Posts Tagged ‘ramadam’

h1

VIOLENCIA EN MARRUECOS: LAS MARAS MARROQUÍES ATACAN CON MACHETES

14 julio, 2014

El Tcharmile, las maras de Marruecos

Parecía ser un asunto zanjado, pero la moda del Tcharmile parece que no había pasado del todo.

El pánico al fenómeno violento del Tcharmile, las bandas juveniles marroquíes que se asemejan a las maras de Centroamérica, que se propagó mediáticamente este pasado abril sobre todo en Casablanca, se ha exacerbado ahora en varias ciudades del país con el tramdina o malestar que a muchos les provoca el ayuno durante el Ramadán. Los ataques mortales con armas blancas, sobre todo machetes de carnicero, se han reproducido en los primeros días del mes sagrado musulmán en Tánger, Fez, Temara y en algunos barrios de Casablanca, la capital económica y mayor ciudad de Marruecos. Y la inseguridad creada por esas pandillas de jóvenes procedentes de guetos urbanos y marginales es un fenómeno que no se puede permitir un régimen, como el de Rabat, con vocación de querer controlarlo todo.

El primer ataque registrado del Tcharmile se produjo en marzo pasado en una peluquería de moda del barrio de Maârif, en Casablanca. Tres chicos entraron con sus espadas afiladas en el establecimiento y sembraron el caos. Las clientas huyeron despavoridas. Luego se reprodujeron en los siguientes días y semanas más asaltos, con la misma estética de sables, y algunos asesinatos. Se generó una extraña sensación de miedo y los medios de comunicación le pusieron etiqueta a las bandas con múltiples reportajes: había nacido el fenómeno del Tcharmile. Un término, ahora maldito, procedente de un dialecto marroquí que alude al adobo de especies y hierbas con que se condimenta la carne, que se utiliza también para definir a los espadachines y sus peinados afilados.

Las bandas juveniles, además, instauraron una peligrosa forma de contagio al publicitar sus embestidas en las redes sociales para airear y presumir de sus conquistas. Crearon una exitosa página en Facebook y allí volcaron fotos de los botines (joyas, relojes caros) de sus acciones y, sobre todo, imágenes de sus cabezas rapadas en parte y con peinados encrespados, las cazadoras y deportivas de marca y sus intimidadores cuchillos en todas las posiciones posibles. El héroe de referencia era Tony Montana, el macarra que encarna Al Pacino en Scarface.

Alarmadas, las autoridades policiales del país pusieron en marcha un plan para atajar el problema de cuajo. El rey Mohamed VI, además, había visitado esos días casualmente Casablanca y ordenó una rápida actuación policial. La respuesta fue expeditiva. El director de la policía de Casablanca, Abdelá Said, admitió que existía un grave problema de orden público y se afanó en la tarea. Tanto que, al capturar a los delincuentes, algunos policías les obligaban a rasurarse la cabeza. Se produjeron en solo un fin de semana 691 detenciones por posesión de armas blancas. Interpol exigió a Facebook el cierre de la página que mostraba a las bandas juveniles.

renacido ahora con las primeras jornadas del Ramadán en varios episodios muy sangrientos. En el estreno del mes del ayuno, un joven le amputó la mano a un vendedor de legumbres del mercado de Derb Ghallef, en la capital económica del país. Poco después, en Tánger, la policía contabilizó 30 heridos en diferentes choques. Dos jóvenes se batieron justo antes de la llamada al rezo de la tarde. Uno murió y otro quedó en estado crítico, ingresado en el hospital Mohamed V. En la misma ciudad del Estrecho, un padre y sus tres hijos lucharon contra dos vecinos del mismo barrio y resultaron heridos con cortes graves.

En ese comienzo del Ramadán, en Temara, cerca de Rabat, un individuo agarró a otro y le rebanó la garganta con un arma blanca. Justo también una hora antes de la ruptura del ayuno. En el tercer día del mes sagrado un taxista fue apuñalado en Casablanca por un cliente; en Fez, mientras, una decena de chicos acorralaron y pegaron salvajemente al cobrador de un autobús por no querer pagar el billete. Finalmente, un carnicero fue acuchillado para robarle los 50.000 dirhams (4.460 euros) de la caja del día.

Esta semana, una joven fue raptada y violada por tres jóvenes que la secuestraron en su coche precisamente cuando había acabado en la mezquita la oración. Fue en el Maârif, en pleno centro de Casablanca, una gran urbe que se ha extendido brutalmente tras la implantación de muchas empresas y que cuenta con más de siete millones de personas en sus distintas barriadas. El Maârif parece un lugar tranquilo, occidentalizado, poco transitado de día a causa del Ramadán. Sus calles acogen sedes de firmas y tiendas internacionales. “Los chicos que llevan mala vida, que no quieren trabajar, vienen por aquí, con sus motos y coches, roban y se marchan rápido a sus barrios”, resume en un cruce de calles Hussein.

Algunas zonas de Casablanca parecen proceder de mundos distintos. La riqueza y el trabajo no están bien repartidos, y casi todas las calles parecen tener serios problemas con las recogidas de basuras. No es el caso del Maârif. El perímetro bajo sospecha del que proceden los chicos de las bandas estaría en algunos callejones cercanos a la Medina, el del inglés y el de los italianos. Allí huele a mercado marroquí bajo el agobiante calor. No hay tcharmiles a la vista. Pero sí hay discusiones a grandes voces.

Algunos expertos marroquíes relacionan la reciente explosión de violencia con otro fenómeno: la cólera del ayuno, el incontrolable mal humor y la agresividad que genera en ciertas personas no poder comer ni fumar durante largas horas. El Tcharmile se mezcla con la irritabilidad del tramdina, en un periodo en el que suelen aumentar las discusiones y los conflictos.

El psiquiatra Yussef Mohi lo ha teorizado así: “Durante el Ramadán se produce un cambio en el ritmo de la vida. El ser humano está hecho para trabajar durante el día y dormir durante la noche. Ahora, además de que en verano los días son largos, se duerme muy poco, apenas tres horas”. El país se para durante el Ramadán. Se registra poca actividad y no se celebran, de hecho, ni citas ni reuniones entre el amanecer y la puesta de sol. En teoría, porque es el mes sagrado del rezo, la oración, la solidaridad y los buenos deseos de tolerancia. Pero a otros el ayuno les altera su mecanismo neurotransmisor, el estado de ánimo y les libera aún más agresividad.

Fuente original: EL PAÍS

h1

CAMPAÑA DE LOS ISLAMISTAS PARA HUNDIR EL SISTEMA FINANCIERO MARROQUI

29 octubre, 2008
Los islamistas realizan una campaña para retirar el dinero de los bancos

Escrito por Jamal Ouahbi   

miércoles, 29 de octubre de 2008

 

Según los promotores tetuaníes, los islamistas están llevando una campaña para eludir  a los ciudadanos de los bancos. Contactan directamente a personas fáciles para convencerlos de la gravedad de la crisis y les bosquejan un panorama oscuro del futuro de la economía marroquí. Les avanzan que la economía nacional va a aplastarse como se aplastaron los grandes bancos occidentales y que es de su interés retirar su dinero almacenado en los bancos. 
Pocos islamistas son los que lo confirman estas acusaciones. Ya que el conjunto de los operadores de la ciudad de Tetuán que contactamos nos afirman que eso no tuvo absolutamente efecto sobre la actividad financiera. Y añaden, por lo que se refiere al activismo de estos islamistas, que “sus acciones siguen siendo actos aislados que no pueden tener efecto” afirman.
En este contexto, el CCIST (Cámara de Comercio y Industria y Servicios de la delegacion del gobierno de Tetuán) organizó el 17 de octubre un día de estudio bajo el tema: “La crisis monetaria mundial: Qué impacto en la economía local”. Los tetuaníes  se esperaban para que la campaña de los islamistas esté levantada en este encuentro. Pero, afirma a Abdelatif Afailal, presidente del CCIST, que este encuentro no tiene nada que ver con eso. “ Hemos organizado este día porque hay un verdadero temor en los empresarios de Tetuán  generada por la crisis. La gente se pregunta sobre el letargo que prevalece en la región. Sobre todo que hay un verdadero estancamiento de las actividades económicas a Tetuán. Como ejemplo, el registro de nuevas unidades de alojamiento disminuyó. Según el contable Abdelilah Benmakhluf, las nuevas unidades bajaron de 30 mil unidades a 5000 unidades.   
Esta manifestación propone sensibilizar a los operadores económicos que dependen de Tetuán a la coyuntura económica actual y a las gestiones que deben emprenderse para hacer frente a los impactos de la crisis monetaria mundial sobre la economía local. Aunque decimos que no hay crisis financiera en Marruecos, la gente dice no y alega de lo que prescinde en los bienes inmuebles. Pues el objetivo principal de este encuentro consistía en explicar a esta gente las verdaderas razones que dificultan el mercado inmobiliario en la región. Eso no tiene nada que ver con lo que hacen los islamistas.
En el encuentro, los debates pusieron de manifiesto que el letargo en la inmobiliaria se debe a la subida de los precios de los alojamientos y de las hipotecas. Lo que motivo a una gran parte de la sociedad, en particular, la clase media, de no comprar más alojamientos. Es la razón de la crisis de la inmobiliaria a Tetuán”, explica Afaial.  El director del banco estatal  ‘Bank Al Maghrib’ a Tetuán, Mohamed Tamuch, afirmó, en el encuentro organizado por el CCIST que “la política monetaria adoptada por Marruecos no se abre completamente sobre las instituciones financieras internacionales. Lo que supone que nuestro sistema se inmuniza contra los efectos de la crisis que podría paralizar la economía en general. Bank Al Maghrib que supervisa la política monetaria adoptó todas las medidas posibles para evitar las crisis que viven los países occidentales. Ciertamente, se afectarán algunos sectores, pero de manera limitada”, recalca Tamuch.
Cuando a Najib Bulif parlamentario del Partido de la justicia y el Desarrollo en el norte, ha declarado que “hay efectivamente gente que comienza a retirar su dinero de los bancos por miedo de los efectos de la crisis y por falta de confianza en estas instituciones. Pero eso permanece muy limitado y no se puede en ningún caso hablar de un fenómeno en este sentido. Como no se puede hablar de incentivo de la gente a retirar su dinero.
Los estafadores roban el dinero retirado de los bancos
Según un portal digital alemán de protección contra la criminalidad, la crisis financiera actual suscita vocaciones en los estafadores. Esta organización pone en guardia a los Alemanes contra la multiplicación de las estafas favorecidas por la crisis financiera que sacude la planeta estos días. La práctica más corriente de estas estafas es muy simple.
Los estafadores llaman por teléfono a particulares haciéndose pasar para empleados de banca. Luego anuncian la noticia del día: los bancos están hundiéndose y hay urgencia que retirar todos sus ahorros Con un último consejo: “Retire todo su dinero de su cuenta antes de que los bancos se conviertan en insolventes”. Pocas horas después de la llamada telefónica, suenan las alarmas contra robo y los asaltos en sus casas.
h1

FRANCIA Y EEUU SE MERIENDAN A ESPAÑA EN EL MAGREB

29 octubre, 2008

Francia y Estados Unidos se ‘meriendan’ a España en el norte de Africa

Los árabes denominan al-Yazirat al-Maghrib al territorio que conocemos hoy como Magreb, algo así como la tierra en la que se pone el sol. Pero a tenor de los últimos acontecimientos geoestratégicos en la zona -protagonizados por Francia y su dinámico presidente de la República- todo indica que donde realmente se ha puesto la luz del crepúsculo es en la política exterior española en la zona. La capacidad de influencia de la diplomacia de Madrid sobre la región, tanto en términos políticos como comerciales, está estancada. Y su papel lo ocupa cada día con más fuerza nuestro vecino del norte. Pero también, Estados Unidos, cada vez más interesado en el noroeste de África.

Los números cantan. Francia vende a Argelia cuatro veces más de lo que es capaz de exportar España, y en el caso de Maruecos el resultado es todavía más espectacular. Francia es el primer socio comercial de Rabat, pero es que, además, es el primer inversor directo, a mucha distancia de España. En los dos últimos años, la inversión extranjera directa de España en Marruecos apenas ha representado el 5,3% del total, nivel que incluso se sitúa por debajo de los registros obtenidos en la década de los ochenta.

Sólo en 1999 y 2003 se superaron ampliamente esos registros, pero fueron consecuencia de operaciones puntuales de gran envergadura como la adjudicación a Telefónica de una licencia para operar en telefonía móvil o la compra de la compañía estatal de tacacos por parte de la hispano-francesa Altadis. Gracias a estas dos operaciones, España pasó de ser el quinto inversor en Marruecos al segundo, aunque a una distancia sideral de Francia, que entre 1990 y 2005, según datos de la Oficina Económica española en Rabat, copó nada menos que el 41% de la inversión extranjera total.

Una china en el zapato

“Francia está utilizando a sus empresas públicas como punta de lanza en el norte de África”, asegura el economista Aldo Olcese, único representante español en la Corte de Arbitraje Internacional de Casablanca y gran conocedor de Marruecos, “y eso explica que el papel del Elíseo sea cada vez más determinante, sobre todo después de la llegada de Sarkozy”. “El presidente francés ha cogido el maletín de director general de comercio exterior y eso está favoreciendo a su país”, insiste Olcese, “al contrario que España, que cada cierto tiempo se encuentra una china en el zapato”.

Francia tiene una ventaja esencial con Marruecos. No tiene abierto ningún contencioso relevante con la casa real, al contrario que España, que periódicamente, ya sea por la isla Perejil, por Ceuta y Melilla o por el conflicto del Sáhara, se ve obligada cada cierto tiempo a lidiar con problemas diplomáticos, lo que supone en muchos casos empezar prácticamente desde cero, con las implicaciones que ello tiene desde el punto desde vista comercial. Esos contenciosos son los que, precisamente, aprovecha Francia para ampliar su presencia en la zona. El tren de alta velocidad entre Marrakech y Tánger (un negocio de 3.000 millones de euros) lo construirá Francia, y París, igualmente, ha anunciado la puesta en marcha de plantas nucleares en el Magreb.

Una coyuntura favorable

Una región que, al contrario, de lo que suele creerse vive desde hace algunos años -y de la mano del petróleo- un periodo de bonanza económica. El caso más evidente es el de Argelia -al margen de Libia- que vive actualmente el mayor crecimiento en tres décadas, con un aumento previsto del PIB para 2008 del 5,8% y con una inflación contenida. Gracias a esta buena coyuntura, el gobierno argelino ha lanzado un ambicioso plan de infraestructuras y de construcción de viviendas con un presupuesto superior a los 60.000 millones de euros a desarrollar entre 2005 y 2009. ¿Y quién se llevará la parte del león de esa gigantesca tarta? Pues nuevamente Francia.

Como señala Sofiane Khatib, responsable para África del Norte del Foro Económico Mundial, en un estudio publicado por el Real Instituto Elcano, un buen ejemplo de la presencia francesa en Argelia es la puesta en funcionamiento de la Escuela Superior Argelina de Negocios (ESAA), creada en 2004 con el apoyo de las prestigiosas escuelas de negocios francesas HEC y ESCP. El previsible ingreso de Argelia en la Organización Mundial de Comercio (OMC) será la puesta de largo del régimen argelino.

Para hacerse una idea de la presencia francesa en Argelia, su antigua colonia, hay que tener en cuenta que en 2005 vendió mercancías por valor de 4.670 millones de euros, muy lejos de los 1.061 millones de euros que logró vender España, con un saldo negativo equivalente a 3.400 millones de euros (principalmente por la compra de gas y petróleo). Y es que Marruecos y Argelia, nuestros vecinos del sur, apenas representan el 2,1% del total de las exportaciones españolas. Prácticamente el mismo porcentaje (el 1,9%) que se registraba en 2002, lo que pone de manifiesto el escaso avance en cuanto a búsqueda de nuevos mercados en un contexto de fuerte crecimiento económico en el caso argelino.

EEUU no olvida a Argelia

El interés del mundo por el Magreb no sólo está en Europa. Durante décadas, como afirma el profesor Yahia H. Zoubir, para el Instituto Elcano, EEUU prestó una atención más bien limitada al Magreb, dado que los líderes estadounidenses consideraban que la región entraba dentro de la zona de influencia europea y, más concretamente, francesa. Pero en los últimos años, y para ganar influencia en el mundo islámico, ha redoblado su interés en la región, hasta el punto de que ha formado un Acuerdo de Libre Comercio con Marruecos, algo impensable hace algunos años. El pacto supone, básicamente, la rebaja arancelaria para productos textiles marroquíes, que entrarán en el mercado estadounidense a precios muy competitivos.

EEUU, sin embargo, no olvida a Argelia. En julio de 2001, ambos países firmaron un acuerdo marco sobre comercio e inversión. El objetivo es duplicar el volumen de intercambios y permitir que las empresas estadounidenses puedan hacerse con una mayor cuota del mercado argelino, sobre todo en relación al sector de los hidrocarburos. EEUU es, de hecho, en la actualidad el principal inversor en este sector, con 4.100 millones de dólares, mientras que Francia, el principal socio económico de Argelia, invierte sólo 500 millones de euros. Eso sí, hay equilibrio en las relaciones entre ambos países, no como en el caso español, que unas veces apuesta por Argelia y otras por Marruecos, lo que complica una visión estratégica de la región.

h1

EL INTEGRISMO ISLAMICO AVANZA EN MARRUECOS

29 octubre, 2008

El integrismo islámico avanza en Marruecos

La sociedad marroquí vivió en este pasado Ramadán un fenómeno que ya afecta a varios países árabes consistente en un mayor uso de símbolos integristas y con la tendencia, que asume parte de la juventud, a seguir una versión conservadora del Islam.

De manera cada vez más frecuente se advierte en la vía pública la presencia de mujeres jóvenes con velo, fenómeno que era muy aislado en los años setenta y ochenta del pasado siglo y que comenzó a extenderse por el país a mediados de los años noventa.

En la apariencia física masculina, el vestido del ‘islam asiático’ (afgano y paquistaní) es el más extendido en los barrios limítrofes de los centros de las ciudades, que componen actualmente la mayoría del tejido urbano en Marruecos.

La afluencia de los jóvenes a la práctica religiosa se nota más en la vida marroquí y sobre todo en ramadán (mes de ayuno), periodo en el que las mezquitas registran un hacinamiento que obliga a los creyentes a usar la vía pública para la oración del viernes.

El calado de la cultura religiosa en Marruecos se nota también en el lenguaje utilizado por la población, que usa cada vez más términos tradicionales musulmanes.

Este fenómeno llegó hasta las playas y piscinas, donde un porcentaje importante de mujeres comenzó hace algún tiempo a nadar con el vestido tradicional, como alternativa al bañador, para no permitir a los hombres ver el cuerpo femenino, según una interpretación conservadora de la religión musulmana.

Para el profesor de filosofía en la Facultad de Letras de Rabat, Bensalem Himmich, varios elementos pueden explicar estos cambios en Marruecos, entre ellos, ‘una reacción ante la dominación de las fuerzas ‘imperialistas’ en Irak y en Palestina, y también ante las repercusiones negativas de la globalización’.

Himmich, autor de varios libros sobre pensamiento, cultura y sociedad, considera en su análisis que ‘todo lo que pasa en nuestro país viene de problemas conocidos, como la pobreza en las ciudades, el analfabetismo, la corrupción y que casi la mitad la población vive en el mundo rural, en condiciones precarias’.

‘Se habla en Marruecos de una transición democrática sin saber cuándo acabara este proceso. Le democracia es una cultura y una distribución equitativa de las riquezas y no solamente elecciones’, subraya.

El profesor Himmich, que publicó recientemente un libro sobre el problema de identidad en Marruecos titulado: ‘Crítica de la cultura de injusticia y ruralización del pensamiento’, insiste sobre lo que llama ‘la crisis de la identidad’ en Marruecos.

‘Yo creo que uno de los problemas mas graves en nuestro país es lo que podemos calificar de ‘crisis de identidad’, sostiene Himmich, quien añade: ‘nuestra identidad comienza a desaparecer ante una diversificación anárquica de la cultura, del lenguaje y de la política’.

‘La sociedad marroquí pierde sus referencias históricas y culturales, y las nuevas generaciones reciben una educación que esta en un estado de coma, según reconocen los responsables del Estado’, destaca.

El índice de lectura en Marruecos es uno de los más bajos del mundo y las librerías que aún no han cerrado exhiben con abundancia libros religiosos, en su mayoría importados de los países del Golfo Pérsico.

Los marroquíes, mejores telespectadores, incluso prefieren ver las cadenas de televisión que emiten por satélite desde aquella zona del mundo, donde domina una interpretación conservadora del Islam.

Pero mientras la mayoría de la población se identifica más con los países del Golfo por razones religiosas, la clases ricas y medias, minoritarias en la sociedad marroquí, miran más a Europa y sobre todo a Francia.

Pero estas minorías se enfrentan ahora a la agresividad del discurso tradicional conservador.

Frente al conservadurismo cultural y religioso, el Estado marroquí intenta resucitar mediante políticas públicas y declaraciones oficiales, lo que se califica de ‘Islam marroquí’, de tradición tolerante y abierta.

h1

AGRESION A UN DIABETICO EN MARRUECOS POR BEBER AGUA EN RAMADAM

9 octubre, 2008

Con frecuencia leemos los comentarios de los marroquíes criticando a Argelia y de vez en cuando he leido en comentarios de “granada” que Argelia es un país sin libertad religiosa. A los que piensen eso, les tengo que dar la razón pero también  les tengo que decir, una vez más, que miren la paja en el ojo propio antes de buscar la viga en el ajeno.

Lo que os voy a contar ocurrión durante el pasado mes del Ramadán en la ciudad de Fez, importante destino turístico dentro de marruecos y que quizás o suene por algún turista asesinado allí y que os he contado en alguna ocasión.

Durante el pasado Ramadam, una persona andaba por las calles de la ciudad de Fez, cuando se le ocurrió el gran pecado de beber agua en la calle, cuando eso no se puede hacer desde el amanecer hasta el atardecer.

Una muchedumbre se le echó encima y la emprendió a golpes contra el hombre por algo tan grave como beber agua antes del final del ayuno. Tras la brutal e injustificable agresión, le arrastraron hasta la comisaría más cercana.

Allí, una vez a salvo de la furiosa y buena gente que le había golpeado duramente, fue atendido por una especie más peligrosa todavía: el policía marroquí. Cuando los policías marroquíes fueron informados del horrible crimen que había cometido el hombre (repito: BEBER AGUA DURANTE EL RAMADAM), no sólo no le soltaron, sino que le encerraron en un calabozo.

El desdichado hombre, golpeado, maltratado y encerrado tuvo que aguantar su encierro hasta que acudieron a dicha comisaría varios miembros de su familia.

Todo se aclaró cuando justificaron su horrible crimen (repito: BEBER AGUA) porque el hombre sufría una extraña enfermedad llamada diabetes (creo que los enfermos de esa extraña dolencia se llaman diabéticos) y tenía un certificado médico que le eximía de cumplir con el Ramadam.

El desdichado fue finalmente liberado pero pasó la que sin duda fue una de las mejores jornadas de su vida: golpeado y encerrado por ser diabético y tener que beber agua durante el Ramadam.

Aclarar que todo esto parte del diario Al Ahdat Al Magrebia, no me lo he inventado yo.

Que grande es marruecos! 

 Seguiré investigando para aportar más datos en cuanto disponga de ellos.

h1

EL CUENTO DE MOHAMED VI: LA APERTURA CEDE PASO AL INTEGRISMO

21 septiembre, 2008

Conservadurismo religioso muestra en ramadán su avance entre los marroquíes


La sociedad marroquí vive en este Ramadán un fenómeno que ya afecta a varios países árabes consistente en un mayor uso de símbolos integristas y con la tendencia, que asume parte de la juventud, a seguir una versión conservadora del Islam.


De manera cada vez más frecuente se advierte en la vía pública la presencia de mujeres jóvenes con velo, fenómeno que era muy aislado en los años setenta y ochenta del pasado siglo y que comenzó a extenderse por el país a mediados de los años noventa.

En la apariencia física masculina, el vestido del ‘islam asiático’ (afgano y paquistaní) es el más extendido en los barrios limítrofes de los centros de las ciudades, que componen actualmente la mayoría del tejido urbano en Marruecos.

La afluencia de los jóvenes a la práctica religiosa se nota más en la vida marroquí y sobre todo en ramadán (mes de ayuno), periodo en el que las mezquitas registran un hacinamiento que obliga a los creyentes a usar la vía pública para la oración del viernes.

El calado de la cultura religiosa en Marruecos se nota también en el lenguaje utilizado por la población, que usa cada vez más términos tradicionales musulmanes.

Este fenómeno llegó hasta las playas y piscinas, donde un porcentaje importante de mujeres comenzó hace algún tiempo a nadar con el vestido tradicional, como alternativa al bañador, para no permitir a los hombres ver el cuerpo femenino, según una interpretación conservadora de la religión musulmana.

Para el profesor de filosofía en la Facultad de Letras de Rabat, Bensalem Himmich, explicó en una entrevista con Efe que varios elementos pueden explicar estos cambios en Marruecos, entre ellos, ‘una reacción ante la dominación de las fuerzas ‘imperialistas’ en Irak y en Palestina, y también ante las repercusiones negativas de la globalización’.

Himmich, autor de varios libros sobre pensamiento, cultura y sociedad, considera en su análisis que ‘todo lo que pasa en nuestro país viene de problemas conocidos, como la pobreza en las ciudades, el analfabetismo, la corrupción y que casi la mitad la población vive en el mundo rural, en condiciones precarias’.

‘Se habla en Marruecos de una transición democrática sin saber cuándo acabara este proceso. Le democracia es una cultura y una distribución equitativa de las riquezas y no solamente elecciones’, subraya.

El profesor Himmich, que publicó recientemente un libro sobre el problema de identidad en Marruecos titulado: ‘Crítica de la cultura de injusticia y ruralización del pensamiento’, insiste sobre lo que llama ‘la crisis de la identidad’ en Marruecos.

‘Yo creo que uno de los problemas mas graves en nuestro país es lo que podemos calificar de ‘crisis de identidad’, sostiene Himmich, quien añade: ‘nuestra identidad comienza a desaparecer ante una diversificación anárquica de la cultura, del lenguaje y de la política’.

‘La sociedad marroquí pierde sus referencias históricas y culturales, y las nuevas generaciones reciben una educación que esta en un estado de coma, según reconocen los responsables del Estado’, destaca.

El índice de lectura en Marruecos es uno de los más bajos del mundo y las librerías que aún no han cerrado exhiben con abundancia libros religiosos, en su mayoría importados de los países del Golfo Pérsico.

Los marroquíes, mejores telespectadores, incluso prefieren ver las cadenas de televisión que emiten por satélite desde aquella zona del mundo, donde domina una interpretación conservadora del Islam.

Pero mientras la mayoría de la población se identifica más con los países del Golfo por razones religiosas, la clases ricas y medias, minoritarias en la sociedad marroquí, miran más a Europa y sobre todo a Francia.

Pero estas minorías se enfrentan ahora a la agresividad del discurso tradicional conservador.

Frente al conservadurismo cultural y religioso, el Estado marroquí intenta resucitar mediante políticas públicas y declaraciones oficiales, lo que se califica de ‘Islam marroquí’, de tradición tolerante y abierta.