Posts Tagged ‘sultan marruecos’

h1

MOHAMED6, CON SU DINERO LEJOS DE MARRUECOS

11 abril, 2016

El rey de Marruecos justifica sus sociedades en Panamá por la discreción en sus negocios

Así lo manifiesta el abogado de la casa Real marroquí tras aparecer el monarca en los papeles de Panamá.
Mohamed VI, rey de Marruecos. / EFE

El abogado Hicham Naciri, que representa al secretario particular del rey Mounir Majidi, señalado en los llamados “papeles de Panamá” como titular de dos empresas offshore en Panamá, señaló hoy que el rey Mohamed VI busca a veces “cierta discreción en los negocios de lo que supone su vida privada”.

Naciri, que ofrece hoy las primeras explicaciones del caso en una entrevista concedida al portal electrónico medias24.com, añade, sin embargo, que “el patrimonio (del rey) es gestionado de forma extraordinariamente transparente”, y que en su caso “discreción” no significa “disimulación”.

Naciri explica cómo una sociedad llamada Inmobiliaria Orion, registrada en Luxemburgo, compró en nombre del rey un hotel en París (que no identifica, pero que desmiente sea el Hotel De Broglie, como ha informado algún medio francés), y una segunda registrada en las Islas Vírgenes y llamada SMCD adquirió también en nombre del rey una goleta llamada Boughaz.

Las sociedades fueron supuestamente creadas “ad hoc” para ambas operaciones, aunque esto no lo aclara.

La sociedad Orion y el hotel “fueron vendidos hace 5 ó 6 años”, mientras que SMCD fue “disuelta” y la goleta sigue siendo propiedad del monarca, “matriculada en Marruecos a nombre de Su Majestad”, amarrada a puerto y “no disimulable”, señala.

“En Marruecos -insiste el letrado-, los negocios de la familia real son conocidos y transparentes, buen número de ellos cotizan en la Bolsa de Casablanca y están sujetos a reglas estrictas de comunicación”.

“Para quienes lo ignoran -prosigue- las sociedades que posee la familia real están sometidas regularmente a controles fiscales y son tratadas sin ninguna diferencia con el resto. No hay privilegio ni prebenda”.

El secretario particular del rey Mohamed VI, Mounir Majidi, gestiona todo el patrimonio real y es un hombre extremadamente discreto, que rehúye el foco mediático pese a ser considerado uno de los dos hombres más poderosos del país por debajo del monarca.

La fortuna de Mohamed VI, estimada en 2.100 millones de dólares según el listado de Forbes en 2014, lo convertía en esa fecha en el segundo hombre más rico de Marruecos (por detrás de un banquero) y el decimosexto más rico de África.

Anuncios
h1

OTRO EX-PRESIDENTE “SOCIALISTA” VENDIDO: Zapatero viajará al Sáhara Occidental a un foro organizado por Marruecos

11 marzo, 2015

Zapatero viajará al Sáhara Occidental a un foro organizado por Marruecos

José Luis Rodríguez Zapatero participará en el Foro Crans Montana, que Marruecos ha organizado en la ciudad de Dajla, en el sur del Sáhara Occidental

Es la segunda vez en cinco meses que Zapatero es invitado por Marruecos a un foro internacional: en noviembre de 2014 participó en el II Foro Mundial de Derechos Humanos

Zapatero viajará al Sáhara Occidental a un foro organizado por Marruecos

El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero participará en el Foro Crans Montana, que Marruecos ha organizado entre el jueves y el sábado en la ciudad de Dajla, en el sur del Sáhara Occidental, dijeron a Efe fuentes cercanas a la organización del foro.

El viaje de Zapatero fue confirmado también a Efe por su oficina en Madrid, aunque no ofrecieron detalles sobre su agenda.

El expresidente ha comunicado al Ministerio español de Exteriores su intención de ir a Dajla, como suele ser habitual porque en su calidad de expresidente viaja con escoltas armados y debe dar parte a las embajadas respectivas, precisaron fuentes diplomáticas.

El Foro Crans Montana, creado en Suiza como un foro de reflexión internacional al estilo del de Davos, se reunirá entre mañana y el sábado en Dajla para tratar este año en una sesión extraordinaria la cooperación sur-sur y las posibilidades de desarrollo del continente africano.

Dajla como símbolo de “marroquinidad” para Rabat

Para el gobierno marroquí, la elección de Dajla por el foro es altamente simbólica porque de alguna manera refuerza su tesis de la llamada “marroquinidad” del Sáhara Occidental, como repiten estos días los medios marroquíes.

Es la segunda vez en cinco meses que Zapatero es invitado por Marruecos a un foro internacional: en noviembre de 2014 viajó a Marrakech para participar en el II Foro Mundial de Derechos Humanos, en el que Rabat aprovechó para presentar sus avances en la materia y salir al paso de las críticas de organizaciones internacionales.

El expresidente ha viajado además a Marruecos en visitas privadas, como cuando pasó varios días con su familia y con la exministra de Exteriores Trinidad Jiménez en las navidades de 2011-2012 en un lujoso hotel de Tánger, donde fueron recibidos por el ahora embajador de Marruecos en España, Fadel Benyaich.

h1

VIOLENCIA EN MARRUECOS: LAS MARAS MARROQUÍES ATACAN CON MACHETES

14 julio, 2014

El Tcharmile, las maras de Marruecos

Parecía ser un asunto zanjado, pero la moda del Tcharmile parece que no había pasado del todo.

El pánico al fenómeno violento del Tcharmile, las bandas juveniles marroquíes que se asemejan a las maras de Centroamérica, que se propagó mediáticamente este pasado abril sobre todo en Casablanca, se ha exacerbado ahora en varias ciudades del país con el tramdina o malestar que a muchos les provoca el ayuno durante el Ramadán. Los ataques mortales con armas blancas, sobre todo machetes de carnicero, se han reproducido en los primeros días del mes sagrado musulmán en Tánger, Fez, Temara y en algunos barrios de Casablanca, la capital económica y mayor ciudad de Marruecos. Y la inseguridad creada por esas pandillas de jóvenes procedentes de guetos urbanos y marginales es un fenómeno que no se puede permitir un régimen, como el de Rabat, con vocación de querer controlarlo todo.

El primer ataque registrado del Tcharmile se produjo en marzo pasado en una peluquería de moda del barrio de Maârif, en Casablanca. Tres chicos entraron con sus espadas afiladas en el establecimiento y sembraron el caos. Las clientas huyeron despavoridas. Luego se reprodujeron en los siguientes días y semanas más asaltos, con la misma estética de sables, y algunos asesinatos. Se generó una extraña sensación de miedo y los medios de comunicación le pusieron etiqueta a las bandas con múltiples reportajes: había nacido el fenómeno del Tcharmile. Un término, ahora maldito, procedente de un dialecto marroquí que alude al adobo de especies y hierbas con que se condimenta la carne, que se utiliza también para definir a los espadachines y sus peinados afilados.

Las bandas juveniles, además, instauraron una peligrosa forma de contagio al publicitar sus embestidas en las redes sociales para airear y presumir de sus conquistas. Crearon una exitosa página en Facebook y allí volcaron fotos de los botines (joyas, relojes caros) de sus acciones y, sobre todo, imágenes de sus cabezas rapadas en parte y con peinados encrespados, las cazadoras y deportivas de marca y sus intimidadores cuchillos en todas las posiciones posibles. El héroe de referencia era Tony Montana, el macarra que encarna Al Pacino en Scarface.

Alarmadas, las autoridades policiales del país pusieron en marcha un plan para atajar el problema de cuajo. El rey Mohamed VI, además, había visitado esos días casualmente Casablanca y ordenó una rápida actuación policial. La respuesta fue expeditiva. El director de la policía de Casablanca, Abdelá Said, admitió que existía un grave problema de orden público y se afanó en la tarea. Tanto que, al capturar a los delincuentes, algunos policías les obligaban a rasurarse la cabeza. Se produjeron en solo un fin de semana 691 detenciones por posesión de armas blancas. Interpol exigió a Facebook el cierre de la página que mostraba a las bandas juveniles.

renacido ahora con las primeras jornadas del Ramadán en varios episodios muy sangrientos. En el estreno del mes del ayuno, un joven le amputó la mano a un vendedor de legumbres del mercado de Derb Ghallef, en la capital económica del país. Poco después, en Tánger, la policía contabilizó 30 heridos en diferentes choques. Dos jóvenes se batieron justo antes de la llamada al rezo de la tarde. Uno murió y otro quedó en estado crítico, ingresado en el hospital Mohamed V. En la misma ciudad del Estrecho, un padre y sus tres hijos lucharon contra dos vecinos del mismo barrio y resultaron heridos con cortes graves.

En ese comienzo del Ramadán, en Temara, cerca de Rabat, un individuo agarró a otro y le rebanó la garganta con un arma blanca. Justo también una hora antes de la ruptura del ayuno. En el tercer día del mes sagrado un taxista fue apuñalado en Casablanca por un cliente; en Fez, mientras, una decena de chicos acorralaron y pegaron salvajemente al cobrador de un autobús por no querer pagar el billete. Finalmente, un carnicero fue acuchillado para robarle los 50.000 dirhams (4.460 euros) de la caja del día.

Esta semana, una joven fue raptada y violada por tres jóvenes que la secuestraron en su coche precisamente cuando había acabado en la mezquita la oración. Fue en el Maârif, en pleno centro de Casablanca, una gran urbe que se ha extendido brutalmente tras la implantación de muchas empresas y que cuenta con más de siete millones de personas en sus distintas barriadas. El Maârif parece un lugar tranquilo, occidentalizado, poco transitado de día a causa del Ramadán. Sus calles acogen sedes de firmas y tiendas internacionales. “Los chicos que llevan mala vida, que no quieren trabajar, vienen por aquí, con sus motos y coches, roban y se marchan rápido a sus barrios”, resume en un cruce de calles Hussein.

Algunas zonas de Casablanca parecen proceder de mundos distintos. La riqueza y el trabajo no están bien repartidos, y casi todas las calles parecen tener serios problemas con las recogidas de basuras. No es el caso del Maârif. El perímetro bajo sospecha del que proceden los chicos de las bandas estaría en algunos callejones cercanos a la Medina, el del inglés y el de los italianos. Allí huele a mercado marroquí bajo el agobiante calor. No hay tcharmiles a la vista. Pero sí hay discusiones a grandes voces.

Algunos expertos marroquíes relacionan la reciente explosión de violencia con otro fenómeno: la cólera del ayuno, el incontrolable mal humor y la agresividad que genera en ciertas personas no poder comer ni fumar durante largas horas. El Tcharmile se mezcla con la irritabilidad del tramdina, en un periodo en el que suelen aumentar las discusiones y los conflictos.

El psiquiatra Yussef Mohi lo ha teorizado así: “Durante el Ramadán se produce un cambio en el ritmo de la vida. El ser humano está hecho para trabajar durante el día y dormir durante la noche. Ahora, además de que en verano los días son largos, se duerme muy poco, apenas tres horas”. El país se para durante el Ramadán. Se registra poca actividad y no se celebran, de hecho, ni citas ni reuniones entre el amanecer y la puesta de sol. En teoría, porque es el mes sagrado del rezo, la oración, la solidaridad y los buenos deseos de tolerancia. Pero a otros el ayuno les altera su mecanismo neurotransmisor, el estado de ánimo y les libera aún más agresividad.

Fuente original: EL PAÍS

h1

SAHARAUIS Y SEFARDÍES… LA INJUSTICIA DEL GOBIERNO ESPAÑOL

28 marzo, 2014

El último Consejo de Ministros aprobó la concesión de forma automática de la nacionalidad española a los descendientes de los judíos sefardíes expulsados en 1492 por los Reyes Católicos. Con esta medida se pretende reparar un agravio histórico, basándose en la existencia de vínculos culturales, lingüísticos y hasta sentimentales entre la comunidad sefardí y España.

No podemos dejar de acordarnos de “otros” españoles que también fueron expulsados de su territorio y abandonados a su suerte hace ahora casi 40 años. Me refiero, claro está, a los saharauis, habitantes del antiguo Sáhara español.

No podemos tampoco olvidar que los saharauis llegaron a ser, por obra y gracia de la política colonial del franquismo, habitantes de la provincia española número 53. No conservan la llave de la casa de Toledo porque nunca la tuvieron, pero muchos guardan celosamente sus carnés de identidad españoles, hablan español y lo enseñan en sus escuelas. Existe un paralelismo demasiado obvio entre sefardíes y saharauis, aunque el tratamiento en uno y otro caso es muy distinto: es fácil constatar en los medios las numerosas dificultades de estos últimos para conseguir la nacionalidad española.

Sin entrar en consideraciones jurídicas, parecen existir motivos más que suficientes para equiparar a saharauis y sefardíes y reparar también en la medida de lo posible esa otra injusticia histórica.

Aunque tal vez resultaría impactante ver a muchos miles de “españoles” viviendo como refugiados en un campamento argelino o sometidos a la ocupación marroquí de su territorio.— Francisco Fernández Santamaría.

Fuente original: http://elpais.com/elpais/2014/02/19/opinion/1392830627_886895.html

h1

EL DESPRECIO DE LA DIPLOMACIA FRANCESA HACIA marruecos PROVOCA UNA CRISIS ENTRE LOS DOS PAISES

26 febrero, 2014

Un chascarrillo de Bardem provoca una crisis entre Francia y Marruecos

El actor reveló al presentar su documental del Sahara una broma del embajador francés ante la ONU

El presidente François Hollande tuvo que llamar el lunes al rey Mohamed VI para disculparse

Un comentario informal del actor Javier Bardem, seguramente un chascarrillo para condimentar la rueda de prensa de presentación en París de su documental reivindicativo sobre los refugiados saharauis, ha provocado una crisis diplomática seria que ha llegado al más alto nivel entre Francia y Marruecos, dos históricos aliados. Bardem acudió el pasado jueves a la capital francesa para darle un impulso al estreno al fin en Francia tras dos años desde su finalización del documental Hijos de las nubes, la última colonia, dirigido por Álvaro Longoria, que relata las penalidades y las vulneraciones de los derechos humanos en el Sáhara occidental, la antigua colonia española. Bardem aprovechó el evento para recordar que en 2011 un embajador francés en Estados Unidos le había comentado en privado que para Francia el país marroquí era “una amante con la que se duerme todas las noches, de la que no está particularmente enamorado pero que se debe defender. Dicho de otro modo, que miramos para otro lado”. Las palabras de Bardem fueron reproducidas por Le Monde y otros medios franceses y provocaron una reacción inmediata crítica en Marruecos y en su Gobierno.

El ministro de comunicación marroquí, Mustapha Khalfi, exigió el pasado domingo explicaciones al Gobierno francés que fueran “más allá de una simple declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores, para reparar los daños causados por esas palabras, así sea que se le han atribuido falazmente o si se han pronunciado verdaderamente”. Khalfi etiquetó esas palabras como “escandalosas e inaceptables” y añadió que “golpean a todos los marroquíes”. Rabat, además, lanzó otro aviso de su enorme malestar por la vía diplomática y aprovechando la situación paralizó la visita de un enviado especial francés para la protección del planeta, Nicolas Hulot, hasta obtener las explicaciones requeridas.

Varios miles de personas se manifestaron este martes en Rabat ante la Embajada de Francia para protestar por esas supuestas declaraciones del embajador francés en la ONU. Los manifestantes portaban banderas y cantaron esloganes patrióticos.

La situación se complicó, además, porque el mismo jueves del estreno de la película del Sáhara de Bardem un grupo de siete agentes policiales franceses se presentaron en la residencia del embajador en París y comunicaron que deseaban tomar declaración al jefe del contraespionaje marroquí, Abdelatif Hamuchi, que había sido denunciado por una ONG francesa por su presunta complicidad en supuestos actos de tortura.

En este clima de creciente crisis diplomática, este lunes el propio François Hollande tuvo que coger el teléfono y llamar al rey Mohamed VI, que aún estaba de gira por varios países centroafricanos. No se han ofrecido muchos detalles de la charla pero ambos jefes de Estado acordaron “proseguir los contactos en los próximos días a nivel gubernamental, y trabajar en el espíritu de las relaciones excepcionales que unen a Marruecos y Francia”. Fuentes francesas citadas por Reuters aseguraron que el presidente Hollande quiso enviar con esa llamada “un mensaje de amistad y confianza hacia Marruecos” y aseguraron que “el malentendido había sido aclarado”.

La productora Morena Films, vinculada al actor español, también redactó este lunes un comunicado para aclarar que el comentario privado revelado por Bardem no había sido del embajador francés en Estados Unidos sino en la ONU, Gérard Araud.

Fuente original: http://internacional.elpais.com/internacional/2014/02/25/actualidad/1393350629_530184.html

h1

OTRA PRUEBA MÁS DEL GENOCIDIO SAHARAUI

9 diciembre, 2013

La prueba más sólida de la querella por genocidio en la Audiencia Nacional
El informe de la exhumación de dos fosas en el Sáhara se incorpora a la causa que lleva el juez

Una vez recuperados los restos de dos fosas comunes por un equipo de investigación español, las familias de los ocho saharauis, entre ellos dos niños, ejecutados por militares marroquíes, quieren justicia y la pedirán en España. “El último soldado español abandonó el Sáhara el 26 de febrero de 1976 y estos asesinatos se produjeron el 12 de febrero. El informe sobre esta exhumación es la prueba más sólida que tenemos”, explicó Manuel Ollé, abogado de los saharauis que en 2006 presentaron una querella por genocidio en la Audiencia Nacional. Baltasar Garzón se declaró competente para investigar los hechos en 2007 y el juez Pablo Ruz heredó la causa, que sigue abierta.

El informe que Ollé ha incoporado a la querella, elaborado por el forense Francisco Etxeberria y el doctor en psicologia Carlos Martín Beristain está hecho con la metodología de un texto pericial — Etxeberria ha participado como perito, entre otros, en los informes sobre la muerte de Pablo Neruda o Salvador Allende y Beristain ha sido colaborador de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Penal Internacional—.

El abogado confía en que sirva para que el proceso avance y se cite a declarar a los responsables. “Esta querella habla de torturas, desapariciones forzadas, asesinatos de familias enteras, atentados contra la libertad sexual, envenenamiento de pozos de agua… No eran crímenes ordinarios. Tenían una finalidad clara: exterminar al pueblo saharaui, un genocidio. Son crímenes de obligada persecución por la comunidad internacional”, aseguró en unas jornadas organizadas por la Asociación Pro Derechos Humanos y el Consejo General de la Abogacía.

Etxeberria y Beristain expusieron sus hallazgos el pasado 17 se septiembre ante la directora de la Oificina de Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores, Cristina Fraile. “Nos pidieron que le enviásemos más fotos de los DNI españoles que recuperamos entre los huesos y así lo hicimos al día siguiente, pero no hemos vuelto a tener noticias”, explica Beristain. “Hemos presentado pruebas muy contundentes que merecen una respuesta de nivel. España debería abrir una investigación propia sobre estos hechos, porque eran ciudadanos españoles y pedir a las autoridades marroquíes que colaboren”.

Un familiar de una de las víctimas muestra el DNI español hallado entre los huesos en la fosa común. / ARANZADI
Los análisis de ADN revelan, además, que Marruecos mintió porque en el informe elaborado por la Instancia Equidad y Reconciliación en 2006 aseguraron que cuatro de las víctimas recuperadas en las fosas habían fallecido en un cuartel de Smara. “Se exhuman huesos, pero también verdades. Y esta llevaba oculta desde 1976”, afirma Beristain.

En su último viaje a la zona, del que acaban de regresar, el equipo de investigación español localizó otras tres fosas comunes. El informe estima que hay más de 400 saharauis desaparecidos. “Tenemos que volver. Esperamos poder hacerlo en seis meses. Ahora hemos agotado los recursos. Cuando consigamos apoyo económico, volveremos”, asegura Etxeberria.

h1

LAS FOSAS DEL SÁHARA OCCIDENTAL Y MARRUECOS

9 diciembre, 2013

“Marruecos dice que mi hermano vive en El Aaiún, pero estaba en una fosa”
Mahmud acaba de recuperar los restos de su padre y su hermano, fusilados en 1976
Un equipo español exhumó en el Sáhara a ocho asesinados por militares marroquíes
Identificados ocho saharauis, dos con DNI español, en fosas comunes

Su madre, Taufa, se despertaba por las noches gritando. Todas, hasta que murió, en 2010. Sus cinco hermanas mayores estaban “siempre tristes”. Él, Mahmud Selma Daf no empezó a estarlo hasta que fue al colegio por primera vez, a los ocho años, y vio que a los otros niños los llevaba y los recogía su padre. Él no tenía. Empezó a preguntar y poco a poco supo de dónde venía esa tristeza que atacaba a toda la familia. “Al principio, mis hermanas me dijeron que mi padre se había ido tras el ganado y que no había vuelto porque el viaje era muy largo. Cuando cumplí 12 años, me explicaron que un niño había visto la ejecución de dos personas y que había reconocido la voz del que pedía clemencia: mi padre. El otro era mi hermano. Entonces comprendí por qué estábamos tristes”, recuerda Mahmud,de 41 años. Tenía solo cuatro cuando militares marroquíes les asesinaron, en febrero de 1976. Él era el penúltimo de ocho hermanos.

Cuando regresó de Cuba después de estudiar ingeniería técnica industrial con una beca del Frente Polisario y pasaporte argelino, Mahmud fue a ver a aquel testigo, que tenía solo 13 años cuando presenció cómo mataban a sangre fría a un padre y su hijo de 14 años. “Desde entonces tuve la esperanza de encontrarlos”, explica. En febrero de este año, un pastor encontró unos huesos en el Sáhara, en la zona de Fadret Leguiaa, en la región de Smara, a 400 kilómetros de los campamentos de Tinduf y a menos de uno del muro marroquí. En junio, un equipo de investigación español dirigido por el forense Francisco Etxeberria y el doctor en psicología Carlos Martín Beristain se desplazó al lugar y abrió en medio del desierto dos fosas en las que yacían los restos de ocho fusilados.

“Mi hermana recordaba perfectamente que mi hermano llevaba el día que desapareció un jersey azul de rombos. Cuando vi ese jersey en la exhumación lloré muchísimo. Paco [Etxeberria] nos iba explicando todo: cómo habían muerto, en qué posición habían caído a la fosa, por dónde había entrado el proyectil, por qué los casquillos encontrados demostraban que los habían matado allí mismo… Cuando nos comunicaron el resultado de las pruebas de ADN nos alivió, pero también nos entristeció, porque supimos con certeza que esas personas a las que llevábamos 37 años esperando ya no iban a volver”.

Cuando regresó de Cuba después de estudiar ingeniería técnica industrial con una beca del Frente Polisario y pasaporte argelino, Mahmud fue a ver a aquel testigo, que tenía solo 13 años cuando presenció cómo mataban a sangre fría a un padre y su hijo de 14 años. “Desde entonces tuve la esperanza de encontrarlos”, explica. En febrero de este año, un pastor encontró unos huesos en el Sáhara, en la zona de Fadret Leguiaa, en la región de Smara, a 400 kilómetros de los campamentos de Tinduf y a menos de uno del muro marroquí. En junio, un equipo de investigación español dirigido por el forense Francisco Etxeberria y el doctor en psicología Carlos Martín Beristain se desplazó al lugar y abrió en medio del desierto dos fosas en las que yacían los restos de ocho fusilados.

“Mi hermana recordaba perfectamente que mi hermano llevaba el día que desapareció un jersey azul de rombos. Cuando vi ese jersey en la exhumación lloré muchísimo. Paco [Etxeberria] nos iba explicando todo: cómo habían muerto, en qué posición habían caído a la fosa, por dónde había entrado el proyectil, por qué los casquillos encontrados demostraban que los habían matado allí mismo… Cuando nos comunicaron el resultado de las pruebas de ADN nos alivió, pero también nos entristeció, porque supimos con certeza que esas personas a las que llevábamos 37 años esperando ya no iban a volver”.

Documento del Grupo de Desapariciones forzadas de la ONU en el que Marruecos asegura que el hermano de Mahmud vive en El Aaiún.
El ADN probó, además, que Marruecos había mentido. En septiembre, la hermana de Mahmud acudió a la sede del Grupo de Trabajo contra las desapariciones forzadas de Naciones Unidas para explicarles el caso. “La ONU le entregó un documento en el que el Gobierno marroquí aseguraba que su hermano no había sido asesinado, sino que había cambiado de nombre y vivía actualmente en El Aaiún [ver documento]”. Pero Mahmud acaba de enterrarlo. “Hemos demostrado con pruebas científicas que mentían. Que Marruecos deje de jugar con nuestros sentimientos”.

El equipo de Etxeberria y Beristain regresó a la zona a finales de noviembre para entregar los restos a sus familiares. Los huesos se envolvieron en ocho lienzos blancos y se anudaron siguiendo la tradición musulmana. A la ceremonia asistieron varios miembros de la Minurso (el contingente de Naciones Unidas en el Sáhara). “El acto tuvo un impacto muy positivo no solo en nosotros, sino entre todos los familiares de desaparecidos saharauis, que ahora tienen esperanza”, explica Mahmud. Los restos se enterraron muy cerca de la fosa donde habían permanecido durante 37 años, y sobre las tumbas se colocó una placa de mármol con sus nombres y una frase del Corán: “En memoria de los mártires”.

Encontrar a los desaparecidos, de los que el dictador argentino Jorge Rafael Videla decía: “No están, no existen”, fue “un gran alivio”. Pero ahora Mahmud quiere que España se implique. “Yo nací bajo bandera española. Quiero que su justicia intervenga, que busque a los responsables. A nadie le gusta saber que el asesino de un ser querido pasea por la calle”.