de noviembre de 1975

Juan Carlos de Borbón visita las tropas destacadas en El Aaiun en un viaje sorpresa. Está en tratos secretos con los americanos para la entrega del territorio, pero no tiene ningún reparo en escenificar un “teatrillo castrense” con los militares (a los que traicionará en las siguientes horas igual que al pueblo español, a los saharauis y a la propia ONU) echando mano de la extensa parafernalia castrense propia de estos actos: formación solemne, desfile, honor a los muertos, recepción en el Casino Militar… En este centro, en el curso de una bien regada copa de vino español, hasta se permite el lujo de representar el papel de un moderno “Escipión El Africano a la española”, diciéndoles a los oficiales de las tropas allí destacadas: “España no dará un paso atrás, cumplirá todos sus compromisos, respetará el derecho de los saharauis a ser libres” y también, hinchando el pecho y subiendo la barbilla: “No dudéis que vuestro comandante en jefe estará aquí, con todos vosotros, en cuanto suene el primer disparo”

¡La cara de este hombre es de cemento! (Nota del autor)

6 de noviembre de 1975

La Marcha Verde invade la antigua provincia africana española. En virtud del pacto secreto (alta traición) entre Kissinger, Hassan II y el flamante nuevo jefe del Estado español (el viejo se está muriendo en el hospital hecho un guiñapo entre monitores y sondas) los campos de minas de la frontera han sido levantados y los legionarios españoles prudentemente retirados. España hasta se permite la desvergüenza de enviar al ministro de la Presidencia para que gire una visita de cortesía a los campamentos marroquíes. La ONU, incómoda y sin saber de qué va la cosa, urge a Hassan II a retirarse y a respetar la legalidad internacional. España mira para otro lado ¡bastante tiene el principito con asegurar su corona! y el tirano alauí no hace el menor caso.

9 de noviembre de 1975

Hassan II da por alcanzados todos sus objetivos en el Sahara y en espera de las conversaciones de Madrid (ya tiene asegurada su presa) retira los campamentos de la Marcha Verde a Tarfaya. Argelia protesta y retira su embajador en Rabat. Los polisarios, traicionados por España, se aprestan a la lucha.

12 de noviembre de 1975

Comienza la Conferencia de Madrid entre España, Marruecos y Mauritania, con EE.UU de mandamás en la sombra.

14 de noviembre de 1975

Declaración de Madrid sobre el Sahara. Se entrega a Marruecos toda la parte norte de la antigua provincia española: 200.000 Kms cuadrados de gran importancia geoestratégica, muy ricos en toda clase de minerales, gas y petróleo (descubierto por petrolíferas yanquis y en reserva estratégica). A Mauritania (que los abandonará enseguida en beneficio de su poderoso vecino del norte) se le transfieren 70.000 Kms cuadrados del sur, los más pobres e improductivos. Las Cortes y el pueblo español no saben nada del asunto. Todo se ha tejido entre bastidores, con la CIA, el departamento de Estado norteamericano y los servicios secretos marroquíes como maestros de una ceremonia bochornosa en la que el príncipe Juan Carlos ha movido sus hilos a través de sus validos y hombres de confianza: Armada, Mondéjar, Torcuato Fernández Miranda… mientras el Gobierno del anonadado Arias Navarro, con Franco moribundo y su porvenir político en el alero, se ha limitado a ejercer de convidado de piedra en la mayor vergüenza política y militar de España en toda su historia. Porque sí, efectivamente, este país, después de su flash imperial, ha padecido en diferentes épocas derrotas sin cuento, descalabros memorables y renuncios espectaculares, pero nunca jamás había traicionado de una forma tan perversa a sus propios ciudadanos (los saharauis lo eran en 1975), se había humillado de tal manera ante un pueblo más débil que él pactando en secreto su rendición, y abandonado cobardemente el campo de batalla sin pegar un solo tiro y después de entregar a su envalentonado enemigo acuartelamientos, armas y bagajes.

Una vergüenza histórica sin paliativos, a cargar ¡como no! en el “debe” de un príncipe sin principios morales de ninguna clase, cargado de ambición, bufón de un dictador sin escrúpulos, ansioso de poner sobre su cabeza los ridículos oropeles de una corona trasnochada y profanada hasta la saciedad en el pasado por reyes despreciables de su propia dinastía, y que se permitió el lujo de vender a su propio país, a su pueblo, a la sacrificada minoría étnica que, bajo nuestras leyes y nuestra protección, creyó en la promesas de España y en ser libres algún día.

De todo esto que le cuento, señor Bono, poca información han recibido durante nuestra sacrosanta transición tanto el pueblo español como su clase política. Había que preservar, así lo estipula la Constitución franquista del 78, la imagen del rey que iba a salvarnos a todos y a traernos los derechos y libertades conculcados durante décadas por su amo y señor.

Termino, señor presidente del Congreso de los Diputados, y recuerde: alta traición, cobardía ante el enemigo y genocidio. ¡Casi nada! ¿No le parece a su excelencia que quizá esa Comisión de Investigación que tanto pavor le produce debería comenzar su trabajo analizando tan escalofriantes delitos?

Reciba, señor presidente del Congreso de los Diputados, un afectuoso saludo.

Firmo el presente escrito en Alcalá de Henares a 8 de octubre de 2008

h1

LA CORRUPCION EN EL ENTORNO DE MOHAMED VI

30 octubre, 2008

Estafa a Mohamed VI

37 personas, incluidos varios militares, son juzgadas en Marruecos por acaparar ilegalmente dádivas del rey

Youssef, un hemipléjico de Beni Mellal, en el centro de Marruecos, intenta erguirse sobre su silla de ruedas para entregar a un miembro del séquito real -el rey Mohamed VI está de visita en la ciudad- un sobre amarillento que ha comprado por dos dirhams (0,18 euros). Contiene una fotocopia de su carné de identidad y una carta rogando al monarca que le sea concedida una licencia para explotar un taxi, que conducirá un chófer sano, con la que sacar de la pobreza a su familia.

Youssef y otros muchos discapacitados o pobres de solemnidad que han solicitado y obtenido dádivas reales formaban parte, en realidad, de una amplia red de corrupción a la que también pertenecían agentes de las fuerzas de seguridad, militares funcionarios del Ministerio del Interior y hasta miembros del personal adscrito al palacio real. Desde noviembre están en prisión y ahora han empezado a ser juzgados.

El «rey de los pobres», como se le llamó a Mohamed VI en el inicio de su reinado, reparte dádivas a inválidos y menesterosos durante sus viajes por el país. La mayoría son licencias de taxis, pero a veces consisten en una vivienda social, un terreno público para construir una casa o sufragar un tratamiento médico.

Los ruegos se le hacen llegar al monarca a través de sus acompañantes, generalmente los escoltas, en un sobre amarillo que se les entrega en plena calle. Antes de gratificar al súbdito suplicante se comprueba su identidad y su situación social.

Mohamed Zgani, un modesto vecino de Salé, la ciudad pegada a Rabat, se convirtió en 2000, según la instrucción judicial, en el cerebro de una trama de corrupción que empezaba por los agentes de las Fuerzas Auxiliares que contienen a la muchedumbre agolpada en las calles por las que va a pasar el rey. A los discapacitados «apadrinados» por Zgani les permitían franquearse un camino hasta primera fila para entregar su sobre.

Los siguientes eslabones de la corrupción estaban a más alto nivel, entre los policías y gendarmes y personal subalterno que conocían el itinerario y el horario que iba a seguir la comitiva real, y en el departamento de Interior, que valoraba la súplica. Todos cobraban sus comisiones.

Zgani obtuvo para sí cinco licencias de taxi, dos pisos y un viaje a La Meca para su anciano padre otorgados por el rey cuando iba de camino a su residencia de Sablons, cerca de Salé. Después amplió su «negocio» a todos los lugares que visitaba el monarca. Buscaba in situ a cómplices con los que se repartía el botín.

Fue el propio rey quien ordenó, el 20 de noviembre, al director de la policía, Charki Draiss, que abriese una investigación. Tres días después la brigada policial daba a conocer los resultados de sus pesquisas: 37 personas, entre ellas nueve militares o gendarmes, fueron detenidas.

La justicia militar es más rápida que la civil y estos últimos fueron condenados en abril a penas de entre tres y ocho años de cárcel por constitución de banda criminal, estafa, abuso de confianza y divulgación de secreto profesional. Los 28 civiles, con Zgani a la cabeza, empezaron a ser juzgados hace cinco meses, pero el tribunal no ha dictado sentencia.

Si funcionarios encargados de proteger al rey han suministrado a Zgani, a cambio de un puñado de dirhams, datos confidenciales sobre sus itinerarios, también los pueden proporcionar a terroristas, se plantea con preocupación la prensa marroquí.

h1

MOHAMED VI: QUE DIOS MALDIGA A TU PADRE

29 octubre, 2008

MOHAMED VI: QUE DIOS MALDIGA A TU PADRE

Hoy hemos conocido que el joven Yassine Belassal se enfrentaba a otro cargo. Después de ser condenado a 18 meses por escribir la frase «Dios, Patria y Barça» en vez del lema nacional «Dios, Patria y Rey», hoy hemos conocido que Yassine cometió otro espantoso crimen como es dedicarle al sultán Mohamed VI una pintada (con tiza en la pizarra) en la que ponía «Que Dios maldiga a tu padre», refiriendose a Hassan II.

Que esto pueda costar 5 años de cárcel a alguien, ya es bastante grave, aunque sea en un país como marruecos, que nos tiene acostumbrados a lo peor. Que no se pueda maldecir a un asesino demostrado también es grave. Hassan II es culpable de matar a miles de personas, saharauis y marroquíes, de un genocidio calculado contra el pueblo saharaui y la población rifeña y del atraso que sufren buena parte de los súbditos marroquíes.

Por todo eso, en homenaje a Yassine, ya que aquí, por suerte, podemos expresarnos, digo: Mohamed (VI), que Dios maldiga a tu padre!!!

h1

YASSINE BELASSAL EN LIBERTAD PROVISIONAL

29 octubre, 2008

Libertad provisional para el marroquí condenado por ofender al rey tras escribir «Dios, patria y Barça»

  1. • La gendarmería afirma que la causa de la denuncia fue otra frase, «Dios maldiga a tu padre»
    MARTA GARDE (EFE)
    MARRAQUECH

El Tribunal de Apelación de Marraquech ha concedido hoy la libertad provisional al joven marroquí Yasín Belassal, quien fue condenado el pasado mes de septiembre a un año de cárcel por ofender a la Monarquía al escribir «Dios, patria y Barça» en una pintada, en lugar del lema nacional «Dios, patria y rey».

«Estamos muy contentos de que esta noche Yasín vaya a dormir con nosotros», ha afirmado a la salida del tribunal Mohamed Belassal, padre de ese joven encarcelado desde el pasado 29 de septiembre en una prisión de la ciudad. «Su amor por el Barça es lo que le llevó a la cárcel», había dicho el progenitor, antes del inicio de la sesión.

Desde el arresto de su hijo, Mohamed Belassal había asegurado a los medios que la detención se produjo porque Yasín había sustituido en una pintada en la pizarra de su instituto la palabra «Rey» por «Barça» en el lema nacional.

Una segunda pintada ofensiva

Sin embargo, en el informe verbal entregado por la gendarmería al juez, figura como causa de la denuncia una pintada de Yasín fuera del instituto en la que decía «Dios maldiga a tu padre», en referencia al monarca alauí Mohamed VI. Por esto podrían haberle condenado a cinco años, según Mohamed el Ghaloussi, abogado de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), al frente de la defensa.

Durante la vista, se solicitó al fiscal que tuviera en cuenta la juventud de Belassal, que cumplió 18 años el pasado 30 de junio, así como el hecho de que esa frase no fue lanzada por una verdadera falta de respeto a la Corona, sino como una provocación sin trascendencia cara al resto de sus compañeros.

Asimismo, los abogados defensores apuntaron el daño a la Monarquía y a la imagen exterior del país que podría suponer la permanencia del estudiante en prisión, e instaron a que el próximo 5 de noviembre, fecha en la que se celebrará un nuevo juicio, se le garantice un proceso «justo y en buenas condiciones».

Agredido tras el arresto, según el padre

Ni la madre de Belassal, sentada en la segunda fila de la sala, ni el padre, situado dos bancos más atrás, han podido ocultar al escuchar los alegatos su nerviosismo y las lágrimas, las mismas que tampoco han retenido al salir del tribunal confiados en la liberación del joven.

El padre, que desde que se produjo el arresto se ha mudado con toda su familia de su localidad de Ait Urir a Marraquech, también ha denunciado que en el proceso verbal, el joven no contó con la presencia de un abogado y los gendarmes «le pegaron y amenazaron», lo que hizo que Belassal acabara declarándose culpable de unos hechos que después ha negado.

«Solamente él conoce la verdad», sostuvo el padre, cansado después de más de un mes de tensión y deseoso de que acabe este proceso, porque toda la familia ha estado desde su inicio, según él, «en un estado lamentable».

h1

LA SITUACION CRITICA EN LOS CAMPAMENTOS SAHARAUIS

26 octubre, 2008

Un campamento balear en el Sáhara

  

Unos niños se dirigen a jugar a fútbol a las afueras del campamento 27 de Febrero.  Foto: R.F.
 

La visita de políticos y familias de acogida llena de esperanza a los refugiados del desierto porque saben que no están solos

ROSA FERRIOL ENVIADO ESPECIAL A TINDOUF (ARGELIA) La leche es un lujo. El agua es su bien más preciado. Harina, azúcar, legumbres y aceite son los cuatro ingredientes que componen la cesta básica. Que ésta llegue a los campamentos saharauis depende de las organizaciones internacionales como ACNUR o la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Unión Europea, entre otras. Su subsistencia está en manos de la comunidad internacional pero en estos momentos pende de un hilo.
La realidad en el Sáhara es muy dura porque viven al límite. De momento, no tienen asegurado que lleguen el 1 de noviembre a los campamentos ubicados en pleno desierto las 1.200 toneladas de alimentos para repartir entre los 125.000 refugiados que viven en peores condiciones. Es su fuente de alimentación. Ahora que rozamos finales de mes los almacenes de la Media Luna Roja Saharaui (MLRS) están vacíos. Les quedan escasas reservas de harina de soja, que utilizan como complemento nutritivo. La crisis económica mundial les azota de lleno. La ayuda internacional se ha reducido un 22 por ciento y los retrasos constantes de la llegada ahogan a los refugiados.
Esta situación de penuria se transformó en crítica el pasado 12 de octubre cuando una tormenta de lluvia y viento inundó los campamentos. El más afectado fue Smara, donde 1.424 familias se quedaron sin casas. Entre la escasez de alimentos y las catástrofes de la naturaleza, la población saharaui está a punto de entrar en una crisis alimentaria, según el ministro de Cooperación, Salec Baba.
Su esperanza para paliar la falta de alimentos está en las ayudas que reciben de comunidades como Balears que destina medio millón de euros anuales a proyectos para el Sáhara. Una expedición balear compuesta por políticos y familias de acogida desde el viernes conoce la realidad saharaui. La delegación de 160 baleares llega en el «momento adecuado», según el presidente de Media Luna Roja Saharaui (MLRS), Buhobeini Yahia.
Los alimentos para pasar el mes de noviembre tienen muchas posibilidades de no llegar y las inundaciones del 12 de octubre empeoran aún más la situación ya que además de destrozar las viviendas, el agua se llevó los pocos alimentos que guardaban en sus despensas. Las ayudas aportadas estos días desde las islas sirven para apaciguar la penuria.
Buhobeini Yahia hizo un llamamiento a los pueblos de las islas. Necesitan su intervención inmediata para afrontar esta situación de emergencia. La respuesta fue inmediata. El gerente de la agencia de cooperación del Govern, Toni Esteva, ha anunciado durante el viaje que el Ejecutivo balear «hará un sobreesfuerzo para cubrir la dejadez de las agencias internacionales». Y es que en agosto ya no llegaron los alimentos que reparten las organizaciones internacionales, pero desde las islas mandaron 90.000 euros para subsanar el problema de alimentos. La gerente del Fons Mallorquí de Solidaritat, Catalina Socias, explica que normalmente dos veces al año las islas mandan alimentos de emergencia para combatir la escasez.
Agua, comida, un techo y salud son las prioridades básicas para sobrevivir en los campamentos de refugiados. Un pueblo que vive desde hace 33 años en una situación de emergencia. «Viven como si hiciera una semana o dos que escaparon de la guerra», lamenta el presidente de MLRS.
En materia sanitaria ha habido grandes avances en los últimos años, sobre todo, por los esfuerzos de asociaciones mallorquinas que han contribuido a que los saharauis tengan sus propios centros de salud. Anemia y malnutrición son los principales problemas que sufren niños y mujeres. Los datos hablan por sí solos: el 66% de las mujeres embarazadas padece anemia, muchas mueren durante el parto, y las féminas de entre 15 y 45 años sufren el mismo problema. Además, el 66% de los niños menores de cinco años tienen problemas de mal nutrición, fomentada por los 33 años que llevan como refugiados en el desierto del Sáhara.
La solución va llegando. Solidaridad no falta. Ayuntamientos mallorquines, el Govern y el Consell de Mallorca canalizan una aportación al Fons Mallorquí de Solidaritat para desarrollar proyectos en los campamentos saharauis. Balears invierte unos 130.000 euros anuales a iniciativas sanitarias como el programa Niño Sano, que funciona desde 2000. Dentro del programa de vacunación, este año se ha emprendido una iniciativa encaminada a combatir la mal nutrición infantil, un mal que puede llevar a la muerte de los pequeños si no se resuelve.
Rosa Canyelles es una de las responsables del proyecto de nutrición. Estos días va de reunión en reunión para preparar junto a los sanitarios saharauis un plan estratégico nutricional, que estará listo en enero.
A pesar de ello, el pueblo saharaui es hospitalario por naturaleza. La delegación balear les da fuerza para seguir su lucha para tener un Sáhara Libre. Su reivindicación es innata. Son muchos los jóvenes que lucen una camiseta negra con dicho lema mientras sirven el sabroso té a sus invitados. Pasar a mejor situación depende de que llegue la ansiada solución política, mientras, dependen de la ayuda exterior. Con la visita, saben que no están olvidados. La gratitud que demuestran por el apoyo moral recibido es indescriptible. Y es que «los niños saharauis son los mejores embajadores de este pueblo», sentencia la presidenta de la Asociación Amigos del Pueblo Saharaui, Ventura Vaquer. Llegan a las islas gracias a los programas Vacaciones en Paz o Escuela en Paz. Su sonrisa y alegría enamoran. «Llegan al corazón desde el primer momento», afirma Catalina Rosselló, de la asociación. Asegura que acoger un niño es una experiencia muy bonita, además la relación entre familias a pesar de la distancia se fortalece día a día. Por ello, los que se quedan en los campamentos saben que su conflicto cruza las fronteras gracias a sus pequeños.
La delegación institucional formada por unas 60 personas se aloja en el campamento 27 de febrero. Miembros del Govern, Parlament, Consell y de los Ayuntamientos se han desplazado al desierto para trasladarles a sus habitantes que no están solos. Antoni Verger, director general de Movilidad, es la primera vez que visita los campamentos. «Mucha gente sabe perfectamente las necesidades que tiene un pueblo exiliado, por ello, es necesario que colaboren en proyectos que ayuden a los refugiados a subsistir», apunta. Los 21 años del programa Vacaciones en Paz han logrado estrechar los vínculos entre las islas y el desierto. «Tener un hijo en otra familia de diferente cultura refleja un nivel de solidaridad muy elevado», señala Buhobeini. Y es que tal y como resume el presidente de la Media Luna Roja Saharaui, «la relación entre el pueblo saharaui y el balear es única». Un modelo a seguir.

h1

LA HIPOCRESIA ESPAÑOLA SOBRE MARRUECOS

4 octubre, 2008

La sociedad española (y yo durante muchos años el primero) es en su mayoría profundamente hipócrita sobre marruecos. Y nuestro gobierno más. Y los anteriores también.

Si buscáis en un buscador de internet marruecos, mohamed vi, Sáhara Occidental, no tardaréis en encontrar las noticias que publico en este blog. Muchos me acusan de manipular las informaciones pero todas están ahí. Normal que se avergüencen de cómo es su país realmente: a mí, también me avergonzaría. Buscad los nombres de Mohamed Erraji, Zahra Budkur y tantos otros y veréis qué es lo que sucede realmente en marruecos…

Durante muchos muchos años, pasara lo que pasara en marruecos rara vez llegaba aquí. Y hoy en día no ha cambiado mucho y es complicado encontrar este tipo de noticias sobre marruecos si no es investigando un poco o interesándose sobre el tema. Los medios de comunicación españoles suelen ser reticentes a publicar determinadas noticias sobre «nuestro país amigo» del sur (por ejemplo las masacres de Sidi Ifni). Durante muchos años nos hemos indignado con la masacre de palestinos en Oriente Medio, hemos salido a la calle en contra de la ocupación de Irak … pero pocos salimos a las manifestaciones en favor del pueblo saharaui. Hemos visto con horror los resultados de los genocidios de Ruanda, Bosnia, Darfur… pero miramos con mucha más indiferencia el genocidio del pueblo saharaui. El genocidio que se ha mantenido desde la Marcha Verde hasta nuestros días.

Es fácil encontrar publicaciones, noticias, libros, películas… etc sobre Ruanda, Tibet, Darfur o Bosnia pero por qué el mundo no habla del genocidio saharaui? Por qué nadie habla sobre los bombardeos de Um Draiga con fósforo blanco y napalm sobre los que hasta ese momento eran tan españoles como yo? Por qué hay noticias casi diarias sobre Palestina y no sobre las torturas que sufre a diario el pueblo saharaui en los territorios ocupados? Los saharauis eran españoles hasta 1976 y de un día para otro dejaron de serlo. Permitiríamos esa misma situación con ceutíes y melillenses? Espero que no.

El gobierno español se ha vendido a los invasores. Son los que tienen más dinero y más medios y han pagado bien por ese apoyo. No es difícil ver la gran relación que tiene nuestro gobernante o nuestro ministro de asuntos exteriores con la cúpula del régimen marroquí. Y la estupenda relación entre nuestro rey y el súltan marroquí? Todos los gobiernos españoles en democracia sin excepción han vendido armas al invasor del sur mientras más o menos apoyaban la causa saharaui. La gran novedad de este gobierno es que sigue vendiendo armas a marruecos y ha dejado de apoyar la causa saharaui. Qué es eso de apoyar el plan marroquí de autonomía? Qué autonomía se puede tener en un país donde los problemas se resuelven a palos, puñetazos, patadas, violaciones, desapariciones y muerte? Esa es la famosa Alianza de Civilizaciones que pretende Zapatero?

Con qué nos paga marruecos? Con añejas e infundadas reivindicaciones sobre Ceuta y Melilla, con una inundación de droga en el continente europeo y por supuesto con ningunear a nuestro presidente y a nuestro gobierno. Cuando llegó Zapatero en la última visita a marruecos fue recibido con una minúscula bandera española… Bueno, por lo menos fue recibido por el sultán, quien ni se molestó en recibir a Condoleeza Rice. Estaría practicando ski acuático, que le gusta más que intentar sacar a su país del subdesarrollo. También nos paga con agresiones a policías en territorio marroquí. Pero bueno, que vamos a esperar de un sultanato que tiene como gran figura a alguien como Yahya Yahya, que además es presidente de la comisión de amistad de los senados de España y marruecos?

Desde luego, ningún país árabe es modelo en derechos humanos pero lo que ocurre en marruecos tiene pocos equivalentes en el mundo. Que Estados Unidos no levante la voz, lo comprendo. Marruecos se ha vendido a Estados Unidos y uno de los precios pagados es una base estadounidense en su territorio (Tan Tan). Pero nosotros, que una vez más somos los más tontos, qué nos llevamos de marruecos? Venta de armas? Condiciones leoninas para pescar en aguas que no son marroquíes? Todo eso vale el apoyo a un régimen feudal que viola a diario los derechos humanos?

Zapatero no ha abandonado al pueblo saharaui. Zapatero ha vendido al pueblo saharaui, decepcionando a parte de su electorado. España, como antigua potencia colonial (el Sáhara Occidental es un territorio pendiente de descolonización) tiene la obligación moral, histórica y política de defender simplemente lo que tantas y tantas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU han repetido: el derecho incuestionable del pueblo saharaui a decidir su futuro. Esto no se puede vender a cambio de lo que haya obtenido España de marruecos por su cambio de postura. El pueblo saharaui vale millones de veces más que armas e intereses económicos.

Los españoles a los que nos interesa el tema, tenemos que presionar al gobierno para que cambie de postura como debe. Podemos y debemos hacer escritos, acudir a manifestaciones y hacer un boicot a marruecos. No comprar sus productos ni ir de vacaciones al sultanato bananero para no dar divisas al sultán. Lo que hace el sultán con ellas no es desarrollar su país. Prefiere enriquecerse, mantener una guerra y una ocupación ilegal y masacrar a todo el que no piense como él, en su país o en el Sáhara ocupado.

A los que no les interesa el tema, simplemente que sepan lo que pasa en marruecos. Que sepan como es su sultán, las torturas a estudiantes marroquíes y saharauis, las violaciones a hombres y mujeres en marruecos y en el Sáhara Occidental, las muertes, las desapariciones, los presos políticos, la falta de libertades… etc. A todos los que no están a favor de la causa saharaui o les de igual el tema, les pediría que no sean hipócritas y que no se lleven las manos a la cabeza cuando vean las atrocidades que se cometen en otras partes del mundo. No es bueno tener opiniones diferentes en cuanto a violaciones de derechos humanos dependiendo del lugar donde se cometan. Si se apoya el genocidio saharaui se debería apoyar el genocidio de Darfur, las matanzas de Bosnia y Croacia, la invasión y genocidio en Tibet… etc.

Basta ya de hipocresía. Que toda la sociedad española sepa qué pasa en marruecos y que se deje de silenciar las noticias que llegan de ahí. Que actúe quien considere que lo tenga que hacer y quien no quiera hacer nada, que al menos no sea hipócrita. O se defienden los derechos humanos o no. Sea en marruecos o no.