Posts Tagged ‘subdesarrollo’

h1

EL TAXISTA ILEGALMENTE DETENIDO EN MARRUECOS VUELVE A CEUTA

21 julio, 2009

“Era como un mal sueño del que nunca se despertaba”

La rutina es lo que ahora marca la vida del taxista Hamido Mohamed, después de haber pasado un mes y diez días entre rejas acusado falsamente y detenido de forma injusta.

Lo que ha vivido ha sido “un mal sueño del que nunca despertaba” y que ahora trata de olvidar al volante del taxi que le ha esperado durante este tiempo ya que su dueño siempre confió en la inocencia de quien lleva más de 30 años en este gremio.
Mohamed ha pasado de ser acusado sin pruebas de falsificación de vehículos, tráfico de droga o terrorismo a tener su expediente limpio después de pasar por la cárcel de Tetuán, por la de Casablanca y por tres magistrados distintos. A estas alturas lo que le ha pasado a Hamido le puede pasar a cualquiera, sólo hace falta que alguien en Marruecos vincule a un familiar en una declaración policial para que se le detenga primero y se le pida explicaciones después.
Al menos eso es lo que le pasó al protagonista de esta historia que ahora sólo busca tranquilidad y apoyo en una familia que ha tenido que soportar humillaciones en prensa, acusaciones sin pruebas y hasta grandes titulares en su contra nacidos de la irracionalidad o la intoxicación premeditada.
Dolidos por cómo se le ha tratado a su padre, la familia de Hamido descansa ahora al lado del cabeza de familia sabiendo que su expediente ha quedado limpio de toda acusación tras demostrarse que su único delito fue conducir el vehículo de otra persona, su yerno, acusada por un ceutí detenido en un lavadero de Tetuán con 40 kilos de droga.
“El coche de droga se lo meten a todos los que detienen. Ya hay más de 20 o de 200 personas que están relacionadas con ese coche”, ironiza un miembro de la familia. Personas que, como Hamido, luego quedan en libertad al no tener nada que ver en esa trama.
Detenido un 1 de junio junto a su hija (que quedó en libertad horas después), Hamido no supo de qué se le acusaba hasta ser trasladado desde la frontera del Tarajal hasta Tetuán. Tampoco recibió atención consular hasta que una de sus hijas acudió al Consulado para informar de su arresto, ya que, a pesar de estar obligados, Marruecos no había dado parte alguno de la presencia de un español entre rejas.
La Policía marroquí tenía fotos, de él, de su hija, todos sus datos personales… estaba más que fichado a pesar de que nunca había pisado una prisión, ni tan siquiera una comisaría salvo para renovar el DNI o el pasaporte.
Hamido fue trasladado de la cárcel de Tetuán a la de Casablanca en donde tuvo un careo con otros allí detenidos por supuesta relación con una célula islamista. Entre ellos Abu Yasín, quien negó conocer al taxista. “Nadie le conocía, estuvo una semana en Casablanca y el mismo día del careo le quitaron la acusación de terrorismo. Las otras acusaciones, de tráfico de drogas y falsificación de vehículos, se las quitaron en Tetuán”, apuntan.
Lo peor fue vivir entre rejas señalado como terrorista y eso le pasó a Hamido. “Se corrió la voz de que era terrorista y nadie se le acercaba.  Le trataban muy mal, le impedían a otros presos que le hablaran pero los presos no se le creían, con lo cual al final siguieron tratando con él”. Casi como un apestado, este diabético recibiría, al tiempo, ayuda consular, traducida en la entrega de mantas y comida. Mientras tuvo que estar en una zona con lo peor de lo peor entre los internos, con más de 60 personas en una celda. Después pasaría a otra zona en la que para poder dormir en el suelo se tuvo que pagar 100 euros y, después, comprar un colchón.
Así es la vida en el interior de una cárcel en la que Hamido pasó más de un mes, con una Policía que sabía que era inocente pero que cumplía órdenes, investigando a todos aquellos que han sido inculpados por un chico del Príncipe preso en Marruecos. Entre esos inculpados también está el dueño del coche que conducía Milud, que todavía está preso en una cárcel de Salé. “Todo esto ha sido injusto lo ha pasado mal porque no tenía nada que ver. Le llevaron a juicio más de tres veces. Era como un sueño del que nunca se despertaba”, añade su familia.
Más ceutíes cuyos apellidos cuadran con otros que figuran en busca y captura han sido también interrogados en Marruecos a pesar de no tener nada que ver con las acusaciones formuladas.
Fuente original: http://www.elfaroceutamelilla.es/content/view/37200/69/
h1

MOHAMED6 SE DESENTIENDE DE LOS MENORES CON GRIPE A Y NO LES MANDA NINGUN AVION

21 julio, 2009
El SAS garantiza la buena salud de los tres jóvenes africanos, pero su consulado no permite que regresen
 
Los tres menores marroquíes a los que se impidió el domingo viajar a su país por estar contagiados por la gripe A siguen a la espera en el puerto de Tarifa a que el Gobierno marroquí dé luz verde a su regreso y se les permita tomar un ferry con destino a Tánger, donde les esperan sus familiares.
Los jóvenes siguen retenidos en la planta alta del puerto tarifeño, en una sala dispuesta para clientes situada junto a los vestuarios de la Policía y los prácticos, que quedó prácticamente aislada, ya que la Autoridad Portuaria recomendaba ayer a sus empleados no acceder a ella para evitar un posible contagio.
Los tres adolescentes, de unos 16 años, volvían el domingo a Marruecos junto a un grupo de otros 11 jóvenes marroquíes, procedentes de Sevilla donde participaban en un campamento de verano organizado por la entidad Caja Duero, llamado Ruta Ibérica que incluía viajes por España, Portugal y Marruecos. La actividad, sin embargo, se suspendió la semana pasada en Sevilla cuando el Servicio Andaluz de Salud confirmó que los tres marroquíes y otros ocho participantes españoles y portugueses padecían la gripe A.
Los jóvenes llegaron el lunes 13 a la capital hispalense procedentes de Marruecos, donde comenzaron a sufrir síntomas leves de catarro. Como no presentaban un cuadro grave, los servicios sanitarios andaluces ordenaron que volvieran a sus domicilios para recibir el tratamiento.
Sin embargo, a su llegada a Tarifa el domingo 19, para tomar el ferry hasta Tánger, la delegación marroquí se encontró con una orden de las autoridades marroquíes que prohibía embarcar en el barco Tánger Jet II, de la compañía naviera FRS, tanto a los tres menores enfermos como al resto de compañeros marroquíes, a pesar de estar libres de contagio.
Éstos últimos estuvieron retenidos durante al menos ocho horas en el puerto, hasta que se les permitió el viaje en un barco lastre de la misma compañía -sin otros pasajeros- que regresaba a Tánger, donde fueron recibidos en Marruecos rodeados por un fuerte sistema de seguridad sanitaria.
Los tres menores enfermos y un monitor del viaje, en cambio, fueron alojados en la segunda planta del puerto, donde han permanecido casi 48 horas a la espera del permiso marroquí. Fuentes de la Subdelegación del Gobierno explicaban ayer que se ha remitido al consulado alauí en Algeciras un certificado del SAS, en el que se garantiza que no existe riesgo de contagio, ya que han pasado más de 72 horas desde que los jóvenes desarrollaron la enfermedad.
Desde la Subdelegación se aclaraba ayer, además, que los jóvenes no están retenidos ni obligados a permanecer en la estación marítima de Tarifa, ya que cuentan con visado de turista y pueden abandonar el puerto si lo desean. Añade, en este sentido, que la competencia sobre estos ciudadanos recae en el consulado marroquí.
Desde la embajada, sin embargo, evitaron ayer dar explicaciones a este periódico acerca de la negativa del domingo a que los adolescentes viajasen al país africano. Ni tampoco aclararon qué resolución tienen previsto tomar para normalizar la situación de los cuatro menores.
Casi en cuarentena
Con todo, la situación en la que han permanecido en el edificio portuario de Tarifa ha sido casi el de una cuarentena: aislados en la planta superior del edificio, a la que pocos empleados del puerto se atrevían a acceder por recomendación de la Autoridad Portuaria, que sin embargo no prohibió el paso. En la sala para clientes se les habilitó colchonetas para que pasaran la segunda noche en el puerto.
h1

MARRUECOS NIEGA LA ENTRADA A UNA EXPEDICION DE JOVENES MARROQUIES CON LA GRIPE A

20 julio, 2009

Seis horas retenidos por la gripe A

Marruecos niega la entrada a una expedición de jóvenes de su país con el virus

Un microbús de la compañía Rosabus, en el que viajaban quince menores de origen marroquí de 14 y 15 años, estuvo retenido durante más de seis horas en el puerto de Tarifa (Cádiz), después de que las autoridades marroquíes se negasen a que embarcase hacia Tánger al encontrarse entre los ocupantes tres afectados por el virus de la gripe A. Según la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, los jóvenes participaban -junto a tres adultos, uno de ellos médico- en el programa de intercambio cultural Ruta Ibérica, en el que se inscriben estudiantes de Marruecos, España y Portugal.

Fue a mediados de semana cuando el médico que les acompañaba trasladó a los tres adolescentes, con fiebre alta, a un centro sanitario de Sevilla. Tras tomarles muestras, el Servicio Andaluz de Salud confirmó que se trataba de gripe A, por lo que se recomendó el tratamiento domiciliario, una vez transcurridas las 72 horas de observación que marca el protocolo decretado por la Organización Mundial de la Salud.

La expedición partió ayer desde el albergue sevillano en el que se alojaba rumbo a Tarifa para embarcar con destino a Tánger. Llegaron al puerto alrededor de las 13.15. Allí esperaban efectivos de la Guardia Civil y miembros del servicio de emergencias 112, quienes inmovilizaron el microbús y aislaron a sus ocupantes. Horas antes, a las 11.45, el capitán del barco de FRS Ibérica, que les debía trasladar a África, comunicó en un documento a las autoridades españolas que parte del pasaje del mencionado autocar se encontraba afectado por esta enfermedad y que las autoridades de Marruecos impedían su traslado.

Hasta las 18.30 horas se sucedieron los contactos entre responsables de la Administración española y del Consulado de Marruecos. Finalmente, se decidió que los 12 jóvenes que no se encontraban afectados por el virus de la gripe A embarcasen con destino a Tánger con normalidad, mientras que los tres que presentaban síntomas permanecerían en España.

El consulado de Marruecos se hizo cargo de los menores, a los que acompañó un tutor y, según fuentes de la Subdelegación del Gobierno de Cádiz, permanecerán en un alojamiento provisional, siguiendo el tratamiento domiciliario, hasta que Marruecos les permita por fin la entrada en su país.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/andalucia/horas/retenidos/gripe/elpepuespand/20090720elpand_3/Tes

h1

LA COMISARIA DE MARRAKECH, EL GUANTANAMO ARABE

19 julio, 2009

ZAHRA BOUDKOUR | Líder de la revuelta estudiantil marroquí

“La comisaría de Marraquech es un mini Guantánamo en versión árabe”

“Esto es como un pequeño Guantánamo en versión árabe”. Zahra Boudkour, de 22 años, lleva 14 meses en la cárcel de Boulmharez, en Marraquech, y acaba de ser condenada a dos años, pero la prisión y la sentencia no han quebrado su firmeza reivindicativa. “Me había preparado sicológicamente a ello”, afirma la que fue líder de la rebelión estudiantil en la capital turística marroquí.

El estado del penal de Boulmharez es “execrable”, asegura la estudiante de derecho, pero como en los demás centros penitenciarios marroquíes los detenidos poseen móviles, que pueden utilizar a ratos, gracias a la corrupción de los funcionarios. Zahra está, sin embargo, demasiado vigilada para disponer de uno, pero alguna otra presa le presta el suyo para recibir llamadas. EL PAÍS ha mantenido una conversación con ella.

Zahra fue detenida el 15 de mayo de 2008, junto con otros supuestos 17 cabecillas de la revuelta -todos ellos condenados a entre un y cuatro años por alteración del orden público-, al día siguiente de una batalla campal entre los antidisturbios y unos 3.000 estudiantes que reivindicaban mejoras materiales después de que varios de ellos resultasen intoxicados en la cantina de la Universidad Cadi Ayad. Asegura que fueron torturados durante cinco días en los sótanos de la comisaría de la plaza Jamaa el Fnaa, el lugar más turístico de la ciudad.

Nacida en Zagora, una ciudad en puertas del Sáhara Occidental, huérfana de madre, Zahra es una estudiante atípica. Militante de la Unión Nacional de Estudiantes Marroquíes, un sindicato dominado por los islamistas del movimiento Justicia y Caridad, ella se declara comunista. Su discurso, radical e ingenuo, recuerda a los jóvenes izquierdistas del sur de Europa que en los años setenta luchaban contra las dictaduras.

Su tenue voz es casi inaudible cuando habla desde la celda que comparte con “cerca de 60 reclusas y un par de bebés” que charlan animadamente a las seis de la tarde. Permanecen 14 horas, hasta las ocho de la mañana, encerradas en “un antro que debería ser para no más de 20 reos, pero somos casi el triple”, se queja. “Al hacinamiento se añade la falta de higiene”. “Esto está repleto de cucarachas”. “A los bebés les trepan por la cara”.

“Sólo nos duchamos una vez a la semana y con agua fría”, prosigue su relato con voz suave. “Compartimos un solo retrete”. “Muchas duermen en literas, pero, por falta de lechos, otras lo hacen en el suelo sobre piltrafas”. “La luz eléctrica no se apaga en toda la noche”. “La comida es asquerosa”. “Consiste en lentejas, judías, habas, patatas o zanahorias nadando en un cazo con agua”.

“Lo peor es la atención médica”, denuncia, pero siempre en tono apacible. “Aquí hay enfermas, algunas escupen sangre, pero el médico sólo nos visita una vez a la semana, los viernes, aunque a veces acude con menos frecuencia”. “Las medicinas que receta no las traen hasta el lunes siguiente”.

“Padezco un recurrente dolor de cabeza que se acentúa cuando me la lavo”, prosigue Zahra. “Supongo que está relacionado con los golpes que me dieron en comisaría con una vara de hierro”. “Tengo además un problema en el útero debido a una escepticemia, pero no he logrado el permiso para que, pagándolo yo, pueda salir y hacerme un análisis en una clínica especializada”.

“Todo esto, los palos que nos dieron demuestran que los derechos humanos no mejoran aquí”. “Cuando lo pienso, la comisaría de Jamaa el Fnaa fue un mini Guantánamo en versión marroquí”. “Permanecí atada y desnuda durante un montón de horas cuando tenía la regla”.

Pero Zahra no se apiada de sí misma: “Esta experiencia refuerza nuestra determinación”. “Estoy dispuesta a sufrir más, a pasar más tiempo detrás de los barrotes, a hacer más huelgas de hambre para que mejoren las condiciones de vida del pueblo marroquí”. “El camino de la victoria”, escribió desde la cárcel en una proclama que sus amigos han distribuido, “será largo y peligroso, pero lo recorreremos porque así nos los dicta la Historia”.

Dentro de once días Marruecos celebrará la Fiesta del Trono en la que el rey Mohamed VI concede su gracia a muchos presos. ¿La ha solicitado? Esta vez Zahra si alza un poco la voz para contestar: “No soy una delincuente. Estoy aquí por mis convicciones”. “No tengo nada que hacerme perdonar”. “Los abogados de los estudiantes sí han recurrido la injusta sentencia condenatoria” del 9 de julio.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/internacional/comisaria/Marraquech/mini/Guantanamo/version/arabe/elpepuint/20090718elpepuint_4/Tes

h1

UN VERANO DIFERENTE PARA LOS NIÑOS SAHARAUIS

17 julio, 2009

Un verano diferente para los niños saharauis

El proyecto ‘Vacaciones en paz’ permitirá que 159 menores del pueblo saharaui pasen los meses de julio y agosto en Málaga junto con sus familias de acogida. La iniciativa pretende además concienciar a la población sobre el conflicto de este pueblo

“Que seáis muy felices en Málaga”. Así se ha dirigido el alcalde, Francisco de la Torre, a una quincena de niños y niñas del pueblo saharaui que han sido recibidos por el primer edil en el Ayuntamiento de la capital. En total serán 159 los menores, de entre 8 y 12 años, que serán acogidos durante el mes de julio y agosto por familias malagueñas dentro del programa ‘Vacaciones en Paz’ organizado por la Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sahara (FANDAS-Sahara) en colaboración con el Consistorio Malagueño, la Asociación Malagueña de Amigos del Pueblo Saharaui (AMAPS), la diputación y varios ayuntamientos de la provincia.

La iniciativa que se desarrolla desde hace más de diez años trata de ofrecer a los niños saharauis todo el cariño y hospitalidad de Málaga para que disfruten de unas vacaciones alejadas del tórrido calor del desierto y darles la oportunidad de sonreír. Durante su estancia, los menores realizarán numerosas actividades lúdicas, reivindicativas y culturales, así como completar los conocimientos educativos que adquieren en los colegios de los campos de refugiados.

Por otra parte, el proyecto tiene como objetivo la concienciación política de la problemática del pueblo saharaui. A este respecto, el subdelegado del gobierno saharaui en Andalucía, Abdelahe Jalil, ha hecho un llamamiento al gobierno español para que , “por su responsabilidad histórica y como potencia política y parte concernida ayude con su diplomacia a resolver el conflicto saharaui y conseguir así la autodeterminación del pueblo”. Además, Jalil ha pedido más contribución tanto política como humanitaria para un pueblo exiliado.

El vicepresidente de AMAPS, Julio Fernández ha reivindicado la necesidad de una mayor conocimiento de la situación en la que vive el pueblo saharaui, cuyo territorio es ocupado por Marruecos y en el que continuamente se producen violaciones de los derechos humanos. “Queremos que la voz del Sáhara se oiga por todos los rincones”, ha delcarado.

Fuente original: http://www.malagahoy.es/article/malaga/472569/verano/diferente/para/los/ninos/saharauis.html

h1

LOS MARROQUIES EN ESPAÑA ESTAN MENOS INTEGRADOS QUE EN RESTO DE EUROPA

17 julio, 2009

Los inmigrantes marroquíes en España están menos integrados que en el resto de Europa

La comunidad originaria de Marruecos es más religiosa y se considera más discriminada en el trabajo que en el resto del Continente

Los inmigrantes marroquíes en España están algo menos integrados -el fenómeno es también más reciente- que en el resto de Europa, pero se sienten, sin embargo, menos rechazados que en otros países europeos como Holanda o Italia. Son, en mayor proporción, varones y de origen rural. Frecuentan con más asiduidad la mezquita -un 23% acude a diario, el doble de la media europea- y desean en mayor medida (83%) que sus hijos se casen con musulmanes y a ser posible marroquíes (74%).

El Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero (CCME), un órgano consultivo nombrado por el rey Mohamed VI, encargó al instituto de sondeos francés BVA la primera encuesta sobre la inmigración marroquí en seis países europeos -España, Francia, Italia, Bélgica, Holanda y Alemania- basada en una muestra de casi 3.000 personas. Driss el Yazami, presidente del CCME, dio a conocer sus resultados esta tarde en Casablanca.

En Europa hay unos 3,5 millones de inmigrantes marroquíes de los que aproximadamente el 20% residen en España. Constituyen la segunda comunidad extranjera después de los rumanos. A los 729.000 marroquíes instalados legalmente en España -sobre todo en Cataluña, Madrid, Valencia, Murcia y Almería- hay que añadir varias decenas de miles que están empadronados, pero no poseen permiso de trabajo ni de residencia. Unos 64.000 marroquíes han adquirido además la nacionalidad española en los últimos años.

“Los marroquíes que viven en España presentan un perfil particular (…)”, subrayan los autores de la encuesta. Constituyen, como en Italia, una inmigración reciente y son además de origen rural. Uno de cada tres posee tierras en su país. Trabajan como obreros (40%) y tienen la sensación de estar en una situación de “gran precariedad”. No en balde el 61% ha estado en paro en algún momento.

El 32% habla esporádicamente en casa el castellano o catalán -el uso del idioma del país de residencia asciende al 64% en Europa-, pero el grueso de las conversaciones familiares se desarrollan en árabe dialectal. Sus relaciones personales son endogámicas: el 75% frecuenta casi exclusivamente a marroquíes. En Europa ese porcentaje cae al 62%. Muestran también un menor interés por la vida política -el 59% no la sigue- que sus compatriotas en el resto del Viejo Continente.

La práctica religiosa de la inmigración marroquí en España -el 55% frecuenta la mezquita con asiduidad- es seis puntos más alta que la media europea. El 53% se queja de que no hay bastantes templos y el 46% de que no son lo suficientemente grandes. Uno de cada tres sigue también programas religiosos en las televisiones árabes. Pero el 45% -un porcentaje sin parangón en Europa- sostiene que a los musulmanes les es más fácil practicar su religión en España que al resto de la población.

Pese a la religiosidad de sus padres, el 70% de los menores marroquíes no acude a clases islam y el 71% ni siquiera participa en actividades organizadas por mezquitas o asociaciones religiosas. El 66% tampoco estudia el árabe.

Marruecos es el país peor valorado a ojos de la opinión pública, pero el 64% de los marroquíes afincados en España creen, no obstante, que los españoles tienen “buena imagen” de su país. El 44% afirma incluso que en su país de acogida la inmigración marroquí goza también de buena imagen.

Esa percepción halagüeña que atribuyen a los españoles se resquebraja cuando se pregunta a los inmigrantes si se les discrimina a la hora de acceder a un empleo (el 80% responde positivamente) o de encontrar una vivienda (el 67% afirma que sí). La arbitrariedad desaparece cuando se trata de recibir asistencia médica -el 37% opina incluso que le resulta más fácil que a los españoles- o de seguir una formación profesional.

La mitad de los marroquíes residentes en España aseguran que mantienen con sus remesas a familiares en Marruecos, el 69% confía jubilarse en su país de origen -la media en Europa es del 52%-, pero el 58% tiene antes la intención de solicitar antes la nacionalidad española.

Con relación a su propio país el 73% sostiene que la evolución económica ha sido positiva y un 52% afirma lo mismo a propósito de los derechos humanos.

Fuente original: http://www.elpais.com/articulo/espana/inmigrantes/marroquies/Espana/estan/integrados/resto/Europa/elpepuesp/20090716elpepunac_16/Tes

h1

“LE MONDE” RETRATA EL DESASTROSO GOBIERNO DE MOHAMED6

16 julio, 2009

“Le Monde” retrata la forma “desconcertante” de gobernar de Mohamed VI

París, 15 jul (EFE).- El rey de Marruecos, Mohamed VI, que cumple este mes diez años en el trono, es un monarca “discreto, pero firme”, que tiene una forma “desconcertante” de gobernar, según el retrato que de él publica hoy el diario galo “Le Monde”.

El influyente periódico francés dedica cuatro páginas a analizar la situación del país y la forma de gobernar del rey, de 46 años, de quien dice que “ha evitado la ruptura” y ha elegido “gestionar la herencia dejada por su padre adaptándose a los tiempos”.

Heredero de un sistema que hace que “el rey concentre en sus manos todo el poder, incluido el religioso”, el periódico evita editorializar sobre la situación de Marruecos pero publica un reportaje en el que se afirma que el entorno del monarca “tiene las riendas del reino”.

“Al contrario que su padre (Hasán II), huye de la prensa”, se afirma en el reportaje que firma Jean-Pierre Tuquoi en el rotativo galo, que se hace eco de la expresión “transición incompleta” para referirse a las reformas aplicadas en la práctica por Mohamed VI.

Se añade que el equilibrio de poderes entre el palacio real y los partidos políticos es “una pía intención” puesto que “Marruecos lo dirigen aún el rey y sus próximos”.

Pero mientras que se recuerda que sobre la actividad real se informa exhaustivamente en la televisión, en el reportaje se indica que “a Mohamed VI parece que no le gusta el oficio de jefe de Estado” y pone como ejemplo que sólo se celebraran cinco consejos de ministros en todo 2008 y únicamente dos en lo que va de año.

“Esto contribuye a que se agarrote la maquinaria estatal”, se añade en “Le Monde”.

El periódico incluye en su referencia a los diez años de reinado de Mohamed VI las opiniones bien diferenciadas de Driss El Yazami, ex miembro de la Instancia de Igualdad y Reconciliación, y de Abubakr Jamai, ex director del “Journal Hebdomadaire”.

Mientras que el primero asegura que el Estado marroquí “tiende hacia la reforma y la modernidad política” y utiliza el término “movida” (en español) para calificar la “nueva libertad de tono” del rey, Jamai estima que el balance institucional es “nulo” y apela a las elites del país a que acepten un futuro Gobierno de los islamistas.

El reportaje alude a la sordina con la que se expresan en Rabat las cancillerías occidentales a la luz del éxito económico de un país que ha crecido por encima del 4% anual en los últimos años.

Sin embargo, se añade que “la crisis económica internacional está ahí y amenaza con cambiar la situación y fragilizar el trono”.

Fuente original: http://www.elconfidencial.com/cache/2009/07/15/71_monde_retrata_forma_desconcertante_gobernar_mohamed.html