Posts Tagged ‘marroqui’

h1

MOHAMED6, CON SU DINERO LEJOS DE MARRUECOS

11 abril, 2016

El rey de Marruecos justifica sus sociedades en Panamá por la discreción en sus negocios

Así lo manifiesta el abogado de la casa Real marroquí tras aparecer el monarca en los papeles de Panamá.
Mohamed VI, rey de Marruecos. / EFE

El abogado Hicham Naciri, que representa al secretario particular del rey Mounir Majidi, señalado en los llamados “papeles de Panamá” como titular de dos empresas offshore en Panamá, señaló hoy que el rey Mohamed VI busca a veces “cierta discreción en los negocios de lo que supone su vida privada”.

Naciri, que ofrece hoy las primeras explicaciones del caso en una entrevista concedida al portal electrónico medias24.com, añade, sin embargo, que “el patrimonio (del rey) es gestionado de forma extraordinariamente transparente”, y que en su caso “discreción” no significa “disimulación”.

Naciri explica cómo una sociedad llamada Inmobiliaria Orion, registrada en Luxemburgo, compró en nombre del rey un hotel en París (que no identifica, pero que desmiente sea el Hotel De Broglie, como ha informado algún medio francés), y una segunda registrada en las Islas Vírgenes y llamada SMCD adquirió también en nombre del rey una goleta llamada Boughaz.

Las sociedades fueron supuestamente creadas “ad hoc” para ambas operaciones, aunque esto no lo aclara.

La sociedad Orion y el hotel “fueron vendidos hace 5 ó 6 años”, mientras que SMCD fue “disuelta” y la goleta sigue siendo propiedad del monarca, “matriculada en Marruecos a nombre de Su Majestad”, amarrada a puerto y “no disimulable”, señala.

“En Marruecos -insiste el letrado-, los negocios de la familia real son conocidos y transparentes, buen número de ellos cotizan en la Bolsa de Casablanca y están sujetos a reglas estrictas de comunicación”.

“Para quienes lo ignoran -prosigue- las sociedades que posee la familia real están sometidas regularmente a controles fiscales y son tratadas sin ninguna diferencia con el resto. No hay privilegio ni prebenda”.

El secretario particular del rey Mohamed VI, Mounir Majidi, gestiona todo el patrimonio real y es un hombre extremadamente discreto, que rehúye el foco mediático pese a ser considerado uno de los dos hombres más poderosos del país por debajo del monarca.

La fortuna de Mohamed VI, estimada en 2.100 millones de dólares según el listado de Forbes en 2014, lo convertía en esa fecha en el segundo hombre más rico de Marruecos (por detrás de un banquero) y el decimosexto más rico de África.

h1

PAYASOS MARROQUIES: PREOCUPAOS ANTES DE LOS DERECHOS HUMANOS EN EL SAHARA OCUPADO

7 octubre, 2008
Marruecos preocupado por el deteriorio de la situación humanitaria en Palestina      
Escrito por MAP   
martes, 07 de octubre de 2008
Marruecos sigue con ‘una profunda preocupación’ el deterioro de la situación humanitaria y de seguridad en los territorios palestinos, indicó, ayer en Nueva York, el embajador, representante permanente agregado del Reino ante la ONU, Hamid Chabar.
“La cuestión palestina preocupa al conjunto del pueblo marroquí con sus distintos componentes y sensibilidades. El consenso político nacional sobre esta cuestión se ilustra claramente por el apoyo indefectible del rey, Presidente del Comité Al Qods, a los esfuerzos de la Autoridad Palestina para la edificación de un Estado palestino independiente con su capital Al Qods”, precisó Chabar en una reunión del Movimiento de los No-Alineados, en conmemoración del 60 aniversario de la Naqba (catástrofe).
Añadió que “el rey despliega esfuerzos diplomáticos por todas partes ante los jefes de Estados hermanos, amigos y aliados, con el fin de acelerar el arreglo definitivo de esta cuestión y preservar el estatuto y las especificidades culturales de la ciudad de Al Qods”.
La acción del soberano contempla principalmente, prosiguió Chabar, “preservar la identidad plural y federalista de las tres religiones monoteístas de la ciudad santa así como la protección de su patrimonio arquitectónico e urbanístico”.
Por otra parte, el diplomático marroquí recordó que el 60 aniversario de la Naqba “nos impone a todos, sin excepción, un deber de memoria, para enseñar a las generaciones futuras unos valores fundamentales como el respeto del otro y el reconocimiento de su identidad así como la primacía del derecho”, haciendo hincapié en la responsabilidad de los distintos órganos de la ONU para aplicar las resoluciones pertinentes que han sido adoptadas sobre la cuestión palestina.
Esta crisis “sigue languideciendo porque la ONU ha sido incapaz de aplicar una resolución adoptada desde hace 61 años”, deploró.
“La paz, tanto esperada entre Israel y Palestina, tiene una fórmula: la cohabitación pacífica entre dos pueblos y dos Estados. Este axioma está en el centro de la Iniciativa árabe, de los esfuerzos del Cuarteto y la Declaración de Anápolis”, dijo el representante marroquí.
h1

LA CRUELDAD DE MARRUECOS NO CONOCE LIMITES: TAMBIEN LOS NIÑOS PAGAN

6 octubre, 2008

El corazón de Ahmed

ROCÍO RUIZ ROMERO – Casares. Málaga – 05/10/2008

Es la segunda ocasión que me dirijo a ustedes con el mismo propósito, rescatar del ostracismo la causa del pueblo saharaui.

Ahora lo hago narrándoles una historia, para algunos, seguro que insólita por ocurrir en un lugar del mundo en el que muchos desconocen la existencia de un conflicto.

Esta es la historia de Ahmed, un niño de 13 años cuyo sufrimiento personal no hace más que reflejar el propio sufrimiento de su pueblo entero. Cuando apenas contaba con nueve años, su padre se vio obligado a llevarle desde El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, hasta los campamentos de Tindouf .

La causa fue que la policía marroquí le había extirpado su dedo corazón a ladrillazos por hacer el signo de la victoria y gritar Sáhara Libre. Tras conocer ésta y muchas otras historias de sometimiento realizadas por la policía marroquí en tierras saharauis, me pregunto una y otra vez por la justicia y la legalidad internacional, palabras tan pronunciadas por nuestro presidente y otros representantes internacionales.

Tenemos el deber de abrir los ojos a nuestros Gobiernos para que no sean los intereses los que primen y el pueblo saharaui alcance finalmente su libertad plena. Mientras esto no ocurra, seguirá habiendo muchos Ahmed en El Aaiún, Dakhla o Smara.

Sólo nos queda la esperanza de que, a pesar de que Marruecos hace lo posible por cercenar la libertad en el Sáhara Occidental, a Ahmed no pudieron extirparle su voluntad y sus deseos, y con su otra mano, seguirá haciendo el signo de la victoria hasta el final.

h1

CARTA DE DESPEDIDA A VAN WALSUM

6 octubre, 2008

Carta de despedida a Van Walsum

La ingenua franqueza y el supuesto desahogo de conciencia política del ex representante personal del Secretario General de Naciones Unidas para el Sáhara Occidental, Peter Van Walsum, aunque más bien lo ha sido para Marruecos, posición que después de tres años de ocupar el cargo decidió tomar -porque, según él, “si el Consejo [de Seguridad] hubiera estado dispuesto a imponer una solución (…)” su análisis hubiera sido diferente, le ha llevado a expresar opiniones tan subjetivas como contradictorias que nos hemos visto obligados a responderle, al tiempo que a preguntarle.

Porque es tal el enredo y los despropósitos que llega uno a pensar si su verdadera intención no habrá sido la de confundir al que no sabe, engañar a los que confiaron en su labor y desprestigiar aún más si cabe a la ONU, criticando la pasividad de esta Organización al no aplicar sus propias resoluciones referentes al derecho inalienable del pueblo saharaui a su autodeterminación. Y es que a estas alturas de su vida, y después de haberse desacreditado a sí mismo y haber mancillado su prestigio públicamente con una incoherencia propia de un novato fácilmente manipulable, no puede justificar su trabajo nadando en aguas turbulentas mientras reconoce que la legalidad está de parte del POLISARIO, es decir, del pueblo saharaui, pero que Marruecos se muestra más implacable y es perro faldero de algún miembro permanente en el Consejo de Seguridad.

¿Por qué no dice usted las cosas como son? ¿Por qué no aparta toda esa paja de su discurso y se centra en lo cierto? Es simple, Sr. Walsum, basta con centrarse en la idea principal, en no desequilibrar la verdad, en mostrar valor para reconocer lo que es de justicia y, si no, en dimitir con honor antes de venderse al mejor postor. Eso, Sr. Walsum, se logra con pocas palabras, sin necesidad de explicaciones a destiempo; y por supuesto, con coherencia y claridad absoluta.

El “problema del Sáhara”, no es complejo Sr. Walsum, aunque sí largo, sobre todo para el pueblo saharaui, que en estos 33 años de exilio ha visto morir a muchos de sus hijos, nacer a otros en tierras que no son suyas y que está cansado de escuchar a personas como usted que les dicen que “nada cambiará”. Porque las cosas cambian, sólo basta que uno quiera; y el pueblo saharaui quiere. Quiere volver a su hogar, quiere volver y crecer en la tierra de sus antepasados, quiere vivir en libertad con un Estado soberano y democrático, quiere decidir su futuro y que se respeten sus derechos como seres humanos y como pueblo con identidad nacional.

Y cuando un pueblo quiere, y se sabe en su legítimo derecho, Sr. Walsum, le aseguro que nada le hará retroceder, por lo que es una ofensa y un menosprecio a nuestro pueblo insinuar que “si el POLISARIO renunciara a la independencia total contaría con un gran apoyo internacional”. ¿Qué parte de todo lo que ha visto en estos tres años no ha entendido? Porque, hasta la fecha, son más de ochenta los países que reconocen a la RASD (República Árabe Saharaui Democrática), centenares de asociaciones en España y otras tantas en el resto del mundo.

El pueblo saharaui, y por consiguiente el POLISARIO, cuenta con un gran apoyo internacional en su lucha pacífica por la independencia total. Ningún país del mundo ha consentido admitir la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental.

El conflicto del Sáhara no es insoluble, Sr. Walsum; lo que pasa es que hace falta valor para admitir que Marruecos se burla de la Comunidad Internacional, de las Resoluciones de ONU, y que su propuesta de autonomía, además de inadmisible, no es más que una tapadera para desviar la atención de la grave violación de los derechos humanos que el pueblo saharaui en los Territorios Ocupados lleva padeciendo desde la invasión marroquí y por la que existen los Campamentos de Refugiados y miles de desplazados saharauis en el mundo.

Si las instancias internacionales carecen de fuerza ejecutiva, como usted declara, para la aplicación de sus resoluciones, es un problema añadido que afecta al pueblo saharaui y a todos los pueblos del mundo; además de la suma gravedad que eso significa, por la indefensión a la que nos vemos expuestos y la frustración ante la labor que deberían desarrollar, que tiene como fin la práctica de sus dictámenes.

La debilidad de Naciones Unidas agota, pero no es razón suficiente para claudicar ante el invasor genocida y renunciar a nuestro derecho a la libre determinación. Marruecos sabe muy poco de diplomacia y mucho de prostitución política, o lo que es lo mismo, la “real politique”.

 Si espera que el pueblo saharaui rinda pleitesía a semejante gobierno invasor y criminal, es que ha perdido usted el juicio o ya tiene la jubilación asegurada con la mansión que le espera en Tánger, en la misma calle en la que se encuentra la del Sr. Pérez de Cuellar.

El pueblo Saharaui ya ha perdido mucho, a otro tanto ha renunciado, y aún sigue su lucha con las mejores armas de las que se puede disponer: la verdad, la legalidad y su deseo inquebrantable a ser un pueblo independiente y libre.

Cierto que algo tiene que cambiar: que el agresor deje de agredir, que el invasor devuelva lo que no es suyo y que la ley imparta justicia. Ya procuraremos que lo que venga se haga bien.

Por un Sáhara libre,

Salka Embarek.

h1

ATENTADOS CONTRA EXTRANJEROS EN MARRUECOS

6 octubre, 2008

El atentado que nunca existió

Dos turistas españoles apuñalados hace un año en Marruecos sostienen que fueron víctimas de un ataque terrorista. Rabat se niega a reconocerlo

IGNACIO CEMBRERO – Madrid – 06/10/2008    Enviar

Mohamed Hamza se acercó por la espalda a Ángel Olmos López, profirió unos gritos en árabe y le clavó un cuchillo en el cuello. Después, sin sacar el arma, la hundió en la herida con todas sus fuerzas. Hamza atacó a continuación a Juan Cristóbal Sánchez, y hubiese hecho otro tanto con Juan Ballesta, Juana Sánchez y Esther Messeguer, de no haber sido porque unos militares que observaron la agresión desde la su cuartel se apresuraron en reducirle. Ellos llamaron también a la Gendarmería y a una ambulancia.

Dos australianos fueron apuñalados un mes después en Marraquech

Un francés de 17 años fue asesinado a cuchilladas en 2005 en Fez

Los excursionistas fueron atacados en un restaurante de la zona del Atlas

El agresor gritó algo en árabe y hundió un cuchillo en el cuello de Ángel

Los cinco españoles, originarios de Murcia, habían parado, el 7 de abril de 2007, en plena Semana Santa, en Mrirt, un pueblo de Marruecos, para almorzar. Regresaban de hacer senderismo en el Alto Atlas. Aún no se habían sentado en el restaurante cuando Hamza, sorteando las mesas atestadas de clientes marroquíes, les alcanzó.

Los dos heridos fueron conducidos a una clínica local, pero la gravedad del estado de Ángel Olmos -tenía la yugular seccionada- requirió su traslado en helicóptero al hospital militar Moulay Ismail de Mequinez y de ahí al Mohamed V de Rabat, donde fue operado una primera vez. Un avión médicalizado le transportó a Madrid y después a Murcia, donde volvió a ser intervenido en el hospital Virgen de la Arrixaca. Padece parálisis facial, de una cuerda vocal, afonía, dificultad para ingerir alimentos y cojera. Lleva 19 meses de baja.

Horas después de la agresión, la agencia de prensa oficial marroquí, MAP, señaló escuetamente que dos jóvenes turistas españoles habían resultado heridos tras ser apuñalados por un “enajenado mental” que estaba sometido a tratamiento psiquiátrico. A los periodistas españoles que intentaron obtener más información, el Consulado de España en Rabat les indicó que las víctimas no deseaban que se revelara su identidad ni su lugar de origen.

“Fue la Embajada de España la que nos aconsejó que no diéramos publicidad a lo sucedido y nos mantuviéramos en el anonimato”, afirma Ángel Olmos, desmintiendo la versión diplomática. “Se trataba, nos dijeron, de evitar el acoso de la prensa y tensiones innecesarias en las relaciones España-Marruecos”.

Olmos -profesor de educación física-, su novia, Esther, y sus demás compañeros están ahora convencidos de que se trató de un “atentado terrorista”, perpetrado por un integrista, que las autoridades marroquíes intentan disimular con la complicidad española.

“Primero, el agresor solo la emprendió con nosotros, los únicos extranjeros que estábamos allí, y no tocó un pelo a los demás clientes”, recuerda Olmos. “Después, la policía preguntó una y otra vez a los compañeros ilesos si habían oído proferir al agresor la palabra Alá”, prosigue. “Pero ellos corrieron a ponerse a salvo y no recordaban nada de sus alaridos”.

La opacidad que rodea los trámites burocráticos y judiciales en torno a este asunto incrementa aún más las sospechas de las víctimas. El consulado se demoró casi un año en entregarles una copia en árabe -no la mandó traducida- de la denuncia que pusieron ante la Gendarmería contra el agresor, cuya identidad tardaron también meses en conocer. Y aún no han conseguido las declaraciones de los testigos de Mrirt.

El juicio de Hamza, inculpado de “asalto con intento de homicidio”, fue fijado en Mequinez para el 30 de julio de 2007, pero aún no se ha celebrado, pese a que la justicia marroquí suele ser expeditiva en estos asuntos. Olmos cree que un abogado del consulado debería representarles ante el tribunal. Ante la situación creada, los cinco montañeros han recurrido ahora al Defensor del Pueblo.

“El consulado se ha dirigido en numerosas ocasiones al Tribunal de Mequinez para que le mantuviera informado”, responde a las críticas el consejero de prensa de la Embajada de España en Rabat, Pablo López. Pero el juicio ha sido constantemente aplazado. Se sorprende porque “los interesados quedaron en su día muy satisfechos por la labor del consulado” y, según asegura, así lo manifestaron en una carta.

Si ahora creen que se trató de un atentado, “se podrían personar en el procedimiento, a través de un abogado”, dice el consejero de la Embajada, “para ejercer sus derechos al margen de la acción pública que lleva a cabo el ministerio fiscal”.

Al mes siguiente de la agresión de Mrirt, dos farmacéuticos australianos fueron heridos por un hombre que, con un mono de trabajo, se introdujo en el hotel Sofitel de Marraquech con un machete. La MAP le describió enseguida como un “desequilibrado”. Igual que al que había atacado a los españoles.

Aunque no son muy frecuentes, hay otros casos de ataques similares contra turistas en Marruecos. El más dramático fue el asesinato a puñaladas en Fez, en 2005, de Benjamin Vanseveren, un francés de 17 años. Su padre, Eric, luchó con todas sus fuerzas para tratar de probar que el autor era un islamista, pero el tribunal rechazó el testimonio de cuatro testigos de la acusación particular.

h1

EL RECONOCIMIENTO DE LA RASD

6 octubre, 2008

Piden que España y UE reconozcan la República Saharaui
Madrid, 6 oct (PL) El Primer Encuentro Internacional de Solidaridad con el Sahara llamó hoy a los gobiernos de España y del resto de la Unión Europea (UE) a reconocer a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

 

En una declaración emitida al concluir esta madrugada en la ciudad de Sevilla, la reunión calificó de cómplice la postura de la diplomacia española y de la UE a favor de Marruecos y del mantenimiento de su ocupación del territorio saharaui.

 

 

El texto señala que esa alianza de las grandes potencias con el régimen marroquí y los acuerdos económicos y comerciales entre ambas partes tienen el objetivo de explotar los recursos soberanos del pueblo saharaui.

 

 

Si España no ejerce su inexcusable deber, debe ser considerada directamente responsable de los futuros desarrollos del conflicto en el Sahara Occidental, asegura el documento.

 

 

Asimismo denuncia la situación de los derechos humanos en los territorios ocupados por Marruecos en el Sahara Occidental.

 

 

También exige la implicación activa del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en el cumplimiento del llamado Plan de Paz para el Sahara que conduzca a un referéndum de autodeterminación.

 

 

La declaración rechaza las campañas de Rabat sobre supuestos planes de autonomía para el territorio y reclama apoyo activo para el Frente POLISARIO, como Movimiento de Liberación Nacional, y la RASD, único estado soberano de los saharauis.

 

 

La reunión de Sevilla estuvo auspiciada por la Asociación hispano-saharaui Resistencia Sumud, el Consejo español en defensa de la solidaridad y la paz y el Ayuntamiento de la capital de Andalucía.

h1

LA HIPOCRESIA ESPAÑOLA SOBRE MARRUECOS

4 octubre, 2008

La sociedad española (y yo durante muchos años el primero) es en su mayoría profundamente hipócrita sobre marruecos. Y nuestro gobierno más. Y los anteriores también.

Si buscáis en un buscador de internet marruecos, mohamed vi, Sáhara Occidental, no tardaréis en encontrar las noticias que publico en este blog. Muchos me acusan de manipular las informaciones pero todas están ahí. Normal que se avergüencen de cómo es su país realmente: a mí, también me avergonzaría. Buscad los nombres de Mohamed Erraji, Zahra Budkur y tantos otros y veréis qué es lo que sucede realmente en marruecos…

Durante muchos muchos años, pasara lo que pasara en marruecos rara vez llegaba aquí. Y hoy en día no ha cambiado mucho y es complicado encontrar este tipo de noticias sobre marruecos si no es investigando un poco o interesándose sobre el tema. Los medios de comunicación españoles suelen ser reticentes a publicar determinadas noticias sobre “nuestro país amigo” del sur (por ejemplo las masacres de Sidi Ifni). Durante muchos años nos hemos indignado con la masacre de palestinos en Oriente Medio, hemos salido a la calle en contra de la ocupación de Irak … pero pocos salimos a las manifestaciones en favor del pueblo saharaui. Hemos visto con horror los resultados de los genocidios de Ruanda, Bosnia, Darfur… pero miramos con mucha más indiferencia el genocidio del pueblo saharaui. El genocidio que se ha mantenido desde la Marcha Verde hasta nuestros días.

Es fácil encontrar publicaciones, noticias, libros, películas… etc sobre Ruanda, Tibet, Darfur o Bosnia pero por qué el mundo no habla del genocidio saharaui? Por qué nadie habla sobre los bombardeos de Um Draiga con fósforo blanco y napalm sobre los que hasta ese momento eran tan españoles como yo? Por qué hay noticias casi diarias sobre Palestina y no sobre las torturas que sufre a diario el pueblo saharaui en los territorios ocupados? Los saharauis eran españoles hasta 1976 y de un día para otro dejaron de serlo. Permitiríamos esa misma situación con ceutíes y melillenses? Espero que no.

El gobierno español se ha vendido a los invasores. Son los que tienen más dinero y más medios y han pagado bien por ese apoyo. No es difícil ver la gran relación que tiene nuestro gobernante o nuestro ministro de asuntos exteriores con la cúpula del régimen marroquí. Y la estupenda relación entre nuestro rey y el súltan marroquí? Todos los gobiernos españoles en democracia sin excepción han vendido armas al invasor del sur mientras más o menos apoyaban la causa saharaui. La gran novedad de este gobierno es que sigue vendiendo armas a marruecos y ha dejado de apoyar la causa saharaui. Qué es eso de apoyar el plan marroquí de autonomía? Qué autonomía se puede tener en un país donde los problemas se resuelven a palos, puñetazos, patadas, violaciones, desapariciones y muerte? Esa es la famosa Alianza de Civilizaciones que pretende Zapatero?

Con qué nos paga marruecos? Con añejas e infundadas reivindicaciones sobre Ceuta y Melilla, con una inundación de droga en el continente europeo y por supuesto con ningunear a nuestro presidente y a nuestro gobierno. Cuando llegó Zapatero en la última visita a marruecos fue recibido con una minúscula bandera española… Bueno, por lo menos fue recibido por el sultán, quien ni se molestó en recibir a Condoleeza Rice. Estaría practicando ski acuático, que le gusta más que intentar sacar a su país del subdesarrollo. También nos paga con agresiones a policías en territorio marroquí. Pero bueno, que vamos a esperar de un sultanato que tiene como gran figura a alguien como Yahya Yahya, que además es presidente de la comisión de amistad de los senados de España y marruecos?

Desde luego, ningún país árabe es modelo en derechos humanos pero lo que ocurre en marruecos tiene pocos equivalentes en el mundo. Que Estados Unidos no levante la voz, lo comprendo. Marruecos se ha vendido a Estados Unidos y uno de los precios pagados es una base estadounidense en su territorio (Tan Tan). Pero nosotros, que una vez más somos los más tontos, qué nos llevamos de marruecos? Venta de armas? Condiciones leoninas para pescar en aguas que no son marroquíes? Todo eso vale el apoyo a un régimen feudal que viola a diario los derechos humanos?

Zapatero no ha abandonado al pueblo saharaui. Zapatero ha vendido al pueblo saharaui, decepcionando a parte de su electorado. España, como antigua potencia colonial (el Sáhara Occidental es un territorio pendiente de descolonización) tiene la obligación moral, histórica y política de defender simplemente lo que tantas y tantas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU han repetido: el derecho incuestionable del pueblo saharaui a decidir su futuro. Esto no se puede vender a cambio de lo que haya obtenido España de marruecos por su cambio de postura. El pueblo saharaui vale millones de veces más que armas e intereses económicos.

Los españoles a los que nos interesa el tema, tenemos que presionar al gobierno para que cambie de postura como debe. Podemos y debemos hacer escritos, acudir a manifestaciones y hacer un boicot a marruecos. No comprar sus productos ni ir de vacaciones al sultanato bananero para no dar divisas al sultán. Lo que hace el sultán con ellas no es desarrollar su país. Prefiere enriquecerse, mantener una guerra y una ocupación ilegal y masacrar a todo el que no piense como él, en su país o en el Sáhara ocupado.

A los que no les interesa el tema, simplemente que sepan lo que pasa en marruecos. Que sepan como es su sultán, las torturas a estudiantes marroquíes y saharauis, las violaciones a hombres y mujeres en marruecos y en el Sáhara Occidental, las muertes, las desapariciones, los presos políticos, la falta de libertades… etc. A todos los que no están a favor de la causa saharaui o les de igual el tema, les pediría que no sean hipócritas y que no se lleven las manos a la cabeza cuando vean las atrocidades que se cometen en otras partes del mundo. No es bueno tener opiniones diferentes en cuanto a violaciones de derechos humanos dependiendo del lugar donde se cometan. Si se apoya el genocidio saharaui se debería apoyar el genocidio de Darfur, las matanzas de Bosnia y Croacia, la invasión y genocidio en Tibet… etc.

Basta ya de hipocresía. Que toda la sociedad española sepa qué pasa en marruecos y que se deje de silenciar las noticias que llegan de ahí. Que actúe quien considere que lo tenga que hacer y quien no quiera hacer nada, que al menos no sea hipócrita. O se defienden los derechos humanos o no. Sea en marruecos o no.

h1

NO HAY LIBERTAD RELIGIOSA EN MARRUECOS: HAY ALGUN TIPO DE LIBERTAD QUE NO SEA LA DE TORTURAR???

3 octubre, 2008

Marruecos castiga el proselitismo con la cárcel

Imprimir E-Mail

ACN Press   
lunes, 29 de septiembre de 2008
Rabat / No hay avances en la libertad religiosa en Marruecos. Es la conclusión de un estudio sobre este campo que ha realizado la Asociación americana Democracia y Derechos Humanos tomando como período de referencia 2007 y lo que llevamos de 2008. “El Estado sigue poniendo determinados límites -aseguran- a los cultos no íslámicos y al proselitismo”.


“Hemos constatado que persisten los abusos y discriminaciones para los creyentes que hacen pública su adhesión a otras religiones que no sean el Islam, en especial para los conversos desde esta religión al cristianismo”. Según los datos que aporta el informe de esta Asociación, en Marruecos se pueden contabilizar hasta cinco mil católicos y protestantes, dato que se eleva hasta los 25.000 si se cuenta a toda la comunidad cristiana.

En cuanto a los judíos, señala el informe, son entre cuatro mil y seis mil y la mayoría reside en Casablanca. Otras cuatrocientas personas, recoge, practican en el país la fe bahaí (religión monoteísta, cuya idea central es que la humanidad es una sola raza y que ha llegado el día de su unificación en una sociedad global, explican en su página web).

En Marruecos, el Islam es la religión oficial y el Rey Mohamed VI es el principal representante en la tierra de la comunidad islámica alauita. El Gobierno ha prohibido la distribución de materiales religiosos que no hagan referencia al Islam, considerando este tipo de actos como proselitismo, penado con cárcel (entre tres y seis meses de privación de libertad).

Entre los casos concretos estudiados por Democracia y Derechos Humanos, destaca el de dos jóvenes turistas franceses que fueron detenidos en marzo de este año en posesión de Biblias y compact disc con contenidos religiosos. Fueron acusados de proselitismo, aunque finalmente fueron puestos en libertad y pudieron abandonar el país. No en vano, se permite la venta de biblias en el reino en francés, español o inglés, pero no en árabe.

h1

EL VERDADERO MARRUECOS: VIOLACIONES Y TORTURAS EN SIDI IFNI

3 octubre, 2008

El testimonio de Maryam Aut Muhine, violada por la policía en Sidi Ifni

Otras chicas me han confesado que fueron victimas de violaciones colectivas dentro de comisaría.
La barbarie de la ofensiva militar del 7 de junio a través del testimonio de una victima   
 
AUTOR:  Mustafá HIRANE
Traducido por  Rocío Anguiano   

El siguiente testimonio es un desmentido irrefutable de las afirmaciones que juran, con la mano en el corazón, que el 7 de junio de 2008, la policía marroquí no violó a nadie en Sidi Ifni. Es de admirar el valor de Mustafá Hirane, el periodista que ha recogido este testimonio y que también fue víctima de la brutalidad policial por parte de las Fuerzas Auxiliares (1) cuando cubría una manifestación de titulados en paro ante el Parlamento de Rabat en mayo de 2007.

Me preparaba para ir a Sidi Ifini una semana después de los sangrientos sucesos del 7 de junio. Allí, la gente estaba atrapada entre el mar, la montaña y el yugo del Majzén (2) e intentaba recuperar el aliento y comprender lo que había pasado para poder digerirlo. La misión que me había sido claramente asignada por el comité de redacción de nuestro semanario Al Michaal (La Antorcha), consistía en recoger testimonios de muchachas víctimas de atentados a su pudor. No era una tarea fácil. Es difícil convencer a chicas educadas en un medio tradicional para que hablen sobre las atrocidades sufridas a manos de los animales depredadores del aparato ejecutivo del nuevo Mazjén. Insistí en alentar a las victimas, en convencerlas para que lo soltaran todo, fuera cual fuera la atrocidad. Para que esto no se repitiera o, al menos, el Majzén y sus esbirros se lo pensaran dos veces antes de saquear de nuevo los espacios privados y la intimidad de la gente y de violar a mujeres.

Algunas victimas aceptaron el reto. Debo decir con franqueza que estas mujeres son las dignas defensoras de la ciudadela del honor de las mujeres marroquíes, en una época en que las demás ciudadelas se hunden. El testimonio “grave” (en consonancia con “herida grave”) que van a leer es el de una joven baamraní (3) de Sidi Ifni. Su nombre: Maryam Aut Muhine (fotos). Se ofreció voluntaria entre un grupo de mujeres y jóvenes para informar a la opinión pública nacional de las atrocidades y bajezas del nuevo Majzén y sus esbirros. El testimonio de Maryam solo es el primero. Publicaremos otros proximamente.

El oficial de policía: “Coged a esta chica de m. y llevadla a donde podáis meterla”.

Salí la mañana del sábado 7 de junio a hacer la compra. Me crucé con un agente de policía que empezó a insultarme sin razón diciéndome: “Que te den, pedazo de p.” Respondí: “Cuida tu lenguaje” y empezó a insultarme de nuevo. En ese momento, se me acercó otro agente y me preguntó cuál era el problema entre su compañero y yo. Y cuando se lo expliqué, pensando que iba a solucionar el problema, aprovechó para cogerme y llevarme ante su jefe, un oficial. Este también me preguntó cuál era el problema. Le expliqué de nuevo lo que había pasado y le hablé de todos los insultos lanzados contra mí. Y le dijo al policía que me había llevado ante él: “Coged a esta chica de m. y llevadla a donde podáis meterla”.

Me llevaron cerca del colegio Mulay Abdalah, donde pude ver lo que hacían: habían tirado a un joven al suelo y le daban patadas por todas partes, sobre todo en la cara. Después me llegó el turno de recibir mi lote de golpes. Se pueden ver las marcas: estoy llena de cardenales e, incluso, no puedo sentarme. Al poco, llegó otro policía, con pasamontañas. Me cogió, me empujó contra la pared del colegio y empezó a pegarme en la parte baja de la espalda y cuando dejé de gritar porque ya no sentía mi cuerpo, que parecía un cadáver, comenzó a golpearme en la cabeza. Intenté protegerme el rostro de los golpes dados a ciegas, pero noté que se me rompía la nariz. Otros policías se unieron a la jauría, me sujetaron los brazos para que su compañero con pasamontañas pudiera golpearme a su antojo, bajo una incesante lluvia de insultos lanzados por todos ellos. “Que te jodan, puta, nos vamos a cepillar a tu madre” “¡Hija de maricona, hija de puta!”

Todo esto sucedió delante del colegio Mulay Abdalah. Después me llevaron a comisaría. Al bajar del furgón, fui golpeada, abofeteada, recibí puñetazos en la cabeza. Ya no podía mantenerme en pie. Me llevaron dentro de comisaría. Uno de ellos casi pisa mis gafas, que se me habían caído. Lo habría hecho si yo no le hubiera explicado que me eran indispensables y que había vendido una oveja por 500 dirhams (50 €) para pagarlas. Entonces las recogió y se las guardó en el bolsillo. Luego dos policías que creo que podría reconocer entre mil –uno de ellos se llama Badr y, según los jóvenes de la ciudad que lo conocen, después le dieron el traslado- me llevaron a una habitación y me obligaron a desnudarme. Me negué.

Ante esta negativa, empezaron a pegarme, rompiendo mi ropa. Todas las jóvenes detenidas en comisaría siguieron la misma suerte. Aquellas que lo nieguen mienten, por miedo a perder su honor, en una ciudad pequeña como Sidi Ifni. He visto cómo golpeaban a mujeres y hombres, que yo conocía, delante de sus maridos o sus mujeres. En el caso de otras mujeres, les rompieron la ropa en presencia de sus maridos. Con lo que me pasó, deseé volver a encontrarme cara a cara con un policía a solas y estoy segura de que le habría pegado. Pero desafortunadamente eran como buitres sobre un cadáver, que no lo dejan hasta que lo han limpiado a fondo.

“Metió un palo entre mis piernas mientras gritaba: “Vamos, muévete, hija de puta”

Después de que me desnudaran totalmente, uno de esos policías me metió un palo entre las piernas y empezó a besarme a la fuerza y cada vez que yo intentaba rechazarle, me pegaba en la cara o en la cabeza. Durante ese tiempo, los otros olfateaban los restos de mi ropa y me acariciaban las nalgas. Me dolía mucho, pero a pesar de eso, resistí. (…)

Otras chicas me han confesado que fueron victimas de violaciones colectivas dentro de comisaría.

Todos pasaron por turno a olisquearme y a besarme a la fuerza en los pechos. Mis gestos de rechazo provocaban cada vez nuevos insultos y golpes. Le dije a un policía que estaba besándome y abrazándome: “Aléjate de mí, por el amor de Dios”. En un momento dado, uno de los policías, que ya no soportaba lo que me estaban haciendo sufrir, me dijo: “Toma tu ropa y vístete. Perdóname”. Y me llevó a otra celda. Justo en el momento en que iba a entrar en la celda, empezó a insultarme y denigrarme: “¡Entra, puta, hija de maricona!” para que lo vieran bien sus superiores que acababan de entrar en la celda. Cogió la ropa y la tiró al otro extremo de la celda.

Yo no había visto nunca nada parecido, ni siquiera en el cine.

Había muchos jóvenes desnudos. Al lado de cada joven, había botellas vacías. Cuando salí de comisaría, pregunté la razón de la presencia de las botellas y me dijeron que les habían obligado a sentarse encima, pero no podían contarlo públicamente por vergüenza. La mayoría de esos jóvenes viven en el barrio de Colomina.

En estas circunstancias, los golpes caían sobre todos los cuerpos desnudos, sobre todas las partes del cuerpo, principalmente las nalgas y los órganos genitales y cuidado el que se resistiera. Fueron golpeados incluso con porras, patadas, en la cara, por todas partes, hasta que caían como un animal degollado.

Cuando le dije “No” en francés a uno de los policías que quería violarme, se volvió loco y me pegó como un histérico hasta que caí al suelo. Entonces me apodaron “No”. Decían: “Ven aquí, tu, la No”, evidentemente mientras me pegaban. En ese momento, vi que uno de sus superiores, que andaba como un pavo real nos miraba, a todos y todas desnudos como vinimos al mundo, con una sonrisa de desprecio. Un joven le dijo: “Por favor, pásame un teléfono para que llame a un caíd (4) en Agadir, que fue quien me envió aquí a trabajar, yo no he venido a manifestarme, podéis comprobarlo, mi coche está fuera y tiene matrícula de Agadir”. El oficial respondió: “Tenemos ordenes del rey para hacer lo que estamos haciendo y tu quieres hablar con el caíd… ¿O hay alguien por encima del rey en este país?”

Me acuerdo muy bien de la cara de este oficial y podría reconocerlo entre mil.

Al rato, un policía me llevó desnuda, me tiró al suelo, puso su pie sobre mi garganta y dijo: “Si te mueves, puta, mato a tu madre” (…) después me golpeó en las nalgas con la mano desnuda, luego con la porra, riéndose a carcajadas.

Todos los policías que nos trataron así trabajan en la comisaría de Sidi Ifni. Puedo reconocerlos porque me los cruzo todos los días, paseando por mi barrio de Colomina.

“¡Mira, puta, el largo miembro del Majzén!” (5)

Me hicieron salir de la segunda celda, a continuación me pusieron una venda en los ojos y me llevaron de la mano al piso de arriba. Cuando llegué a no sé donde, me interrogaron sobre mi estado civil -nombre del padre, de la madre, etc.-, una ráfaga de preguntas. Me preguntaron, por ejemplo, sobre Al Wahdani (6) que yo no conocía –supe quien era después, leyendo los periódicos. Me preguntaron también si conocía a Si Barra (7). Dije que no lo conocía. Me preguntaron si formaba parte de alguna asociación, respondí que no. Me preguntaron sobre mis opiniones, si estaba satisfecha con la situación actual en Sidi Ifni. Respondí sinceramente. Si hubiera pertenecido a una asociación, se lo habría dicho para que me dejaran en paz.

Cuando el interrogatorio acabó –durante el cual, y de forma excepcional, no me golpearon- alguien me cogió por la muñeca y me hizo salir. Seguía sin ver nada. Al bajar la escalera, oí una voz, por encima de mí, que me dijo: “Quítate la venda”. Reconocí la voz del oficial con andares de pavo real.

Me quité la venda y me agarré a la muñeca del policía, por reflejo del miedo. Entonces el oficial hizo este comentario: “Suelta al chico o ¿es que ha surgido electricidad entre vosotros?” Y estalló en una risa histérica junto con sus colegas. En ese momento, el policía que me había arrancado la ropa interior la primera vez me dijo: “Vamos, vístete y lárgate a tu casa, pedazo de puta”.

Oí insultos que no había oído nunca. Lo que me pasó no me había pasado nunca en la vida. (…)

Al salir, le pedí al policía que me insultaba que me devolviera las gafas. Me respondió: “Dónde están, hija de puta”, y me empujó violentamente fuera de comisaría. Una vez fuera, me encontré frente a una jauría de policías que gritaron a coro: “¡Eh, puta!” “¡Eh, puta!” y fue entonces cuando uno de ellos me agarró por el hombro y me sacudió diciéndome: “¿Has visto, pedazo de puta? Lo larga que es la picha del Majzén ¿eh?”

Notas de las traductoras:

(1)      Fuerzas Auxiliares: órgano encargado de hacer cumplir la ley, que tiene ciertas competencias en materia de orden público.

(2)      Majzén: Término que se utiliza para referirse a la élite dirigente del país, agrupada alrededor del rey, formada por miembros de su familia y allegados, terratenientes, empresarios, líderes tribales, altos mandos militares y otras personas influyentes que constituyen el poder fáctico.

(3)      Baamraní: miembro de una tribu berebere de la región de Sidi Ifni.

(4)      Caíd: Especie de juez o gobernador en los territorios del Norte de África. Los caídes contaban con gran respeto entre la población, pues eran los encargados de mantener el orden e impartir justicia.

(5)      Zob el makhzen touil y Yedd el makhzen touila (el largo brazo del Majzén) son expresiones que se oyen con frecuencia en Marruecos. Aquí hay un juego de palabras con zob, que procede del árabe زب (zub), y significa “miembro viril” habiendo pasado al argot francés como una de las múltiples denominaciones vulgares del pene.

(6)      Mohamed Al Wahdani: Detenido político tras el sábado negro del 7 de junio.

(7)      Brahim Barra: Responsable de ATTAC en Sidi Infini, detenido tras el sábado negro.

(8)      En una entrevista posterior en Al Yazira, Maryam precisó que finalmente le habían devuelto las gafas.

h1

EL ENFADO DEL SULTAN

2 octubre, 2008
La cólera de Mohamed VI
Mohamed Mahamud Embarec | 02/10/2008 – 10:29 horas
Desde 1975 hasta hoy, el asunto de Sáhara fue objeto de más de 60 resoluciones del Consejo de Seguridad y de un número incalculable de informes del Secretario General, de sus enviados especiales, de sus representantes permanentes, de la Asamblea General de las Naciones Unidas, del Comité de Descolonización. El mantenimiento del contingente desplegado desde 1991 para mantener el cese de hostilidades entre Marruecos y el Frente Polisario cuesta más de 4 millones de dólares al mes a las finanzas de la ONU.

Sobre el portal digital de la ONU figura el Sahara Occidental como uno de los 16 territorios no autónomos. Después de citar a las potencias administradoras de estos territorios, añade que la “MINURSO” se consagra a la organización de un referéndum en este territorio. Un referéndum que no se vislumbra y un contingente que efectúa una de las misiones más relajadas, confortables y lucrativas hasta el punto de desear que estas “vacaciones” se prolonguen indefinidamente, a no ser por las denuncias de explotación y abusos sexuales.

Al bloqueo del contencioso, que agrava la situación de los refugiados, se añade la cuestión de la violación de los derechos humanos en los territorios ocupados, cuya Intifada supone una nueva fase en la evolución del conflicto.

El nuevo SG de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, definió entre sus prioridades “infundir nueva vida a una Secretaría a veces cansada e inyectarle una confianza renovada”. Para no caer en los mismos errores y para intentar salir de una vez por todas de este conflicto, Ban Ki-moon se abstuvo de situarse sobre la misma longitud de onda que sus predecesores, Bouthrous Ghali, Perez de Cuellar y Kofi Annan, los cuales terminaron por inclinarse hacia las tesis marroquíes. De ahí su negativa a pronunciarse abiertamente por la solución de la autonomía e insertarla, como lo deseaba Peter van Walsum, en su informe destinado a ser votado, el 30 de abril del 2008, por el Consejo de Seguridad. El diplomático surcoreano es consciente que el proyecto de autonomía no es la única solución viable porque no concuerda con los esquemas de una descolonización propiamente dicha y sόlo será aceptada por la comunidad internacional si goza del aval de la parte más concernida, el pueblo saharaui, y éste es consciente de que sólo sería una solución pasajera antes de la absorción pura y simple del territorio por Marruecos.

La complejidad del problema hizo que el diplomático holandés, Van Walsum, rompiera el tabú que exige a un mediador de la ONU no expresar nunca su opinión personal sobre la cuestión a la que ofrece sus buenos oficios. Declaró abiertamente la incapacidad, incluso la falta de voluntad, del Consejo de Seguridad para inclinarse por una solución impuesta a las dos partes.

Su carta de despedida publicada en la tribuna del periódico El País constituye una clara denuncia de la realidad existente sobre el terreno: treinta años de bloqueo, posturas demasiado alejadas, un Consejo de seguridad que se contenta con “tomar nota” y con renovar el mandato de la Minurso y un statu quo moralmente inadmisible para un conflicto que dura 33 años, calificado por el propio Van Walsum, con toda franqueza, de injusticia cometida contra el pueblo saharaui. Es la primera vez que un enviado especial de las Naciones Unidas reconoce que la legalidad internacional se encuentra del lado del Frente Polisario, lo cual tiene el efecto de una bomba para la credibilidad de la instancia onusiense y para el Makhzen marroquí.

Aunque ciertos medios de comunicación quieren dejar entender que algunas declaraciones señalan con el dedo al Frente Polisario, Van Walsum, expresó claramente en su entrevista publicada por el periódico “TelQuel” que “era lamentable que a causa de esto, todos los proyectores se hayan enfocado sobre el Frente Polisario, en el momento en que Marruecos también había demostrado falta de realismo”. Añadió que “existía en el seno de la comunidad internacional una opiniόn ampliamente difundida según la cual la posición del Frente Polisario es la más fuerte en el marco legal”. En esta carta, Van Walsum concluye que “el consejo de Seguridad continuará insistiendo en una solución consensuada. Entre tanto, la comunidad internacional continuará acostumbrándose al statu quo “.

Un discurso semejante equivale a una gran dosis de pesimismo, constituye una denuncia de las instancias internacionales y una manera de buscar un efecto de choque que parece haber tenido resultados positivos: el eventual nombramiento de Christopher Ross como nuevo enviado especial para Sáhara y las declaraciones de la Secretaria de Estado americana durante su gira en el Magreb a principios de septiembre en la cual reiteró que es “hora de que el conflicto sea solucionado. Pronto habrá una nueva serie de negociaciones. Apoyaremos a estas discusiones, a esta mediación, hay buenas ideas sobre la mesa y medios para ir hacia delante. No necesitamos empezar de cero. Espero que podamos avanzar y resolver este conflicto. Lo que buscamos, es una solución mutuamente aceptable “.

Son los términos en los cuales el emisario de Washington se expresó para anunciar la implicación directa de la administración americana en las negociaciones entre el Frente Polisario y Marruecos y recordar la urgencia de haya una solución a este conflicto para poner fin a los obstáculos que traban las relaciones entre Marruecos y Argelia y promover una nueva era de cooperación en materia de lucha contra el terrorismo que amenaza la región.

En efecto, Washington concede un gran interés a la cooperación en un ámbito donde casi se juega el destino del mundo. Políticos, expertos e instituciones participan en la coordinación de los esfuerzos y sacan provecho de la experiencia argelina en este dominio, lo que hace de Argelia un punto de referencia en la lucha contra la nueva plaga internacional.

El director del FBI, Robert Mueller, señaló en abril, en Washington, que sus servicios preveían abrir una antena en Argelia para hacer frente “a las nuevas amenazas procedentes del Magreb”.

El rechazo argelino de normalizar las relaciones con Marruecos sin pasar por una solución definitiva del conflicto del Sahara Occidental y la inestabilidad en la región perturban los planes americanos y el deseo de marcar algunos puntos en los últimos momentos de la administración de Bush podrían cambiar la postura americana que hasta ahora defendía el plan de autonomía.

Si la secretaria Rice calificó al presidente Bouteflika como “uno de los hombres más sabios de la región, en el Magreb e incluso más allá “, en cambio, a la cabeza del reino chérifiano se encuentra un nuevo rey que esta más atraído por los placeres de la vida que por la política.

El nuevo giro americano coloca a las autoridades marroquíes en una posición poco confortable. Marruecos ya no es el legendario aliado de EE UU, el peso de Argelia como actor principal para la estabilidad en la región y constituye un elemento nuevo en el equilibrio geo-estratégico y las declaraciones de Rice tienen un doble filo: entre “las buenas ideas sobre la mesa y los medios de ir hacia adelante” se encuentra también la proposición del Frente Polisario. Estos hechos podrían explicar la negativa del rey marroquí a recibir a Condoleeza Rice, la cual, en cambio, recibió todos los honores durante su visita a los otros países magrebíes. Habrá que esperar a que pase el enfado del rey para probar la eficacia del nuevo enviado especial, Christopher Ross.