Posts Tagged ‘tour marruecos’

h1

La seguridad del turismo en marruecos: dos turistas escandinavas asesinadas

18 diciembre, 2018

Detenido un sospechoso por el asesinato de dos escandinavas en Marruecos

Los cuerpos mostraban “signos de violencia con arma blanca” en sus cuellos, según anunciaron las autoridades locales

Un hombre ha sido detenido este martes en Marruecos como sospechoso del asesinato de dos mujeres escandinavas, ha informado la agencia AFP, que cita fuentes oficiales, sin ofrecer más detalles. Las mujeres, que estaban haciendo montañismo en el país magrebí, fueron halladas muertas este lunes por la mañana en la región del Alto Atlas, una zona montañosa del sur de Marruecos. Los cuerpos tenían “heridas de arma blanca” en sus cuellos, según anunciaron las autoridades de la zona.

Los cadáveres de las dos mujeres, una danesa y una noruega, fueron hallados en “una región montañosa y aislada” a 10 kilómetros de Imlil, un pueblo del Alto Atlas, en la ruta al monte Tubqal, una cumbre muy visitada por montañeros durante todo el año, según detalla el Ministerio del Interior de Marruecos en un comunicado.

Según testimonios recogidos por Efe entre alpinistas que se encontraban en la zona y que pidieron mantener el anonimato, los cadáveres ensangrentados de las dos turistas estaban dentro de su tienda de campaña, y fueron encontrados por otros montañeros franceses que dieron la alerta a la policía. Inmediatamente, fuertes contingentes de policía fueron enviados al valle, mientras que muchos de los turistas abandonaron asustados la zona, añadieron las fuentes. En la zona se han suspendido las rutas para turistas, según recogen varios medios del país.

Las autoridades abrieron una investigación para “dilucidar las circunstancias de este acto criminal”, agregó una fuente a Afp. La prensa local ha tildado el asesinato de “crimen atroz”. La cadena del Alto Atlas es conocida por su atractivo para realizar actividades de montaña. Cada año recibe decenas de miles de visitantes. La comuna rural de Imlil es un punto de partida habitual para ascender a la cima más alta del norte de África, el monte Tubqal, de 4.167 metros de altura.

El turismo es un sector clave de la economía marroquí, que representa el 10% de la riqueza del país y constituye su segunda fuente de empleo después de la agricultura. Después de varios años de estancamiento en el sector, Marruecos registró un número récord de turistas en 2017 con 11.350.000 visitantes.

Fuente: https://elpais.com/internacional/2018/12/18/actualidad/1545123253_846868.html

h1

TORTURAS CONTRA ESPAÑOLES EN LAS COMIARIAS MARROQUIES

3 septiembre, 2008
Un turista español denuncia repetidas torturas en una comisaría de Marruecos
Exteriores, Amnistía Internacional y Asochófer investigan un caso «que se produce muchas veces»
«Me esposaron con las manos para atrás. Empezaron a darme con una goma en las piernas y en la punta de los pies y otro me daba puñetazos en el pecho, en la barriga y en la cabeza.Me dieron corriente en los tobillos y me llegaron a amenazar con una botella de cristal manchada de grasa. Yo les decía que sólo era un turista». Es 13 de diciembre de 2004 y José Belando está metido con tres hombres que no conoce en un habitáculo de la comisaría de Nador, en Marruecos. Esos tres le preguntan constantemente quién es su jefe y él, que no sabe francés, sólo pide que le dejen en paz. Hoy, con dos meses ya de celda hacinada en su piel, José ha escrito una carta con las faltas de ortografía del sistema policial marroquí.

 

anapixel

Su nombre y su historia están en el Consulado de España en Nador, en el Ministerio de Asuntos Exteriores, en el colectivo de ayuda a camioneros Asochófer y en Amnistía Internacional. No está solo, pero tiene prisa. Es la primera vez que vive así, pero no es el primer español que denuncia torturas de la policía marroquí, algo de lo que quizá hablaran ayer en Rabat el ministro del Interior, José Antonio Alonso, y el rey Mohamed VI.

José Belando tiene 43 años y en diciembre viajó a Marruecos con una amiga para visitar a una casi novia con la que quizá haya boda. Terminada la semana que había pedido en su empresa de pinturas, José cogió su Mercedes del 87 para regresar con su amiga Nicola Delgado. Pero en vez de pasar la frontera, la frontera les pasó a ellos por encima. «Un policía vio la matrícula pidió el pasaporte a Jose. Se lo guardó sin abrirlo. Los policías empezaron a desmontar el coche. Nos hicieron sacarlo todo, quitaron piezas con destornilladores, dieron golpes al coche… No encontraron nada, pero nos llevaron a comisaría. Ahí empezó todo», recuerda desde Ibiza Nicola, que volvió a ser libre el día de Nochebuena.

De pronto, un policía les miró con voz grave: «Hay 14 kilos de hachís en el coche».

«Me puse a temblar. Ni Jose ni yo sabíamos nada. Pasamos allí tres días sin poder llamar a nadie. Al cuarto día me dejaron hacer una llamada desde un teléfono. Pero al volver donde estaba Jose, le ví pálido y tiritando», cuenta Nicola.

A la amiga de José se le tambalea la garganta cuando narra la escena: «Le pregunté si le habían pegado y me dijo que no. Insistí y se puso a llorar. Me enseñó los tobillos. Tenía dos agujeros de los cables que le habían puesto. Un hombro estaba como caído porque le habían dado 10 palazos con algo envuelto en una manta».

A José se lo volvieron a llevar a una «habitación insonorizada» para «seguir pegándole». «Seguramente es lo que pone en la carta».

La carta es un folio y medio escrito en mayúsculas. Un cargamento de líneas apretujadas que Belande envió hace cuatro días a Julia Bonavila, presidenta de Asochófer. «Supimos del caso por José Márquez, el camionero que hace tres meses denunció ante el cónsul en Nador las torturas que sufrió en la comisaría. En los dos casos he mandado información a Exteriores y al Parlamento Europeo».Asochófer ha enviado varias veces a la Embajada de Maruecos en Madrid un escrito reclamando respeto a los Derechos Humanos.«Visto el resultado, lo voy a volver a enviar».

En eso coincide con Amnistía Internacional, que ya denunció ante el Gobierno de Marruecos las vulneraciones de los derechos de los detenidos. «He enviado el caso de Belande a nuestra sede central en Londres. Estamos trabajando para ayudarle», dice María del Pozo, que se encarga en Amnistía Internacional de las torturas que campan en secreto por el mundo.

José Manuel López Barrón es el primer embajador para la asistencia a detenidos españoles en el extranjero, un cargo que dio a luz el Consejo de Ministros el 30 de diciembre para saber qué pasa con los 1.500 compatriotas encerrados por ahí. Cuentan algunos colectivos que lo está haciendo bien. «Hemos enviado el caso de José Belande al consulado en Nador para que indaguen qué pasó.No nos constaba. Sabemos que ha habido más denuncias, pero prefiero ser discreto. Lo estamos investigando».

¿Lo sabía el consulado? A Nicola, la versión del Ministerio de Asuntos Exteriores le choca mucho. «Qué fuerte, qué fuerte». ¿Por qué? Según la amiga de Belande, dos funcionarios del Consulado de España en Nador estuvieron en la prisión el 23 de diciembre. «Ese día, por la mañana, dos funcionarios españoles y otro marroquí que hablaba español nos tomaron declaración por separado a Jose y a mí. Cada declaración ocupó medio folio. Yo leí la de Jose y lo que ponía eran todas las torturas que había sufrido. Así que lo saben desde el 23 de diciembre».

 

Al otro lado de Ibiza, hay una hija muy preocupada por su padre, esa celda «con 36 presos en 40 metros cuadrados», ese «váter común separado por un trocito de pared». «Es inocente. Sólo queremos sacarlo de ahí», dice Cristina.

Lo mismo que pide él con sus renglones torcidos: «Sé que están prohibidas las torturas. Tengo que pedirles que se hagan cargo de mi caso, que haya demostración de mi inocencia. Dándoles las gracias anticipadas me despido esperando pronto noticias suyas».