Posts Tagged ‘Rome’

h1

MARRUECOS PERMITE Y ALIENTA LA PEDERASTIA

9 octubre, 2008

Una niña de nueve años “da con frecuencia mejor resultado en la cama que una joven de 20″.

“Nos han contado, y hemos constatado, que las niñas de esa edad dan mejores prestaciones que las mujeres adultas”, afirma. “En consecuencia están tan capacitadas para contraer matrimonio como las jóvenes de 20 años”.

Todo esto fue afirmado en una fatua el jeque el Mohamed Ben Abderrahman Al Maghraoui. Dice textualmente que «HAN CONSTATADO» todo esto. Esta noticia es del mes pasado, de septiembre 2008. A esto, el sultán Mohamed VI respondió cerrando parte de las escuelas coránicas a cargo de este señor, pero no todas. Desde luego, en la cárcel no está, a pesar de que esto va en contra de las «leyes» de marruecos, si es que las hay para los ricos, los poderosos y los miembros del régimen.

Tenemos otros dos ejemplos de que el régimen de marruecos no sólo permite sino que yo creo que promueve la pederastia en marruecos.

Es por todos conocido que en una de las ciudades más turísticas de marruecos, Marrakech, se produce a diario una aberración en contra de los derechos de los menores. Los hombres mayores extranjeros con gran poder adquisitivo llegan en masa y a diario a esta ciudad marroquí (y me imagino que a muchas otras ciudades turísticas) a buscar los favores sexuales de menores, en su mayoría varones. Al estar sumidos en una situación de pobreza extrema, estos menores venden sus cuerpos a estos turistas sin alma. Esto es relativamente fácil de ver en el centro de Marrakech, principalmente en la plaza de Jemaa el Fna (patrimonio de la humanidad por la Unesco).

Hace algo el régimen marroquí para acabar con esto? No. Trata de silenciarlo, de que el mundo no se entere de una nueva aberración en marruecos, pero no puede perseguirlo porque es un dinero que deja divisas en el sultanato. Esos turistas duermen en hoteles, comen y cenan en restaurantes… etc. Esas divisas favorecen las cuentas del sultán y sus secuaces y no importa de donde vengan.

Hay otro tipo de turismo sexual en marruecos que aporta aún más divisas. Es por todo el mundo conocida la afición de muchos jeques, sultanes y emires a mantener relaciones sexuales con menores, que en este caso suelen ser niñas. La mayoría vienen de los países del Golfo Pérsico, principalmente de Arabia Saudí con millones de petrodólares en la cartera para gastar a su antojo. Es por muchos conocido en marruecos que cuando llegan a este país, estos personajes disponen de lo que quieren, lo cual incluye, por supuesto, niños o niñas a su antojo. Es por todos conocido cuando y dónde se producen esas visitas «de placer» a territorio marroquí, puesto que no pasan desapercibidad. Es por todos conocido que están ahí cuando en los puertos marroquíes fondean los impresionantes yates de los que disponen estos «señores».

En un régimen en el que no se mueve una hoja sin que el sultán y los servicios de inteligencia marroquíes lo sepan, creéis que esto no es permitido, tolerado y alentado por el régimen de marruecos? Lógicamente, los servicios secretos, el sultán, la cúpula del régimen (así como los miles o millones de marroquíes que lo ven y lo sufren en sus carnes y en las de sus hijos e hijas) lo saben… Pero qué van a hacer??? Renunciar a un tipo de turismo que aporta millones y millones de dólares a las arcas del sultán y del régimen??? NO. Prefieren este tipo de turismo que atenta contra niños pero que les da dinero. Para ellos, la violación contra niños y niñas, es un mal menor (si acaso es un mal para ellos) en comparación con el dinero que se embolsan con todo esto.

Otro problema más de la sociedad marroquí del que no se habla y que se ve en la distancia, muy diluido e ignorado gracias a conflictos autocreados por marruecos como el Sáhara Occidental, Ceuta o Melilla para desviar la atención pública sobre los verdaderos problemas de marruecos.

h1

LA FORMULA DE LA AUTONOMIA NO SIRVE EN UN SULTANATO BANANERO

9 octubre, 2008

No dudo de la buena voluntad del señor Olarte, pero para estar tan cerca del Sáhara Occidental creo que o sabe poco del tema o debería reflexionar antes de decir cualquier cosa sobre un tema tan serio, que afecta a la supervivencia, la libertad y los derechos humanos de cientos de miles de personas.Primero: ninguna solución al tema puede pasar por una medida que no respete el derecho incuestionable a la AUTODETERMINACION del pueblo saharaui. marruecos, en caso que algún día se convierta en algo parecido a una democracia (está a siglos de esto) debería tener algo de valentía y respetar la decisión de los saharauis. Si esto es algo incuestionable para la ONU, Estados Unidos y Marruecos, por qué no lo es para el gobierno español, el Sr Olarte y Van Walsum???  

Segundo: es marruecos quien bloquea el proceso y no tiene ningún tipo de interés en que se resuelva, a no ser que sea la ANEXION DEFINITIVA DEL SAHARA OCCIDENTAL para que puedan explotar al territorio y sus habitantes y enriquecerse a su costa. La autonomía es un cuento. Lo único que les interesa es el expolio del territorio para llenar las cuentas del sultán y sus colaboradores. Que nadie se engañe y piense que esas riquezas llegarán para el desarrollo de marruecos.

Tercero: cómo alguien se puede plantear que exista una autonomía (de cualquier tipo) en un país como marruecos. Si todo se defiende a golpes, palos, violaciones, desapariciones, detenciones y muerte contra opositores marroquíes o saharauis, NADIE SE DEBERIA PLANTEAR LA AUTONOMIA. En la práctica sería un estado policial como lo es ahora.

Cuarto: si el territorio ocupado hubiese sido las Islas Canarias (en 1976 el Sáhara Occidental también era una provincia española), también 33 años después pediría ser un estado asociado??? POR FAVOR, BASTA YA DE HIPOCRESIA….

Señor Olarte: primero, democracia real en marruecos. Segundo, respeto a los derechos humanos en marruecos y el Sáhara Occidental. Y tercero: AUTODETERMINACION del pueblo saharaui.
Hasta entonces: no diga estupideces.

Olarte defiende ante la ONU la fórmula del Estado Libre Asociado para el Sahara Occidental

   
ACN Press   
miércoles, 08 de octubre de 2008
Las Palmas de Gran Canaria/ Lorenzo Olarte, en calidad de ex presidente y ex vicepresidente de la Comunidad Autónoma de Canarias, recomendó fervientemente, en la intervención que llevó a cabo esta tarde ante Naciones Unidas en relación con el conflicto del Sahara Occidental, «la necesidad de hacer el mayor de los esfuerzos a fin de no caer en la dinámica de la confrontación, especialmente violenta, para poder conseguir así un acuerdo pacífico y duradero entre las partes actualmente enfrentadas», según un comunicado de la oficina del ex presidente.
Olarte apostó en su discurso por dotar al Sahara Occidental » cual si se tratara de un Estado Libre Asociado, de las máximas competencias propias de un Estatuto de Autonomía Plena, sin perjuicio de la soberanía del Reino de Marruecos, respetando las peculiaridades de la población saharaui, con un contenido similar o incluso superior a las peculiaridades que en el Estado Español tienen, entre otras, las nacionalidades de Catalunya, Euskadi y Canarias».

En este sentido, el ex presidente del Gobierno de Canarias abogó por la celebración de un referéndum previo que, de resultar positivo, daría al atiguo Sahara español unas competencias «más allá de lo que Cataluña y el País Vasco han llegado», citando como ejemplo,» la definición de la Hacienda propia saharaui, con sus propias peculiaridades, sobre la base de un Régimen Económico y Administrativo especial, otorgando al pueblo saharaui especificidades culturales, históricas, económicas y fiscales propias de una sociedad democrática y moderna, con la finalidad de hacer posible su máximo desarrollo económico y social», explicó.

A su juicio, esta situación se completaría además con una reconciliación «que se procurará con el actual exilio» y acabando «con la separación que padece el pueblo, con el reconocimiento al mismo del ejercicio pleno de los mismos derechos y garantías de que disfrutan los países más adelantados según las normas elementales del Estado de Derecho». Esa «Democracia Saharaui», en opinión de Olarte se asentaría sobre los tres poderes básicos de tales estados: el legislativo saharaui, un presidente saharaui y un poder judicial «territorial e independiente».

CANARIAS Y EL SAHARA

El ex presidente del Gobierno de Canarias explicó también ante la Comisión de Descolonización y Política Especial del Cuarto Comité de la ONU las «tradicionales relaciones fraternales» existentes entre los pueblos canario y saharaui, así como la «solidaridad» que demuestra el Archipiélago y el «compromiso» del Ejecutivo de las Islas de ayudar al pueblo saharaui en el futuro.

Olarte recordó que los canarios «año a año, prestamos institucionalmente nuestra colaboración humanitaria a la población de Tinduff ( Argelia) a través de importantes partidas económicas que se consignan en los Presupuestos Generales de nuestra Comunidad Autónoma merced a la invariable aprobación del Parlamento de Canarias, lo que se inició hace años, precisamente con mi colaboración, aportando fondos en cuantía importante para la adquisición de ropa, víveres y artículos de primera necesidad de los que carece la población del Sahara», subrayó Olarte.

El ex presidente del Gobierno de Canarias aseguró que el «pueblo canario» está «legitimado para recomendar que se haga todo lo posible para que las partes implicadas en el conflicto del Sahara alcancen cuanto antes y de manera definitiva un consenso», que a su juicio, debería seguir las pautas de la Transición española.

Olarte abogó por que las partes enfrentadas realicen » diversas renuncias y sacrificios» respecto a buena parte de lo que todos consideren derechos exclusivos e irrenunciables, «pasar página» y «olvidar tristes capítulos de la Historia», concluyó.

h1

POR QUE YAHYA YAHYA NO PIDIO LA VERDAD DE LO QUE HIZO HASSAN II EN EL RIF????

8 octubre, 2008

UNA VEZ MAS (Y YA SON MUCHAS). COMO UN PAIS COMO MARRUECOS PUEDE SER TAN IMPRESENTABLE Y PEDIR EXPLICACIONES SOBRE ESTO. QUE LAS DEN ELLOS PRIMEROS SOBRE LO QUE ESTÁN HACIENDO EN EL SAHARA OCCIDENTAL Y SOBRE LO QUE HASSAN II HIZO DURANTE AÑOS EN EL RIF (SIGUEN PAGANDO EL AISLAMIENTO DE AQUELLOS AÑOS) Y EN LOS AÑOS DE PLOMO.

Yahya Yahya pide un foro en el que se trate el uso de armas químicas sobre el Rif

Por los efectos de la utilización de dichas armas y las consecuencias que han tenido en los herederos de las víctimas de ayer todavía “afectados hoy de cánceres”
 El presidente del Grupo de Amistad Hispano-Marroquí, Yahya Yahya, ha reclamando en la sede de la Naciones Unidas en Ginebra (Suiza) la celebración de un coloquio internacional sobre las relaciones pasadas entre España y Marruecos, particularmente a partir del protectorado español sobre Marruecos, con el fin de dialogar para formar un “Foro hispano-marroquí de la memoria y del porvenir común” que trate las consecuencias del “empleo de armas químícas de España contra el Rif (1921-1927) así como el reclutamiento de marroquíes para reprimir al movimiento obrero y los republicanos españoles” en la Guerra Civil.
 

El senador Yahya Yahya señaló en su intervención que «somos todos conscientes y admitimos que una memoria histórica basada sobre la verdad constituye la condición previa para la edificación de una memoria común hispano marroquí, permitiendo mejores relaciones entre los pueblos, respecto de los derechos humanos, la democracia y un porvenir mejor». Así, el político marroquí subraya que las mutaciones políticas y sociales, la renovación de las generaciones, tanto en España como en Marruecos, «dan la ocasión inesperada de evitar las confusiones históricas y de memoria».

Por ello, el presidente del Grupo de Amistad Hispano-Marroquí entre los Senados de España y Marruecos propuso ante los miembros de la o­nU en Ginebra un «foro hispano-marroquí de la memoria y del porvenir común» que tendría varios objetivos.

El primero, según explicó Yahya Yahya, retener y fijar los principios y valores para una mejor relación hispano-marroquí y «tirar los jalones de unas relaciones basadas sobre el respeto de los valores humanos y los derechos del individuo». En segundo lugar apunta que es necesario «trascender el doloroso pasado histórico en relación con el periodo colonial mediante la revelación de los crímenes cometidos, especialmente por España contra los marroquíes durante el protectorado, en particular -añade Yahya- por el empleo de armas químicas de destrucción masiva contra el Rif así como el reclutamiento de marroquíes para reprimir el movimiento obrero y los republicanos españoles». Y en tercer lugar propone «sacar provecho de la experiencia democrática española para reforzar la transición democrática en Marruecos y abrir horizontes nuevos para una verdadera cooperación, a favor de los pueblos español y marroquí».

El presidente del Grupo de Amistad subraya que las circunstancias actuales tanto en España como en Marruecos parecen favorables a trámites y acciones con el fin de rendir cuenta y trascender los errores del pasado particularmente.

En este sentido, pide el reconocimiento oficial de las «graves violaciones, cometidas por el Estado español de la época, contra los derechos humanos: ejecuciones sumarias, agresiones, detenciones arbitrarias, alistamientos obligatorias, expulsiones de los autóctonos de sus tierras». Asimismo, solicita «el reconocimiento y la excusa oficial por la utilización de armas químicas».

Por los efectos de la utilización de dichas armas y las consecuencias que han tenido en los herederos de las víctimas de ayer todavía “afectados hoy de cánceres”, Yahya reclama «la reparación individual y colectiva por los perjuicios sufridos», «rendir cuenta sobre las presiones y las condiciones en las cuales se efectuaban reclutamientos de los marroquíes del ejército español, sometiendo a los resistentes rifeños más tarde para reprimir los movimientos obreros y a los republicanos españoles», y «trabajar para unas relaciones mutuamente ventajosas para España y Marruecos».

El senador marroquí explica que todas las asociaciones y los expertos españoles, marroquíes y otros interesados en este Fórum son invitados a participar en este proyecto y será sometido a todos ellos para su evaluación.

h1

LA VENTA DE ARMAS A MARRUECOS II

8 octubre, 2008

El diputado de IU, Gaspar Llamazares, pedirá al Gobierno explicaciones sobre la autorización de dos operaciones de venta de armamento a Marruecos que contravienen la legislación y acentúan ‘la posición beligerante’ del Ejecutivo en el conflicto con el pueblo saharaui.
 
Así lo ha anunciado el coordinador general tras una reunión con directivos de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui en Aragón (UM Draiga) y con el responsable de IU en la comunidad autónoma, Adolfo Barrena.
 
Durante la entrevista, los representantes de dicha asociación, Enrique Gómez y Luis Mangrané, entregaron a Llamazares documentación sobre las dos operaciones de venta antes citadas.
 
En ella, figura una referencia a la medida que aprobó el Consejo de Ministros el pasado 27 de junio, cuando el Gobierno autorizó al Ministerio de Defensa para ‘la enajenación’ de seis torpedos ‘por el precio simbólico de un euro’, toda vez que los artefactos exportados se encuentran en desuso y era necesario contribuir al ‘ahorro del gasto de desmilitarización’ de dichos torpedos.
 
El envío también se justificó con una mejora de las relaciones bilaterales con el país del norte de Africa.
 
Igualmente recoge la documentación una referencia a una nueva cesión ‘gratuita’ aprobada por el Consejo de Ministros en enero de este año, según la cual Marruecos recibiría ‘ocho juegos lanzadores de bombas’.
 
A tenor de esta información, el coordinador general de IU ha indicado que presentará una resolución al informe sobre la exportación de armamento y de material de doble uso que ayer presentó en el Congreso la secretaria de Estado de Comercio, Silvia Iranzo.
 
Aunque el informe habla de las operaciones autorizadas en 2007, Llamazares incluirá una resolución a partir de estas dos ventas, efectuadas este año.
 
De ese modo expresará su ‘rechazo al comercio de armas con Marruecos’.
 
Asimismo, la semana que viene, el diputado de IU aprovechará la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja, en la que se debatirá una iniciativa sobre las relaciones con el pueblo saharaui para expresar una similar posición.
 
Por último, Llamazares trasladará al Gobierno una pregunta por escrito para que aclare por qué da su visto bueno a ambas operaciones, que han puesto de manifiesto, a juicio de Llamazares, que el Gobierno ‘vulnera el código de conducta’ de la UE sobre el comercio de armas, así como la legislación internacional.
 
‘España acentúa de esta forma una posición beligerante en el conflicto’ que enfrenta a Marruecos y al pueblo saharaui.

h1

LA VENTA DE ARMAS A MARRUECOS: POR DESGRACIA EL TEMA SIGUE VIGENTE

8 octubre, 2008

La venta de armas a Marruecos

El pacifismo de que presume el presidente del Gobierno, Zapatero, está lleno de contradicciones. Por una parte la presencia de tropas españolas en zonas de conflicto es mayor que nunca: Bosnia, Kosovo, Líbano, Afganistán, etc. Por otro lado, nunca España ha exportado más armas a países extraños que con el actual gobierno, especializándose en la venta de material bélico a regímenes poco o nada democráticos, como el de Mohamed VI, en Marruecos.

En efecto. El pasado mes de febrero se formalizó el contrato entre España y Marruecos, por valor de unos doscientos millones de euros, para la venta de armas de alta tecnología militar que el Gobierno español realizará al de Rabat, que incluye 1.200 vehículos de alta movilidad táctica (VAMTAC), 800 camiones todo terreno y 10 patrulleras para la vigilancia de costas. Armamento que servirá para rearmar al ejército marroquí, entre cuyas misiones tiene la ocupación del Sáhara Occidental, la vigilancia del muro de los territorios ocupados y la persecución de los saharauis que defienden su legítimo e inalienable derecho, reconocido por la ONU, a la autodeterminación por ser un territorio a descolonizar.

La venta de armamento a Marruecos significa no sólo la generación de un clima prebélico, que no favorece la resolución pacífica del conflicto que enfrenta a dicho país con el pueblo saharaui, sino algo peor, el Gobierno español se sitúa contra la legalidad internacional que prohíbe armar a un país en guerra. Pero es que, además, esta venta de armas supone la ruptura de la supuesta neutralidad de España en este conflicto. Una neutralidad contraria a la posición de nuestro país que es administrador de dicho territorio hasta que se complete el proceso de descolonización. Con esta medida se perjudican todos los intentos de la ONU y de la comunidad internacional para encontrar una salida justa al conflicto. Tampoco debemos desdeñar que en la última visita que el presidente del Gobierno realizó a Marruecos, aceptó de buen grado la propuesta de autonomía que Mohamed VI le presentó para el Sáhara Occidental. Un gran error político que el Rey Juan Carlos I tuvo que aclarar en su posterior visita a Argelia. Error que sólo ha servido para provocar el rechazo del pueblo saharaui y el de su principal valedor, Argelia, cuyas primeras consecuencias las apreciaremos todos en el aumento de las tarifas eléctricas, ya que el gobierno argelino ha anunciado un incremento del 20% en el precio del gas natural que este país, nuestro principal proveedor, nos vende.

El Gobierno español, en vez de vender armamento a Mohamed VI, cuyo país viola sistemáticamente los derechos humanos y mantiene litigios territoriales con España por Ceuta y Melilla, principalmente, y por su pretensión sobre las Islas Canarias, debería dedicar sus esfuerzos a buscar una salida justa al conflicto que enfrenta al pueblo saharaui con Marruecos, ya que, como potencia administradora, está obligada a culminar el proceso de descolonización auspiciado por el Consejo de Seguridad de la ONU, en vez de plegarse a los intereses del monarca alauí, cuyo gobierno incumple las resoluciones de la ONU, entre ellas la 1495, votada en 2003, por la que se aprobó el plan de paz, conocido como «Plan Baker«, ya que representa el único marco jurídico reconocido por la comunidad internacional.

Volvamos a la venta de armas a regímenes no democráticos. Es cierto que para España es muy importante poseer una industria de defensa fuerte y competitiva, ya que no sólo constituye una aportación relevante para la economía nacional y un imprescindible impulso al desarrollo tecnológico de nuestro país, sino también es un pilar estratégico para nuestra propia defensa y seguridad. Debemos felicitarnos por ello, sin embargo, también es cierto que se deben exigir unos mínimos democráticos a nuestros clientes. Por ello, no deja de ser paradójico que sea, precisamente, un Gobierno, como el del PSOE, que ha hecho de la paz su principal bandera electoral, uno de los que más armas venda a países de dudoso régimen democrático, como son Venezuela y Marruecos.

h1

LAS BODAS CON NIÑAS (PEDERASTIA) EN MARRUECOS

8 octubre, 2008

Una escuela autorizaba el matrimonio de niña de nueve años

 

El jeque Mohamed Al Maghraui, autor de una fetua (decreto religioso) en la que autorizaba el matrimonio de niñas a partir de los nueve años de edad, solicitó hoy la intervención del rey Mohamed VI para impedir el cierre de las escuelas coránicas que dependen de su asociación.
 
 En su comunicado, Al Maghraui, pidió la mediación del monarca alauí para proteger esas instituciones donde se aprende a recitar el Corán (libro sagrado del Islám), con el objetivo de que «Dios multiplique nuestras riquezas y nos proteja de la maldad».
 
 Tras la emisión de su fetua el pasado 2 de septiembre, las autoridades marroquíes procedieron al cierre de más de 30 escuelas coránicas dependientes de su asociación «Predicación para el seguimiento del Corán y de la Sunna (tradición del profeta Mahoma)».
 
 También ordenaron la apertura de una investigación judicial para examinar su legitimidad para pronunciar fetuas.
 
 Estas medidas contra Al Maghraui comenzaron después de que el Consejo Superior de Ulemas (altos cargos del Islam) de Marruecos denunciara la utilización de la religión para legitimar el matrimonio de adultos con niñas de esa edad.
 
 En el comunicado, el Consejo calificó a Al Maghraui de «persona conocida por su tendencia a la subversión y a la amalgama en su interpretación de los principios de la comunidad musulmana».
 
 Asimismo, añadió que «las referencias citadas por Al Maghraui con respecto al matrimonio del Profeta Mahoma con su mujer Aicha a la edad de nueve años no fueron jamás tomadas como ejemplo en la historia del Islam», y señaló que esa unión formaba parte «de las particularidades de la vida del Profeta».

h1

YAHYA YAHYA Y SUS BORREGOS

1 octubre, 2008

Una situación paradójica

Última actualización 02/09/2008@02:09:36 GMT+1
La plataforma de asociaciones civiles de Nador, que este verano han protagonizado continuas interrupciones en el paso de vehículos y personas por los puestos fronterizos entre Melilla y Marruecos, intentaron ayer cumplir su amenaza de repetir los temidos cortes durante las fiestas patronales para provocar un mayor perjuicio a la economía y población melillenses.
Para ello, como en las ocasiones anteriores, un reducido grupo de ciudadanos marroquíes se sentaron en tierra de nadie dispuestos a no levantarse mientras Said Chramti, un compañero suyo de la plataforma de asociaciones, siga detenido por la Policía Nacional.

Sin embargo, cuál fue su sorpresa que los marroquíes que en ese momento pasaban la frontera para disfrutar de la Feria de Melilla se lo impidieron, protagonizando así una situación realmente paradójica, ya que los ciudadanos a los que ellos dicen defender con estos insensatos y molestos cortes fronterizos se les rebelaron dejándolos en evidencia.

Ante esta situación, los miembros de esta plataforma, a los que les gusta aparentar que son más patriotas que nadie aunque eso les lleve a hacer el ridículo como ayer, no tuvieron más remedio que volver por donde vinieron y meter prácticamente la cabeza bajo la tierra como las avestruces.

Lo que ayer ocurrió en la frontera debería servir como reflexión a esta plataforma de asociaciones marroquíes, a las que prácticamente nadie tiene en cuenta, ni siquiera sus propios compatriotas. Esta clara minoría de la sociedad marroquí debería darse cuenta ya de que toda una frontera internacional no puede ser utilizada para hacer chantaje a todo un país como es España, sustentado por un Estado de Derecho y una legislación a prueba de bombas.

Lamentablemente, estos grupos minoritarios parecen no querer entender que en Melilla, como ocurre en el resto del territorio nacional, las personas que son detenidas no se encuentran en esa situación por arbitrariedad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, sino en base a una serie de hechos delictivos que, en caso de ser probados, no pueden quedar impunes.

Así ocurrió en el caso de Yahya Yahya, que fue detenido y condenado por atentar contra la autoridad que representan los agentes de la Policía Nacional, y lo mismo ha sucedido con Said Chramti, que fue detenido ayer por los altercados y presuntas agresiones contra policías que ha protagonizado últimamente en la frontera.

Ojalá el intento de ayer sea la última zancadilla que esta plataforma de asociaciones a nuestra frontera, y quienes vivimos a uno y otro lado podamos, por fin, atravesarla tranquilamente sin vernos perjudicarnos por los intereses de una cada vez más pequeña minoría marroquí.

h1

LAS PATALETAS DEL SULTAN /ASI ES LA CLASE POLITICA MARROQUI

1 septiembre, 2008

Cada vez que a marruecos no le gusta algo, retiran a su embajador: muy propio de un sultanato bananero…

Rabat retira a su embajador en Italia por la condena a un senador marroquí

El político está acusado de agresión sexual contra una turista en Roma

IGNACIO CEMBRERO – Madrid – 25/08/2008

Todo empezó con una violenta discusión, el 4 de agosto, entre el senador marroquí Yahya Yahya, afincado en Melilla, y su esposa en un restaurante de la elegante vía Veneto de Roma. Después, el parlamentario salió y «agredió sexualmente» a una turista, según la agencia de prensa italiana ANSA. Cuando los carabineros se presentaron en su hotel para detenerle, intentó evitarlo con sus puños.

Es uno de los que más reivindican Ceuta y Melilla para su país

Yahya golpeó a los policías que fueron a detenerle a su hotel

Yahya fue sometido al día siguiente a un juicio rápido y condenado a 30 meses de cárcel por «rebeldía y lesiones» a funcionario público y violencia de género, e ingresó en la prisión de Rebbibia. «No es un tipo tranquilo y tiene antecedentes en España», comentó la parlamentaria de Forza Italia Souad Sbai, de origen marroquí.

Dos semanas antes, el 22 de julio, había sido también condenado por el juzgado de lo penal de Melilla a 15 meses de cárcel y 800 euros de multa por resistencia a la autoridad, pero no fue a la cárcel porque carecía de antecedentes penales. El tribunal melillense le absolvió, en cambio, del delito de violencia machista contra su esposa.

La sanción impuesta a Yahya en Roma incitó a Marruecos a protestar retirando, el martes, a su embajador en Italia, Tay Edin Badu. El juicio fue «expeditivo», asegura un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí, y el embajador ha sido llamado a consultas para que explique las circunstancias «de esta cuestión preocupante por tratarse de un representante del pueblo marroquí».

Cuando Yahya fue detenido en Melilla y conducido ante el juez, Rabat no llegó a retirar a su embajador, pero sí emitió una nota en la que pedía explicaciones a las autoridades españolas, al tiempo que expresaba su «fuerte preocupación» ante esta «iniciativa singular que suscita en Marruecos grandes dudas y perplejidad».

Pese a ser copresidente de la comisión de Amistad Hispano-marroquí de la Cámara alta, Yahya es el político de Marruecos que más vehementemente reivindica la soberanía de su país sobre Ceuta y Melilla, la ciudad en la que reside. Aunque ha crecido en Melilla, no posee la nacionalidad española, sino la marroquí y la holandesa.

Domenico Naccari, el abogado que la Embajada marroquí en Roma proporcionó al senador, logró el viernes pasado su excarcelación, aunque ha quedado sujeto a arresto domiciliario. Desde entonces, se hospeda en una institución católica llamada Isla del Amor Fraterno. Naccari ha recurrido además la sentencia y prevé que en diciembre se celebre un nuevo juicio. Su cliente no podrá salir de Roma hasta entonces.

Al margen del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rabat, a Yahya le ha salido también algún que otro defensor en la sociedad civil marroquí. La Asociación Sáhara Marroquí, que lucha por la soberanía de Marruecos sobre la ex colonia española, afirmó el viernes que la condena de Yahya es achacable «a sus opiniones políticas». Dejó rodar la sospecha de que en Roma «cayó en una trampa tendida por los servicios secretos españoles en colaboración con sus homólogos italianos».

La familia del senador parece dar crédito a esta tesis. Abdelaziz Yahya, hermano del senador, declaró al diario marroquí Le Matin que «sospechaban de una posible operación de coordinación entre la policía de Roma y los servicios de seguridad de otro país europeo» al que, sin embargo, no nombró.

La Asociación Sáhara Marroquí quiere ahora organizar protestas ante las embajadas de España e Italia en Rabat y provocar cierres parciales de las fronteras de Marruecos con Ceuta y Melilla. Cuando Yahya ingresó en prisión en Melilla, antes de ser juzgado en julio, la frontera de la ciudad fue bloqueada varios días seguidos, durante algunas horas, por sus seguidores con las consiguientes perturbaciones para el abastecimiento de la ciudad.

Más tarde, en julio, la frontera de Beni Enzar padeció de nuevo cortes prolongados, esta vez provocados por asociaciones de la sociedad civil de Nador, la ciudad marroquí cercana a Melilla, que protestaban por la negativa de la policía española a permitir el acceso de marroquíes por la tarde.

Violencia en su propia casa

El grueso de los musulmanes de Melilla se identifica, a la hora de votar, con Coalición Por Melilla, un partido integrado en Izquierda Unida. Aun así, el senador marroquí Yahya Yahya se considera su representante porque, según él, melillenses y ceutíes son «poblaciones oprimidas» en las que gobierna el Partido Popular gracias a la «compra de voluntades».

Yahya aprovecha cualquier ocasión para reiterar, casi siempre con aspavientos, la reivindicación marroquí. La primera visita de los reyes de España a Ceuta y Melilla, a principios de noviembre, le brindó una nueva oportunidad de expresarla, pero si la policía española le retuvo no fue, en contra de lo que él dijo, porque protestaba, sino para entregarle una citación judicial relacionada con los hechos violentos que se produjeron en su domicilio el 9 de noviembre de 2006.

Aquel día, los vecinos de Yahya llamaron a la policía. Cuando los agentes llegaron a su domicilio, encontraron al senador ensangrentado, las paredes salpicadas de sangre y a su esposa lesionada por su marido, según relató ella. Después, la esposa rehusó declarar, por lo que Yahya fue absuelto de ese cargo el 22 de julio.

Las autoridades marroquíes se empeñan en ignorar esta faceta del senador. De ahí los dos comunicados de apoyo del Ministerio de Exteriores marroquí y la retirada del embajador en Roma. Los diarios pro gubernamentales le presentan como un «patriota» que lucha por liberar los «presidios ocupados».

A veces, Rabat le para los pies cuando considera que va demasiado lejos. En dos ocasiones, en noviembre y diciembre de 2007, Yahya quiso organizar una marcha popular sobre el islote de Perejil para reivindicarlo para Marruecos, pero ésta no se llegó a celebrar.

h1

ASI ES LA CLASE POLITICA MARROQUI

26 agosto, 2008

 

El político está acusado de agresión sexual contra una turista en Roma

IGNACIO CEMBRERO – Madrid – 25/08/2008

Todo empezó con una violenta discusión, el 4 de agosto, entre el senador marroquí Yahya Yahya, afincado en Melilla, y su esposa en un restaurante de la elegante vía Veneto de Roma. Después, el parlamentario salió y «agredió sexualmente» a una turista, según la agencia de prensa italiana ANSA. Cuando los carabineros se presentaron en su hotel para detenerle, intentó evitarlo con sus puños.

 Yahya golpeó a los policías que fueron a detenerle a su hotel

Yahya fue sometido al día siguiente a un juicio rápido y condenado a 30 meses de cárcel por «rebeldía y lesiones» a funcionario público y violencia de género, e ingresó en la prisión de Rebbibia. «No es un tipo tranquilo y tiene antecedentes en España», comentó la parlamentaria de Forza Italia Souad Sbai, de origen marroquí.

Dos semanas antes, el 22 de julio, había sido también condenado por el juzgado de lo penal de Melilla a 15 meses de cárcel y 800 euros de multa por resistencia a la autoridad, pero no fue a la cárcel porque carecía de antecedentes penales. El tribunal melillense le absolvió, en cambio, del delito de violencia machista contra su esposa.

La sanción impuesta a Yahya en Roma incitó a Marruecos a protestar retirando, el martes, a su embajador en Italia, Tay Edin Badu. El juicio fue «expeditivo», asegura un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí, y el embajador ha sido llamado a consultas para que explique las circunstancias «de esta cuestión preocupante por tratarse de un representante del pueblo marroquí».

Cuando Yahya fue detenido en Melilla y conducido ante el juez, Rabat no llegó a retirar a su embajador, pero sí emitió una nota en la que pedía explicaciones a las autoridades españolas, al tiempo que expresaba su «fuerte preocupación» ante esta «iniciativa singular que suscita en Marruecos grandes dudas y perplejidad».

Pese a ser copresidente de la comisión de Amistad Hispano-marroquí de la Cámara alta, Yahya es el político de Marruecos que más vehementemente reivindica la soberanía de su país sobre Ceuta y Melilla, la ciudad en la que reside. Aunque ha crecido en Melilla, no posee la nacionalidad española, sino la marroquí y la holandesa.

Domenico Naccari, el abogado que la Embajada marroquí en Roma proporcionó al senador, logró el viernes pasado su excarcelación, aunque ha quedado sujeto a arresto domiciliario. Desde entonces, se hospeda en una institución católica llamada Isla del Amor Fraterno. Naccari ha recurrido además la sentencia y prevé que en diciembre se celebre un nuevo juicio. Su cliente no podrá salir de Roma hasta entonces.

Al margen del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rabat, a Yahya le ha salido también algún que otro defensor en la sociedad civil marroquí. La Asociación Sáhara Marroquí, que lucha por la soberanía de Marruecos sobre la ex colonia española, afirmó el viernes que la condena de Yahya es achacable «a sus opiniones políticas». Dejó rodar la sospecha de que en Roma «cayó en una trampa tendida por los servicios secretos españoles en colaboración con sus homólogos italianos».

La familia del senador parece dar crédito a esta tesis. Abdelaziz Yahya, hermano del senador, declaró al diario marroquí Le Matin que «sospechaban de una posible operación de coordinación entre la policía de Roma y los servicios de seguridad de otro país europeo» al que, sin embargo, no nombró.

La Asociación Sáhara Marroquí quiere ahora organizar protestas ante las embajadas de España e Italia en Rabat y provocar cierres parciales de las fronteras de Marruecos con Ceuta y Melilla. Cuando Yahya ingresó en prisión en Melilla, antes de ser juzgado en julio, la frontera de la ciudad fue bloqueada varios días seguidos, durante algunas horas, por sus seguidores con las consiguientes perturbaciones para el abastecimiento de la ciudad.

Más tarde, en julio, la frontera de Beni Enzar padeció de nuevo cortes prolongados, esta vez provocados por asociaciones de la sociedad civil de Nador, la ciudad marroquí cercana a Melilla, que protestaban por la negativa de la policía española a permitir el acceso de marroquíes por la tarde.

Violencia en su propia casa

El grueso de los musulmanes de Melilla se identifica, a la hora de votar, con Coalición Por Melilla, un partido integrado en Izquierda Unida. Aun así, el senador marroquí Yahya Yahya se considera su representante porque, según él, melillenses y ceutíes son «poblaciones oprimidas» en las que gobierna el Partido Popular gracias a la «compra de voluntades».

Yahya aprovecha cualquier ocasión para reiterar, casi siempre con aspavientos, la reivindicación marroquí. La primera visita de los reyes de España a Ceuta y Melilla, a principios de noviembre, le brindó una nueva oportunidad de expresarla, pero si la policía española le retuvo no fue, en contra de lo que él dijo, porque protestaba, sino para entregarle una citación judicial relacionada con los hechos violentos que se produjeron en su domicilio el 9 de noviembre de 2006.

Aquel día, los vecinos de Yahya llamaron a la policía. Cuando los agentes llegaron a su domicilio, encontraron al senador ensangrentado, las paredes salpicadas de sangre y a su esposa lesionada por su marido, según relató ella. Después, la esposa rehusó declarar, por lo que Yahya fue absuelto de ese cargo el 22 de julio.

Las autoridades marroquíes se empeñan en ignorar esta faceta del senador. De ahí los dos comunicados de apoyo del Ministerio de Exteriores marroquí y la retirada del embajador en Roma. Los diarios pro gubernamentales le presentan como un «patriota» que lucha por liberar los «presidios ocupados».

A veces, Rabat le para los pies cuando considera que va demasiado lejos. En dos ocasiones, en noviembre y diciembre de 2007, Yahya quiso organizar una marcha popular sobre el islote de Perejil para reivindicarlo para Marruecos, pero ésta no se llegó a celebrar

h1

ASI ES LA CLASE POLITICA DEL SULTANATO BANANERO DE marruecos

21 agosto, 2008

Rabat convoca su embajador

en Italia tras la condena al senador

de Marruecos Yahya Yahya

Yahya habría sido condenado a dos años y seis meses de prisión por provocar una pelea en Roma


El embajador de Marruecos en Italia, Tay Edin Badú, fue convocado hoy a Rabat, tras la condena por un tribunal de Roma del senador marroquí Yahya Yahya, para valorar los motivos y las circunstancias de esa situación, informó un comunicado del ministerio marroquí de Exteriores.

El comunicado no precisó los motivos de la detención ni la condena, aunque fuentes del senado marroquí indicaron a EFE que Yahya Yahya fue condenado a dos años y seis mes meses de prisión acusado de provocar una pelea en Roma.

El ministerio de Exteriores calificó en su comunicado de «expeditivo» el juicio de Yahya Yahya, senador «que ocupa un cargo electo del pueblo marroquí».

El pasado 22 de julio, el senador marroquí, que se encontraba en libertad provisional, fue condenado por un tribunal de Melilla a un año y tres meses de cárcel por un delito de atentado contra agentes de la Policía Nacional.

Antes de su liberación, el pasado 2 de julio, el Gobierno de Marruecos expresó a las autoridades españolas su «fuerte preocupación» y les pidió las «explicaciones necesarias».

En el mismo sentido el presidente de la Cámara de Consejeros (segunda cámara o Senado), Mustafa Ukacha, pidió oficialmente su liberación.