Posts Tagged ‘saharaui’

h1

LAS TACTICAS DEL TERROR EN EL SAHARA OCUPADO

30 mayo, 2013

El método del terror marroquí sobre la juventud, también en Smara ocupada
Sábado 25 de mayo, en Smara ocupada: las autoridades de ocupación marroquí han intensificado su campaña contra los militantes civiles. Al amanecer, comenzaron una amplia campaña de detenciones en varios barrios de la ciudad.

Según nuestro corresponsal, agentes enmascarados, desconocidos hasta el momento en la ciudad, se subieron a los tejados de varias casas para asegurar el ataque antes de que otros agentes irrumpieran en las casas de los militantes perseguidos.

Esta actuación se produce tras una manifestación pacífica organizada ayer viernes por la tarde en el barrio de Tan-Tan. Las banderas de la RASD ondearon mientras los manifestantes coreaban eslóganes políticos hasta que las fuerzas de ocupación intervinieron para dispersarles. Detuvieron al niño Ada Ali Daf, de 12 años, que fue herido en su persecución y tuvo que ser transportado al hospital de El Aaiún ocupada. (Ver fotos).

Pero lo que llama hoy la atención es la reproducción del escenario de detenciones que tuvieron lugar recientemente en El Aaiún ocupada, y que llevó al arresto de seis jóvenes, uno de ellos menor de edad. Agentes de la seguridad especial rodearon la casa del ciudadano saharaui Lbachir Lbsair antes de secuestrarle y llevarle fuera de la ciudad donde le agredieron y le robaron su dinero y su teléfono móvil.

Así pues, este sábado por la mañana, en Smara, las fuerzas de ocupación comenzaron sus operaciones rodeando la casa de la ciudadana saharaui M’barka Alina Mailad antes de subir al tejado de la casa y asaltarla para detener a su sobrino Salah Lbsair. M’barka Alina, que pasó 16 años en una mazmorra secreta al sur de Marruecos, dijo que las fuerzas de ocupación marroquí destruyeron deliberadamente muebles y equipamiento de la casa aun sabiendo que Salah no estaba allí.

A las 5h de la mañana, en el barrio de El Wahda, las fuerzas de ocupación rodearon la casa del ciudadano saharaui Walda Lghzal para detener a su hijo Bucharaya. Éste no estaba en casa y los policías actuaron de la misma manera, destruyendo el equipamiento de la casa, e insultaron a la madre, Bakkara Chakouti.

Operaciones parecidas han tenido por objetivo a los activistas de la intifada Khalil Lamjad, en el barrio de El Fatah, Khalil Mayara, en el barrio de Taqadum, y Salah Sbaiti y Mohamed Salouki, en el barrio Essalam.

Según informa nuestro corresponsal en Smara, es el comisario Abdelhakim quien ha dirigido estas operaciones ilegales. Tanto estos actos como los de El Aaiún muestran la intención de las autoridades de ocupación de aterrorizar a los ciudadanos saharauis y disuadirles de su lucha pacífica, en particular tras el anuncio de la inclusión de Smara en el programa de visitas previstas por el Enviado personal del Secretario General de la Organización de Naciones Unidas.

Fuente: http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article52574

h1

EL EMBAJADOR HOLANDES PROVOCA A LOS HOMOFOBOS MARROQUIES

28 mayo, 2013

El osado embajador holandés que defiende a los gays en Marruecos
Por: Ignacio Cembrero | 27 de mayo de 2013
Ronald Gerard Strikker lamenta en Facebook las recientes condenas de cuatro homosexuales a penas de entre cuatro meses y tres años de cárcel
Las condenas de parejas homosexuales no son frecuentes en Marruecos. Las redadas, cuando celebran fiestas, o los juicios expeditivos de chaperos sí son algo más corrientes. Este mes, sin embargo, los tribunales marroquíes han condenado a sendas parejas gays a cuatro meses de cárcel, en Temara, y a tres años en Souk el Arbaa.
Este inusual frenesí represivo ha sacado de sus casillas a Ronald Gerard Strikker, el embajador en Marruecos de los Países Bajos, el primer país que legalizó en 2001 el matrimonio homosexual. El jefe de misión ha quebrado los usos diplomáticos para acusar públicamente a la justicia marroquí de homófoba. En Marruecos la justicia se pronuncia en nombre del rey.
“Estoy entristecido porque las autoridades marroquíes han condenado recientemente a dos parejas homosexuales a penas de hasta tres años de cárcel”, escribe Strikker, en francés, en la página de la embajada en Facebook. “Esto ha sucedido cuando acabamos de celebrar la jornada mundial en la lucha contra la homofobia”, prosigue.
El embajador recuerda que el 17 de mayo de 1990 “la Organización Mundial de la Salud [decidió] suprimir la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales (…)”. “Para mí es un anacronismo que la homosexualidad siga siendo considerada en Marruecos como un crimen casi 25 años después de esta decisión de la OMS”, añade.
“Las condenas a prisión van, en mi opinión, en contra del primer artículo de la Declaración Universal de Derechos Humanos que establece que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”, afirma Strikker. “Espero en que un día los homosexuales en Marruecos sean aceptados como ciudadanos con plenos derechos que no están enfermos ni son criminales”, concluye.
El lunes 20 de mayo dos jóvenes, un ingeniero de 28 años, y un parado de 20, fueron condenados en Temara, junto a Rabat, a cuatro meses. Ambos negaron ante el presidente del tribunal la acusación de homosexualidad recogida en el informe policial: “Discutíamos en el coche, nada más”. “No hicimos nada ilegal”, añadieron, según la prensa marroquí.
Una semana antes otros dos varones habían sido condenados en Souk el Arbaa (norte) a tres años, la pena máxima prevista en el código penal marroquí (artículo 489), y mil dírhams (90 euros) de multa, por haber mantenido durante 10 años una relación homosexual al margen de sus respectivos matrimonios. Una de las esposas explicó ante el juez, según el diario As Sabah de Casablanca, que respaldaba la severa pena solicitada por el fiscal porque su marido le había sido infiel con un hombre y no con una mujer. Todos los condenados han ingresado en prisión.
“Me pregunto si este empeño en condenar a parejas y no solo a chaperos guarda alguna relación con la llegada, hace más de un año, de los islamistas al Gobierno de Marruecos y, más concretamente, al Ministerio de Justicia”, comentó Samir Bargachi, que dirige desde España la asociación Kif-Kif de apoyo a los homosexuales marroquíes.
El post del embajador ha suscitados miles de comentarios de marroquíes en las redes sociales. Por un lado algunos le critican por su intromisión “colonialista” en los asuntos internos de Marruecos y le reprochan la facilidad con la que se practican abortos “criminales” en los Países Bajos; mientras que otros le felicitan por su valentía y lamentan que los demás embajadores de la Unión Europea no hayan tomado iniciativas similares.
Antes de que el embajador cause sensación con su pronunciamiento el Instituto Holandés en Marruecos ya había patrocinado este mes una exposición fotográfica del bullicioso Movimiento Alternativo para las Libertades Individuales con la que quería expresar su rechazo a la homofobia.

h1

RECOGIDA DE FIRMAS DE AMNISTIA INTERNACIONAL PARA QUE LA ONU VIGILE LOS DDHH EN EL SAHARA

26 abril, 2013

m.es.amnesty.org/actua/accion/sahara-minuros-abril13?pk_campaign=rs&pk_kwd=tw_ciber

h1

CONMOCION EN marruecos POR EL CAMBIO DE POSTURA DE EEUU

17 abril, 2013

Conmoción en Marruecos ante la iniciativa de EE UU sobre el Sáhara
Palacio real y partidos rechazan que la ONU se ocupe de los derechos humanos

Rabat cancela unas maniobras militares con las fuerzas estadounidenses
EE UU insta a la ONU a vigilar los derechos humanos en el Sáhara

Marruecos rechazó tajantemente la iniciativa de EE UU de encargar a la ONU que supervise el respeto de los derechos humanos en el Sáhara Occidental y suprimió las maniobras militares conjuntas con las fuerzas armadas norteamericanas African Lion 2013 previstas para finales de mes.

El proyecto de resolución sobre la antigua colonia española que Washington se dispone a presentar al Consejo de Seguridad de la ONU ha suscitado una auténtica conmoción en Marruecos que, por primera vez, se ha atrevido a tomar hoy una represalia simbólica contra la superpotencia, según informa la publicación digital Lakome.

Con anterioridad el rey Mohamed VI convocó, el lunes por la tarde, una reunión urgente en el palacio real de Fez de sus consejeros reales, del primer ministro, Abdelila Benkiran, de varios ministros y de los líderes de los partidos políticos con representación parlamentaria.

Aunque no nombra a EE UU, el comunicado publicado por el palacio real, al final de la reunión, denuncia “la parcialidad de esa modalidad de actuación unilateral” de la diplomacia norteamericana que “solo puede suscitar incomprensión y rechazo”.

La iniciativa estadounidense “rompe unilateralmente el espíritu de consenso que siempre caracterizó la búsqueda de una solución política justa” al conflicto del Sáhara, prosigue el texto. Concluye asegurando que Marruecos ya hizo los deberes porque “adoptó medidas voluntarias para la promoción y la protección de los derechos humanos en el conjunto de su territorio”.

El impacto de la propuesta norteamericana se mide en Marruecos con los titulares de la prensa de hoy lunes. “EE UU abofetea a Marruecos”, afirma en portada el diario independiente de Casablanca Ajbar al Youm mientras que en la cabecera del rotativo Al Ajbar se puede leer: “Los partidos políticos instan a unirse frente a los enemigos de la integridad territorial”.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, entregó la semana pasada al Grupo de Amigos del Sáhara Occidental, formado por Francia, Rusia, el Reino Unido y España, el borrador de la resolución que será debatido el 22 de abril por el máximo órgano de la ONU y votado el 25. El texto estipula que la MINURSO, el contingente de la ONU desplegado en el Sáhara, deberá supervisar el respeto de los derechos humanos por parte de Marruecos y de su enemigo, el Frente Polisario. MINURSO es la única misión de paz que carece de competencias en esa materia.

Para intentar edulcorar la iniciativa de Washington la diplomacia marroquí se moviliza. El jefe del servicio secreto exterior, Yassin Mansouri, un consejero real, Taieb Fassi-Fihri, y el ministro de Exteriores, Saad Eddine el Othmani, estuvieron en Londres para entrevistarse con el secretario del Foreign Office, William Hague, según reveló el diario Ajdath Alyoum. Otros desplazamientos están previstos a Moscú y Pekín, capitales de países miembros permanentes del Consejo de Seguridad. Rabat cuenta, ante todo, con Francia para edulcorar la proposición estadounidense.

La propuesta norteamericana concierne no solo el 75% del territorio del Sáhara, bajo control de Marruecos, sino la franja del desierto donde el Polisario ejerce su autoridad y también los campamentos. Rabat siempre ha sostenido que allí no se respetan los derechos humanos y que los refugiados son, en realidad, secuestrados. “De ahí que resulte difícil de comprender su rechazo de una propuesta que puede acabar otorgando mayor libertad a la población saharaui” del suroeste de Argelia, señala Ali Anouzla, director de Lakome.

Bernardino León, secretario de Estado español de Asuntos Exteriores, fue el primero que se pronunció en 2005, en Rabat, a favor de la ampliación del mandato de MINURSO para que abarque los derechos humanos. Desde entonces otros dirigentes socialistas, incluida la ministra de Exteriores Trinidad Jiménez, insistieron en ello, pero sin dar nunca pasos concretos pese a que España, expotencia colonial, tiene peso en la materia.

Preguntado, el lunes, sobre la opinión que merece a la diplomacia española la iniciativa de EE UU, la respuesta de la Oficina de Información Diplomática consistió en contestar que no la iba a comentar.

Vía El País

h1

EEUU PIDE A LA ONU VIGILAR LOS DERECHOS HUMANOS EN EL SAHARA OCCIDENTAL

17 abril, 2013

EE UU insta a la ONU a vigilar los derechos humanos en el Sáhara

La iniciativa de Washington pone nervioso al palacio real de Marruecos, que se moviliza para pararla

Marruecos sufre varios reveses en el conflicto del Sáhara Occidental

Estados Unidos se dispone a presentar al Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución que encarga a este organismo la supervisión de los derechos humanos en el Sáhara Occidental y en los campamentos de refugiados del suroeste de Argelia, según indican fuentes diplomáticas. Si prospera la iniciativa supone un cambio substancial en la evolución del conflicto que empezó hace 38 años.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, entregó la semana pasada al Grupo de Amigos del Sáhara Occidental, formado por Francia, Rusia, el Reino Unido y España, el borrador de la resolución que será debatido el 22 de abril por el máximo órgano de la ONU y votado el 25.

El texto estipula que la MINURSO, el contingente de la ONU desplegado en el Sáhara, deberá supervisar el respeto de los derechos humanos por parte de Marruecos, que controla el 75% de la excolonia, y del Frente Polisario, que ejerce su autoridad sobre los campamentos. MINURSO es la única misión de mantenimiento de la paz creada después de 1990 que carece de competencias en esa materia.

La iniciativa estadounidense preocupa en Marruecos hasta el punto de que, para evaluar la situación, los consejeros del rey Mohamed VI Omar Azziman y Taieb Fassi-Fihri convocaron hoy lunes en Fez a los líderes de los partidos políticos con representación parlamentaria, según anunció la web informativa marroquí Goud.

“Hecho grave: EE UU pide la ampliación de las competencias de la MINURSO en el Sáhara”, titula en su web el diario Al Massae, el de mayor difusión en Marruecos. “Sáhara / Derechos humanos: EE UU deja caer a Marruecos”, anunciaba en su portaba la web informativa independiente Lakome.

En anteriores ocasiones la idea de introducir este mecanismo afloró en los debates previos a la votación del Consejo de Seguridad, pero no se llegó a plasmar en un texto. Francia, firme aliada de Marruecos, siempre logró evitarlo sin tener que recurrir al veto. Las referencias al respeto de los derechos humanos quedaron edulcoradas.

No está claro si el presidente socialista, François Hollande, actuará como sus predecesores Nicolas Sarzoky y Jacques Chirac. Durante su reciente visita a Marruecos Hollande se declaró amigo de la monarquía alauí, pero introdujo algunos pequeños matices e hizo más hincapié en los derechos humanos.

La ONG Centro Robert Kennedy para la Justicia y los Derechos Humanos fue la primera en “aplaudir”, en un comunicado, la iniciativa de EE UU que “pone fin a décadas de silencio de la comunidad internacional sobre esta vulneración de los derechos humanos”. Kerry Kennedy, la presidenta de la ONG, aseguró que el proyecto de resolución “protegerá cientos de miles de vidas”.

El Centro Robert Kennedy, que ha efectuado varias misiones en el Sáhara, está vinculado al Partido Demócrata en EE UU y tiene una estrecha relación con John Kerry, el secretario de Estado norteamericano. Kerry Kennedy, hija del célebre senador estadounidense Robert Kenendy, asesinado en Los Angeles en 1968, inaugurará el jueves en Madrid la antena española de su ONG.

Tras visitar en septiembre Marruecos y el Sáhara el relator de la ONU para la tortura, Juan Méndez, declaró en Nueva York: “Cada vez que se trata de seguridad nacional hay una tendencia a recurrir a la tortura en los interrogatorios. Es difícil decir si está muy generalizada o si es sistemática, pero sucede con bastante frecuencia como para que el Gobierno marroquí no pueda ignorarla”. Se refería sobre todo a los islamistas y a los independentistas saharauis detenidos por las fuerzas de seguridad.

Vía El País

h1

MARRUECOS IMPIDE LA ENTRADA DE 4 EURODIPUTADOS AL SAHARA OCCIDENTAL

6 marzo, 2013

Marruecos impide que cuatro eurodiputados entren en su territorio
Entre los políticos se encontraban Willy Meyer (IU) y Vicent Garcès(PSOE)
El esloveno Ivo Vajgl y la sueca Isabella Lövin completaban la expedición

Marruecos ha impedido hoy la entrada en su territorio a una delegación de cuatro eurodiputados, entre los que se encontraban los españoles Willy Meyer (Izquierda Unida) y Vicent Garcès (PSOE). La representación parlamentaria pretendía llegar a El Aaiún, la capital administrativa del Sáhara Occidental, para observar la situación de respeto a los derechos humanos en los territorios ocupados y entrevistarse con la Minurso, la misión que Naciones Unidas tiene desplegada en la zona. La eurodiputada sueca del grupo Los Verdes Isabella Lövin y el liberal esloveno Ivo Vajgl completaban la expedición.

Meyer tomó un vuelo de Iberia esta mañana desde Madrid con dirección a Casablanca mientras Gàrces, Lövin y Vajgl lo hicieron desde París, según relata por teléfono el miembro de Izquierda Unida. Cuando pisó suelo marroquí, la policía alauí le pidió que mostrara su pasaporte y le comunicó que existía una orden del Gobierno de Marruecos para no permitirle la entrada en el país. La operación se repitió con el vuelo que traía desde Francia al resto de la delegación.

Hace un par de semanas, un tribunal marroquí condenó a ocho activistas saharauis que participaron en el campamento de protesta de Gdim Izik a cadena perpetua; a cuatro a 30 años de cárcel; y a otros 10 a penas de entre 20 y 25 años de prisión. Estaban acusados de la muerte de 11 agentes de las fuerzas de seguridad marrroquíes durante el desmantelamiento de las jaimas (tiendas de los nómadas) el 8 de noviembre de 2010 en las afueras de El Aaiún. En aquella operación, otros 70 miembros de las fuerzas del orden resultaron heridos y dos civiles saharauis murieron.

MÁS INFORMACIÓN
Marruecos zanja con cadenas perpetuas y largas penas el juicio a 24 saharauis
Siete mil jaimas contra Marruecos
El europarlamentario Willy Meyer expulsado de El Aaiun
Según el eurodiputado Willy Meyer (IU), que sí entró en Marruecos en febrero como observador del juicio contra los activistas, Rabat ha exacerbado su opacidad tras la condena. El embajador de Marruecos ante la Unión Europea aseguró en una carta que la delegación que pretendía viajar al territorio en conflicto “estaba auspiciada por Argelia [enfrentado con el Gobierno de Rabat]”. Los cuatro diputados expresarán una queja formal ante La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, quien fue informada del viaje la semana pasada. El portavoz parlamentario de IU en la Comisión de Exteriores, Joan Josep Nuet, también pedirá que el ministro García Margallo exprese una queja formal ante el Gobierno de Rabat por el trato recibido por Meyer y el socialista Garcès.

Tras el Acuerdo de Madrid en 1975, cuya legalidad está cuestionada por Naciones Unidas, España dejó el Sahara Occidental en manos de Marruecos y Mauritania. La ONU no admite a ninguna de estas potencias como administradoras y considera que el Sáhara es un territorio pendiente de descolonización. Decenas de miles de saharauis, de mayoría árabe y bereber, viven hoy en el territorio ocupado por Marruecos, cuya soberanía no reconoce la comunidad internacional.

h1

CONTINUA EL GENOCIDIO SAHARAUI

17 febrero, 2013

Marruecos zanja con cadenas perpetuas y largas penas el juicio a 24 saharauis

Un tribunal militar juzgaba la muerte de 11 policías en el desmantelamiento de un campamento

Los activistas fueron detenidos hace más de dos años

Marruecos ha impuesto ocho cadenas perpetuas, cuatro a 30 años y siete más a 25 años de cárcel a los 24 militantes saharauis detenidos tras el desmantelamiento, por las fuerzas de seguridad marroquíes, del campamento de protesta de Gdim Izik erigido en las afueras de El Aaiún, la capital del Sáhara Occidental.

Un tribunal militar ha juzgado a los saharauis, en prisión preventiva desde hace más de dos años, durante nueve días sin interrupción. El macrojuicio, celebrado en Rabat, ha concluido a primeras horas de la madrugada del domingo. Los delitos que según el tribunal quedan probados son “formación de banda criminal, violencia contra la fuerza pública con resultado de muerte, y mutilación de cadáveres” en grado de autoría o de complicidad. Los saharauis han escuchado impávidos las condenas y, puño en alto, han proferido proclamas por la independencia y la autodeterminación del Sáhara, según la agencia EFE. A las afueras del tribunal, un pequeño grupo de nacionalistas marroquíes han celebrado el veredicto al grito de “traidores” y “asesinos”.

Una mujer marroquí muestra una foto de disturbios en Gdim Izik. / F. S. (AFP)
“A mí no me sorprende nada; es un juicio político y con normas militares; pese a que no hemos visto ninguna prueba inculpatoria, sabíamos que iba a ser así”, ha dicho a EFE Brahim Dahan, expreso político y presidente de la Asociación Saharaui de víctimas de violaciones graves de derechos humanos. Los detenidos han denunciado de forma sistemática torturas para arrancarles las primeras confesiones, pero el juez se ha negado a investigar sus denuncias. Los abogados de la defensa han argumentado la ausencia de huellas de los detenidos en las armas, la falta de pruebas de ADN, el vídeo proyectado en el juicio, en el que era imposible identificar a ninguno de ellos, y la ausencia de autopsias a los cadáveres.

El suceso, el más violento en la ciudad desde el alto el fuego de 1991 entre Marruecos y el Frente Polisario, empezó en la madrugada del 8 de noviembre de 2010, cuando las fuerzas de seguridad marroquíes iniciaron el desmantelamiento del campamento. Unos 20.000 saharahuis llevaban varias semanas concentrados pacíficamente en Gdim Izik para exigir mejoras sociales y un reparto justo de los recursos naturales de esa antigua colonia española. Los allí congregados no formularon exigencias políticas como, por ejemplo, la autodeterminación, informa Ignacio Cembrero.

Trece personas murieron en el asalto al campamento y en los posteriores disturbios. Once de las víctimas eran agentes de las fuerzas auxiliares (un cuerpo paramilitar) y de la Gendarmería, y dos eran civiles saharauis. En las redadas policiales tras el asalto fueron detenidos unos 200 saharauis, pero la mayoría fueron puestos en libertad sin cargos.

Via: http://internacional.elpais.com/internacional/2013/02/17/actualidad/1361069515_197064.html

h1

ESCARMIENTO? AL AMIGO SUBNORMAL DEL BORRACHO YAHYA YAHYA

15 febrero, 2013

Marruecos propina un escarmiento al mayor fustigador de España

Un tribunal marroquí condena al activista Said Chramti a un año de cárcel por amenazar a las fuerzas del orden en la frontera de Melilla

El amo de la frontera de Melilla

La Justicia marroquí ha dado un escarmiento al que ha sido estos últimos años el mayor hostigador de las autoridades españolas en la frontera de Melilla, en el Peñón de Vélez y hasta en el interior de la ciudad autónoma, donde sus secuaces amputaron, en noviembre, el brazo de la estatua de Pedro de Estopiñán, el conquistador de la plaza en 1497. Posteriormente trasladaron el brazo a Marruecos y se fotografiaron con él en el centro de Rabat.

Said Chramti, de 36 años, fue condenado la semana pasada a un año de cárcel y el equivalente de 110 euros de multa por un tribunal de Nador, la ciudad vecina de Melilla. Los tres jueces le consideraron culpable de haber proferido “amenazas” contra agentes de las fuerzas de seguridad marroquíes el 27 de octubre pasado en la frontera internacional de Beni Enzar.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, se señala que Chramti tiró piedras, junto con otros manifestantes, y bloqueó el único paso fronterizo internacional de Melilla, pero no se le condena por esta actuación.

Chramti tiene otras muchas “hazañas” en su biografía como la intrusión, en agosto pasado, de media docena de activistas en el Peñón de Vélez; un intento similar, pero frustrado, en el de Alhucemas; el envío de dos de sus adeptos a las islas Chafarinas coincidiendo con la celebración, en octubre pasado, de la cumbre hispano-marroquí.

Pero su mayor “gesta” fue la paliza propiciada a Vicente Goya, inspector jefe de la frontera, en septiembre de 2008, cuando regresaba a pie de una reunión en la sede de la aduana marroquí. A Goya le acompañaban el teniente coronel de la Guardia Civil de Melilla, el Jefe Superior de Policía y el Delegado de Hacienda en la ciudad que solo pudieron ayudarle a refugiarse en una peluquería. Estuvo dos meses de baja.

Junto con Chramti han sido condenados, a dos meses de cárcel y 45 euros de multa cada uno, tres de los más de cien jóvenes que le secundaron en el apedreamiento de la policía española en octubre. El tribunal considera demostrado que participaron en una “manifestación ilegal con el agravamiento de embriaguez en público y posesión de estupefacientes”. Además “insultaron” y “desobedecieron” a las fuerzas del orden. La pena parece pequeña a la vista de los delitos probados y de la severidad de la Justicia marroquí.

A lo largo de ambas sentencias, la de Chramti y la de sus seguidores, aparece en varias ocasiones Yahya Yahya, senador marroquí y alcalde de Beni Enzar, que preside el Comité para la Liberación de Ceuta y Melilla. Queda claro que este político, condenado en Italia en 2008 por agresión sexual, es el instigador de los cortes en la frontera, pero no se ha sentado en el banquillo porque, aparentemente, no pudo ser localizado. En Marruecos los parlamentarios no gozan de la misma inmunidad que en España.

Chramti, al que los policías españoles han apodado “el gigante” por su gran altura, fue detenido en noviembre por la policía judicial que registró su domicilio. Es vicepresidente del comité para la liberación de las dos ciudades autónomas, una asociación no legal que fustiga el colonialismo español y sus secuelas. Ha contratado a un nuevo abogado y ha anunciado que recurrirá la sentencia por lo que no ha ingresado, por ahora, en prisión.

El Rey de España efectuará una visita a Marruecos, acompañado por empresarios españoles, del 3 al 5 de marzo.

h1

JUICIO MILITAR A 24 CIVILES SAHARAUIS EN EL SULTANATO DE MARRUECOS

1 febrero, 2013

Inicio / Política
Comenzó en Rabat el mayor juicio contra saharauis de los últimos años
EFE – Rabat
01/02/2013 – 17:20h

Comenzó en Rabat el mayor juicio contra saharauis de los últimos años
El juicio contra 24 saharauis por los disturbios de 2010 en el campamento de Gdaim Izik (a las afueras de El Aaiún) que se saldaron con 13 muertos comenzó hoy en el Tribunal Militar de Rabat en medio de una gran expectación jurídica y mediática.

Este es el mayor proceso contra ciudadanos saharauis de los últimos años, y se celebra después de que los acusados hayan pasado más de dos años en detención preventiva, detalle que ha sido frecuentemente denunciado por numerosas organizaciones humanitarias.

Los acusados, todos vestidos con la darraa (túnica tradicional saharaui) entraron en la sala entonando lemas por la libertad del Sáhara Occidental y la autodeterminación, y uno de ellos dio vivas al Frente Polisario.

A las afueras de la sala, un grupo de saharauis reclamaba la liberación de sus amigos y familiares por un juicio que tildaron de “político”, mientras a escasos metros familiares de las víctimas exigían que se haga justicia y defendían la “marroquinidad” del Sáhara, en medio de un impresionante despliegue policial.

El portavoz del Gobierno marroquí, Mustafa al Jalfi, negó ayer cualquier motivación política tras el juicio a los saharauis, y justificó el hecho de que comparezcan ante un tribunal militar por el hecho de que la ley marroquí así lo establece cuando la víctima de un crimen es un miembro de la fuerza pública.

En los disturbios que siguieron al desmantelamiento del campamento de Gdaim Izik perdieron la vida 11 agentes del orden marroquíes y dos civiles saharauis, convirtiéndose en los sucesos más trágicos vividos en el Sáhara Occidental desde el alto el fuego declarado entre las partes (Marruecos y el Frente Polisario) en 1991.

Tras ser aplazado en dos ocasiones, el juicio se abrió hoy con la presencia de juristas observadores llegados de España, Francia, Italia o Luxemburgo, además de diplomáticos de varios países occidentales, en lo que fue visto como un “test” a la justicia marroquí tras la promulgación de la nueva constitución.

Cerca de setenta policías de uniforme estaban presentes en una sala en la que se sentaron los familiares de las víctimas y -sólo tras las protestas de la defensa- también los familiares de los acusados saharauis.

En una práctica inédita en Marruecos, el presidente del tribunal militar había llamado a traductores al español, francés e inglés en atención a los numerosos observadores internacionales, pero la defensa protestó porque ello alargaría innecesariamente el juicio, y el presidente despidió a los traductores.

El presidente de la sala también dijo que aceptaría estudiar la comparecencia de nuevos testigos solicitados por los abogados defensores, que pueden demostrar que los acusados no estuvieron implicados en la muerte de los policías.

En cualquier caso, dijo que pretende llegar a esclarecer la verdad de los hechos “aunque el juicio lleve un año”, y se comprometió a respetar en adelante el carácter público del proceso.

Uno de los abogados defensores recordó que cinco de los saharauis juzgados formaban incluso parte de un “comité de diálogo” previo al desmantelamiento del campamento, y que el mismo ministro del Interior en aquella época, Taieb Cherkaui, podría testificar en ese sentido.

En todo caso, el juez mostró un especial interés en respetar el procedimiento, como lo señaló a Efe la abogada defensora Yamila Suiri, presidenta de la Asociación Adala por la reforma de la justicia.

Los familiares de las víctimas han constituido una “Coordinadora de familias y amigos” que reclaman por su parte que se haga justicia con los agentes muertos.

“No queremos venganza ni la pena de muerte contra los acusados, pero sí queremos que se haga justicia y poder así hacer el duelo final por nuestra gente”, dijo a Efe Ahmed Atartur, primo de uno de los policías muertos en los disturbios.

Por su parte, los familiares de los saharauis los consideran inocentes, insisten en la falta de pruebas contra ellos y exigen su inmediata liberación tras más de dos años sin una acusación formal.

Según la agencia oficial MAP, los cargos que la fiscalía quiere aplicar a los acusados son “constitución de bandas criminales, violencia contra las fuerzas del orden con resultado de muerte, premeditación y mutilación de cadáveres”.

Vía: http://www.eldiario.es/politica/Comenzo-Rabat-juicio-saharauis-ultimos_0_96590807.html

h1

LA CRISIS Y LOS RECORTES AHOGAN LOS CAMPAMENTOS SAHARAUIS

5 mayo, 2012

Crisis en el campo de refugiados

Una mujer saharaui trabaja en el único huerto de Dajla. | R. Q.

“¿Qué tal estáis?, ¿cómo va la crisis?” La pregunta que lanzan a cada paso los saharauis trasciende la cortesía. Si en España la crisis económica lastra a las familias y dispara el desempleo, en sus campos de refugiados las consecuencias se multiplican por mil. Su subsistencia depende al 100% de la ayuda internacional. Nuestros recortes en cooperación se traducen en alimentos que desaparecen para ellos.

“España es el principal país donante del Sáhara, más que el ACNUR o el Programa Mundial de Alimentos, que se hacen cargo de parte de la ración alimenticia, medicinas, telas para las haimas y suministro de agua, pero sólo cubren el 40% de las necesidades de los campamentos. El resto llegaba hasta ahora de Ayuntamientos, comunidades y ONG españolas”, explica el primer ministro de la RASD (República Árabe Saharaui Democrática), Abdelgader Taleb Omar. Y recalca bien: “Hasta ahora”.

Los coches de la Media Luna Roja recorren sin cesar el campamento de Dajla, el más aislado de los cuatro que levantaron los saharauis cuando salieron huyendo de la ocupación de su territorio en 1975, cuando el Sáhara Occidental era colonia española. Son los encargados de repartir entre las familias la ayuda que llega de forma mensual. Su carga es cada vez más ligera. “Los alimentos que se supone que deberían llegar para un mes, cubre apenas dos semanas”, denuncia el coordinador, Bachir Mohamed Lahsen.

Mercado de Dajla. | R.Q.

Además, el arroz ha salido de la ‘cesta’ y a las consevas y el azúcar cuesta verlos. Ni hablar de carne, que sólo se reparte dos veces al año, coincidiendo con el principio y fin del Ramadán. Los saharauis deben conseguirla en el mercado cambiándola por otros alimentos o con sus recursos, mínimos. Aunque trabajen, no tienen ingresos. “Un profesor de escuela cobra 10 euros al mes. Y eso porque salen de las donaciones españolas que mantienen los colegios”, nos cuentan los miembros de la ONG. También eso está en peligro en estos tiempos.

Medicinas que escasean

Esta crisis de alimentos ha disparado los casos de malnutrición infantil -un 30% de los menores de cinco años- y anemia en las embarazadas -la padecen el 56%-. Son los que más preocupan en el hospital provincial de Dajla, donde, paradojas de un campo de refugiados, no trabaja ningún médico: todas las consultas dependen de enfermeros y comisiones españolas que acuden voluntarias unas semanas al año.

Los médicos saharauis se han marchado buscando un salario europeo. Con los recortes, las donaciones de medicinas también escasean. Un ejemplo que lo dice todo: hace unas semanas hubo un brote severo de conjuntivitis en Dajla y en el hospital sólo habían tratamiento para siete personas de las decenas que lo requirieron.

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, acaba de advertir de que unas 90.000 de las cerca de 160.000 personas que viven en los campamentos saharauis -no existe un censo definitivo- padecen una situación crítica. De acuerdo con las ONG que trabajan aquí, se necesitarían como mínimo 32 millones de dólares para cubrir las necesidades de los saharauis.

Ancianos saharauis en el interior de una haima. | R.Q.

Los presupuestos de ACNUR para este año son de 8,7 y el resto de la ayuda se ha reducido un 30%. “Hay comisiones médicas que se han quedado sin recursos para venir, proyectos de construcción de casas de abode para los más necesitados no continúan, talleres de aprendizaje suspendidos…”, cuentan las ONG sobre el terreno.

Niños sin opciones de progreso

La falta de recursos se traduce en oportunidades perdidas para todos. Entre ellos, los niños, que han visto mermar su ya de por sí pobre futuro. En los colegios, los libros y el material escolar se han reducido sensiblemente y las becas que daban terceros países para la educación superior -el tope es sencundaria en los campamentos- se ven mermadas cada día que pasa. El caso más relevante es el de Libia, el segundo país que más universitarios saharauis acogía hasta que las revueltas de la Primavera Árabe hicieron que cerca de 1.000 tuvieran que salir huyendo de vuelta a los compamentos. Ningún acuerdo se reestablecido con la Libia post Gadafi.

Además, el programa Vacaciones en Paz, por el que cada año miles de saharauis pasan el verano con familias de acogida en España, se ha reducido de los 10.000 que solía a 5.300 en 2012. 5.000 niños no saldrán del desierto este verano, ni tendrán oportunidad de chequeo médico o de completar su alimentación de refugiados aunque sea por unos meses.

Todas las familias saharauis dependen de la solidaridad española para subsistir. Y sólo escuchan hablar de crisis, crisis, crisis… Por su familiares que se fueron a España para trabajar y enviar dinero y ahora están en paro, por las ONGs que no llegan a atenderlos, por la comida que no llega sus mesas… Y la dimensión de la crisis en un campo de refugiados supera en mucho el drama europeo.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/05/05/solidaridad/1336223090.html