Posts Tagged ‘sahara ocupado’

h1

LOS SAHARAUIS BUSCAN SER APÁTRIDAS EN ESPAÑA

26 mayo, 2017

Las solicitudes se han disparado en los últimos años y en 2015 se ha marcado un récord de resoluciones positivas tras una sentencia favorable que ha abierto la puerta al reconocimiento del estatuto a esta población.

Brahim Chagaf es un cineasta de 29 años que ha dirigido una película con 100 euros de presupuesto. Pero esta no es la única peculiaridad que lo caracteriza: es un apátrida. Como él, otros cientos de saharauis han conseguido oficialmente este estatuto en España en los últimos años.

“Si nuestra historia no se ha escrito, que por lo menos se pueda ver”, dice Brahim, quien no quiere dedicarse al cine solo por vocación. Quiere hacer visible la causa de su pueblo, que lleva más de 40 años dividido entre los territorios ocupados por Marruecos y los campamentos de refugiados de Argelia. “Sin identidad se acaba por dejar de existir”, afirma sentado en la cama de su cuarto en uno de los colegios mayores de la zona universitaria de Madrid, donde llegó hace un año para estudiar cine. En un viaje anterior a la península había solicitado el reconocimiento del estatuto de apátrida, un trámite cuyas peticiones se han multiplicado por 30 entre 2006 y 2015.
“Este repunte se dio porque se ganó un procedimiento judicial que reconocía en determinados casos el estatuto de apátrida a la población saharauis”, explica Anna Figueres, abogada en la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado (CCAR), entidad española miembro de la Red Europea de Apatridia (European Network of Statelessness, en inglés). De las 34 solicitudes presentadas en 2006 se pasó a las 1.151 en 2015, la casi totalidad de ellas presentadas por saharauis, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Interior. Ese mismo año, más de 1.000 peticiones se resolvieron de manera favorable, la cifra más alta registrada y tres veces superior a la de 2014. 
UNA PERSONA SE CONSIDERA APÁTRIDA CUANDO NINGÚN PAÍS LE RECONOCE COMO SU CIUDADANO

En el mundo hay al menos 10 millones de apátridas, según ACNUR, la Agencia de la ONU para los refugiados, una cifra que se corresponde a un cuarto de la población española. Una persona se considera apátrida, según la normativa internacional, cuando ningún país le reconoce como su ciudadano. En el caso de los saharauis sí existe un Estado que les otorga un DNI y un pasaporte. Pero este Estado, la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), solo está reconocida por algunos países de África, Latinoamérica y Medio Oriente.
“Fue muy duro tomar la decisión de pedir el estatuto”, admite Brahim, quien nació en el campamento de Dajla y se quedó huérfano de padre cuando era un niño a causa de la guerra. “Pero me hacía falta una documentación para viajar y seguir aprendiendo”, dice mientras enseña su pasaporte verde donde en la casilla de nacionalidad se lee “apátrida”. Con este documento, válido cinco años y renovable, puede residir en España y viajar libremente dentro de Europa y, con visado, a los demás países. “Me convencí de que solo es una herramienta, que va a ser temporal”.

La población saharaui sigue a la espera de celebrar bajo la égida de la ONU un referéndum de autodeterminación que nunca llega. El conflicto estalló después de que España, potencia colonizadora, se retirara del Sahara Occidental en 1976 y Marruecos y Mauritania se repartieran la zona, la gran parte de ella bajo el control del reino alauita. El Frente Polisario declaró entonces su independencia y la población saharaui está hoy repartida entre los territorios ocupados por un lado y la “zona liberada” y los campamentos de refugiados de Tinduf, en Argelia, por otro.
La habitación de Brahim es pequeña y de paredes blancas. Al fondo, cerca de la ventana, está colgado un póster de la película Cinema Paradiso. “Aquí suelo tener la bandera saharaui”, dice señalando con la mano la pared al lado de su cama, “pero ahora no está porque ayer la llevé a la emisión de la película”.
ESPAÑA NO CONCEDÍA EL ESTATUTO A LOS SAHARAUIS ALEGANDO QUE TENÍAN NACIONALIDAD ARGELINA

Habla de Patria dividida, el primer largometraje rodado por un equipo enteramente saharaui. Estrenada en 2013 y grabada con una cámara y un micrófono atado a un palo de escoba, se filmó en los campamentos de refugiados de Tinduf. “En Marruecos cuentan que en los campamentos vivimos secuestrados y es falso; queríamos hacernos escuchar a través de este medio que no tiene barreras para evitar que nuestra causa caiga en el olvido”, explica Brahim.
El largometraje habla de un joven saharaui perseguido por soldados marroquíes y obligado a cruzar el “muro de la vergüenza”, un perímetro de casi 3.000 kilómetros rodeado por siete millones de minas que separa las zonas liberadas de los territorios ocupados. Sidi Talebbuia, presidente de la Asociación Profesional de Abogados Saharauis en España, explica que el Estado español concede el estatuto de apátrida solo a los saharauis que viven en los campamentos. “Y solo después de las sentencias de la Audiencia Nacional y del Supremo”, confirma. “Antes el Ministerio alegaba que tenían la nacionalidad argelina porque Argelia les otorga un pasaporte, que en realidad es un simple título de viaje que no concede la nacionalidad”.
El pasaporte de apátrida implica, en cierto sentido, renunciar a una patria a cambio de poder moverse por el mundo y, en un futuro, solicitar la nacionalidad del país que ha concedido el estatuto. A los saharauis que viven en las zonas ocupadas, sin embargo, se les deniega esta posibilidad. “Es porque se les impone la nacionalidad marroquí”, contexualiza Talebbuia. En su opinión, “los saharauis deberían ser españoles antes de ser apátridas, porque si no se reconoce la RASD se tiene que respetar la nacionalidad anterior, que es la española”. “Es un conflicto diplomático”, zanja.
En 2004, la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara empezó a organizar de la mano del Ministerio de Cultura saharaui un festival de cine en los campamentos de Tinduf, el Fisahara. A raíz de esta iniciativa nació la escuela de cine donde Brahim fue antes alumno y después profesor. Desde este viernes hasta el uno de junio se estrena en la capital Le Yuad, el segundo largometraje codirigido por Brahim.
Sentado en la cama con las piernas cruzadas, Brahim dice que faltan pocos días para acabar sus clases. “¿Cómo me veo dentro de unos años?”, se pregunta. “Haciendo cine, pero espero que ya no sea en un campamento, sino en las zonas ocupadas, finalmente libres y con un pueblo soberano”.

ERRADICAR LA APATRIDIA EN 10 AÑOS

Según ACNUR, cada 10 minutos nace un niño apátrida en el mundo. Entre las causas están los conflictos, el desmembramiento de Estados, el no reconocimiento de minorías… “No tener nacionalidad implica la falta de acceso a derechos muy básicos, como la educación primaria o la sanidad”, explica Aleksandra Semeriak, de la CCAR. Ella misma lo padeció en su piel: hija de madre bielorrusa y padre ucraniano, nació en Letonia en 1987 cuando aún era parte de la URSS. Cuando el país se independizó, más de medio millón de personas se quedó sin nacionalidad. “No podíamos votar, ni ocupar cargos públicos”, explica.

En 2014, con ocasión del 60 aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas, ACNUR lanzó una campaña, #IBelong (#Yopertenezco). Su objetivo es erradicar la apatridia en 10 años, a través de una campaña de sensibilización y de compromisos políticos que prevengan casos futuros.

Anuncios
h1

VICTORIA!!! LA JUSTICIA EUROPEA ANULA UN ACUERDO CON MARRUECOS POR EL EXPOLIO DEL SÁHARA OCCIDENTAL

10 diciembre, 2015

La justicia europea ha dictado este jueves una sentencia de largo alcance político para la relación con Marruecos. El Tribunal Europeo de Justicia, con sede en Luxemburgo, ha anulado el acuerdo comercial entre Bruselas y Rabat por extender sus ventajas a productos provenientes del Sáhara occidental. La institución reprocha a los Estados miembros que, al firmar el acuerdo, en 2012, no tuvieran en cuenta “que la soberanía del Reino de Marruecos sobre el Sáhara occidental no está reconocida ni por la Unión Europea ni por sus Estados miembros ni, de manera más general, por la ONU”, establece el fallo.

Aunque el peso de los productos agrícolas y pesqueros provenientes del Sáhara occidental sobre el total marroquí no es muy elevado, la sentencia tiene un gran significado político. El tribunal cree que el Consejo Europeo —que representa a los Estados miembros— “debía asegurarse de que no existían indicios de una explotación de los recursos naturales del Sáhara occidental bajo control marroquí susceptible de ir en detrimento de sus habitantes y de atentar contra sus derechos fundamentales”.

La justicia europea da la razón así al Frente Polisario, que había presentado recurso a finales de 2012 contra el marco comercial acordado con Marruecos. Al admitirlo como persona jurídica, el tribunal de Luxemburgo otorga legitimidad al Frente Polisario, el movimiento que abandera el derecho de autodeterminación de este pueblo y aboga por el referéndum que España, como antigua potencia dominante, y Marruecos, la actual, se comprometieron a organizar.

En su decisión, el tribunal emplea una lógica similar a la adoptada por la Comisión Europea, a petición de los Estados miembros, sobre los productos procedentes de los asentamientos israelíes en Palestina. Bruselas ofreció el mes pasado unas directrices a los Estados para que etiqueten de manera diferente los productos que Israel vende a la UE pero que proceden en realidad de territorios ocupados. Tanto en este caso como en el marroquí, el motivo es la falta de respaldo internacional a la autoridad que ejercen esos países sobre territorios que ha ocupado ilegalmente.

“Si la UE quiere negociar con los bienes del Sáhara occidental, primero tiene que consultar a la gente de su territorio, no a Marruecos”, ha argumentado la organización Western Sahara Resource Watch, defensora de los derechos de los saharauis y una de las primeras en informar del fallo del tribunal.

http://internacional.elpais.com/internacional/2015/12/10/actualidad/1449767752_201741.html

h1

EL LÍDER DEL POLISARIO RECLAMA A ESPAÑA CORREGIR LA TRAICIÓN AL SÁHARA OCCIDENTAL

14 noviembre, 2015

El líder del Polisario reclama a
España que corrija sus “errores” y acabe con la “traición” al Sáhara

Mohamed Abdelaziz considera que, 40 años después de abandonar la excolonia, el Gobierno español tiene la oportunidad de “borrar una vergonzosa mancha de su historia”. Ante la continua “ola de represión” de Marruecos, avisa: “La lucha armada es una legítima opción que siempre estará sobre la mesa”

MADRID.- “España tiene la oportunidad de terminar con esta historia de vergüenza”. El secretario general del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Abdelaziz, ha reclamado al Gobierno español que “corrija” una vez por todas “los errores cometidos” y acabe con la “traición” al pueblo saharaui.

La fecha es redonda, la ocasión única. Han pasado 40 años del abandono de la excolonia española y desde Madrid, donde ha llegado este jueves, Abdelaziz ha defendido que la fecha es propicia para que España “borre esta mancha de su historia” y se comprometa con la legalidad internacional.

El líder del Polisario ha comparecido en rueda de prensa con motivo de la inauguración de laConferencia Internacional de Apoyo al Pueblo Saharaui, que este año coincide con el 40 aniversario de los Acuerdos Tripartitos de Madrid, por los que España abandonó la colonia tras entregar los territorios que administraba a Marruecos y Mauritania.

Abdelaziz ha enfatizado que esta 40 Conferencia sirve para recordar que el pueblo saharaui “sigue luchando con firmeza para lograr los objetivos de autodeterminación e independencia cuatro décadas después”. Asimismo, ha incidido en que durante todo este tiempo “el pueblo saharaui ha padecido sufrimiento, pero también ha obtenido muchos logros y ha aumentado su militancia”.

Para el presidente saharauai “la única vía para para resolver este conflicto es a través de un referéndum de autodeterminación”, pero también ha avisado de que la “lucha armada es una opción legítima que siempre estará encima de la mesa mientras no se respete el derecho del pueblo saharaui a la independencia”.

Abdelaziz ha criticado el trato de favor dado a Marruecos por España y Francia, que, a su juicio, “obstaculizan los esfuerzos de la comunidad internacional” para que Rabat cumpla con la legalidad internacional. “Ha llegado el momento de que Europa pase a formar parte de la solución del problema”, ha señalado.

El líder del Polisario ha recordado que el Sáhara Occidental es el último territorio de África jurídicamente pendiente de descolonización. El Sáhara se convirtió en un lastre que el régimen de Franco no dudó en sacudirse. El territorio, trascendental desde el punto de vista geoestratégico, rico en minas de fostafo, reservas de petróleo y gas, se vio envuelto en una guerra de intereses para recoger el testigo español. Todos tenían algo que decir o reclamar, menos los saharauis, a los que se ha negado siempre su derecho a la autodetermimación y a la celebración de un referéndum que la ONU reclama desde hace décadas. “Negar la solución democrática amenaza la paz y la estabilidad en la región, por lo que se debe poner fin a estas políticas de chantaje y expansión que ejerce Marruecos”, ha señalado Abdelaziz al respecto.

Por último, el presidente saharaui ha señalado que la Conferencia que se desarrollará este viernes y sábado “es una oportunidad para hacer un llamamiento a la liberación de los presos políticos y esclarecer el destino de más de 650 desaparecidos desde el inicio de la guerra y pedir ayuda para el pueblo saharaui a raíz de las últimas inundaciones”.

http://www.publico.es/internacional/lider-del-polisario-reclama-espana.html

h1

EL APOYO DE SUECIA A LA RASD ABRE UNA GUERRA ECONÓMICA CON MARRUECOS

13 octubre, 2015

Una vez más, Marruecos ha demostrado que no hay nada que se anteponga a su reivindicación del Sahara Occidental como territorio propio. La guerra económica abierta con Suecia es el último botón de muestra. El reino alauí ha impedido a última hora abrir su tienda en Casablanca a la cadena sueca Ikea, la mayor multinacional de muebles del mundo. El acto estaba previsto para el pasado martes pero pocas horas antes las autoridades obligaron a suspenderlo.

El Gobierno que lidera el islamista Abdelilá Benkirán no oculta que esa es solo una medida más del plan de boicot que están diseñando para las empresas suecas. Algunas como la automovilística Volvo o la de ropa H&M, son veteranas en el mercado marroquí. Coincidiendo con el incidente de Ikea, la sede en casablanca de Volvo «fue cerrada en aplicación de una orden judicial», informa la agencia Efe.

El motivo oficial esgrimido fue que a Ikea le falta un permiso. El real, aireado sin disimulo tanto por el Ejecutivo como por los medios locales, es la defensa de lo que Rabat considera una cusa sagrada, «su» Sahara. El caso es que el primer ministro convocó el lunes a todos los partidos del Parlamento y entre todos decidieron no solo que la tienda no se iba a abrir sino que iban a poner en marcha un «boicot de las empresas suecas» como medida «recíproca tras campañas similares para boicotear empresas marroquíes», según un comunicado gubernamental citado por la agencia Reuters.

¿Y por qué esta guerra y ahora? Suecia, y en general los países escandinavos, no han ocultado tradicionalmente sus simpatías por el Frente Polisario, las ansias independentistas del pueblo saharaui y el respeto a los derechos humanos en ese territorio. Yendo más allá, Suecia ha planteado la posibilidad de convertirse en el primer país de Europa que reconozca oficialmente a la RASD (República Árabe Saharaui Democrática). Y eso, a ojos de Rabat, es un exceso que hay que combatir sacrificando incluso sus beneficios económicos.

«Suecia es el país más hostil con la integridad territorial de Marruecos después de Argelia», dijo Driss Lachgar, secretario general del Partido Socialista, a la agencia France Presse.

Rabat, como recuerda el comunicado del Gobierno, argumenta que desde hace años Estocolmo impulsa un boicot contra empresas marroquíes. En realidad, los suecos luchan para que no se saque beneficio de los recursos naturales del Sahara Occidental sin que reviertan en su población local. Pero como es el estado marroquí y empresas marroquíes las que tienen la llave del territorio en disputa, por eso Rabat acusa a Suecia del boicot.

Incidentes previos

Ya en 2009 Rabat y Estocolmo vivieron una crisis diplomática después de que la Embajada sueca en el reino alauí facilitara a los saharauis un informe que el Ministerio de Exteriores de Marruecos había entregado a varios países europeos. El texto, al que tuvo acceso ABC, dejaba clara la posición marroquí pero no escondía ningún secreto de estado. «La opción separatista no constituye ni la expresión de un derecho, ni una libertad individual o colectiva; se trata de un atentado a la seguridad y la estabilidad del país ante la que no hay que permitirse ningún tipo de complacencia. La defensa de la unidad nacional y de la integridad territorial del país es una misión sagrada», puede leerse en el documento.

Los activistas de derechos humanos saharauis han expresado siempre su agradecimiento a los políticos y parlamentarios suecos por gestos como este, que costó la expulsión de Marruecos de la número dos de la Embajada de Suecia.

El tren africano de la descolonización no hizo parada en el Sahara Occidental, que se quedó fuera de los países que alcanzaron la indenpendencia en la segunda mitad del siglo XX, como el propio Marruecos. La mayor parte de la colonia española fue ocupada por el reino alauí desde 1975. Ya antes, la ONU había exigido que se completase el proceso de autodeterminación con el que los saharauis decidieran su futuro. Madrid hizo oídos sordos, como hoy hace Rabat. En 2015, con España todavía como potencia legal y Marruecos como potencia ocupante de facto, la autodeterminación, que debe decidirse por medio de un referéndum, está lejos. Y los muebles de Ikea siguen sin montarse.

h1

EL GENOCIDIO SAHARAUI, A LOS TRIBUNALES

9 abril, 2015

Ruz procesa a 11 mandos militares marroquíes por genocidio en el Sáhara

El magistrado ordena detener a ocho de imputados por 50 asesinatos y 202 secuestros Los hechos ocurrieron tras la retirada de España de su antigua colonia y hasta 1992

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha ordenado el procesamiento de 11 mandos militares de Marruecos por el genocidio en el Sáhara Occidental tras la salida de España de su antigua colonia en febrero de 1976 y hasta 1992. El magistrado, en un auto de 40 páginas considera un “hecho” que en esos años se produjo “un ataque sistemático contra la población civil saharaui por parte de las fuerzas militares y policiales marroquíes”. En su resolución, Ruz, que próximamente será relevado en su puesto por otro magistrado, describe al menos 50 casos de asesinatos y otros 202 de detención ilegal por parte de la Gendarmería y el Ejército marroquí de ciudadanos saharauis que tenían DNI y pasaporte expedido por España.

Los ataques contra la población civil se produjeron, relata Ruz, con independencia de que las víctimas formaran parte o no del Frente Polisario, la guerrilla que luchó contra el reino alauí hasta 1991 por la independencia de la antigua provincia española. El magistrado habla en su resolución de “bombardeos contra campamentos de población civil, desplazamientos forzados de población civil, asesinatos, detenciones y desapariciones de personas todas ellas de origen saharaui”. El objetivo de estos actos hostiles era, afirma Ruz, “destruir total o parcialmente dicho grupo de población y para apoderarse del territorio del Sahara Occidental”.

Además de las detenciones, señala el magistrado “se produjeron encarcelamientos prolongados sin juicio, algunos durante muchos años”, y “torturas a personas saharauis por parte de funcionarios militares y policiales marroquíes en diversos centros oficiales de detención ubicados tanto en territorio del Sahara Occidental como en Marruecos”. Ruz sostiene que tales hechos fueron “impulsados” por los altos mandos de los cuerpos militares marroquíes.

Un familiar de una de las víctimas muestra el DNI español hallado entre los huesos en la fosa común. / ARANZADI

El tratarse en muchos casos de víctimas con nacionalidad española, la causa sobre el genocidio en el Sahara no se ve afectada por la reforma de la justicia universal, operada por el PP en marzo de 2013, y que ha supuesto un parón a numerosas causas por delitos de lesa humanidad fuera de España investigados por los jueces de la Audiencia Nacional. La investigación se inició en 2007 tras una querella de la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis contra 32 personas.

Fuente original: el pais

h1

Huelga de hambre en Barajas para pedir al Gobierno que conceda asilo al activista saharaui Hassana Aalia

30 enero, 2015

La asociación Sáhara Libre ha convocado para el próximo viernes una huelga de hambre colectiva en el aeropuerto madrileño Adolfo Suárez-Barajas para reclamar al Gobierno de Mariano Rajoy que conceda asilo político al activista saharaui Hassana Aalia, condenado por un tribunal militar de Rabat a cadena perpetua.

Según el relato de los simpatizantes del activista saharaui, Hassana Aalia fue detenido en 2010 por participar en el campamento Gdeim Izik, instalado como protesta pacífica para demandar derechos sociales y políticos a Marruecos. En 2013 fue condenado por ello a cadena perpetua por un tribunal militar.

Hassanna, que se instaló en Bilbao en 2011 gracias a una beca de estudios para formación de derechos humanos, recibió el pasado día 19 el auto de resolución de su solicitud de asilo político en el Estado español, en el que se le anuncia su salida obligatoria del país en 15 días.
La organización ‘Sáhara Libre’ considera “vergonzoso” que el Ejecutivo español haya denegado asilo al activista saharaui “dejando claro que es cómplice de la dictadura marroquí“. “Su vida corre peligro si le deportan a su país, donde será torturado y encarcelado de por vida”, alerta.

Por ello, desde Sáhara Libre han hecho un llamamiento para iniciar una huelga de hambre colectiva a partir de las 17.30 horas en la T-3 del aeropuerto de Madrid-Barajas e intentar así evitar que el Hassanna sea deportado el próximo día 4 de febrero, día en el que se cumple el plazo dado por las autoridades.

h1

ASÍ ASESINAN LOS MARROQUÍES A LOS SAHARAUIS… RELATOS DEL GENOCIDIO SAHARAUI EN LA AUDIENCIA NACIONAL

6 octubre, 2014

Un testigo relata ante el juez Ruz el fusilamiento de dos saharauis por soldados marroquíes

Uno de los testigos citados a declarar este lunes en la causa sobre el genocidio del Sáhara, que continúa pese a la limitación de la justicia universal, ha relatado este lunes ante el juez Pablo Ruz el fusilamiento de dos personas en la región de Amgala en 1976 por parte de los soldados marroquíes.

Abba Ali Said Daf ha declarado junto a otros cinco testigos, familiares de ocho personas desaparecidas en la región del Sáhara Occidental, habitada por saharauis nómadas dedicados al pastoreo.

Los cadáveres de estas ocho personas, algunas de ellas de nacionalidad española, fueron hallados en una fosa común en junio de 2013 y exhumados por un equipo de forenses españoles, que encontraron documentos de identidad españoles.

Los testigos citados a declarar presenciaron las detenciones, torturas y ejecuciones sumarias que las fuerzas armadas marroquíes llevaron a cabo presuntamente en la región de Amgala entre el 12 y 13 de febrero de 1976.

Le dejó marchar tras gritar “viva el rey”

Tras declarar ante el juez, el testigo ha contado luego a los medios que todavía recuerda los hechos, ocurridos en febrero de 1976, como si hubieran ocurrido hoy, porque nunca ha podido olvidar lo que pasó.

Además, ha relatado que vio cómo dos personas fueron ejecutadas y que él, que tenía 14 años, era la tercera que iba a ser fusilada, pero que finalmente consiguió salir indemne al suplicar a un soldado que le dejó ir tras gritar “viva el rey” y “viva el ejército de Marruecos“.

El portavoz de la Asociación Pro Derechos Humanos de España (Apdhe), Mahmud Selma Daf, ha explicado que estos fusilamientos fueron parte de “un exterminio” hacia el pueblo saharaui, ya que las fuerzas marroquíes tenían entonces la orden de acabar con todos los miembros de ese pueblo sin importar su nacionalidad.

“Hoy es un día histórico para todos nosotros, familiares de las víctimas, ya que han podido comparecer ante el juez todos sus sufrimientos y lo que han supuestos estos 38 años de espera para conocer el paradero de sus familiares“, ha dicho el portavoz.

Preguntado por la cooperación de las autoridades marroquíes con la justicia española, Selma Daf ha esperado que respondan a los requerimientos del juez. “Esperemos que algún día todos los familiares lleguen a conocer la verdad y tengan derecho a la reparación”, ha dicho.

Las víctimas siguen desaparecidas

Según precisa la Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDH), que acompaña a los testigos en su declaración, los abusos denunciados se produjeron dentro de una operación de barrido de la población nómada que tradicionalmente ha vivido en la zona dedicada al pastoreo.

La mayor parte de las víctimas de esta matanza siguen desaparecidas sin que las autoridades marroquíes hayan dado hasta ahora explicaciones sobre su suerte o el paradero de sus restos a sus familiares, indica APDH.

Los testigos llamados a declarar el lunes constituyen una excepción a esta situación ya que son familiares de ocho desaparecidos hallados en una fosa común encontrada en junio de 2013 y exhumada por un equipo de forenses españoles.

Querella contra 31 militares saharauis

Los peritos forenses Martín Beristáin y Francisco Excheberria prestaron declaración el pasado 12 de febrero junto a un testigo saharaui. Los seis testigos que han declarado este lunes también habían sido citados a declarar ese día pero no pudieron acudir ante la Audiencia Nacional al carecer visado de entrada en España.

La Asociación Pro Derechos Humanos de España solicitó a Ruz la ampliación de la querella admitida a trámite por su Juzgado en 2006 tras descubrir esta fosa común en Smara, en el Sáhara Occidental, y que se dirige contra 31 militares saharauis. El enterramiento ocultaba los restos mortales de seis adultos y dos menores, algunos de ellos con documentación española.

Los querellantes aseguran que Marruecos ocupó el territorio “mediante una cruenta guerra y masacre contra el pueblo saharaui que duró 16 años”, y el Ejército marroquí llevó a cabo “el secuestro, encarcelamiento y desaparición” de cientos de saharauis, la mayoría con nacionalidad española.

Reforma de la justicia universal

El juez Ruz rechazó el pasado mes archivar esta causa tras la reforma de la legislación que regula la justicia universal. Consideró que el Sáhara Occidental era territorio español cuando ocurrieron los hechos y, por tanto, a este caso no le afecta la reforma.

Aseguró que la causa es competencia de los tribunales españoles porque los hechos se cometieron contra ciudadanos españoles “en territorio que, a todos los efectos, debe tener la consideración de español en el momento de comisión (1975)”, ya que el Sáhara Occidental era entonces una provincia española.

El magistrado investiga una segunda causa sobre genocidio en el Sáhara, interpuesta por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (Asadeh), contra 28 miembros del Frente Polisario y altos cargos del gobierno argelino.