Posts Tagged ‘tortura’

h1

EL NUEVO GOBIERNO DEL PP, LOS NUEVOS SIERVOS DE MARRUECOS

25 junio, 2012

Sáhara: García-Margallo supera a Francia alineándose con Marruecos

El ministro de Exteriores de España da parcialmente la razón a Rabat en su rechazo de Christopher Ross como mediador en el conflicto

Los gobiernos del Partido Popular siempre han sido más cautos, a la hora de pronunciarse sobre el Sáhara Occidental, que los del PSOE que a partir de 2007 manifestaron veladamente sus simpatías hacia la oferta de Marruecos de conceder una autonomía a esa antigua colonia española que renunciaría así a la independencia.

GARCIAMARGALLO

   En su primer viaje a Rabat, el miércoles pasado, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quebró esa prudencia. Criticó abiertamente al diplomático estadounidense Christopher Ross, enviado personal del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para el Sáhara desde 2009.

   “Sería bueno que avanzase en el dosier más rápido y se centrase en los temas centrales de ese dosier en vez de perderse en temas accesorios”,  declaró García-Margallo en una rueda de prensa con su homólogo marroquí Saaedin el Othmani. El ministro español aludía a que el mediador Ross ha convocado reuniones informales entre delegaciones de Marruecos y del Frente Polisario e intentó prioritariamente que ambas partes apliquen medidas de confianza antes de entrar de lleno en la negociación.

   Las autoridades de Marruecos retiraron el 17 de mayo su confianza a Ross porque su posición sobre el conflicto era “tendenciosa”. Les reprocharon, entre otras cosas, no haber puesto en marcha una negociación formal, un argumento compartido por García-Margallo en Rabat. De ahí que la prensa marroquí alabase sus palabras.

   En realidad, los marroquíes estaban más bien descontento con Rosss, según fuentes diplomáticas europeas, por su proyectada visita al Sáhara y último informe, elevado en abril a Ban Ki-moon, en el que acusaba a Marruecos de haber espiado a la Minurso (contingente de la ONU en el Sáhara) y de poner trabas al buen desarrollo de su misión. La iniciativa marroquí invalida definitivamente a Ross como mediador.

  Cuando Rabat le retiró su confianza hubo múltiples e inmediatas reacciones al margen de las consabidas soflamas de Argelia y del Polisario. Ban Ki-moon le reiteró varias veces su total apoyo –la última el 22 de junio-  así como EE UU, su patria. Francia, por su parte, se limitó a “tomar nota” de la decisión marroquí sin arremeter contra Ross ni dar la razón a Marruecos. García-Margallo sí se la dio, al menos parcialmente, el 20 de junio.

  Ha transcurrido más de un mes desde que se produjo la repudiación de Ross por Rabat hasta que, por fin, la diplomacia española ha reaccionado. Es verdad que el 23 de mayo el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, respondió en Nueva York a algunas preguntas sobre la repulsa a Ross, pero fue tan confuso que no se sabe lo que piensa.

   Ante los corresponsales de prensa españoles dio muestras, hablando castellano, de respaldar tibiamente a Ross, pero ante los marroquíes, a los que se dirigió en francés, el mediador de la ONU ya no contaba con su apoyo. El relato de las dos intervenciones de De Benito hecho por la web informativa estadounidense Inner City Press es entretenido.

   Cuando, en enero pasado, el presidente Mariano Rajoy viajó, por primera vez, a Rabat, reiteró sobre el Sáhara la tan socorrida frase: “Nosotros estamos con lo que diga la ONU”. Su secretario general, Ban Ki-moon, dice y repite que tiene plena confianza en Ross, pero García-Margallo cree que Marruecos tiene al menos una razón para desconfiar de él como mediador.

h1

LA CRISIS Y LOS RECORTES AHOGAN LOS CAMPAMENTOS SAHARAUIS

5 mayo, 2012

Crisis en el campo de refugiados

Una mujer saharaui trabaja en el único huerto de Dajla. | R. Q.

“¿Qué tal estáis?, ¿cómo va la crisis?” La pregunta que lanzan a cada paso los saharauis trasciende la cortesía. Si en España la crisis económica lastra a las familias y dispara el desempleo, en sus campos de refugiados las consecuencias se multiplican por mil. Su subsistencia depende al 100% de la ayuda internacional. Nuestros recortes en cooperación se traducen en alimentos que desaparecen para ellos.

“España es el principal país donante del Sáhara, más que el ACNUR o el Programa Mundial de Alimentos, que se hacen cargo de parte de la ración alimenticia, medicinas, telas para las haimas y suministro de agua, pero sólo cubren el 40% de las necesidades de los campamentos. El resto llegaba hasta ahora de Ayuntamientos, comunidades y ONG españolas”, explica el primer ministro de la RASD (República Árabe Saharaui Democrática), Abdelgader Taleb Omar. Y recalca bien: “Hasta ahora”.

Los coches de la Media Luna Roja recorren sin cesar el campamento de Dajla, el más aislado de los cuatro que levantaron los saharauis cuando salieron huyendo de la ocupación de su territorio en 1975, cuando el Sáhara Occidental era colonia española. Son los encargados de repartir entre las familias la ayuda que llega de forma mensual. Su carga es cada vez más ligera. “Los alimentos que se supone que deberían llegar para un mes, cubre apenas dos semanas”, denuncia el coordinador, Bachir Mohamed Lahsen.

Mercado de Dajla. | R.Q.

Además, el arroz ha salido de la ‘cesta’ y a las consevas y el azúcar cuesta verlos. Ni hablar de carne, que sólo se reparte dos veces al año, coincidiendo con el principio y fin del Ramadán. Los saharauis deben conseguirla en el mercado cambiándola por otros alimentos o con sus recursos, mínimos. Aunque trabajen, no tienen ingresos. “Un profesor de escuela cobra 10 euros al mes. Y eso porque salen de las donaciones españolas que mantienen los colegios”, nos cuentan los miembros de la ONG. También eso está en peligro en estos tiempos.

Medicinas que escasean

Esta crisis de alimentos ha disparado los casos de malnutrición infantil -un 30% de los menores de cinco años- y anemia en las embarazadas -la padecen el 56%-. Son los que más preocupan en el hospital provincial de Dajla, donde, paradojas de un campo de refugiados, no trabaja ningún médico: todas las consultas dependen de enfermeros y comisiones españolas que acuden voluntarias unas semanas al año.

Los médicos saharauis se han marchado buscando un salario europeo. Con los recortes, las donaciones de medicinas también escasean. Un ejemplo que lo dice todo: hace unas semanas hubo un brote severo de conjuntivitis en Dajla y en el hospital sólo habían tratamiento para siete personas de las decenas que lo requirieron.

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, acaba de advertir de que unas 90.000 de las cerca de 160.000 personas que viven en los campamentos saharauis -no existe un censo definitivo- padecen una situación crítica. De acuerdo con las ONG que trabajan aquí, se necesitarían como mínimo 32 millones de dólares para cubrir las necesidades de los saharauis.

Ancianos saharauis en el interior de una haima. | R.Q.

Los presupuestos de ACNUR para este año son de 8,7 y el resto de la ayuda se ha reducido un 30%. “Hay comisiones médicas que se han quedado sin recursos para venir, proyectos de construcción de casas de abode para los más necesitados no continúan, talleres de aprendizaje suspendidos…”, cuentan las ONG sobre el terreno.

Niños sin opciones de progreso

La falta de recursos se traduce en oportunidades perdidas para todos. Entre ellos, los niños, que han visto mermar su ya de por sí pobre futuro. En los colegios, los libros y el material escolar se han reducido sensiblemente y las becas que daban terceros países para la educación superior -el tope es sencundaria en los campamentos- se ven mermadas cada día que pasa. El caso más relevante es el de Libia, el segundo país que más universitarios saharauis acogía hasta que las revueltas de la Primavera Árabe hicieron que cerca de 1.000 tuvieran que salir huyendo de vuelta a los compamentos. Ningún acuerdo se reestablecido con la Libia post Gadafi.

Además, el programa Vacaciones en Paz, por el que cada año miles de saharauis pasan el verano con familias de acogida en España, se ha reducido de los 10.000 que solía a 5.300 en 2012. 5.000 niños no saldrán del desierto este verano, ni tendrán oportunidad de chequeo médico o de completar su alimentación de refugiados aunque sea por unos meses.

Todas las familias saharauis dependen de la solidaridad española para subsistir. Y sólo escuchan hablar de crisis, crisis, crisis… Por su familiares que se fueron a España para trabajar y enviar dinero y ahora están en paro, por las ONGs que no llegan a atenderlos, por la comida que no llega sus mesas… Y la dimensión de la crisis en un campo de refugiados supera en mucho el drama europeo.

Fuente original: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/05/05/solidaridad/1336223090.html

h1

ESCALADA MILITAR EN EL SAHARA OCCIDENTAL OCUPADO

25 enero, 2009

Abdelaziz apela a la ONU a detener ‘la escalada militar’ en Marruecos

El presidente de la República Arabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Abdelaziz, ha apelado al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, a intervenir para detener lo que, a su juicio, es ‘una escalada militar’ de Marruecos en Sahara Occidental, informó hoy la agencia saharaui SPS.


‘Apelamos a que ustedes intervengan con urgencia a fin detener inmediatamente la nueva escalada militar que lleva a cabo Marruecos mediante una gran operación de reconstrucción y consolidación de su muro militar en Sahara Occidental, y a fin de llevar a Marruecos a conformarse a la legalidad internacional’, dice Abdelaziz en una carta a Ban.

El presidente saharaui sostiene que las autoridades marroquíes han puesto en marcha desde octubre pasado, labores de excavación, particularmente en la zona del 47o regimiento situado en el sector de Oum Dreiga, entre les puntos de vigilancia 121 y 161. Las zanjas tienen unos 25 metros de profundidad y cuatro de ancho, según la denuncia.

Se trata de obras de reconstrucción y ampliación del muro militar y para mejorar las bases de Marruecos, afirma el presidente saharaui.

Abdelaziz estima que se trata de una ‘agresión militar marroquí que constituye une provocación inadmisible’, non sólo para la parte saharaui, sino también ‘para la comunidad internacional en su conjunto’.

En este sentido, recordó que los acuerdos militares estipulan que las dos partes deben respetar la situación anterior al cese de las hostilidades y prohíben cualquier refuerzo o consolidación de sus dispositivos militares respectivos.

‘Esto constituye una violación del alto el fuego en vigor y una amenaza para la vida de los nómadas saharauis establecidos cerca del muro de la vergüenza, así como para su ganado’, advierte el presidente del RASD.

Abdelaziz afirma, finalmente, que Marruecos es ‘responsable de las repercusiones de esas graves labores militares para la seguridad, la paz y la estabilidad en la región’.

Fuente original: http://actualidad.terra.es/nacional/articulo/abdelaziz-onu-marruecos-3026918.htm

h1

MARRUECOS ORGANIZA UN TOUR GUIADO AL SAHARA OCUPADO PARA PARLAMENTARIOS EUROPEOS

24 enero, 2009

Marruecos autoriza que una delegación de la Eurocámara visite el Sáhara Occidental

Bruselas/ Una delegación de la Eurocámara se desplazará la próxima semana a Marruecos y al Sáhara Occidental. “Se trata de la primera visita oficial en la que Rabat autoriza a los eurodiputados a viajar a la capital del Sahara Occidental, El Aaiún, y a entrevistarse con representantes de distintas organizaciones de derechos humanos y de asistencia a la población saharaui desde el comienzo de esta legislatura” -que se desarrolla de 2004 a 2009-, asegura un comunicado del Partido Popular (PP).

Será un eurodiputado español de este grupo político, Carlos Iturgáiz, quien, “en su calidad de presidente de la delegación del Parlamento Europeo para las Relaciones con el Magreb”, presidirá esta visita.

La delegación llegará el lunes 26 de enero a Rabat, “donde mantendrá reuniones entre otros con el presidente de la Cámara de Representantes, Mustafá Mansouri, y con el ministro de Interior marroquí, Chakib Benmoussa”, afirma el texto.

El martes, 27 de enero, la “delegación viajará a El Aaiún, en donde además de entrevistarse con el walid marroquí (gobernador), mantendrán una reunión con el representante especial de la ONU, Julian Harston y con diversos colectivos y Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) de defensa de los derechos humanos y de comités de protección contra la tortura, en favor de los presos políticos saharauis, de las familias de desaparecidos y de defensa del derecho a la autodeterminación”, añade el comunicado.

El miércoles, la misión volverá a la capital marroquí y “mantendrá dos días de reuniones con los distintos grupos políticos” así como con “estudiantes de ciencias políticas”, con el “Consejero Especial de Mohamed VI, André Azoulay”, y con los ministros de Justicia y Exteriores, Abdelwahed Radi y Taib Fassi Fihri, respectivamente, concluye.

h1

EL ACUERDO DE LA UNION EUROPEA Y MARRUECOS CONDENARA LA AGRICULTURA ESPAÑOLA

26 diciembre, 2008
MARRUECOS AMENAZA CON CONVERTIRSE EN LA NUEVA HUERTA DE EUROPA
El pasado mes de noviembre terminó la vigencia de los acuerdos entre la UE y Marruecos en materia de comercio. Las autoridades del reino alauí prefieren, y están a punto de conseguir, un tratado que permita la libre circulación de mercancías y capitales, algo que facilitaría las inversiones en el país africano y las exportaciones de sus más baratos productos agrícolas.
Para los agricultores murcianos, el tomate siempre ha estado por debajo de la pesca y los otros asuntos en los que hay un tira y afloja en las relaciones entre España y Marruecos. De hecho, el secretario regional de Asaja, Alfonso Gálvez, considera que los productos agrícolas son «moneda de cambio» en estas negociaciones.
Las dificultades del sector agrícola murciano se unen a los progresos en el vecino país, muchos de ellos auspiciados por empresas murcianas que cultivan en suelo magrebí, aplicando allí la sabiduría adquirida aquí. Ello, unido a los bajos costes de mano de obra y materias primas, hace que la competencia de ese lado del Mediterráneo sea cada vez más voraz.
Hace semanas, las autoridades marroquíes anunciaron que su producción de tomate había aumentado un 7%. Por ahora, las demandas para mantener en vigor los aranceles obstaculizan un acuerdo final para el comercio.
h1

LOS SENDEROS DE LA DESVERGÜENZA

23 diciembre, 2008

LOS SENDEROS DE LA DESVERGÜENZA

El acuerdo hispano-marroquí de los 520 millones

 

El pasado domingo RTVE emitió el documental “Los senderos de la nostalgia” del programa Crónicas, dedicado a los moriscos que viven en Marruecos. Rastreando en la memoria de los descendientes de los musulmanes granadinos, se rememoran y reconstruyen los cuatrocientos años desde la dramática salida de esta población hasta la actualidad. Intelectuales y asociaciones españolas y marroquíes reclaman al gobierno español y al Jefe del Estado, el rey Juan Carlos de Borbón, una reparación moral por las vejaciones y los agravios sufridos. Piden el derecho a la nacionalidad preferente, en el mismo plano de igualdad y disfrute de los descendientes de sefardíes o los ciudadanos guineanos.

 

“Los senderos de la nostalgia” recoge las costumbres alpujarreñas paseando por las calles de Tetuán y Chauen, la música andalusí, el olor de la hierbabuena y la estrecha luz blanquecina de las callejuelas. Acostumbrados al tratamiento dado por los medios de comunicación de masas a las culturas “otras” no occidentales en el marco ideológico-racista del “choque de civilizaciones”, máxime si se refieren al mundo árabe,  este documental resulta una producción digna y reveladora de lo evidente cuando hablamos de culturas: sus múltiples influencias en la construcción de referentes identitarios en espacios y tiempos compartidos.

 

Pero como viene siendo habitual en la reconstrucción mediática de nuestra historia, los aspectos más escabrosos se ocultan, interponiéndose el velo de la desmemoria entre nuestros ojos y la pantalla de la televisión.  Sobre las consecuencias de nuestra acción colonial en el norte de África no se dice nunca apenas nada. La historia oficial sigue negando que hiciéramos mercenarios de algunas cabilas rifeñas vilmente usadas para aplastar la Revolución de Asturias en 1934, que los “moros” que trajo Franco en 1936 fueron groseramente engañados con la promesa de negociar la independencia del Rif; ¿combatimos en Ifni? ¿Qué pasó con la Guinea Española? Y el Sahara Occidental, ¿no llegó a ser provincia española representada en las Cortes franquistas? ¿Por qué está en manos de Marruecos? ¿Qué nacionalidad tienen los saharauis?

 

La Constitución española, que supuestamente consagra la justicia, la libertad y la seguridad, protege a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los Derechos Humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones; esa Constitución no nos está garantizando una convivencia democrática conforme a un orden económico social justo. No señor. ¿Por qué? Pues porque ese orden económico ha sido puesto a la venta en el mercado político mundial, donde se sigue la moda del consumo de relaciones bilaterales clinex: usar, tirar y olvidar. Nuestros mercaderes nacionales de nacionalidades se llaman José Luis Rodríguez Zapatero y Juan Carlos de Borbón.

 

Si ningún español de origen puede ser privado de nacionalidad, ¿por qué mediante la firma de tratados comerciales entre España y Marruecos a los saharauis se les priva de la suya? ¿Por qué los intereses económicos y geo-estratégicos instan a los saharauis a la adopción de la nacionalidad marroquí?

 

Me dirijo desde aquí a la ciudadanía española, y especialmente al ciudadano D. José Luis Rodríguez Zapatero, por el derecho que me asiste a denunciar públicamente el flagrante incumplimiento de la Constitución de todos los españoles por parte del Presidente del Estado español.

 

Entiendo que a estas alturas de vida de nuestra Monarquía parlamentaria,  le resulte complicado y bochornoso admitir que sin la descolonización completa del Sahara Occidental por parte de España los saharauis, por vacío legal, pereza e incultura histórica, puedan naturalizarse españoles, como los sefadíes, guineanos o moriscos. Pero no es el caso ni el deseo político del pueblo saharaui. Ellos son republicanos. No se preocupe por eso. Preocúpese por sus declaraciones públicas. Usted sabe que el Sahara Occidental es un territorio No Autónomo, es decir, impedido de ser un Estado independiente porque fue entregado ilegalmente por España a otros Estados, y uno, Marruecos,  lo ocupa militarmente desde 1975.

 

Es por ello que usted está obligado, -en nombre de todos los ciudadanos españoles- no sólo a colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas de entre todos los pueblos de la Tierra, por supuesto, le obliga el mandato constitucional jurado, sino a supeditar los intereses del capital privado al cumplimiento del Derecho que asiste a las  personas que han sido objeto de nuestra colonización y privadas arbitrariamente de nacionalidad, consistiendo que sean sólo detenidos, presos, desterrados o refugiados en tierra ajena. Sea usted justo y valiente. ¿O es que sólo es posible ir en contra de la guerra y su violencia si se premia este acto simbólico con la Presidencia de la Nación?

 

Por ser persona con derecho a la nacionalidad española no le permito, como española empeñada en promover el progreso de la cultura y de la economía, que use el dinero de todos en:

 

Primero, difundir a través de un medio público, como es la página electrónica de la Presidencia del Gobierno, aseveraciones que conculcan la legalidad internacional.

 

Textualmente:

 

“tiene que haber un acuerdo razonable entre las partes, auspiciado por Naciones Unidas”, en el que España va a ser siempre “colaborador activo”. Añadiéndose después que: “España va a tener al respecto una posición constructiva para que en el futuro pueda haber un acuerdo final sobre la raíz del problema. Sostuvo que la experiencia autonómica de España es una buena experiencia en este sentido[1]”.

 

¿Cómo es eso de que mi país sea sólo “colaborador activo” para alcanzar un acuerdo razonable? No, no invierta los términos. No engañe más a los saharauis, no nos confunda. España está obligada, así se reconoce en el Título Primero de los derechos y deberes fundamentales de nuestra Constitución, a que las normas relativas a derechos fundamentales y a las libertades se interpreten conforme a la Declaración Universal de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales ratificados por España.

 

Si usted sostiene que “la experiencia autonómica” es exportable (como si de carros de combate se tratara) a la situación actual del Sahara Occidental, de facto y unilateralmente, por parte suya y de su Gobierno, están contraviniendo la Resolución 1514 de la A. G. de las NN.UU y las resoluciones 658, 690 y 1495 del Consejo de Seguridad.

 

Hágalo, pero no en mi nombre y seguramente en el nombre de una gran mayoría de ciudadanos de este país. Por cierto, ¿está usted verdaderamente convencido de que nuestra experiencia autonómica es buena para todos los españoles? Finalmente, le supongo a Usted conocedor de los hechos que acaecen en el Reino de Marruecos, relativos al incumplimiento sistemático de los Derechos Humanos, torturas, vejaciones y agravios que sufren los saharauis en los territorios ocupados ilegalmente por este país.

 

Segundo, el “Memorando de entendimiento del Programa de Cooperación Financiera entre el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio del Reino de España y el Ministerio de Finanzas del Reino de Marruecos”, Firmado en Madrid el 16 de diciembre 2008[2], pone a disposición de este último 520 millones de euros, 500 en forma de créditos concesionales para proyectos públicos a realizar en Marruecos por empresas españolas y 20 en concepto de donaciones para financiar proyectos de viabilidad y asistencia técnica. El 45% de los bienes y servicios exportados podrán usarse para la financiación de gastos, bienes y servicios de terceros países; el gasto local no podrá exceder del 30%  Los sectores diana son los energéticos (especialmente renovables), medio ambiente, infraestructuras, telecomunicaciones y transporte.

 

En ningún lado del Memorando de Cooperación financiera se contemplan aspectos fundamentales que sujeten la cooperación financiera para que no devenga en subordinación económica al País dador o su uso final para la práctica del terrorismo de Estado. En los acuerdos económicos entre estados democráticos y soberanos sería normal que estas cuestiones se explicitaran. Hay países que incluso en nombre de su seguridad nacional van mucho más allá imponiendo condiciones democratizadoras, bloqueos económicos, y hasta contribuyendo al cambio de unos gobiernos por otros.

 

En el Memorando no aparecen, por ejemplo, cláusulas restrictivas de impacto ambiental, proyectos facilitadores de desarrollo endógeno local, acaso el establecimiento de prioridades en cuanto a zonas con poblaciones más necesitadas, y sobre todo, porque así lo exige la legalidad internacional, el modo y la manera en que nuestras empresas operen en los territorios saharauis ocupados, en tanto España siga siendo la potencia administradora del Sahara Occidental. Los acuerdos y negocios hechos con los bienes de este territorio, que no son propiedad del Reino de Marruecos, sino propiedad colectiva de los saharauis, son negocios colonialistas, violentos y sucios.

 

¿Tendrán que esperar los saharauis, como los moriscos, cuatrocientos años para que gubernativamente se promuevan “en mayor grado las relaciones cercanas y amistosas existentes entre ambos países[3]”? Menos mal que los saharauis constatan día a día que una gran parte de los pueblos de España está dispuesta a la cooperación solidaria con el Sahara Occidental y a apoyar su lucha para seguir caminando, porque si de nuestros gobiernos dependiera estaríamos todos aún más enfangados en los senderos de la desvergüenza.

 

22 de diciembre de 2008

 

Beatriz Martínez Ramírez

Club de Amigos de la UNESCO de Madrid

h1

EN SILLA DE RUEDAS POR MANIFESTARSE EN MARRUECOS: EL HORRIBLE CASO DE ABDELKEBIR BAHI

23 diciembre, 2008

En silla de ruedas por acudir a una manifestación estudiantil

El joven Abdelkebir el Bahi fue arrojado desde una azotea por la policía antidisturbios marroquí en mayo

En los despachos de la UE en los que en octubre se concedió a Marruecos un estatuto de asociación avanzado nadie conoce a Abdelkebir el Bahi. Tampoco nadie ha oído hablar de este estudiante de 21 años en las sedes del Gobierno español, que acaba de otorgar 520 millones de euros al régimen marroquí.

El mismo cuya política de represión ha postrado a Abdelkebir en una silla de ruedas: un antidisturbios le arrojó desde una azotea de la Universidad Caddi Ayyad de Marraquech en mayo. El joven se fracturó la columna vertebral: su pierna derecha quedó paralizada y la izquierda con la movilidad muy limitada.

Desde hace más de un año el pueblo marroquí se manifiesta ante la más absoluta indiferencia de Occidente. La respuesta de las autoridades de su país ha sido lanzar una represión casi siempre brutal en contra de quienes sólo pidenmejores condiciones de vida.

Por ejemplo, los estudiantes de la Universidad de Marraquech. En mayo, liderados por la Unión Nacional de Estudiantes Marroquíes, salieron a la calle para protestar por la mísera situación que padecen muchos de ellos y pedir un aumento de las becas al equivalente de 137 euros.

Abdelkebir, un alumno de tercero de Historia originario de Smara (Sáhara Occidental), estaba entre ellos. El 14 de mayo, miles de estudiantes de las Facultades de Derecho e Historia marcharon por el campus. Pero las temibles Compañías Móviles de Intervención (antidisturbios), no tardaron en hacer actode presencia.

“Cuando los vimos, nos refugiamos en el edificio B de la residencia”, relata Abdelkebir a Público por teléfono desde un hospital de Marraquech. “Resistimos tres horas, algunos chicos lanzaron piedras y cócteles molotov, pero al final los policías entraron y empezaron a golpear a todos los estudiantes que encontraron”.

“Varios compañeros y yo subimos a la azotea, pero un agente nos siguió”, recuerda.

En la refriega, intentando esquivar los golpes, Abdelkebir cayó por encima del muro de la azotea, situada en el cuarto piso, al que consiguió agarrarse a duras penas.

 Un diagnóstico infausto

“Durante un cuarto de hora estuve colgado allí sin lograr subir. Como el policía no me ayudaba, empecé a insultarle; entonces me pegó con la porra en los dedos hasta que me solté y caí al suelo. Este agente obedeció las órdenes que le estaba dando desde abajo un policía de la secreta (de paisano), que fue quien tomó la decisión”, asegura el estudiante.

“El que dio la orden se llama Abdelhaq el Yacoubi, los estudiantes lo conocemos porque ha torturado a varios de nosotros antes”, explica el joven, mientras su amigo Youssef, que también estuvo en las protestas, corrobora su relato.

Abdelkebir impactó contra una farola y después cayó a la acera. Se rompió la cuarta vértebra lumbar, varias costillas y sufrió una hemorragia interna. Ello no impidió que los policías siguieran golpeándole una vez en el suelo.

Dándole por muerto, lo dejaron allí inconsciente. Unos obreros lo encontraron horas después y lo llevaron al hospital. Cuando despertó, “lo primero que oyó” fue a Abdel-haq el Yacoubi que, a su lado, le espetó: “¿Pero tú no estabas muerto?”.

La gravedad de sus heridas le salvó al menos de ser detenido como cientos de sus compañeros. Muchos fueron torturados y 18 de ellos, entre los que hay una chica, Zah-ra Boudkour, de 21 años, siguen en la cárcel.

Para Abdelkebir había comenzado un rosario de hospitalizaciones y varias operaciones, la última hace tres semanas. El diagnóstico fue infausto: paraplejia. Los médicos dijeron que no volvería a andar.

El tiempo ha matizado este pronóstico. El joven ha empezado a andar algo con muletas, pero su movilidad sigue seriamente reducida.

A sus siete meses de calvario, su expulsión de la universidad anulada “por la movilización” de sus compañeros y las secuelas, se une el saber que su agresor ha quedado impune. Este estudiante presentó una denuncia, pero la Fiscalía “ni siquiera ha investigado” se lamenta. Nadie ha sido acusado aún.

Sin medios para pagar la operación

Cuando Abdelkebir sufrió la fractura en la columna, los médicos se la estabilizaron con varios clavos. Uno de ellos no ha podido ser extraído y amenaza con romperse, lo que podría condenarle definitivamente a la silla de ruedas.

Sus médicos en Marruecos, dice, le han recomendado que viaje a Francia para hacerse esta operación, que ellos no pueden practicarle. Pero la familia del estudiante no tiene medios para pagarle el viaje y la intervención. Abdelkebir espera encontrar un benefactor o alguna ONG que pueda ayudarle.

Fuente original: http://www.publico.es/internacional/185623/silla/ruedas/acudira/manifestacion/2?pagCom=1#comentarios